Lillard, Curry, Harden… Los vaciles más grandes de la última década

14 abril, 2020 · Archivado en Baloncesto, Blake Griffin, Competiciones, Damian Lillard, DeAndre Jordan, Deportes, James Harden, James Johnson, Joe Johnson, Kobe Bryant, Lance Stephenson, Lebron James, NBA, Stephen Curry · Comentarios desactivados en Lillard, Curry, Harden… Los vaciles más grandes de la última década 

Es tiempo de listas a falta de competición de la que hablar. Y una de las más curiosas e inesperadas es la que ha recopilado Bleacher Report con aquellos momentos que recuerdan más a una cancha de barrio que una pista profesional. El título literal del artículo es Clasificación de los momentos más sucios e irrespetuosos de la NBA de la última décadaasí que ya se pueden hacer una idea de por dónde van los tiros. Andy Bailey, que es el encargado de escribirlo, incluye 15. Nosotros lo dejaremos en 10, cantidad suficiente para darse cuenta que no todo es limpio y brillante en los highlights. Aviso: hay vídeos de todas las jugadas y estamos seguros que en cuanto las vean las recordarán como si las hubiesen visto ayer mismo por primera vez.

10. Joe Johnson no respeta a sus mayores (2012-13)

En su última temporada con los Boston Celtics (2012-13), Paul Pierce se encontró con un jugador que era, de alguna manera, una versión más joven de sí mismo. Joe Johnson, entonces con los Brooklyn Nets, no tuvo piedad de la leyenda. Con los primeros botes Johnson pone la pelota por delante, básicamente rogándole al Pierce del pasado que vuelva. El crossover es tan bajo que, literalmente, Pierce no puede levantar su cuerpo del suelo. Es como si se moviese a cámara lenta ante un rival que ya ni siquiera estaba allí.

9. Lance Stephenson se contonea delante de Courtney Lee (2013-14)

Aquí están sucediendo muchas cosas, como suele pasar con Lance Stephenson. Un bonito giro  hace que Courtney Lee avance en un sentido antes de que un cambio brusco hacia la izquierda lo haga caer. Stephenson entonces se levanta poderoso en el aire y la clava desde 6 metros con su rival mirándole desde el suelo. Todo eso en sí mismo probablemente habría justificado un puesto en esta lista lista, pero es lo que hace justo después el jugador de los Pacers lo que le aseguró un lugar en el top 10. Un contoneo en dirección a Lee, valiéndose de todo su cuerpo en un bailecito que a buen seguro no le sentó nada bien a Lee ni a nadie de los Celtics.

8. LeBron James arrasa a Jason Terry (2012-13)

Puede que la diferencia de tamaño entre ambos jugadores ayudase a la resolución de la jugada, pero aún así sigue siendo todo un espectáculo. Lo que hay que preguntarse es en qué estaba pensando Jason Terry para intentar bloquear el mate de LeBron James. El Rey, en su época de plenitud física en Miami, arrasa literalmente con él, llegando en carrera, agarrando el balón en el aire y hundiéndolo en la canasta como si el jugador de los Celtics fuese invisible. O casi, porque nada más anotar le echa una miradita. Sin recrearse tampoco. LeBron debió pensar que los hechos acaban de hablar por si solos.

7. James Johnson revienta el aro delante de Andre Drummond (2014-15)

Algunas de las frases de la retransmisión de los Raptors deja claro lo que estamos viendo: "¡Un mate monstruoso!", "Es absurdo", "Tienes que estar de broma", "Es el mate más sucio de la temporada", "Es un de los mejores que he visto en directo en toda mi vida". Era como si cada frase intentara buscar las palabras exactas para describir lo que acababan de ver sin llegar a dar con ellas en toda su dimensión. Y es que no estamos hablando de un mate debajo del aro por encima de un cualquiera. Se trata de un salto desde fuera de la bombilla, encontrándose en mitad del vuelo con Andre Drummond, uno de los tipos más grandes de la liga, para reventar el bal´´on en la canasta. Todo ello le convierte en un mate digno de concurso.

6. Kobe Bryant posteriza a dos jugadores a la vez (2012-13)

Habría varias jugadas de Kobe Bryant para elegir en esta década, pero ésta en la que posteriza a dos jugadores de los Nets quizá sea la más recordada. Estamos en la temporada 2012-13, la misma en la que se rompió el tendón de Aquiles. Antes de eso estaba en una forma impresionante y para muestra esta jugada de un tipo, no lo olvidemos, de 34 años y con infinidad de kilómetros en las piernas. A alguien así no se le espera ver haciendo este tipo de cosas. Pero Kobe, después de superar la defensa en el perímetro de Gerald Wallace, encara la canasta por la zona central de la defensa de los Nets. Y a pesar de que Wallace se recupera y se coloca cadera contra cadera y de que Kris Humphries se vuelve a tiempo para ayudar a defender el aro, el 24 de los Lakers no solo salta por encima de los dos. Da la sensación de atravesarles.

5. James Harden hace desmoronarse a Wesley Johnson (2017-18)

Puede que haya quien diga que James Harden le da un pequeño empujón con el brazo a James Johnson y que eso es lo que provoca la caída del jugador de los Clippers. Es cierto, pero es todo lo que pasa después lo que coloca a esta jugada en el Top 5. La forma de irse al suelo de Johnson, que no es la más glamurosa de la historia; Los segundos que Harden se queda parado en la línea de tres con el balón, recreándose en la acción antes de meter el triple; Las voces con las que vuelve a su campo para dejar claro lo que acaba de pasar, por si alguien no lo había visto. Una vacilada de primera categoría.

4. Blake Griffin destroza a Kendrick Perkins (2011-12)

¿Cómo es posible que esta jugada sea sólo el número cuatro? ¿Y cómo es posible que sólo haya una jugada de Blake Griffin en es lista? De hecho tiene varias similares, como un mate sobre Tomofey Mozgov (aunque en aquel caso no llegó a tocar el aro) u otra en transición con Danio Gallinari como víctima. Pero como se ha marcado la regla de incluir una sola jugada por cada jugador, se queda con esta en la que Kendrick Perkins acaba destrozado en el intento de bloquear al que quizá sea el mejor jugador de la historia haciendo mates en juego. Y propone un juego: parar el vídeo en el momento en el que Griffin está en lo alto de su vuelo. Da igual donde lo detengas exactamente, porque sea cual sea la imagen que se quede congelada probablemente te entre la risa tonta conociendo el resultado final.

3. DeAndre Jordan aniquila a Brandon Knight (2012-13)

Los Clippers de la Lob City tienen una media de +9,1 puntos por cada 100 posesiones con DeAndre Jordan y Blake Griffin en cancha. Pero nadie se acuerda de ellos por el +/- por cada 100 posesiones tanto como por este tipo de jugadas. Cuando el balón volaba cerca del aro rival solían pasar cosas espectaculares, y esta seguramente se lleve la palma: el mate desde su casa, la forma de caer de Brandon Knight como un peso muerto, los pasos de Jordan por encima del rival tumbado en el suelo, la cara que pone al regresar a la pista que ya es un clásico de la liga y los memes. Y por si todo esto fuese poco, también anota el tiro libre adicional en una temporada en la que promedió un 36,8%. La guinda del vacile

2. Stephen Curry marea a los Clippers (casi) al completo (2014-15)

Esta jugada podría haber sido peor. Stephen Curry podría haber mareado a los cinco jugadores de campo, pero se conformó con hacerlo sólo con cuatro de ellos (JJ Redick, que estaba cubriendo a su par en una esquina, fue el afortunado que no sale en la foto). Matt Barnes, Chris Paul, DeAndre Jordan y Spencer Hawes no corrieron la misma suerte. En lo que duran dos o tres segundos y en un espacio muy, pero que muy reducido, Curry se pone a botar el balón entre todos ellos haciéndoles parecer niños pequeños, primero dirección a la canasta para volver sobre sus pasos y salir otra vez a la línea de tres. Y acaba tirando un triple a la media vuelta que sería un tiro horriblemente seleccionado para cualquier otro jugador de la historia del baloncesto. Lo mete, claro. Jeff Van Gundy, que estaba comentando el partido para la ESPN, aseguró que era el mejor movimiento que había visto en su vida. Puede que no le falte razón, porque lo que hizo Curry con los Clippers aún no tiene explicación.

1. Damian Lillard le dice adiós a Russell Westbrook (2018-19)

"Cada vez que juegue contra Russell Westbrook voy a respoderle. No me intimida, no me importa lo que diga de mí. Él empezó con esto y yo le voy a contestar cada vez", contaba Damian Lillard en una entrevista con The Athletic. En las eliminatorias del año pasado sus acciones hablaron más alto que sus palabras. Después de estar sufriendo trash talking durante toda la eliminatoria de primera ronda, Lillard se planta ante Paul George a una distancia de 11 metros de la canasta y justo cuando se consumían los últimos segundos del quinto partido se levanta para clavar un triple descomunal y mandar a los Oklahoma City Thunder a casa. Pero lo que de verdad eleva esta jugada hasta el primer puesto de la lista es el gesto que Lillard le hace a Westbrook justo después de eliminarle: con la mano diciéndole adiós mientras mantiene un rictus inmutable, como si cargarse a los Thunder con un triple sobre la bocina fuese pan comido. La misma cara que mantiene mientras se le han tirado todos su compañeros encima segundos después y que se hizo mundialmente famosa.

El enésimo recital de Harden: disfruten del tremendo ‘show’ de triples que se inventó

4 enero, 2020 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Houston Rockets, James Harden, NBA, Sixers · Comentarios desactivados en El enésimo recital de Harden: disfruten del tremendo ‘show’ de triples que se inventó 
Con un nuevo triple-doble (44 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias), Harden volvió a ser la figura del partido en la victoria de los Rockets ante los Sixers.

No se repetirá el Rockets-Spurs del mate fantasma: «Tuvieron tiempo de enmendar el error»

9 diciembre, 2019 · Archivado en Adam Silver, Arbitraje deportivo, Árbitros, Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Gente, Houston Rockets, James Harden, NBA, San Antonio Spurs, Sociedad · Comentarios desactivados en No se repetirá el Rockets-Spurs del mate fantasma: «Tuvieron tiempo de enmendar el error» 

Era de esperar que el último embrollo en el que se ven relacionados los Rockets no se alargase mucho, y finalmente así ha sido. La NBA ha presentado un comunicado este mismo lunes en que deniega la protesta oficial que la franquicia texana planteó a raíz de un error arbitral. Todo ocurrió el pasado 3 de diciembre, día en el que el Rockets se enfrentaron a los Spurs en San Antonio. Ese duelo se solventó con victoria local (135-133) tras dos prórrogas agónicas... y una mate fantasma que, de haber subido al marcador, podría haber ayudado a que el desenlace del partido fuera muy diferente.

Faltaban poco menos de 8 minutos para el final cuando Harden, tras una transición en solitario, machacó el aro. A simple vista, parecía que la pelota no entró pero en las repeticiones se aprecia como la red del aro envuelve la pelota una vez dentro y termina arrojándola al aire de nuevo. Los Rockets, que ganaban con comodidad antes de ese momento (89-102), protestaron la jugada e incluso Mike D'Antoni pidió la revisión pero los árbitros del duelo objetaron que su petición se había producido 30 segundos después de la jugada. El tiempo reglamentario que da la NBA en estos casos. Finalmente los Rockets, que terminaron perdiendo el choque, solicitaron la repetición del mismo desde el instante del error: 7 minutos y 50 minutos.

Solo se habían dado tres precedentes en la historia de la NBA para repetir un encuentro, pero finalmente la propio organización denegó la petición. En el comunicado, el comisionado de la NBA Adam Silver destaca que el equipo podía sobreponerse a ese error puntual: "Los Rockets contaban con tiempo suficiente para enmendar el error durante el resto del cuarto y las dos prórrogas posteriores".

No obstante, en la otra cara de la moneda está el conjunto arbitral, al que la NBA ha abierto un expediente disciplinario por aplicar mal la regla de la revisión del entrenador. Precisamente los Rockets no solo se quejaban del error arbitral, sino que añadieron en su protesta inicial que la petición de D'Antoni para revisar la canasta se desestimó. Con respecto a esta regla, la organización matiza que el tiempo de solicitud de revisión solo tiene validez cuando se producen un tiempo muerto obligatorio o solicitado por el rival. En este caso, fueron los Rockets quienes pidieron parar el partido, por lo que la petición de revisión tendría que haber sido concedida.

Doncic da un curso de cómo desesperar a dos superestrellas rivales en el mismo minuto

25 noviembre, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Dallas Mavericks, Deportes, Equipos, Houston Rockets, James Harden, Luka Doncic, NBA, Russell Westbrook · Comentarios desactivados en Doncic da un curso de cómo desesperar a dos superestrellas rivales en el mismo minuto 
Russel Westbrook y James Harden acabaron desquiciados ante la exhibición que el jugador esloveno se marcó en Houston. En el tramo final no podían frenarle.

Los Rockets le hacen otro guiño a Llull: le comparan con Harden

20 noviembre, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Equipos, Euroliga, Houston Rockets, James Harden, Sergio Llull · Comentarios desactivados en Los Rockets le hacen otro guiño a Llull: le comparan con Harden 

El mánager general de los Rockets, Daryl Morey, estuvo presente en el partido de la Euroliga entre el Real Madrid y el Khimki. Allí pudo volver a coincidir con Sergio Llull, el jugador al que ha intentado fichar por activa y por pasiva, convencer de que deje España y emprenda una aventura en la NBA, desde que Houston consiguió los derechos del menorquín tras la elección que hizo Denver en 2009. 

Durante el partido no estuvo tan fino (6 puntos y 6 asistencias) como su equipo, que anotó 104 tantos, pero en poco tiempo y con un sólo detalle a Morey le dio para compararle con la gran estrella de su equipo, James Harden

Desde 2015, cuando decidió renovar su contrato a largo plazo con el Real Madrid, todos los veranos y algún invierno resurge la misma idea: ¿probará suerte Llull en la NBA algún día? Es el estandarte del Real Madrid de Laso, la generación más exitosa en la sección del club blanco durante, al menos, los últimos treinta años. Los Rockets continuarán presionando, con Morey en modo obsesivo, para intentarlo de nuevo.

Página Siguiente »