Los arbitrajes cobardicas

De cuando en cuando, el muy bienintencionado Velasco Carballo hace una aparición optimista para alabar el funcionamiento del VAR y encomiar la calidad de nuestros árbitros. Cada poco vienen realidades que le dejan en evidencia. El domingo, sin ir más lejos. Los dos grandes partidos del día, el de Pamplona y el de Sevilla, nos dejaron sendas muestras de arbitraje cobardica, agravado por la incomparecencia del VAR. Hace tiempo que Iturralde advierte de que los árbitros se dejan ir, evitando problemas, recostándose en el VAR, pero el socorro no siempre llega. Y cuando eso pasa la frustración del aficionado es mayor.

En El Sadar, Gil Manzano se tragó una entrada tremenda de Sergio Ramos a Rubén García. Supongamos que le pilló estornudando, por decir algo. Pero, ¿y Cordero Vega, el del VAR? Ponseti se preguntó si estaría viendo el Seis Naciones. Yo pensé que uno de los beneficios del VAR sería acabar con esas entradas desaprensivas, pero no es así. En el descanso lo vería, porque les mandan las imágenes, lo que me parece un error. Y se notó. Algo le rebulló en el interior y compensó en el penalti a Modric y en la entrada de Nacho Vidal a Valverde. Para coronar la tarde, se dejó chotear por Bale cuando le pidió evacuar por el camino más corto.

Ése al que piruleó Bale está considerado como el mejor árbitro por el Comité. El del Betis-Barça, Sánchez Martínez, también élite, arbitró con una reverencia al Barça, especialmente visible con las tarjetas, que soliviantó al público local. El culmen fue la no segunda tarjeta a Sergi Roberto en una entrada de lo más estrepitosa. Debió echar a Lenglet en el penalti, según norma reciente. Ni ahí ni el empujón de Lenglet a Bartra en el 2-2 le socorrió Del Cerro Grande desde el VAR. A cambio, ya con el 2-3, mandó al limbo un penalti claro de Bartra a Messi, por agarrón reiterado. En los dos partidos lo peor con mucho fue el arbitraje.

Gil Manzano escuchó un insulto; el gesto de Costa es sintomático

6 abril, 2019 · Archivado en Arbitraje deportivo, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Diego Costa, Equipos, FC Barcelona, Futbol, Jesús Gil Manzano, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División · Comentarios desactivados en Gil Manzano escuchó un insulto; el gesto de Costa es sintomático 

Arias se deja caer. En el minuto 6, Arias pisa el campo rival con decisión en un ataque, pero cae tras un choque con Coutinho. Arias nota el contacto con el jugador del Barcelona y se deja caer. No hay absolutamente nada.

Costa debió ser amonestado. Lenglet despeja y Diego Costa le arrolla tras entrar con el codo. Gil Manzano señala simplemente la falta. Además de eso, debería haber amonestado al delantero del Atlético.

Messi hace por tirarse. Gil Manzano señala falta de Rodrigo a Messi al borde del área en el minuto 22. Es cierto que el jugador del Atlético le agarra un poco del brazo, pero Messi hace mucho por tirarse.

Amarilla clara a Thomas. Thomas derriba a Rakitic, que conducía un contragolpe y Gil Manzano le amonesta. Era amarilla porque está parando una contra. Era un ataque prometedor.

Expulsión de Costa. Gil Manzano le saca la roja directa por protestar en el 28'. Hay que fijarse en las manos de Gil Manzano. En un primer momento se lleva la manos al bolsillo izquierdo, donde tiene la amarilla. Cuando Costa le insiste en la protesta, cambia de mano y le saca la roja del bolsillo derecho. Claramente algo le dice. Cuando Diego Costa vio la roja se calló, gesto sintomático de que algo le había dicho. Seguramente fue un insulto.

Minuto 73. Gil Manzano le pita una falta a Piqué sobre Morata y le muestra la tarjeta por protestarla. No era falta a Morata. Nota el contacto y se tira. El central había protestado las últimas cuatro faltas que había cometido. Esa, en concreto, no lo era.

Minuto 86. Messi marca el segundo gol. En el arranque de la jugada parece recibir en posición adelantada, pero no recibió ningún aviso del VAR.

Gil Manzano arbitrará en el Mundial Sub-20 de Polonia

La FIFA hizo oficial este martes la lista de árbitros designados por el próximo Mundial Sub-20 de Polonia y, entre ellos, Jesús Gil Manzano, que estará acompañado por otros cuatro colegiados españoles, dos asistentes y dos en el VAR.

El pasado 14 de marzo, la Federación Española de Fútbol (RFEF) ya adelantó que el árbitro extremeño participaría como representante del arbitraje español, y como uno de los siete árbitros UEFA, en la cita mundialista, que se celebrará entre el 23 de mayo y el 15 de junio.

En su nota, la RFEF subrayó el bagaje de Gil Manzano tanto a nivel doméstico, donde lleva "siete temporadas arbitrando en Primera División", como internacional, sumando más de una decena de partidos entre Liga de Campeones y Liga Europa.

Los asistentes Angel Nevado Rodríguez y Diego Barbero Sevilla, y los árbitros VAR Alejandro Hernández Hernández y Juan Martínez Munuera, completan la delegación arbitral española que estará presente en Polonia.

En el área latinoamericana, han sido nombrados los siguientes árbitros principales: Fernando Guerrero Ramírez (México), Héctor Said Martínez Sorto (Honduras), Raphael Claus (Brasil), Leodan Frankin González Cabrera (Uruguay), Alexis Adrián Herrera Hernández (Venezuela) y Fernando Rapallini (Argentina).