«Claro que Bale puede entrenar durante cinco días a la semana»

8 febrero, 2020 · Archivado en Bale, Deportes, Equipos, Futbol, Jonathan Barnett, Real Madrid, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en «Claro que Bale puede entrenar durante cinco días a la semana» 

Gareth Bale fue el centro de atención de la rueda de prensa de Zinedine Zidane en la víspera del partido que el Real Madrid disputará ante Osasuna. En una entrevista en AS, Jonathan Barnett, su agente, aseguraba que el galés no puede entrenarse cinco días por semana y que el técnico francés lo sabe. Este lo negó: “Claro que es muy capaz de entrenarse cinco días a la semana. Y lo ha hecho, por ejemplo, después del último partido”.

Contento con Bale: “Sí. Estoy contento con todos los que tengo. Dispongo de 25 jugadores y debo hacer una convocatoria antes de cada partido. No hay ningún problema. Va a seguir trabajando y contaremos con él”.

Bale llegó con el partido empezado y se fue antes: “No creo que fuera una falta de respeto. Quiere estar aquí, entrenar y pelear. Hay momentos en que no está, como en las últimas convocatorias, pero eso no quiere decir nada”.

Que Bale siga hasta 2022: “No hay ningún problema. Lo dice su contrato y va a seguir aquí”.

Bale ha pedido explicaciones: “Siempre comentamos, pero no estoy aquí para hablar de eso. No ha estado en las últimas convocatorias por cosas… Tengo que elegir. Yo voy a contar con Gareth, porque sabemos lo que nos puede aportar. Yo quiero que esté bien para jugar”.

Bale, en la lista: “Puede entrar en la convocatoria, porque está listo. Lo verás luego. Yo no voy a decirlo. Empezamos así y no voy a cambiar”.

Toque de atención a Bale por no convocarle: “No lo es. El problema es mío. Lo que tienen que hacer los jugadores es estar disponibles. No hay solución con Gareth porque no hay problema. Puede parecerlo, pero no”.

 

 

La «visión» que tenía Bale por la que solo se hubiese ido a China si abandonaba el Real Madrid

8 febrero, 2020 · Archivado en Bale, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Jonathan Barnett, Liga CSL China, Ligas fútbol, Real Madrid · Comentarios desactivados en La «visión» que tenía Bale por la que solo se hubiese ido a China si abandonaba el Real Madrid 
Jonathan Barnett, agente de Gareth Bale, habló con Diario AS sobre la oferta que tuvo el galés y el equipo blanco para irse a jugar al fútbol chino.

Bale y la marmota

3 febrero, 2020 · Archivado en Bale, Deportes, Equipos, Florentino Pérez, Futbol, Jonathan Barnett, Real Madrid · Comentarios desactivados en Bale y la marmota 

3 de febrero de 2020. Ha hablado Jonathan Barnett, agente de Gareth Bale. Otra vez. "Tiene dos años más de contrato", "está muy feliz en Madrid", "la mayoría de clubes no juegan en su liga". Sus declaraciones son el I got you babe de Sonny & Cher que despide el despertador de Bill Murray a las seis de la madrugada del 2 de febrero en una habitación de hotel de Punxsutawney, en la película Atrapados en el tiempo (1993). El actor encarnó a Phil Connors, un meteorólogo de Pittsburgh que acudía a la pequeña población de Pennsylvania para cubrir una tradición centenaria: el pronóstico de una marmota sobre la duración del invierno. Incapaz de volver a su casa por el mal tiempo, tiene que pasar otra noche en el pueblo. Al despertar al día siguiente, también a las 6:00, constata que todo sucede exactamente igual que el día anterior. Y al siguiente. Y al siguiente. Su condena es vivir en bucle en aquel 2 de febrero, el ya bautizado Día de la Marmota (si no han visito la película, no merecen el perdón). Pues bien, este 3 de febrero ha vuelto a sonar el I got you babe de Barnett. Como lo hizo el 22 de enero. O el 9 del mismo mes. O el 5 de diciembre. O el 21 de noviembre

Esta comedia (lamentablemente, ya no hablo de la película de Harold Ramis) repetirá las siguientes escenas. Las últimas manifestaciones de Barnett generarán en los periodistas un impulso para preguntar a Zidane convenientemente el próximo miércoles por ellas y la situación de Bale. El francés tirará de su registro habitual. Sin alterar el gesto y con un discurso perfectamente interiorizado: "Bale es uno más de la plantilla y lo utilizaré hasta el final. Está entrenando con nosotros". Los profesionales de la información, insatisfechos con la respuesta, volverán a interrogarle por si volverá a la convocatoria en Copa contra la Real Sociedad, después de dejarle fuera de la lista ante el Zaragoza y el Atleti. "Tú lo verás", zanjará el entrenador. Si el jugador vuelve a ser descartado, presenciará el jueves el partido en el Bernabéu y en el minuto 82 dejará el estadio en su coche, independientemente de si su equipo esté clasificado o eliminado. Si Zidane le da papel y minutos, el runrún le envolverá hasta que una de sus zancadas calme el ambiente y nos haga lamentar lo que pudo ser y no fue. Pudo ser un jugador que, por condiciones, se instalara en el santuario del madridismo. No lo fue por actitud. Cada vez hay menos miembros en el club que no se hayan desesperado con sus desconexiones.

Ya nadie espera que Bale sea ese sucesor de Cristiano Ronaldo que Florentino Pérez vendía desde que le fichó. Ya escribí en alguna ocasión que el 11 blanco no es culpable de la altura en la que colocó el listón el presidente, pero sí aparece en su cuenta de responsabilidades la falta de ambición e implicación, la aparente ausencia de interés en adaptarse a Madrid y al Madrid y unas exigencias por ser titular que nunca justificó de manera continua sobre el césped. A Gareth le quedan dos temporadas de contrato y, como lleva ocurriendo en los últimos años, a estas alturas ya hay quien garantiza que no continuará en Chamartín. Zidane es cauto. Es consciente de que lo más peligroso en la vida es hacerse ilusiones (aquel "mejor hoy que mañana" aún le debe desvelar por las noches), pues estas nunca tienen defectos, pero también de que la temporada es larga y Bale, extraordinariamente bueno y aprovechable. Del jugador depende si alargar más este invierno o anticipar la primavera. Pero para ello tiene que salir de su guarida. Como la marmota.

Los agentes más ricos y sus comisiones, según Forbes: el fin de la hegemonía de Mendes

22 octubre, 2019 · Archivado en Agentes deportivos, Comunicación, Deportes, Gente, Jonathan Barnett, Jorge Mendes, Medios comunicación, Mino Raiola, Prensa, Prensa económica, Revista Forbes, Revistas, Sociedad · Comentarios desactivados en Los agentes más ricos y sus comisiones, según Forbes: el fin de la hegemonía de Mendes 
La revista Forbes ha publicado la lista de los agentes deportivos que más comisiones obtienen. Estos son los cinco más poderosos del fútbol.

Bale quiere salir en verano

7 octubre, 2019 · Archivado en Bale, Deportes, Equipos, Futbol, Jonathan Barnett, Real Madrid, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en Bale quiere salir en verano 

Gareth Bale se ha hartado. Ya no puede más con su situación en el Real Madrid. En un momento en que empezaba a destacar, sabiendo que a medida que jugaba más y más partidos su estado de forma se afinaría... de repente vio el partido ante el Brujas en la grada. Nadie sabe bien por qué, no tenía nada, no se sentía cansado, no necesitaba reparar fuerzas. Sin explicación ninguna, regresó al equipo titular ante el Granada. No parece que sea la mejor manera de sacarle jugo a un futbolista que necesita sentirse importante. Y así es como ve lo que está sucediendo el jugador galés.

En realidad está con rabia, confuso. Y viene de atrás. En los últimos meses de la primera era Zidane, no contaba para el entrenador. A su vuelta, Zizou decidió que no le quería sin que nadie le haya ofrecido un razonamiento claro. Desde el club se le dijo que Zidane, con quien tiene una relación puramente profesional pero que nunca pasa por la empatía hacia el pupilo, había tomado una decisión inequívoca y que pasaba por su marcha.

Barnett, manos a la obra. Su agente Jonathan Barnett se puso a buscarle equipo aunque Bale prefería, por delante de cualquier otra posibilidad, quedarse en el Madrid. Lo que el galés no acaba de entender es por qué se le abrieron las puertas para después no dejarle marchar. El club accedió a no cobrar traspaso del Jiangsu Suning chino, pero en última instancia la entidad se echó atrás porque creyó que otro club chino estaba dispuesto a pagar un gran traspaso por James, un rumor que acabó por ser falso. Y eso fue lo que truncó la operación.

A diferencia de otros años, Bale tampoco se siente respaldado por el club. En el pasado la institución apoyó a otras estrellas, en especial a Cristiano Ronaldo, incluso publicando un comunicado mostrando amparo ante los problemas con Hacienda, un conflicto que sin embargo acabó con una multa considerable que debió pagar el portugués. El club ha dejado de ofrecer una barrera de protección o así lo siente el futbolista galés.

Gareth Bale ha jugado bien estas últimas semanas en parte porque está enfadado, como respuesta a la distancia y frialdad con la que le trata el entrenador, igual por fin rebelado ante su situación. Se dice que le gusta más el golf que el fútbol y es verdad que no vive la profesión con la intensidad de otros, ni dentro ni fuera del rectángulo de juego. Pero Bale entiende que ofrece un rendimiento bueno, que no merece el trato que se le está dispensando. Sólo pide minutos para poder dar su mejor versión y para poder ofrecer goles al equipo, una de sus carencias. Dejarlo fuera del partido ante el Brujas es de difícil compresión y ha sido la gota que ha colmado el vaso. Por primera vez desde que llegara al Madrid en el verano del 2013, el galés quiere marcharse del club.

Siente que no es justo lo que se está haciendo con él. No lo puede describir de otra manera. Para que el lector entienda mejor lo que le está ocurriendo, imaginen por un momento que estamos hablando de otro futbolista que ha ganado cuatro Champions, que ha marcado tres goles en dos finales europeas (uno de ellos de los mejores de la historia en una final de Champions) y un penalti en una tanda ganadora, que goleó también en la Copa del Rey que se ganó en el 2014, campeón de Liga, poseedor de tres Mundiales de Clubes y tres Supecopas europeas. Estamos hablado de una leyenda del club aunque la grada no lo sienta muy cercano. Vuelvan a leer su currículum. Piensen por un segundo que se trata, por ejemplo, de Kroos, Modric o de Carvajal, apreciados por la afición, con buena relación con los medios. Si se les hubiera tratado así, quizá estaríamos escuchando y leyendo cosas diferentes.

Bale vive en su mundo, alejado de los micrófonos, no se le conoce. Y es un objetivo fácil: extranjero y distante. Es cierto que su agente Jonathan Barnett, que ha tenido que hablar en su nombre y eso tampoco ha ayudado, pone el listón muy alto cada vez que dice que es el mejor del mundo, o que lo puede ser. Pero ningún análisis objetivo puede ignorar que ha sido, cuando ha estado bien de cuerpo y de cabeza, un jugador muy importante en la historia reciente del Madrid. ¿De verdad no puede añadir calidad en este equipo con tantos altibajos? ¿Por qué hay ese interés por reducir su presencia y su importancia? ¿Por qué no aprovechar lo que puede ofrecer?

Página Siguiente »