El atletismo sube el tono

Los Mundiales de Doha se clausuran este domingo sin representación española con un panorama muy diferente al de hace dos años, cuando Adel Mechaal rozó el podio en los 1.500 y el equipo de 4x400 terminó quinto con récord nacional en el cierre. En esta ocasión, España no dispondrá de ninguna bala dominical, se despedirá con ese vacío, pero el regusto de los campeonatos no debe dejarlo esta última jornada, sino la actuación de los diez días.

Y ahí, los resultados objetivos y el tono general de la Selección sí han superado a Londres 2017. Entonces hubo cinco finalistas, que sumaron 14 puntos en la clasificación que establece la IAAF con las posiciones de los ocho mejores. Peor aún fue el cómputo de Pekín 2015, con dos atletas en esos puestos y 12 puntos, aunque el oro de Miguel Ángel López maquilló el rendimiento del grupo. Esta vez han sido ocho finalistas, uno de ellos con medalla, el bronce de ida y vuelta de Orlando Ortega, para una nota total de 19. Los fríos números dictan que España ha progresado en Qatar. Y también esas otras sensaciones que no se pueden medir.

El abanico previo oscilaba entre cero y cuatro medallas. Esto es atletismo. Una o dos se esperaban en la marcha, que tanta alegría proporcionó en los últimos Europeos, pero se ha quedado en tres octavos puestos. Las condiciones de calor y humedad pueden esgrimirse en su descargo, aunque no sirven totalmente de excusa cuando el viernes vimos a un ruso y un sueco en el podio de los 20 kilómetros.

Al margen de las bazas fallidas, el talante ha sido bueno. La marca de Fernando Carro, que acabó undécimo, le hubiera otorgado medalla en once Mundiales anteriores. El descaro de Adrián Ben también ha encandilado, Ana Peleteiro aún tiene grandes saltos que ofrecer, Chuso García Bragado es un abuelo ejemplar... No hay motivos para tirar cohetes, pero la actitud ha cambiado.

El ‘gladiador’ Bragado cumple trece Mundiales

27 septiembre, 2019 · Archivado en Asia, Atletismo, Campeonato mundial, Competiciones, Deportes, Doha, Jesús Ángel García Bragado, Marcha atlética, Mundiales Atletismo, Oriente próximo, Qatar · Comentarios desactivados en El ‘gladiador’ Bragado cumple trece Mundiales 

Chuso García Bragado cumple este sábado (22:30, TDP) 13 Mundiales, alarga el récord de participaciones que ya tenía, y hace otra plusmarca: es el atleta más veterano en competir, con 49 años y 346 días, al borde de la cincuentena (la discóbola bielorrusa Zvereva había sido la mayor en competir con 48 en 2009). “La ilusión sigue igual”, explica el gladiador de Canillejas, que planteará su batalla en los 50 kilómetros marcha, la prueba en la que fue campeón del mundo en 1993, en Stuttgart: “Recuerdo que allí dormíamos en barracones, ahora nos enfrentamos a cuatro horas de noche, calor y humedad”.

Bragado llega fino y va en el hall del hotel Ezdan con dos botellas: una de glicerol (bicarbonato) y otra de agua. Allí explica su preparación: “Tengo sensaciones de atleta, de estar bien. Es extraño decir que a los 49 tengo la mejor forma de los últimos años. Me he recorrido Doha entera, estuvimos aquí de concentración, estuve con las máquinas militares de calor en la base de Torrejón, primero con la Federación y luego con un colega del ejército que me llevó. Puse el aparato a 40 grados y 40% de humedad”. Una barbaridad y revela otro secreto: “Me metía en una bañera a 40 grados el agua y al final aguantaba más de 35 minutos. Es una táctica de los japoneses en la Guerra Mundial”.

Y Japón es uno de los sitios a los que mira Chuso: “Veo Tokio ahí, a la vuelta de la esquina, y me he motivado. Serían ocho Juegos, algo que ni Merlene Ottey ha hecho”. Porque desde Barcelona 1992 hasta Río nunca faltó. Pero vuelve a Doha y a los Mundiales, en los que sumó un oro y tres platas. “Mis mejores recuerdos son en Stuttgart 1993, cuando gané el primer oro, que estaban allí mis padres, y Berlín 2009, mi última plata, que ya estaban mis hijas” añora Bragado, que dice: “No soy el mismo. La edad pesa, pero puedo aplicar más experiencia. Pero lo mío está siendo cada vez más habitual. Mire Gasol, Ginóbili o ahora LeBron ha contratado un entrenador por un pastón para llegar a mayor”.

Chuso entrena a veces con July Takacs, que hará el 50 femenino y opta a medalla. Salen hoy de manera conjunta.“Es el mejor de la historia”, dice Takacs del gladiador Bragado.

¿Qué libros leen los atletas?

14 marzo, 2019 · Archivado en Azucena Díaz, Comunidad de Madrid, España, Fernando Carro, García Carrera, Jesús Ángel García Bragado · Comentarios desactivados en ¿Qué libros leen los atletas? 

Los atletas madrileños tienen muy buen nivel, pero también son unos apasionados de la lectura, con motivo de Libros a la Carrera, la prueba que se disputa este domingo 17 de marzo, las principales figuras de la Comunidad han analizado cuáles son sus libros de referencia. 

Fernando Carro | Crónica de una muerte anunciada

Fernando Carro es subcampeón de Europa de 3.000 obstáculos y un tipo inquieto. "La cultura es fundamental", dice el de Suanzes, que rememora con especial cariño Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez. "Lo recuerdo porque me lo propuse leer en 2017, el año que estudiaba para el acceso universitario, y me gustó mucho. Sucede en América Latina, está contado al revés y me parecía una historia interesante en la que el protagonista no se entera de que le quieren matar hasta poco antes de morir", relata Carro, de 27 años, que tiene a medias En el camino, de Jack Kerouac, y Rojo y negro, de Stendhal. Dos clásicos.

Azucena Díaz | De acero inolvidable

Azucena Díaz, maratoniana de 2h 30:31 y recientemente clasificada para el Mundial de cross, se enamoró de la novela De acero inolvidable, de Elena Grausen. "Cada línea está escrita con el alma, desde el inmenso corazón que tiene su autora, porque su contagiosa sonrisa está en cada página, llenándote de toda su energía y haciéndote ver que la vida es para reírse de ella, te muestra la luz y el camino para no dejar de luchar por tus sueños, esa luz que sólo pueden ver los valientes, y porque en una de las concentraciones en soledad, a casi 2.000 metros, de las más importantes que he realizado, sus versos me abrazaron cada noche".

Pablo Sánchez-Valladares | La reina del sur

Una de las más firmes promesas de 800 es Pablo Sánchez-­Valladares, un chico de Torrejón de 21 años que debutó en con los mayores en los Europeos de Glasgow. Su libro favorito es La reina del sur, de Arturo Pérez-Reverte. "Es una novela sobre tráfico de drogas, mafias... Esas intrigas me gustan mucho, me parecen apasionantes. Narra la historia de cómo una mujer monta un imperio de un granito de arena", cuenta el mediofondista, que también ha leído el libro de El Chojín, Recalculando ruta. "Me encanta su música y, además, es de mi ciudad", sigue Pablo, amante del hip-hop, como buen torrejonero.

Elena García Grimau | Breves respuestas a las grandes preguntas

Elena García Grimau es especialista en cross y 3.000 obstáculos, además de bioquímica. Interesada en la ciencia y con mucho contacto con la cultura francesa, y por eso... "Estoy leyendo en francés un libro de Stephen Hawking que se llama Breves respuestas a las grandes preguntas. Son cuestiones en plan ¿Dios existe? ¿Cómo se creó la vida? ¿Cómo nació el universo? No sé, me gusta mucho", explica la fondista, de 32 años, luchadora incansable contra el dopaje y que atiende a As desde un simposio de la Agencia Mundial Antidopaje. Gran lectora, su sueño es conseguir una plaza en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Clara Simal | Dime quién soy

Clara Simal es una de las mejores maratonianas españolas en la actualidad. Con su tiempo de 2h 33:10 entró en la élite continental y sueña con los Juegos de Tokio. Arquitecta, siempre busca hueco para leer: "El libro que más me ha impactado en los últimos años es Dime quién soy, de Julia Navarro. La protagonista es una mujer, fuerte e inteligente, y eso me gusta mucho. El texto trata sobre cómo sabe sobrevivir y luchar en la época de la Guerra Civil, la Guerra Fría y la caída del muro de Berlín". Simal sigue leyendo: "He terminado Yo, Julia de Santiago Posteguillo, que va de otra mujer contra el mundo".

Diego García Carrera | Patria

Subcampeón de Europa de 20 kilómetros marcha, Diego García Carrera toca el trombón de maravilla y también dedica tiempo a la lectura. "Me gustó mucho Patria, de Fernando Aramburu. Es fácil de leer, y permite hacerte una imagen perfecta de las distintas situaciones. Es intrigante y a la vez trata sobre la historia reciente de mi país. En definitiva, aborda de manera muy elegante un tema tan controvertido como es el terrorismo de ETA", relata el marchador, de 23 años, que ya mira a los Mundiales de aire libre en Doha y, a buen seguro, acudirá a Qatar "con un libro en la maleta".

Clara Viñarás | Crimen y castigo

Clara Viñarás, de Fuenlabrada, es medallista de bronce nacional en 3.000 obstáculos. Le apasiona leer y tiene debilidad por la literatura rusa del siglo XIX, por Tolstoi y Dostoyevski. "Si me tengo que quedar con un texto es Crimen y castigo, de Dostoyevski. Tiene mucha actualidad, un estudiante mata a un prestamista de San Petersburgo. Piensa que hace el bien, pero aparece la paradoja de la culpabilidad. Es una metáfora de que los planes para ser feliz no siempre se cumplen", explica Viñarás, de 25 años, que también se ha leído recientemente Anna Karenina, sin despreciar Croqueta y empanadilla, de Ana Oncina.

Chuso García Bragado | La catedral del mar

Jesús Ángel García Bragado, incombustible marchador de Canillejas de 49 años, es un amante de la novela histórica: "Es un género que me encanta. Mi último libro de referencia es La catedral del mar, de Ildefonso Falcones. Me he leído todos los suyos: La mano de Fátima, La reina descalza, Los herederos de la Tierra... Me gusta mucho la manera en la que documenta las cosas. Te detalla las calles, los lugares... Es que me apasiona la literatura histórica". Bragado, con cinco medallas en grandes eventos, aspira a clasificarse a los Mundiales de Doha en 50 kilómetros marcha. Llevará su libro.