Un Ramadán enclaustrado

Este año nada es igual. El Ramadán, mes de ayuno y oración para los musulmanes, está marcado por el coronavirus. Aunque confiesa Yacine Qasmi (Pontoise, Francia, 29 años), delantero del Rayo, que el confinamiento ayuda: "Nos viene mejor porque no hay que competir haciéndolo. Tampoco cambiaría mucho la rutina de tener que ir a entrenar". Al no poder comer ni beber desde que sale el sol hasta el ocaso, los horarios se transforman. "Tengo el sueño ligero. A las 09:15 estoy en pie. Hago bici en ayunas y se trabaja mejor. La hora más complicada es de 13:00 a 14:00. Se nota el hambre, por eso lo cambio por una siesta, para no pensar. Cuando me levanto hago otra vez bici y gimnasio, después una ducha, hablar con la familia…", explica el atacante, que vive solo en Madrid.

La noche concentra todo aquello que el día le negó. "A las 21:00 empiezo por un primer plato, algo ligero. Hace años me inflaba, comía en tres minutos y me bebía un vaso de agua entero. Aprendí. A las 23:00, tomo un segundo, pero la comida fuerte viene a las 02:00 o 03:00. Me levanto y cocino pasta, arroz…", esgrime con la naturalidad de quien hace el Ramadán desde los 14 años. Yacine tiene claro el peor escenario posible: "¡La pretemporada! Lo pasas fatal, con tres entrenamientos al día y sin beber. Nos levantábamos a las siete a correr en ayunas y eso bien, pero cuanto más largo es el día, peor. En invierno ya se puede comer a las 17:00".

Además, vivirlo en un vestuario tiene sus particularidades. "Unos me dicen: 'No sé cómo lo haces'. Otros bromean y vienen a beber delante de mí. No me molesta: gano puntos delante de Dios". Cuando le pilló en el Elche, también Karim Azamoum lo hacía. Eso sí, con matices: "El día de partido y el anterior lo interrumpía. Al ser futbolista, puedes no hacerlo en el momento. Tienes un año para recuperarlo".

El Ramadán, que terminará el 23 de mayo, conlleva un fuerte impacto físico y mental. Igual que el confinamiento. "Te prohíben salir, lo puedes aguantar, pero tu mente te lo pide continuamente. Pasa igual con la comida. A veces no tienes hambre y quieres comer", razona. La pandemia ha dejado imágenes impactantes, como La Meca vacía. "No debemos juzgar a nadie por su trabajo. Ahora mismo el único que puede rezar allí es quien la limpia. No todo es material. Por eso, hacemos el Ramadán, para ponernos en la piel de quienes no poseen techo o comida", reflexiona.

Para Yacine, la religión es un pilar en su vida ("Lo es todo y el Corán nos da consejos para mejorar") y el otro, su familia. Sus padres, sus dos hermanas y su hermano menor viven en París y la tecnología los une estos días especiales y extraños a la vez. "Es duro estar fuera de tu país. Soy muy familiar y me cuesta, aunque desde que enseñé a mi madre la videollamada grupal de WhatsApp todas las noches hacemos una", ríe, con cierta amargura. Esta vez pasará el Ramadán y el Eid al-Fitr (la fiesta de la ruptura del ayuno) solo. "Es triste. No puedes salir a la mezquita ni juntarte con la familia. Es una prueba de Dios. Lo primero es la salud", concluye.

Sus padres dejaron Marruecos en busca de un futuro mejor y Yacine no olvida sus raíces. Vuelve cada año para ayudar a sus vecinos. "Recojo botas y ropa en el vestuario y se las llevo a los niños. Mi casa tiene las puertas abiertas y ha venido gente a comer o ducharse", relata, conmovido también por el gesto solidario de la afición rayista: "Es la primera vez que veo algo así y estoy orgulloso. Participé. Somos unos privilegiados. Hay gente trabajando en Marruecos 50.000 horas más y cobrando 50.000 veces menos", suspira, mientras piensa de nuevo en su familia y en un Ramadán que jamás imaginó.

Supercopa a orillas del Mar Rojo

Mourinho definió la Supercopa como el mejor trofeo de verano y el menos importante de la temporada oficial. Tratando de romper con aquello, Rubiales ha urdido este modelo que ahora afrontamos. Ha chocado con reacciones contrarias por ser como es el país donde se juega y que lo paga, Arabia Saudí. Reacciones muy razonables, pero que sólo se han producido cuando ha ido el fútbol. En ese país tenemos embajada, les vendemos armas, Don Juan Carlos siempre blasonó de sus amistades allí, Felipe VI lo visitó no hace tanto, un consorcio español hizo el AVE a la Meca, allí se corre el Dakar, con Alonso y Sainz, que sí da TVE...

Pero sólo han saltado las alarmas cuando allí ha ido el fútbol, que a su vez podría tener motivo interno de queja: Arabia piratea el gran fútbol internacional. No paga ni por la Premier, ni por LaLiga, ni por la Champions ni por otra serie de competiciones de rango. El lucro cesante de ese pirateo se puede calcular en 55 millones, lo que supone remango suficiente para pagar esta Supercopa, para beneficio de los cuatro participantes, la Federación y la cuerda de aprovechateguis adyacentes que siempre hay en estas operaciones. Si, por lo menos, como dice Rubiales y yo espero, esto sirve para abrir el país a buenas influencias, bienvenido sea.

Dejado todo eso aparte, lo que queda es algo que mejora la vieja Supercopa, aquel estorbo en el apretado agosto de los clubes. En Yeda, puerto del Mar Rojo de viejo tránsito a la Meca, va a estar lo mejor de nuestro fútbol, en coruscante retorno catódico tras la pausa navideña. Y digo catódico porque lo vamos a seguir por televisión, salvo algunos poquísimos irreductibles. Las entradas estaban medio financiadas por los clubes, pero el viaje es caro y, aunque esté mal decirlo, eso de que allí no se despache cerveza también corta. Pero, unas cosas con otras, estamos ante unos buenos partidos. Y que sirvan, como predica Rubiales, para bien.

Liverpool es una ciudad más segura tras la llegada de Salah

4 junio, 2019 · Archivado en Competiciones, Delitos, Delitos odio, Deportes, Discriminación, Equipos, Futbol, Grupos sociales, Islam, Islamofobia, Justicia, Ligas fútbol, Liverpool FC, Mohamed Salah, Musulmanes, Prejuicios, Premier League, Problemas sociales, Racismo, Religión, Sociedad, Xenofobia · Comentarios desactivados en Liverpool es una ciudad más segura tras la llegada de Salah 

La figura de Mo Salah trasciende más allá del terreno de juego. El egipcio, primer goleador de la final que le dio la sexta Champions al Liverpool, es todo un ídolo desde su llegada a Anfield y esto, ha tenido efectos en la vida cotidiana de la ciudad.

"Puede la exposición a las celebrities reducir los prejucios? El efecto de Mohamed Salah en los comportamientos y actitudes islamofóbicas es un estudio que han llevado a cabo Ala' Alrababa'h, William Marble, Salma Mousa y Alexandra Siegel del Immigration Policy Lab sobre el impacto del delantero egipcio en la sociedad de Liverpool respecto a la reducción de la islamofobia. 

Según estos cuatro investigadores, la figura de Salah ayuda a familiarizarse a los aficionados con la comunidad islámica y a eliminar prejuicios. El estudio, llevado a cabo en el condado de Merseyside, ha estudiado hasta 936 informes sobre crímenes de odio, 15 millones de tweets de aficionados de todo Reino Unido y una investigación propia con más de 8000 aficionados del Liverpool.

Llega como conclusión a que los tweets islamófobos de los aficionados del Liverpool ha caído de un 7,2% a un 3,4% respecto a los de otros grandes clubes ingleses y que los crímenes de odio han bajado un 18,9% contra la comunidad musulmana.

"Nuestras investigaciones indican que una exposición positiva de un modelo de este tipo de grupos puede revelar nueva información al público que humaniza al colectivo al que pertenece este modelo" explica el estudio en el que han colaborado la Universidad de Stanford y la Escuela Politécnica Federal de Zurich.

El ejemplo positivo de Salah contrasta con las últimas polémicas racistas en relación con el fútbol inglés como los insultos racistas a Sterling en Stamford Bridge o el caso de Rose, del Tottenham, que se planteó seriamente abandonar el fútbol profesional a causa de sufrir estas constantes vejaciones por ser negro.

Liverpool es una ciudad más segura tras la llegada de Salah

4 junio, 2019 · Archivado en Competiciones, Delitos, Delitos odio, Deportes, Discriminación, Equipos, Futbol, Grupos sociales, Islam, Islamofobia, Justicia, Ligas fútbol, Liverpool FC, Mohamed Salah, Musulmanes, Prejuicios, Premier League, Problemas sociales, Racismo, Religión, Sociedad, Xenofobia · Comentarios desactivados en Liverpool es una ciudad más segura tras la llegada de Salah 

La figura de Mo Salah trasciende más allá del terreno de juego. El egipcio, primer goleador de la final que le dio la sexta Champions al Liverpool, es todo un ídolo desde su llegada a Anfield y esto, ha tenido efectos en la vida cotidiana de la ciudad.

"Puede la exposición a las celebrities reducir los prejucios? El efecto de Mohamed Salah en los comportamientos y actitudes islamofóbicas es un estudio que han llevado a cabo Ala' Alrababa'h, William Marble, Salma Mousa y Alexandra Siegel del Immigration Policy Lab sobre el impacto del delantero egipcio en la sociedad de Liverpool respecto a la reducción de la islamofobia. 

Según estos cuatro investigadores, la figura de Salah ayuda a familiarizarse a los aficionados con la comunidad islámica y a eliminar prejuicios. El estudio, llevado a cabo en el condado de Merseyside, ha estudiado hasta 936 informes sobre crímenes de odio, 15 millones de tweets de aficionados de todo Reino Unido y una investigación propia con más de 8000 aficionados del Liverpool.

Llega como conclusión a que los tweets islamófobos de los aficionados del Liverpool ha caído de un 7,2% a un 3,4% respecto a los de otros grandes clubes ingleses y que los crímenes de odio han bajado un 18,9% contra la comunidad musulmana.

"Nuestras investigaciones indican que una exposición positiva de un modelo de este tipo de grupos puede revelar nueva información al público que humaniza al colectivo al que pertenece este modelo" explica el estudio en el que han colaborado la Universidad de Stanford y la Escuela Politécnica Federal de Zurich.

El ejemplo positivo de Salah contrasta con las últimas polémicas racistas en relación con el fútbol inglés como los insultos racistas a Sterling en Stamford Bridge o el caso de Rose, del Tottenham, que se planteó seriamente abandonar el fútbol profesional a causa de sufrir estas constantes vejaciones por ser negro.

Liverpool es una ciudad más segura tras la llegada de Salah

4 junio, 2019 · Archivado en Competiciones, Delitos, Delitos odio, Deportes, Discriminación, Equipos, Futbol, Grupos sociales, Islam, Islamofobia, Justicia, Ligas fútbol, Liverpool FC, Mohamed Salah, Musulmanes, Prejuicios, Premier League, Problemas sociales, Racismo, Religión, Sociedad · Comentarios desactivados en Liverpool es una ciudad más segura tras la llegada de Salah 

La figura de Mo Salah trasciende más allá del terreno de juego. El egipcio, primer goleador de la final que le dio la sexta Champions al Liverpool, es todo un ídolo desde su llegada a Anfield y esto, ha tenido efectos en la vida cotidiana de la ciudad.

"Puede la exposición a las celebrities reducir los prejucios? El efecto de Mohamed Salah en los comportamientos y actitudes islamofóbicas es un estudio que han llevado a cabo Ala' Alrababa'h, William Marble, Salma Mousa y Alexandra Siegel del Immigration Policy Lab sobre el impacto del delantero egipcio en la sociedad de Liverpool respecto a la reducción de la islamofobia. 

Según estos cuatro investigadores, la figura de Salah ayuda a familiarizarse a los aficionados con la comunidad islámica y a eliminar prejuicios. El estudio, llevado a cabo en el condado de Merseyside, ha estudiado hasta 936 informes sobre crímenes de odio, 15 millones de tweets de aficionados de todo Reino Unido y una investigación propia con más de 8000 aficionados del Liverpool.

Llega como conclusión a que los tweets islamófobos de los aficionados del Liverpool ha caído de un 7,2% a un 3,4% respecto a los de otros grandes clubes ingleses y que los crímenes de odio han bajado un 18,9% contra la comunidad musulmana.

"Nuestras investigaciones indican que una exposición positiva de un modelo de este tipo de grupos puede revelar nueva información al público que humaniza al colectivo al que pertenece este modelo" explica el estudio en el que han colaborado la Universidad de Stanford y la Escuela Politécnica Federal de Zurich.

El ejemplo positivo de Salah contrasta con las últimas polémicas racistas en relación con el fútbol inglés como los insultos racistas a Sterling en Stamford Bridge o el caso de Rose, del Tottenham, que se planteó seriamente abandonar el fútbol profesional a causa de sufrir estas constantes vejaciones por ser negro.

Página Siguiente »