El PSG y el difícil arte de procrastinar

3 septiembre, 2019 · Archivado en Alphonse Areola, Ander Herrera, Champions League, FC Barcelona, Gianluigi Buffon, Keylor Navas, Mauro Icardi, Neymar, Paul Pogba, PSG, Rafinha, Real Madrid, Sarabia, Sergio Rico, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en El PSG y el difícil arte de procrastinar 

Procrastinar es una palabra que aprendí no hace mucho, pese a definir algo que he practicado desde siempre. Lo podríamos traducir por dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. Frente a esa inclinación hay un consejo virtuoso: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy... que, claro, tiene su contra viciosa: deja para mañana lo que puedas hacer hoy y así morirás sin haber dado golpe. Entre una cosa y otra está el tino de dejar las cosas para cuando no hay más remedio que hacerlas y afrontarlas con una tensión que excita la lucidez de mente y el arrojo del ánimo, y así obtener resultados brillantes.

Bueno, pues es el caso del PSG. Dejándolo para última hora, se ha quedado con Neymar, que ya no tendrá más remedio que humillar la cerviz, avenirse a razones y vivir como un futbolista si quiere seguir siéndolo. Además ha fichado a Icardi, otro valor para su delantera, y se ha llevado a Keylor Navas, que se va del Madrid, apunten, sin haber perdido una sola solísima eliminatoria de Champions. Le respaldará el exsevillista Rico y al tiempo manda al Madrid a Areola, tan poco fiable que el año pasado compartió portería con el cuadragenario Buffon, al que hace tiempo que deseamos todos una piadosa retirada.

He ahí las ventajas del buen arte de procrastrinar. Otra cosa es ir tirando ‘patás p’alante’ cuando no hay voluntad de hacer las cosas. Han sido los casos del Madrid y el Barça con Neymar y del Madrid con Pogba. Eso es fingir que te vas a presentar al examen, ir de aquí para allá cargado de libros para al final no presentarse. La bomba o las dos bombas de Zidane (¿se querría engañar a sí mismo?) no han llegado ni al suspiro de un bebé. En fin, el Barça pierde a Rafinha, el Madrid a Keylor y el PSG, que ya había fichado a Ander Herrera y Sarabia, apuntala la portería y mejora el ataque. Lo que me pregunto es quién le mira eso del ‘fair play’ financiero.

«A Buffon le gusta la idea de jugar en el Oporto»

12 junio, 2019 · Archivado en Deportes, Deportistas, Equipos, Fichajes, Futbol, Gente, Gianluigi Buffon, Mercado fichajes, Oporto FC, Sociedad · Comentarios desactivados en «A Buffon le gusta la idea de jugar en el Oporto» 

Muy pocos dieron crédito en 2015 a la posibilidad de que Iker Casillas acabara defiendo la meta del Oporto después de marcar una época dorada en el Real Madrid, pero ocurrió. Ahora, cuatro años después, una situación similar se está viviendo con Gianluigi Buffon, mito del fútbol italiano y de la Juventus que en las últimas horas se ha ido acercando al conjunto portugués tras su decisión de no renovar con el PSG.

Lo que comenzó como un simple rumor fue tomando cuerpo en la prensa italiana en la tarde del martes y ha desembocado en unas declaraciones de su representante, Silvano Martina, quien ha admitido abiertamente la posibilidad de que Buffon sea el guardameta del Oporto para la próxima temporada: "No hay nada concreto, no hay contacto directo con ningún representante del club, pero la idea de jugar en el Oporto y en Portugal interesa mucho a Buffon, porque hablamos de un club con una gran historia y que juega la Champions. El Oporto es un gran club; además, se reencontraría con su amigo Sergio Conceição", afirmó su agente al diario O Jogo.

El actual entrenador del Oporto y Buffon coincidieron en el Parma en la temporada 2000-2001 y desde entonces mantienen una buena relación. Por otra parte, está la figura de Casillas, cuya amistad con Buffon viene de lejos y cuya postura podría ser clave en la decisión final. Sin embargo, y según la prensa portuguesa, el Oporto no parece tener tan clara la operación; necesita un portero de garantías para sustituir a Iker si finalmente el portero madrileño decide poner fin a su carrera, pero Buffon no es la primera opción; el Oporto busca un guardameta de  futuro, condición que no encaja con los 41 años del mito italiano.