Cómo afectará el Brexit a la F1

El Reino Unido abandonará la Unión Europea, tal como votaron sus ciudadanos en referéndum, aunque las condiciones de su salida siguen debatiéndose en el parlamento británico y negociándose a través de la primera ministra, Theresa May, con el Consejo Europeo. Inicialmente esa desconexión debió producirse el 29 de marzo, aunque se solicitó una prórroga hasta el 12 de abril que aún podría ampliarse para evitar una salida sin acuerdo. Porque este hecho tendría enormes consecuencias para la ciudadanía que también afectan al deporte, y en cuanto al automovilismo, particularmente a la Fórmula 1: siete de las diez escuderías tienen su sede operativa en Gran Bretaña, y además se nutren de la industria local para la fabricación de los 20.000 componentes que conforman un monoplaza.

Y un cambio en la política de fronteras o los aranceles y aduanas puede afectar muy negativamente a la competitividad de lo que Toto Wolff, director de competición de Mercedes, describe como "el Silicon Valley de la Fórmula 1". Se refiere al núcleo de fábricas de los equipos: Brackley y Brixworth (la escudería Mercedes y sus unidades de potencia), Enstone (Renault), Woking (McLaren), Milton Keynes (Red Bull), Silverstone (Racing Point), Oxford (Williams) y Banbury (Haas). Y más: Honda fabrica sus motores en Sakura pero tiene un centro de operaciones en Milton Keynes para surtir también a Toro Rosso. Y Pirelli, que diseña sus neumáticos en Milán y los fabrica en Turquía o Rumanía, también opera en la ciudad de Slough. Se cifra en 6.500 los empleos directos del ‘Gran Circo’, de los cuales unos 4.200 están en Reino Unido, según ‘Racefans’.

En los fabricantes no ocultan la preocupación, y también el desconsuelo. Toto Wolff: "Es trágico cómo se ha convertido en un gran entretenimiento cada vez que leo 'BBC.com', ya no sabes si es obra de Monty Python. Me meteré en líos si hablo de política, pero nosotros tenemos 26 nacionalidades en nuestra escudería, la mayoría europeos, y es un asunto preocupante. Vivimos enviando material con efecto inmediato y enviando a la gente fuera, si este proceso se viera interrumpido tendríamos un problema. Aunque no creo que eso pueda pasar, la industria del automóvil se vería fuertemente afectada si no se alcanza un acuerdo. El sentido común debe prevalecer".

Christian Horner, británico y jefe de Red Bull, ve "vergonzoso" el proceso de votaciones en el parlamento, "hay una casi cada día y nadie está muy seguro de para qué". "No sabemos si lo estamos retrasando, si nos quedamos o dónde vamos, y sería muy útil que alguien me explicara qué significa el Brexit en realidad, porque hay mucha confusión. Como negocio, esperaremos a ver cómo y cuándo sucede mientras establecemos todos los posibles escenarios para proteger las operaciones", opina. Y desde Liberty, Chase Carey no oculta que tendrán "problemas logísticos".

En los próximos meses, en función del acuerdo que alcance Reino Unido con la Unión Europea, si es que eso se produce, habrá que comprobar las estrategias de los equipos y la industria para mantener su posición, lo que podría conllevar traslados a fábricas europeas. En ese sentido, Sauber y Ferrari siguen la situación con cierta tranquilidad desde Suiza y Maranello, respectivamente, aunque Toro Rosso, con sede en Faenza, depende directamente de Milton Keynes en cuanto a motor y muchos de sus componentes. La preocupación en el paddock existe. “Puede ser la madre de todos los desastres”, ha llegado a afirmar Toto Wolff.

Auschwitz pide a los turistas que controlen los selfies y las fotos frívolas

23 marzo, 2019 · Archivado en Conflictos, Conflictos armados, Guerra, historia, Historia contemporánea, Holocausto judío, Ideologías, Nazismo, Política, Segunda Guerra Mundial, Ultraderecha · Comentarios desactivados en Auschwitz pide a los turistas que controlen los selfies y las fotos frívolas 

¿Te harías un selfie poniendo morritos en el lugar donde murieron más de un millón de personas? La respuesta lógica parece decirnos que no, pero parece que no está tan claro.

El museo y centro de interpretación de lo que fuera el campo de concentración de Auschwitz ha tenido que dar un toque a sus visitantes en redes sociales después de que sea una costumbre ver fotos idílicas y frívolas al lado de algunos de los lugares del campo.

Auschwitz, en Polonia, fue uno de los mayores campos de concentración de judíos y prisioneros por parte de los nazis durante el Holocausto. Se calcula que solo en su recinto murieron más de un millón de personas, y sus visitas actualmente tienen más de recuerdo de lo que pasó para que no vuelva a suceder que de museo o centro cultural.

"Cuando vienes a Auschwitz debes recordar que es el sitio donde murió más de un millón de personas. Existen otros lugares donde poder hacerte fotos practicando el equilibrio sobre una vía de tren, sobre todo porque ese tren simboliza el camino que recorrieron cientos de miles hacia su muerte", ha puesto el museo en Twitter.

No es la primera vez que la actitud de los turistas ante monumentos o recuerdos del Holocausto causa controversia. También lo fue en el memorial de Berlín, donde son habituales los selfies. En 2016, el artista israelí Shahak Shapira creó Yolocaust, una intervención donde se cambiaban algunas de estas fotos por un fondo donde se veían las personas que murieron en él.

"El comportamiento de algunas personas en el Monumento es realmente irrespetuoso. Pero las víctimas están muertas, así que probablemente estén ocupadas haciendo cosas de personas muertas en lugar de preocuparse por eso", explicaba el artista en la web, donde también dice: "Es decisión tuya saber cómo debes comportarte en un sitio que conmemora la muerte de seis millones de personas”.