Thaddeus Young y Bam Adebayo, primeros descartes de Popovich

10 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Gregg Popovich, Mundial Baloncesto, Selección baloncesto EEUU, Selección estadounidense, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Thaddeus Young y Bam Adebayo, primeros descartes de Popovich 

Empiezan los descartes en Estados Unidos. Tras un verano complicado en el que el combinado nacional ha visto como sus primeras espadas renunciaban al Mundial de China, los primeros movimientos dentro de la plantilla están teniendo lugar. Gregg Popovich y el cuerpo técnico de la selección norteamericana han prescindido de Thaddeus Young y Bam Adebayo para la cita mundialista.

Tal y como ha informado Brian Windhorst, ambos baloncestistas han sido descartados tras un amistoso que los estadounidenses han disputado entre ellos mismos. Por otro lado, Derrick White y Margin Bagley han sido promovidos dentro del equipo y continuarán con los entrenamientos la próxima semana.

Por otro lado, el periodista ha informado de que De'Aaron Fox se encuentra con opciones reales de ir al Mundial, mientras que Joel Harris también continuará entrenando con el grupo. Estados Unidos está afinando su puesta a punto de cara al Mundial, y tendrá un amistoso ante España en la noche del viernes al sábado (4:00) de la próxima semana, encuentro que ha generado una gran expectación.

El alley-oop entre Kemba Walker y Donovan Mithcell que asusta a todo el mundo

9 agosto, 2019 · Archivado en América, Baloncesto, Competiciones, Deportes, Donovan Mitchell, Estados Unidos, Gregg Popovich, Kemba Walker, Mundial Baloncesto, NBA, Norteamérica, Selección estadounidense, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en El alley-oop entre Kemba Walker y Donovan Mithcell que asusta a todo el mundo 
Estados Unidos sigue preparando el Mundial bajo las órdenes de Popovich. Los jugadores de la NBA nos dejaron detalles técnicos como este.

Arranca EE.UU: de estos 15 saldrá la lista final del Mundial

5 agosto, 2019 · Archivado en Asia, Asia oriental, Baloncesto, China, Competiciones, Deportes, Gregg Popovich, Kemba Walker, Khris Middleton, Mundial Baloncesto, Selección baloncesto EEUU, Selección estadounidense, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Arranca EE.UU: de estos 15 saldrá la lista final del Mundial 

La selección de Estados Unidos de baloncesto echa a rodar a falta de 26 días para que dé comienzo el Mundial de China. Su 'training camp' arrancará este lunes en Las Vegas (Nevada), y lo hará con una lista preliminar de 15 jugadores de la que, salvo sorpresa o giro inesperado, saldrá el grupo definitivo que competirá en el campeonato. Finalmente, y a pesar de las numerosas bajas, el bloque norteamericano contará con un gran número de jugadores importantes, destacando a sus tres All-Star: Kyle Lowry, Kemba Walker y Khris Middleton. La lista preliminar queda tal que así:

Bases: Kemba Walker y Kyle Lowry.
EscoltasJaylen Brown, Donovan Mitchell y Marcus Smart.
Aleros: Harrison Barnes, Khris Middleton, Jayson Tatum y P.J. Tucker.
Ala-pívotsKyle Kuzma, Thaddeus Young y Bam Adebayo.
Pívots: Brook Lopez, Mason Plumlee, Myles Turner.

Muchas han sido las estrellas, y no tan estrellas, que han rechazado la invitación de Gregg Popovich para formar parte del bloque en esta nueva carrera de Estados Unidos por el oro. Los últimos dar la negativa fueron Andre Drummond, Montrezl Harrell y, poco después, Julius Randle. Este último justificando su ausencia por motivos familiares.

A pesar de ello, el campus de entrenamiento, además de contar con los jugadores de la lista anterior, también lo formarán 14 jugadores jóvenes: Trae Young, D'Aaron Fox, Jalen Brunson, John Collins, Pat Connaughton, Torrey Craig, Jonathan Isaac, Mikal Bridges, Derrick White, Joe Harris, Jaren Jackson Jr, Marvin Bagley III, Mitchell Robinson y Jarrett Allen.

Estos ayudarán al grupo principal en su preparación y, en caso de lesión o ausencia repentina, podrían sustituir a alguno de los componentes del mismo. Además formarán parte del partido de exhibición con el que Estados Unidos abrirá su gira. Se disputará el 9 de agosto en Las Vegas, entre los combinados USA Blue y USA White, compuestos por los 29 jugadores que forman la concentración. Una semana después se medirán a España en el Honda Center de Anaheim.

Jokic acaba con los Spurs en un séptimo partido dramático

28 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Denver Nuggets, Deportes, DeRozan, Eliminatorias, Equipos, Gregg Popovich, Jamal Murray, NBA, Nicola Jokic, Playoffs, San Antonio Spurs · Comentarios desactivados en Jokic acaba con los Spurs en un séptimo partido dramático 

Por segundo año consecutivo, los Spurs caen en primera ronda de los playoffs de la NBA. Las derrotas tempranas demuestran que sus mejores tiempos han pasado, la tozudez en volver que no se han ido del todo. Este equipo siempre coge todo lo que está a su alcance. Nunca cede, siempre hay que doblegarlo. No permite ni un despite, exige el máximo y cae simplemente cuando y porque el rival es superior. Eso, y funcionar siempre en base a las virtudes de sus jugadores, es la clave del estilo Popovich, que en una temporada que perfectamente podría haber sido la primera sin playoffs desde 1997 ha acabado produciendo 48 victorias, nuevos talentos presentados en sociedad por la granja spur (un boceto de futuro) y una derrota al limite en el último minuto del partido decisivo de una eliminatoria jugada contra un rival superior y sin factor cancha.

Este 90-86 aplaude el final de trayecto de los texanos y eleva a unos Nuggets que han dado un tremendo estirón en esta eliminatoria, en la que empezaron enredados en el tejido viscoso de Popovich, del que escaparon con un triunfo milagroso en su pista para no ir a San Antonio 0-2 y con un excelente cuarto partido que les evitó un 1-3 de apariencia ominosa. Los Nuggets eran mejores, sí, pero muchos pensaban que sufrirían para demostrarlo y que tal vez ni fueran capaces de hacerlo. Lo primero fue perfectamente cierto, lo segundo no. Y están en segunda ronda por primera vez desde 2009. Una década después y listos para medirse a unos Blazers mucho más descansados y como mínimo igual de felices. Será la eliminatoria del que saldrá el finalista de Conferencia con menos papeletas de ser campeón de los cuatro que sobrevivan, seguramente, pero apunta desde luego a eliminatoria preciosa. Llena de baloncesto.

Los Spurs vivieron hasta la penúltima posesión de un séptimo partido muy séptimo partido (los dos equipos por debajo del 40% en tiros, 8/43 total en triples) a pesar de que no consiguieron cumplir con la que parecía su mejor baza: sujetar de salida a un rival mucho más inexperto y alimentarse de sus dudas a partir de ahí. Al contrario, jugaron un infame primer cuarto (23-13) en el que Rudy Gay (acabó en 21+8) salvó los muebles con el resto del equipo en un 2/18 en tiros y solo dos puntos del quinteto titular, algo nunca visto en los últimos veinte años de playoffs. Eso dio vuelo a unos Nuggets que parecieron a salvo en el segundo cuarto (47-34 al descanso) y en segunda ronda en el tercero (69-52 a 15 minutos del final). Pero que se vieron 88-86 a 52 segundo del final, con el público aterrado y los profetas de su desastre frotándose las manos. Jamal Murray frenó la sequía con una canasta valiente en carrera y el marcador ya no se movió: Craig taponó a DeRozan y los Spurs se hicieron un lío y no llegaron a hacer falta ni a volver a tirar a canasta. Los Nuggets, con cara de no saber muy bien que estaba pasando pero con un alivio absolutamente sincero, ganaron y se metieron en segunda ronda.

Nikola Jokic acabó con 21 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias. Es el primer pívot desde Wilt Chamberlain con más de un triple-doble en una serie de playoffs y ha promediado en la primera eliminatoria de su carrera 23,1 puntos, 12,1 rebotes y 9,1 asistencias. Jamal Murray ha pasado las de Caín en muchos momentos pero fue el héroe del segundo partido y anotó la canasta decisiva en este séptimo, que cerró con 23 puntos. Su equipo ha ganado los cuatro en los que él ha anotado al menos 20. Y así Jokic y Murray, los líderes de estos Nuggets, se las apañaron para ser determinantes a pesar de un 0/6 en triples (2/20 su equipo) y un 18/45 total. Así son los playoffs y así son, sobre todo, los séptimos partidos: se trata de ganar. El resto lo puso el trabajo de Millsap, Harris y Craig.

Los Spurs regresaron a un partido que tenían perdido y dieron un susto de muerte al público, aunque finalmente no afinaron en las últimas jugadas y cayeron víctimas de sus propias limitaciones. Un esfuerzo titánico para un equipo que fue flojísimo a domicilio en Regular Season y que arañó un triunfo y rondó otros dos en una pista que, altitud mediante, suele ser territorio comanche. Derrick White no tuvo el día (0/7), Forbes apuntó a héroe (19 puntos), Gay jugó como en los viejos tiempos y LaMarcus Aldridge (16 puntos, 16 tiros) y DeRozan (19 y 21) demostraron que son estrellas en versión sí pero no. El escolta, sin esconderse, alternó cal y arena en los últimos ataques tras empezar el partido con ocho fallos seguidos justos después de que, en fin, Kawhi Leonard anotara 45 puntos para los Raptors. Su vida en los playoffs sigue sin ser fácil, y no ayuda a la hora de la verdad que ni él ni LaMarcus sean buenos tiradores de tres, un alivio tremendo para la defensa de unos Nuggets que espantaron fantasmas, dieron un buen estirón y subieron la nota final de la temporada, pase lo que pase ahora con los Blazers. La cosa marcha. Y también lo hace, peor que antaño pero mejor de lo que muchos esperábamos, para los Spurs. Aunque ya estén de vacaciones...

Primer bombazo en el Oeste: los Spurs se imponen en Denver

14 abril, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Denver Nuggets, Deportes, Eliminatorias, Equipos, Gregg Popovich, NBA, Nicola Jokic, Playoffs, San Antonio Spurs · Comentarios desactivados en Primer bombazo en el Oeste: los Spurs se imponen en Denver 

Primera noche de playoffs... y tres victorias a domicilio, tres eliminatorias con el factor cancha reventado y solo un equipo, cómo no los Warriors, tan tranquilo de entre los teóricos favoritos. Nunca en la historia de la NBA los dos séptimos (de Este y Oeste) habían comenzando ganandos a los dos segundos. Más allá del bochorno inicial de los Sixers ante los Nets, esas son dos series que se han puesto tremendamente interesantes. Pero si no parece a priori (a priori) que los fantasmas de los Raptors vayan a llevarles a un costalazo en primera ronda, y si en todo caso la apuesta más fácil sigue siendo el talento en el Sixers-Nets... hay algo especialmente peligroso, carnívoro, en la victoria (96-101) de los Spurs en Denver.

Porque el partido fue, casi paso a paso, lo que habían dibujado los que dudaban de los Nuggets a pesar de su excelente temporada. Falta de oficio, un pecado mortal en su primer partido de playoffs desde 2013 contra unos Spurs que llevan jugándolos desde 1998. Falta de instinto, o de jerarquía, y manos temblorosas cuando quemó el balón. Que quemó mucho. La cosa se pone fea para unos Nuggets que no ganaron en San Antonio en Regular Season (claro que los Spurs tampoco habían ganado en las Rocosas) y que han sido el mejor equipo local de la temporada (34-7). Jugaban, además, contra un rival también temible en su pista (32-9) pero muy débil fuera de ella (16-25). Es decir: para los Nuggets era fundamental mantener el factor cancha ante un enemigo curtido, inteligente, ultra agresivo ante su público y extraordinariamente bien entrenado. Así que sí: los Nuggets tienen un problema. Del que todavía pueden salir, desde luego, pero problema.

Los Spurs sabían, y se notó desde el salto inicial, que tenían que aprovechar cualquier oportunidad para robar ese factor pista. No les valía un partido igualado y una derrota con buenas sensaciones. Se trataba de cambiar la temperatura, poner el veredicto en su cubil de Texas y llenar de sombras la mente de un rival que llegó a playoffs tirando en un 32% de tres en los últimos 15 partidos y se quedó en un 21% después de arrancar en un terrible 1/9. Buenas situaciones de tiro pero demasiados fallos. Por eso Malone puede pensar que el plan de partido era bueno. Y por eso Popovich tiene ya la certeza de que puede llevar a segunda ronda a un equipo que es una de sus obras maestras, y eso es mucho decir para el técnico con más victorias ya totales entre Regular Season y playoffs (1.413 por las 1.412 de Lenny Wilkens). Era imposible no pensarlo viendo a Bryn Forbes (15 puntos) cargar con el peso del equipo o a Derrick White, su último invento, abrasar a los Nuggets con una determinación a prueba de bombas, 16 puntos, 5 asistencias y una defensa impresionante sellada con un robo final a Jamal Murray que dejó sin último ataque a los Nuggets, que llevaban toda la noche con cara de mal jugador de póker: si a los cinco minutos no sabes quién es el primo, es que el primo eres tú.

Entre LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan (ganó y los Raptors perdieron: cosas) sumaron 33 puntos con 36 tiros. Ni Belinelli ni Mills entraron en racha ni Bertans aprovechó los desajustes contra quintetos de su rival con dos interiores puros. No pasa nada excepcional, nada que inclinara las cosas del lado de los Spurs por sorpresa: fue cosa de plan de trabajo, inercia y acierto. Los Nuggets jugaron bien pero fallaron mucho, cada vez más inseguros. Su mal inicio en el tiro les puso por detrás desde el primer cuarto (25-30) y el partido fue ya una tortura constante, siempre a tiro pero nunca por delante. Cada posible punto de inflexión encontraba respuesta de un rival consciente de sus recursos, colectivo y mucho más seguro de sus fuerzas, aunque en total estas puedan ser menos. Quienes pensaban que Jamal Murray difícilmente estaría en nivel de estrella en playoffs, se llenaron de razones (17 puntos pero 8/24 en tiros y 0/6 en triples, ninguna asistencia) aunque el canadiense, eso sí, lo intentó todo, alternando canastas corajudas y errores groseros en los últimos minutos. Quienes pensaban que los rivales podrían minimizar a Jokic se quedaran con sus 10 puntos y sus solo 9 tiros (solo tres tiros libres entre él y Murray) y no con sus 14 rebotes y 14 asistencias, un triple-doble gestado en pases inteligentes contra una presión de los Spurs que intentó que el balón estuviera en sus manos lo menos posible.

Todo lo que sucedió estaba dentro de lo que todo el mundo sabía que podía pasar, también los que menos confiaban en la sorpresa. Ahora a los Nuggets, a los que no les sobra ni un ápice de confianza, les toca pasar una prueba de verdad seria: sortear ante todo el segundo partido, donde otra derrota sería dramática, y cazar después al menos un triunfo en San Antonio, el patio de recreo de ese Popovich de sonrisa afilada, casi sarcástica, que se metió el primer asalto en el bolsillo con el partido jugado de cabo a rabo según sus reglas. Y si eso suena a algo que ya hemos visto muchas veces, muchisimas, es sencillamente porque es así.

Página Siguiente »