La solución al ‘Caso horarios’ llegará como muy tarde el lunes

7 agosto, 2019 · Archivado en Competiciones, Comunicación, Deportes, Economía, Empresas, Federación española, Federaciones deportivas, Futbol, Jaume Roures, Justicia, Juzgados, La Liga, Ligas fútbol, Mediapro, Medios comunicación, Organizaciones deportivas, Poder judicial, RFEF, Televisión, Tribunales · Comentarios desactivados en La solución al ‘Caso horarios’ llegará como muy tarde el lunes 

La Federación y LaLiga se están viendo las caras en la mañana de este miércoles en el juzgado de lo Mercantil para intentar encontrar una solución al conflicto por los horarios. Ambas instituciones ya han dejado claras sus diferencias durante ante el juez Andrés Sánchez, que tras esta jornada que se alargará varias horas deberá decidir en un plazo de cinco días si acepta las medidas cautelares solicitadas por LaLiga para que haya partidos los viernes y los lunes en estas tres primeras jornadas o, por el contrario, mantiene la resolución de Competición y sólo se podrá jugar los sábados y los domingos como quiere la RFEF.

Los abogados de LaLiga y la RFEF expusieron en sus primeras intervenciones sus motivos ante el juez con todo tipo de detalles. Ni Tebas ni Rubiales hicieron acto de presencia en Gran Vía 52, aunque ambas instituciones estuvieron respaldadas por numerosos dirigentes (tantos que la vista se trasladó de la sala número 2 a la 3 por cuestiones de espacio). LaLiga aportó su versión del Real Decreto, puso en valor la unión de los clubes, recordó que este modelo ha saneado el fútbol, habló de “abuso de poder de la Federación” e incidió en los contratos audiovisuales ya firmados.La patronal llevó dos testigos a la vista, uno de ellos Jaume Roures (Mediapro).

La RFEF, por su parte, explicó que sólo cumple lo que decretó la justicia deportiva el pasado 26 de julio (Comité de Competición), defendió lo que dice la Ley del Deporte y el Convenio de Coordinación y denunció “mentiras de LaLiga” y una “presión inadmisible” de la patronal a algunos medios de comunicación que han hablado de la posibilidad de que la RFEF no vaya a cumplir las resoluciones. Rubiales tampoco hizo acto de presencia en la vista y dejó el caso en manos de los abogados de la Federación.

Las partes creen que el juez, dada la importancia del asunto, resolverá antes de que finalice esta semana, o como mucho el próximo lunes, ya que los clubes (y aficionados) necesitan tiempo para organizarse de cara a los partidos de la primera jornada de una Liga que comenzará el 16 de agosto, según la intención de LaLiga, o el 17 según los planes de la Federación.

Ahora, una vez que concluya la vista, se presentan dos escenarios posibles. Si el juez decreta finalmente medidas cautelares en un plazo de cinco días, permitiría que se siga jugando los viernes y los lunes mientras entra en el fondo del asunto y dicta sentencia (puede tardar meses). La RFEF, dependiendo de cuándo llegue la resolución, podría jugar con los tiempos. Si llega pronto, acataría lo acordado. Si llega tarde, podría actuar como en la final de Copa y Mediapro: no hay tiempo para activar la medida cautelar... 

Si por el contrario el juez deniega las medidas cautelares y da la razón a la RFEF, los operadores denunciarán los actuales contratos audiovisuales, pedirán indemnizaciones o harán nuevas ofertas a la baja. Los clubes no descartan pedir el cierre patronal si se llega a ese punto. Salvo Madrid, Barça, Atleti y Valencia basan en la tele el 60% de sus presupuestos. el 60% de sus presupuestos.

Cronología de un nuevo desencuentro:

Origen del conflicto. LaLiga pactó en 2010 con la RFEF poder jugar los lunes a cambio de 3,3 millones anuales (+ IPC). Este acuerdo se incluyó en ese convenio de coordinación y en el de 2014, pero no en el renovado el 3 de julio de 2019. Rubiales quiere recuperar la competencia de fijar los horarios que Villar, por desinterés, cedió a LaLiga junto a otras 12 concesiones.

Choque. La RFEF, ya con Rubiales, pidió revisar los acuerdos. Encargó una auditoría para estimar los ingresos por jugar los viernes y pidió 33 millones al año. LaLiga se negó: se aferra al Real Decreto de 2015 en el que, pese a no haber referencias específicas, acordaron jugar viernes y lunes sin que la RFEF se opusiera y a que hay 50 contratos televisivos firmados en el mundo por los que los clubes ingresarán 6.000 millones en los próximos tres años.

Horarios de LaLiga. El pasado 12 de julio, la patronal oficializó que el campeonato 19-20 se abriría el viernes 16-A con un Athletic-Barça y que tendría un Betis-Valladolid en lunes. Además, justificó los horarios con un informe meteorológico de AEMET. Rubiales aseguró que no autorizaría este plan al no haber acuerdo: “Tebas ningunea al fútbol”.

Careo en el CSD. Tras diez intensas reuniones para firmar un convenio de coordinación de mínimos, el 17 de julio la RFEF y LaLiga se vieron otra vez con Rienda por el Caso horarios. Sin Rubiales ni Tebas, no cambió nada, pese a que la RFEF dice que ofreció jugar los viernes e ir reduciendo los lunes como en la Premier (uno al mes). Al menos se llegó a un acuerdo: no reunirse más y ponerse en manos de un juez.

Competición agita. El 26 de julio, la jueza única, Carmen Pérez, dio la razón a la RFEF, organismo del que depende y cobra. Rechazó los viernes y lunes y restructuró las tresprimeras jornadas para jugar sólo en sábado y domingo. El revés obligó a LaLiga a solicitar medidas cautelares en la justicia ordinaria. 

Los clubes, con Tebas. LaLiga convocó una Asamblea de urgencia el 31 de julio para analizar la crisis. Allí, los clubes apoyaron en este conflicto a la patronal tras haber hecho ya antes encendidas declaraciones públicas (Gil Marín, Roig, Catalán...). Después de la reunión, representantes de 41 de los 42 equipos profesionales posaron en una foto reivindicativa para escenificar la unión de los dirigentes con Tebas. El Madrid fue el único al margen. La RFEF pidió explicaciones. Se molestó mucho.

Teles y afición. Operadores como DAZN, One Sport TV, Mediapro, Sky y Movistar enviaron escritos a LaLiga para pedir que se cumpla lo que firmaron. Al Gobierno tampoco le hizo gracia la decisión de Competición: esta guerra añade ruido social al país. Los hosteleros también están de uñas. Cuatro días con partidos, y no dos, multiplican sus ingresos. Los clubes, por la venta de derechos a este sector, ganan 160 millones. Sin embargo, asociaciones de peñas y accionistas llevan varios años protestando en los estadios contra los partidos de los lunes.

Vista. El juzgado de lo mercantil cita a las partes el 7 de agosto para decidir si acepta las medidas cautelares solicitadas por LaLiga tras la demanda interpuesta por la resolución del Comité de Comunicación de no permitir los partidos de los viernes y los lunes.