Muniain: «El club no nos ha trasladado ninguna propuesta»

1 abril, 2020 · Archivado en Aitor Elizegi, Athletic, Bizkaia, Deportes, Equipos, España, Futbol, Iker Muniain, Lezama, País Vasco · Comentarios desactivados en Muniain: «El club no nos ha trasladado ninguna propuesta» 

Iker Muniain, uno de los capitanes y piezas básicas del Athletic, señala que el Athletic no les ha deslizado ninguna propuesta para rebajar sus sueldos en relación con amortiguar la crisis económica derivada del azote del coronavirus. De momento, el club solo ha contemplado varios escenarios posibles si este confinamiento se prolonga, con la medida del ERTE ya implantada en varios clubes de la elite y muchos de Segunda B: "El club en ningún momento nos ha trasladado ninguna propuesta de ningún tipo. Los capitanes mantenemos una comunicación constante, fluida, diaria y muy positiva con el club", lanza el extremo de La Txantrea.

No obstante, Muniain no se esconde y como altavoz de la plantilla tiende la mano al club de Ibaigane: "Si el Athletic lo necesita, estaríamos dispuestos a ayudar. Nos sentaríamos a hablar, haríamos una valoración de lo sucedido y veríamos cuál es la mejor medida para ayudar. Ahora mismo, es una situación que no es real, es una hipótesis", deslizó en Radio Euskadi. Muniain explica el punto en el que se encuentran los acontecimientos: "La postura que adopta el club y los jugadores es la de esperar a ver cómo evoluciona todo y conocer el impacto de esta situación", con un desenlace que "si al final de todo esto, el Athletic lo necesita, la plantilla está dispuesta a ayudar", reitera.

De hecho, la primera plantilla ha arrimado el hombro con Osakidetza, el servicio vasco de salud: "Sabemos que es un momento muy complicado, por eso desde el club y el vestuario hemos querido ayudar. Nuestra intención ha sido hacerlo con la máxima discreción, lo importante son los enfermos y quienes están al pie del cañón", desliza Muniain. En el plano deportivo, con los jugadores tratando de mantener la forma en sus respectivos domicilios con planes individualizados: "Hay varias fechas para la final de Copa. Como en el caso de LaLiga, está en el aire. De poder jugarla, todos saldríamos favorecidos de hacerla a puerta abierta, con público, pero con total seguridad para la salud", lanza. El extremo navarro confía en que todo se enderezca: "Todos queremos que se reanude LaLiga. Eso significará que todo evoluciona favorablemente, pero eso no es lo primordiales lo que está pasando".

Muniain: «Capa ha hablado con Cazorla y está solucionado»

3 marzo, 2020 · Archivado en Ander Capa, Athletic, Deportes, Equipos, Futbol, Granada CF, Iker Muniain, Villarreal CF · Comentarios desactivados en Muniain: «Capa ha hablado con Cazorla y está solucionado» 

Iker Muniain sale al paso a las palabras de Iñaki Williams sobre los dichosos insultos racistas y sus posibles consecuencias: "Está hablado internamente y no queremos darle más vueltas. Los insultos racistas no son del agrado de nadie. Fueron de una minoría y luego nos quedamos con el trato de la afición de Tenerife. Esperemos que nunca más suceda", despejó el capitán rojiblanco, que sobre otro tema espinoso, las quejas de Cazorla sobre la fea entrada de Ander Capa que se quedó en cartulina amarilla en el pasado envite en San Mamés ante el Villarreal, sostiene que: "Ander (Capa) ha hablado con Santi (Cazorla) y está solucionado por las dos partes". También hubo otra tarascada del propio Cazorla al tobillo de Berchiche.

Sobre el partido del jueves en Los Cármenes, Muniain lanza que afrontan "el partido como si fuera una final, con el carácter que el Athletic siempre ha demostrado a lo largo de su historia" en un envite donde primará el juego de choque y las segundas jugadas, de competir y dejarse la piel: "Este equipo ha demostrado siempre que tiene carácter. Son los partidos que todo futbolista quiere jugar. Uno es futbolista para jugar este tipo de partidos definitorios, que se afrontan como una final", detalla el extremo navarro.

Una oportunidad singular en la que habrá que percutir buscando el gol en Granada para sellar el pasaporte: "Podemos hacerles daño. En San Mamés generamos muchas ocasiones ante el Granada y pudimos haber marcado algún gol más, pero los partidos son diferentes y hay que estar dispuesto para todo".

¡Cómo suena San Mamés en la Copa!

Un Athletic-Granada de LaLiga jugado en San Mamés por estas fechas hubiera pasado como un partido más. Pero la Copa es otra cosa, y más a estas alturas, cuando estamos en semifinales y no hay moros (Barça, Madrid, Atlético...) en la costa y el título está tan abierto. Así que vimos un partido dramático, disputado con máxima concentración y ardor del primero al último minuto, y embellecido por el telón de fondo de San Mamés. ¡Qué bien suena San Mamés en la Copa, o qué bien suena la Copa en San Mamés, si lo prefieren! El partido terminó con un resultado muy ajustado, 1-0, que deja muy vivo el partido de vuelta.

Antes de seguir, hay que hacer constar cómo sigue mejorando Williams, antes un velocista con poca claridad al final de la jugada. Ahora ya la tiene y ayer, en combinación con Muniain, fue una pesadilla para el Granada, que se defendió con sacrificio y orden en las ayudas, en especial en la segunda parte. También los laterales, Capa y Yuri, crearon constante peligro. El Athletic fue superior y rozó el 2-0. De hecho lo marcó, pero se lo anuló el VAR por fuera de juego posicional. El Granada tuvo un par de ocasiones muy al final, pero ahí estuvo Unai Simón, para el que, tal y como están Kepa y De Gea, quizá se abran las puertas de la Selección.

Para el desenlace faltan tres semanas, porque las dos próximas volverá a emerger la Champions. Hoy tenemos en San Sebastián la otra semifinal, con la Real frente a ese Mirandés que periódicamente se da a ver en esta competición en la que ha alcanzado sus mayores glorias. Esta vez lleva eliminados tres ‘primeras’, Celta, Sevilla y Villarreal. La presente es su segunda semifinal. La otra fue contra un Athletic en el que por entonces jugaba Iraola, hoy entrenador de los mirandeses. A la Real el partido le pilla en estado de felicidad, tras ganar sucesivamente al Madrid en Copa y al Athletic en LaLiga. Esta noche augura nuevas emociones.

La sociedad Muniain-Williams

12 febrero, 2020 · Archivado en Athletic, Competiciones, Copa Rey Fútbol, Deportes, Equipos, Futbol, Granada CF, Iker Muniain, Iñaki Williams, Opinión · Comentarios desactivados en La sociedad Muniain-Williams 

Iñaki Williams busca siempre un asistente, un socio, un amigo con el que entenderse para explotar sus portentosas facultades. Con Muniain siempre se ha entendido, dentro y fuera del campo. El carácter socarrón de ambos les liga más allá del límite del vestuario. En el derbi del Reale Arena, en un partido espeso de los leones, su conexión permitió un gol del delantero y alimentar la posibilidad de arrancar un empate. Ante el Granada este miércoles se invirtieron los papeles, fue Williams quien de una endiablada galopada por la banda izquierda, mostró templanza para asistir al de La Txantrea y marcar en velocidad acompañando la jugada de su brother.

Entre ellos hay lazos que se prolongan con miradas en el campo en el que se entienden a la perfección. En la segunda mitad, Williams casi anotaba un segundo gol tras prolongación de su socio. Williams se gustaba, rompía la zaga del Granada y remataba con sentido. El relato parecía ya escrito en el cielo bilbaíno. Merecieron ambos más premio que un escueto 1-0 ante un rival rácano y agazapado para la vuelta en Granada, pero o bien la falta de puntería o los fuera de juego impidieron una renta superior.

El Athletic indulta al Granada

12 febrero, 2020 · Archivado en Athletic, Competiciones, Copa Rey Fútbol, Deportes, Equipos, Futbol, Granada CF, Iker Muniain · Comentarios desactivados en El Athletic indulta al Granada 

Todos sabían que a la final de La Cartuja se va, en el partido de vuelta, por Granada, que además está cerca y se llega dando un paseo, pero el primer peaje se pagaba en Bilbao. Esta Copa más democrática de los últimos años es la más deseada. Y todos sueñan con Sevilla en una bella noche de abril. A ello se pusieron Athletic y Granada en el primer capítulo de las semifinales. Los leones jugaron como el viejo rey del torneo, ese descabalgado del trono por el irreverente Barça. En su estadio, con los honores de su centenaria historia. Su fútbol era para dejarle a un dedo de la final, pero le faltó definición y el Granada, un superviviente agarrado a un palillo en medio de un maremoto, salió con pulso y espera devolver el zarpazo con el ‘efecto Nuevo Los Cármenes’.

El Granada dio su primer aviso y desapareció de la escena en todo el primer tiempo. Fue a través de un Víctor Díaz profundo, que centró a Soldado. Ahí andaba con la caña preparada el viejo lobo, pero el balón se marchó fuera por poco. Esa fue su última noticia. Pocos podían adivinar que el centro del campo rojiblanco, escasamente dotado para crear, pudiera conectar con Muniain entre líneas y se fuera devorando posteriormente a un Granada que no amaneció reservón, pero que se fue ocultando como una tortuga se mete en el caparazón por el miedo ante un fogonazo.

En efecto, el rumbo cambió al cuarto de hora, con una estampida salvaje a partir de los relámpagos de Williams, un jugador en estado de gracia. Es tan contagioso su entusiasmo que se sumó a la fiesta Vesga con un sartenazo desde fuera del área que detuvo Rui Silva camino de la escuadra. El Athletic recuperaba rápido, se echaba al monte y metía en la cueva a los nazaríes. No había tregua, los leones marcaban sus intenciones claramente. Con Muniain como violinista, en el acoso y derribo se pudo escuchar con trompetas estridentes a un grupo de boinas verdes al asalto del rancho de Rui Silva. Era un Athletic en galerna, como si se tratara de los cinco últimos minutos. No había ni migas del frente ofensivo andaluz, siquiera un par de intentos de frenar el vendaval con pérdidas de tiempo. Como un saque rápido en plan pícaro de Rui Silva, tras lesión de Puertas, y que jugó tras robo Williams, poco antes de que media plantilla de Diego Martínez se le echara encima por no tirarla fuera.

El técnico del Granada se consumía viendo a su equipo tan encogido en quince metros de su campo. Optó por romper el concierto rojiblanco, semejante vasallaje, con un cambio táctico. Puso tres centrales, Domingos Duarte, Guzmán y Víctor Diaz, y los carriles largos con Puertas y Neva, a ver si mimetizándose con el enemigo conseguía neutralizarlo. O tal vez tan sólo se trataba de defender por amontonamiento. El caso es que Muniain seguía a lo suyo, a dañar con su juego entre dos aguas, ahora por la medular ahora por el balcón del área. No había forma de encorsetarlo. Y el equipo, venga a tirar diagonales, tacones, triangulaciones… Sobredosis de fe.

Cualquier desconexión podía ser un detalle que decidiera parte de esta primera entrega hacia la final. En un momento de parpadeo por un fuera de juego visitante, Dani García, el más listo de la clase, lanzó un pase largo a Williams, que la bajó con el hombro (así lo determinó el VAR posteriormente), desplegó su exuberancia atlética y pilló en paños menores a la zaga granadina. Dejó el pase al medio para que Muniain metiera su primer gol de la Copa. Los mejores socios. No había pisadas de Yangel y Gonalons. Y estaba tan presente en el juego Soldado como su amigo Aduriz, que descansaba en el banquillo. Es decir, figuraba pero no estaba.

Vallejo salió tras el descanso para consolidar la defensa con tres centrales. Calcó el Granada la salida de las nueve de la noche a las diez. La misma facha con una hora de diferencia. Ya no era tan ajeno a la pelota en marcha. Pero las sensaciones volvieron en breve a ser bilbaínas. Así, en una falta, el Athletic marcó el segundo: fue el central Yeray, tras bajar la bola con el pecho cual Aduriz, y rematar a la escuadra, pero el colegiado lo anuló por fuera de juego claro de cinco futbolistas.

Diego Martínez veía muchos problemas para tapar las orillas de Yuri, Capa y Williams. Este seguía con sus carreras. Hay cohetes en Cabo Cañaveral con menos potencia. Capa adquirió protagonismo después. Primero con un tirazo que encontró el paradón de Rui Silva y después con un gol tras golpeo mordido que se coló en la meta. Pero el árbitro lo revisó en la pantalla a ras de campo y como Williams andaba por medio entorpeciendo la línea de visión del meta, aunque sin participar, lo anuló. Protestas e indignación local.

Era un nuevo tsunami. La impotencia vestía de blanco. Por eso Soldado se comportó como un juvenil y dio un patadón a Íñigo Martínez que le borra para la vuelta por acumulación de amonestaciones. Lo mismo le había pasado a Dani García en la primera parte. Vallejo era un caramelito cuando le llevaba a la banda Williams, que dislocó la cadera del zaragozano.

Salió Aduriz para añadir más leyenda al partido, aunque lo primero que hizo fue un salto con tarjeta por sacar algo el brazo. Las ocasiones eran un insulto: 10-1. Pero en un minuto, el Granada, que acabó dejando desenganchados de la defensa a dos hombres, tuvo dos. Sirvió para sumar a Simón a una noche mágica, sí, pero improductiva. Los leones indultaron a un grupo atrincherado.

Página Siguiente »