Un Granada histórico amenaza al Real Madrid de Zidane

La vida de un recién ascendido a Primera no es nada fácil. La tendencia durante varios años era la misma: euforia durante el verano por conseguir ascender a la categoría de oro del fútbol español y bajón por ver cómo te pasan por encima clubes con más poso y experiencia en la categoría. Sin embargo, esa inclinación ha ido cambiando a lo largo de los últimos años. Cada vez hay menos diferencia de nivel entre los equipos que llegan de Segunda y los de media tabla de Primera. Y es cada vez más latente.

Esta temporada, esta tendencia se está cumpliendo con creces. Los tres equipos recién ascendidos están mostrando un gran nivel y compitiendo contra todos. El equipo que mejor lo ejemplifica es el Granada. El equipo nazarí es el mejor ascendido a estas alturas desde la temporada 2001/2002 y el segundo mejor desde que las victorias valen tres puntos (temporada 1995/1996). Ahora, el equipo granadino visita al Real Madrid en el Santiago Bernabéu en su mejor momento de la temporada y con un equipo blanco con dudas después del empate ante el Brujas y tras un inicio de campaña con muchos altibajos y algo de incertidumbre.

Sólo el Real Betis de la temporada 2001/2002, que a estas alturas era líder con 16 puntos, mejora el arranque nazarí. Aquel Betis venció a Espanyol, Real Madrid, Valladolid, Las Palmas y Alavés; empató contra el Athletic Club y perdió ante el Málaga. Un logro al alcance de muy pocos. Además, el Betis acabó la temporada en puestos de UEFA (sexto con 59 puntos).

El sorprendente inicio del Granada

El equipo dirigido por Diego Martínez ha firmado, con 14 puntos, el mejor arranque de su historia en las 24 temporada que acumula en Primera División. Ha superado su inicio de las temporadas 1959/1960 (cuatro victorias y tres derrotas) y el de la 1974-75 (tres victorias, tres empates y una derrota).

El Granada ha sorprendido a propios y extraños. A pesar de ser un recién llegado a Primera y haberse medido a rivales de la entidad de Villarreal, Sevilla o Barcelona, el cuadro granadino ha sumado 14 puntos. Cuatro victorias, dos empates y sólo una derrota en los primeros siete encuentros. Han superado a Espanyol, Celta, Barcelona y Leganés; firmado tablas con Valladolid y Villareal y perdido con el Sevilla.

La receta del éxito es clara: dar continuidad al proyecto que tan bien funcionó la temporada pasada y seguir con la misma humildad. Cinco de los habituales titulares fueron pieza clave en el ascenso de la temporada pasada: Rui Silva, Victor Díaz, Germán Sánchez, Ángel Montoro, Ramon Azeez y Antonio Puertas. A ese bloque se han añadido piezas como Domingos Duarte, Yangel Herrera, Darwin Machís o Roberto Soldado que han incrementado mucho el nivel y la competitividad ante lesiones como las de Yan Eteki, Quini o Fede Vico, que estaban teniendo participación en el arranque de temporada.

Otros recién ascendidos que comenzaron fuerte

Real Betis, Villarreal, Celta y Levante son otros de los flamantes ascendidos que tuvieron un gran inicio de competición. Además de la mencionada temporada 2001/2002, en la que los béticos fueron a Europa, el equipo de las trece barras realizó un gran arranque en la temporada 15/16, sumando 11 puntos en la primeras siete jornadas. Sin embargo, tuvieron dos cambios de entrenador y finalizaron la temporada en mitad de tabla con 45 puntos. Otro que empezó bien y, en este caso, acabó mejor, fue el Villarreal de la 13/14. Calcó el inicio del Granada 19/20 (14 puntos en 7 jornadas) y finalizó en puestos europeos (sexto con 59 puntos). Algo similar hizo el Celta de Vigo 05/06, que llegó a la séptima jornada con 13 puntos y finalizó sexto con 64. También con billete a Europa.

La cruz, equipos como el Levante. El equipo en aquel momento dirigido por Schuster, empezó la temporada con 13 puntos. Sin embargo, encadenó dos rachas letales que le condenaron a Segunda: siete derrotas y dos empates entre la undécima y la decimonovena jornada y siete derrotas y tres empates entre la jornada 29 y 38. Oltra tomó las riendas del conjunto en la jornada 35 pero no consiguió la reacción esperada.

El Eibar, el Hércules y el Murcia son otros equipos que empezaron bien y se acabaron hundiendo. El cuadro armero realizó un buen arranque de temporada con 9 puntos y acabó en decimoctava posición con 35 puntos. Sin embargo, debido a los impagos del Elche se libró del descenso. El Hércules de la 10/11 es otro caso ilustrativo de lo larga que se puede hacer la temporada. Aquel equipo, comandado por Drenthe y Trezeguet, venció al Barça en las primeras jornadas y acabó hundiéndose y descendiendo con 35 puntos. Algo parecido le ocurrió al Murcia 07/08, que empezó con 8 puntos en las primeras siete jornada y finalizó con 35 y descendiendo a Segunda.