¿Qué pasó en el mundo del fútbol la temporada en que el Liverpool ganó su última Liga?

Hace 29 años, en la 89/90, el Liverpool se proclamó campeón de Inglaterra por última vez has hoy. Descubre otras curiosidades y récords que sucedieron aquel año.

Una noche dorada que acabó en poema

30 abril, 2019 · Archivado en Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Futbol, John Benjamin Toshack, Kevin Keegan, Liverpool FC, Ray Clemence · Comentarios desactivados en Una noche dorada que acabó en poema 

En su libro Gosh it's Tosh, que llegó a vender 7.000 ejemplares, John Toshack inmortalizó aquella victoria en el Camp Nou de 1976. "Los escribía para pasar el tiempo".

La historia es poco conocida, pero aquella noche grande del Liverpool en el Camp Nou está inmortalizada en un libro de poemas que John Benjamin Toshack escribió entre viaje y viaje, concentración y concentración.

"Era algo que me gustaba. Entonces no había videojuegos. Me gustaba escribir. Como es obvio, algunos poemas te salían peor y otros mejor, pero hay a gente que le gustó". Tanto que Gosh it's Tosh, cuyo prólogo escribió Kevin Keegan, su socio en el ataque ("decían que teníamos telepatía") vendió hasta 7.000 ejemplares.

A Goalden Night (en el título está incluida la 'a' originalmente: una noche dorada o una noche mágica sería su traducción) fue el producto de un partido memorable para Toshack. Tanto, que al día siguiente los periódicos aparecieron con titulares en grandes caracteres:

"Cruyff bows to king John" (Cruyff se inclina ante el rey John). A Goalden Night relata un partido en el que el Liverpool quiso ser protagonista desde el inicio y en el que se relata su gol después de un balón largo de Ray Clemence, el toque de Keegan y su remate con la pierna derecha.

No era un partido más para el Liverpool. Ya antes del choque, Toshack había escrito otro poema bajo el título de Barcelona here we come (Barcelona, aquí estamos) en el que se mostraba excitado por la posibilidad de visitar "el mejor campo de España" y anunciaba que saldrían al ataque, que el objetivo era un gol y que ojalá fuese suyo...

Sin duda bordó el pronóstico aunque con su habitual flema británica concluía el poema: "Espero y deseo que todo vaya bien pero en este momento no te lo podemos asegurar...". Genio y figura, John Benjamin Toshack.

'A Goalden Night' (Una noche dorada/mágica)

We went straight at them from the start

fuimos a por ellos desde el inicio

Their whole defence was ripped apart

su defensa entera estaba roto

Our prematch plans want to the letter

nuestro plan de partido iba sobre lo previsto

Has any Liverpool team played better?

¿algún Liverpool ha jugado mejor?

Ray Clemence kicks a long high ball

Ray Clemence manda un balón largo

And Barcelona are about to fall

el Barça está a puno de caer

For Kevin Keegan wins the race

Keegan gana la carrera

And flicks it on into a space

y lanza el balón al espacio

By my right foot the ball is met

encuentra mi pierna derecha

And in a flash it's in the net

y en un momento está en la red

A Goalden night and what a thrill

una noche mágica y qué emoción

It's Liverpool one, Barcelona nil

es un Liverpool uno, Barcelona cero

One away goal will suit us fine

un gol fuera de casa nos vendrá perfecto

And I'm so pleased that it was mine

y estoy encantado de que fuese mío

Now all we want to do is sing

ahora lo que queremos es cantar

But let's remenber one thing

pero vamos a recordar algo

Midst all the fuss let's not forget

vamos a no olvidar en medio de este alboroto

We haven't rechaed the final yet!!!

no estamos todavía en la final

Luis Arconada, el portero que inspiró a varias generaciones

20 marzo, 2019 · Archivado en Campeonato Europa, Equipos, Eurocopa, Eurocopa 84, Futbol, John Benjamin Toshack, Luis Arconada, Michel Platini, Real Sociedad, Selección española, Selección española fútbol, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Luis Arconada, el portero que inspiró a varias generaciones 

Luis Arconada Echarri (San Sebastián, 1954) fue uno de los mejores porteros de su tiempo, tal y como lo acreditó la FIFA en 1998 cuando le otorgó el premio al mejor jugador español de los últimos 25 años. El gran capitán de la Real Sociedad, equipo en el que desarrolló toda su carrera, contribuyó junto a otras leyendas txuri-urdin como Gorriz, Zamora, Satrústegui o López Ufarte a conseguir los mayores logros deportivos de la historia del club. Fue esa legendaria Real la que permaneció 38 jornadas de Liga invicta entre las temporadas 78-79 y 79-80, un récord histórico que sólo fue superado por el Barcelona 38 años después. El cancerbero realista consiguió en esos días una meritoria racha de 755 minutos sin encajar un gol.

Era un guardameta de reflejos, muy rápido en sus intervenciones y con una agilidad tremenda gracias a un potentísimo tren inferior, cualidades que hacían de él un auténtico quebradero de cabeza para sus rivales, a los que les resultaba muy difícil batirle en el mano a mano. Hoy en día, Arconada recuerda cómo cada semana estudiaba a los equipos rivales a través de los resúmenes que emitía el programa de televisión española 'Estudio Estadio' y apuntaba en una libreta el lado por el que lanzaba los penaltis cada jugador. Un método que aumentaba las probabilidades de éxito en caso de tener que afrontar los penaltis.

A medida que llegaron los títulos a las vitrinas de la Real, la popularidad del meta creció rápidamente. Era frecuente verle firmar autógrafos rodeado de multitud de niños allá donde viajaba, daba igual la ciudad. Pronto se convirtió en el primer gran jugador del que todo el mundo quería tener su camiseta y muchos españoles de esa generación se hicieron seguidores de la Real gracias a la carismática figura del capitán.

En la Selección Española fue el portero titular durante ocho años y llegó a ser el jugador con más internacionalidades en 1982. En esa época, recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, sirviendo de inspiración a futuras generaciones de arqueros como Iker Casillas, con el que frecuentemente ha sido comparado por sus cualidades, o Palop, que no dudó en enfundarse la camiseta de su ídolo de la infancia para celebrar la Eurocopa de 2008. Emotivo gesto con el que, de alguna manera, se homenajeaba a una generación de jugadores que se quedaron a las puertas de conseguir la gesta en 1984.

Jugando con la Real, Arconada sufrió una grave lesión en abril de 1985, en un partido celebrado en Atotxa frente al Celta. En un lance del encuentro se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla derecha, una terrible noticia. Tuvo que pasar por quirófano y ser operado por el prestigioso doctor Guillén. La complicada recuperación le mantuvo apartado de los terrenos de juego seis meses. Se perdió así toda la temporada y, con ello, la posibilidad de regresar a la Selección de Miguel Muñoz. A pesar de ello, en el tramo final de su carrera, Arconada aún tuvo tiempo de ganar un último título con la Real Sociedad, la muy celebrada Copa del Rey de 1987 en la Romareda, contra el Atlético de Madrid. Aquella noche, el capitán fue decisivo una vez más, y en la tanda de penaltis atrapó el balón que le dio el triunfo al equipo dirigido por Toshack.

El gráfico superior homenajea y repasa detalladamente los logros de una de las figuras más influyentes del fútbol moderno.