Récord de Sergio y poco más

El partido del récord de Sergio Ramos, al que hay que felicitar por esos 168 y los que vengan, se quedó en eso. A poco del final pareció que iba a darnos la clasificación matemática, pero se escapó a última hora por un empate que, seamos sinceros, Noruega estaba mereciendo. España, que atacó insistente durante la primera parte, se relajó bastante cuando consiguió el gol, al inicio de la segunda, y acabó entregando el campo y el balón a Noruega. Ellos no son un buen equipo, y menos si Odegaard no juega donde más daño hace, pero mandan pelotazos y corren. Y en una de esas llegó el penalti, en mala salida de Kepa, y el gol.

Justo castigo, decía, a España, que no jugó bien ni cuando la esperaba Noruega ni cuando prefirió esperar, después del gol. El equipo (hecho de once equipos distintos, cosa rara) aisló arriba a sus delanteros, Rodrigo, Oyarzabal y Ceballos. A éste, de extremo izquierdo, le vi fuera de sitio sin lucir sus cualidades. La media Fabián-Busquets-Saúl movía el balón, pero no encontraba rendijas en la defensa cerrada y en toda la primera parte sólo tuvo el auxilio de uno de los laterales, Navas. Bernat sólo subió al inicio de la primera parte, y de su única buena conexión con Ceballos se derivó el gol de Saúl, en tiro desde fuera.

Luego, poco y nada. Un par de tiros estupendos de Fabián que pegaron uno en el larguero y el otro en el palo. Dos chispazos aislados en una segunda mitad mala de los nuestros, que perdían balones en la salida. La buena noticia fue Albiol, que corrigió un par de errores de Sergio Ramos y estuvo tan firme que ha cogido ventaja en este examen de centrales que vemos desfilar optando a acompañar al capitán, que no tuvo su mejor día y se llevó una tarjeta, con lo que no estará en Suecia. En fin, partido incómodo y flojo, en el que sólo nos podemos sentir orgullosos del alegrón que a Noruega le dio el empate. Eso quiere decir que somos gente en esto del fútbol.

Sevilla-Real Sociedad, una luz en la noche

Me llama un amigo entristecido. Su nieto, que tiene ocho años, se hizo un profundo seguidor del fútbol desde la precocísima edad de cinco. A los seis ya debatía como cualquier adulto, con conocimiento, propiedad y ardor madridista. Ayer le sorprendió viendo una película infantil en la tele. Le preguntó: “¿Ya no ves el fútbol?”. Escuchó: “Es que el fútbol se ha vuelto aburrido”. Ignoro si fue el derbi del sábado lo que acabó de enfriarle, pero inmediatamente pensé en ese partido, jugado con tantas precauciones. Muchos buenos jugadores aplicados a un juego mecánico en el que se trata de impedir que el otro haga cosas.

No ha sido solo este partido. Por desgracia, la temporada ha empezado con malas señales. Se fue Cristiano sin relevo, Messi no está ahora mismo y los grandes nuevos reclamos individuales nos están fallando. João Félix apuntó, pero aún no cuaja; Hazard no ha hecho hasta ahora casi nada; Griezmann está dando el cante en el Barça. Como lo han dado, en mayor o menor medida, nuestros tres principales clubes en la Champions. El Valencia tuvo el único gran éxito con su victoria en Londres, pero su devenir está emponzoñado por el desagradable edificio institucional. Nuestro fútbol emite hoy señales débiles.

Si no hay genios mandan las pizarras y la diversión escasea. Ningún entrenador sufre por un 0-0. Zidane estaba contento con el empate, Sergio Ramos, no. El Cholo, que está marcando pautas, se caracteriza por producir resultados cortos. Si a eso unimos el embrollo de los cambios de reglas (yo las viví intocables desde los 12 años hasta los 50, al nieto de mi amigo se las han alborotado mucho en sus tres años de joven hincha) completamos el cuadro. En fin, espero que vuelva Messi y que cuajen João Félix y Hazard cuanto antes. Mientras, me agarro a Navas, Cazorla y a Joaquín. O a que nos rescate, de vez en vez, algún partido como el Sevilla-Real Sociedad de anoche.

España tiene portero y un plan

Se dispara España en la rutinaria clasificación para la Eurocopa. La Selección rindió a una Rumanía desorientada, peor de lo que se esperaba por el vaivén táctico de Contra. Apareció con cinco defensas en un movimiento que sonó a improvisación y que únicamente la despersonalizó. España supo ver la fragilidad rumana y jugó con rapidez y verticalidad. La superioridad se sustentó en la medular, bien compenetrados Busquets, Fabián y Saúl, y se plasmó después bajo las constantes llegadas de Navas y Jordi Alba por fuera. Ceballos y Rodrigo se cerraron en el 1-4-3-3 que ordenó Robert Moreno y los laterales se desempeñaron como dos atacantes más. Los cambios de lado a lado, con un Fabián notable en este aspecto del juego, les permitieron ganar línea de fondo y producir jugadas peligrosas. Los carrileros rumanos Benzar y Tosca quedaron superados por este escenario, aunque a Navas y a Alba les faltó algún acompañamiento en forma de desmarque de ruptura de Fabián, Saúl o los mismos Ceballos y Rodrigo.

Alcácer sí practicó este tipo de movimientos y sacó a la luz los pecados de los tres centrales de Rumanía. El delantero se lanzó entre uno y otro y acaparó el protagonismo en el área pese a las intervenciones salvadoras de Tatarusanu. España acomodó el partido a sus intereses, sosteniendo la posesión pero siempre con colmillo ofensivo. Igual de diligente fue su actitud para recuperar en fase de salida de Rumanía -18 robos en campo contrario- y asumir el dominio total del encuentro. Con el combinado de Contra aprisionado, pese al amago de ajustar a defensa de cuatro en los primeros diez minutos del segundo tiempo, Ceballos ganó sitio por dentro y puso la puntilla en apariencia con su pase a Jordi Alba en el gol de Alcácer. España fue mucho más que Rumanía, aunque el sufrimiento final pudiera variar esa impresión. Sólo Puscas alteró la tranquilidad española y tanteó un posible empate que no llegó gracias a Kepa. Robert Moreno tiene portero y un plan sobre el que crecer.

La conexión Fabián-Alcácer

Fabián se ofrece para poder recibir de Sergio Ramos. Nadie de Rumanía le aprieta. El desmarque de Alcácer entre Chiriches y Grigore abre la puerta al ataque español. Un recurso que se añade al juego de posesión característico de España.

Jesús Navas: «No nos conformamos y queremos más»

17 julio, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Jesús Navas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Pretemporada, Primera División, Sevilla Fútbol Club · Comentarios desactivados en Jesús Navas: «No nos conformamos y queremos más» 

Jesús Navas lidera la expedición del Sevilla en Estados Unidos a la espera de los dos duelos amistosos que protagonizará el equipo durante esta semana. El palaciego valoró este inicio de pretemporada a las órdenes de Julen Lopetegui: "Estoy viendo al equipo con muchas ganas de trabajar, de estar fuerte en cada entrenamiento y el equipo poco a poco va cogiendo las ideas que quiere el míster".

Miras a un hipotético objetivo para esta campaña venidera: "Se espera que sigamos creciendo. Somos jugadores que no nos conformamos y que queremos cada vez más, seguir ganando. Eso es lo que nos transmite el míster, que salgamos a por todas en cada encuentro y en ello estamos".

Navas también advirtió ante los medios oficiales que hay mucha ilusión en los duelos que llegan: "Son dos partidos importantes. Vamos a tener que estar atentos y concentrados y vamos a tener un ritmo alto, que nos va a venir muy bien para prepararnos de cara a LaLiga. Tenemos ganas de hacer cosas importantes y de disfrutar con la afición. Vamos a trabajar fuerte para darles muchas alegrías".

Jésus Navas: «Dedico el gol a Reyes y al míster»

7 junio, 2019 · Archivado en Deportes, Futbol, Jesús Navas, José Gayá, Selección española, Selección española fútbol, Selección Fútbol Islas Feroe, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Jésus Navas: «Dedico el gol a Reyes y al míster» 

Jesús Navas, autor de uno de los goles del encuentro y protagonista por su regreso a la Selección, atendió a los medios de comunicación tras el partido. El sevillano se mostró contento por la victoria y quiso dedicar su diana a José Antonio Reyes y Luis Enrique.

Partido: "Era muy importante abrir el campo porque había mucha gente por dentro y había que ir por fuera para poder crear ocasiones".

Regresos de Navas y Cazorla: "Muy feliz, porque yo quiero estar aquí, es lo máximo para mí y para todos, es una alegría muy grande. Eran tres puntos muy importantes que había que sacar y lo hemos conseguido".

Reyes:"Ha sido una semana dura, hay que estar con la familia, que es lo más importante, disfrutar con la selección y dedicar el gol a reyes y al míster, que estamos todo con él".


Gayá: "Medio gol es de Marco"

Gol y victoria: "Sí, está claro que lo más importante era la victoria. Sabíamos que iba a ser un partido difícil, un campo no en condiciones. El equipo ha sido superior en muchos aspectos".

Concentración: "Sabíamos que en cualquier jugada se podían meter en el partido. Lo complicado era el balón parado, esa era la mayor dificultad. El equipo ha salido enchufado y hemos marcado cuatro".

Gol: "Medio gol es de Marco... un pase increíble. Luego yo la pico por arriba".

Gran año: "Redondo, a todos los niveles, tanto con el Valencia como con la Selección. Ahora a rematarlo contra Suecia. Es el rival y el partido más difícil del grupo".


Fabián: "Al lado de estos jugadores es muy fácil jugar"

Sensaciones: “Muy contento por el debut, que es un sueño desde pequeño. Me he encontrado muy bien. Al lado de estos jugadores es muy fácil jugar y me he sentido muy cómodo desde el principio".

Debut: “Fue un poco triste por ponerme malo la primera vez. tenía que hacerlo bien y esperar la segunda oportunidad. Agradecerle al cuerpo técnico su confianza”.

Dedicatoria: "Me acuerdo de todo un poco, pero sobre todo de la gente que siempre ha estado conmigo en los malos momentos. Este debut va para todos ellos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página Siguiente »