La voraz precocidad de Inglaterra

10 octubre, 2019 · Archivado en Deportes, Futbol, Gareth Southgate, Selección Fútbol Inglaterra, Selección inglesa, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en La voraz precocidad de Inglaterra 

Inglaterra es una de las selecciones más en forma del panorama internacional. El combinado dirigido por Gareth Southgate ha conseguido reconstruirse, ha sabido encontrar las soluciones necesarias para que la regeneración que ansiaban en las islas haya sido efectiva y ha sembrado las primeras semillas del proyecto inglés de la próxima década. Unas semillas, por cierto, que proceden de una a priori muy productiva cosecha que ya empieza a dar sus primeros frutos de calidad suprema.

Calidad, juventud y unión pueden ser tres términos que definen a la perfección la actual generación de los Three Lions. El seleccionador ha conseguido trasladar su labor en categorías inferiores de años pasados para convertir la Absoluta británica en un competitivo bloque que ya genera titulares más allá del territorio insular, que genera focos hacia el viejo continente y que pone en valor el producto nacional inglés con un equipo que en casi en su plenitud está formado por jugadores de la Premier League. Sólo Jadon Sancho (que milita en las filas del Borussia Dortmund) y Kieran Trippier (que milita en las filas del Atlético de Madrid) juegan fuera de Inglaterra, ensalzando el argumento de que hay vida más allá que el dinero en el campeonato liguero inglés.

Inglaterra se enfrentará en esta jornada de selecciones a República Checa y Bulgaria buscando dar pasos adelante en su clasificación para la próxima Eurocopa de 2020, y para ello Southghate seleccionó una lista de convocados con una media de edad considerada como una de las más bajas de las grandes potencias europeas, con un valor medio de 24'2 años. Esta media sufrió una variación de última hora, ya que uno de los guardametas de la primera lista era Heaton, de treinta y tres años (el más veterano), y con su sustituto, Henderson (guardameta del Sheffield United), ha hecho que la edad media bajara todavía más, hasta los 24'5 años. Es decir. Sólo había un jugador que superaba la treintena y por lesión, finalmente, no estará, acentuando todavía más el joven valor de este combinado que consigue bajar la marca de los veinticinco años.

Todo ello dirigido desde la banda por un Gareth Southgate que también destaca entre el potente elenco de seleccionadores internacionales por su edad, ya que el técnico inglés tiene cuarenta y nueve años recién cumplidos y suma ya más de tres en el cargo de la Absoluta. Es decir, otro caso de precocidad, ya que cuando la FA le ofreció el puesto tenía cuarenta y cinco.

Teniendo en cuenta los últimos encuentros de los Three Lions, la alineación más habitual es un equipo similar a este:

Una lista de convocados en la que todos los futbolistas están por debajo de los treinta años. Cuatro son los jugadores que tienen veintinueve años (Rose, Trippier, Delph y Henderson), siendo los más veteranos. Pero el dato relevante es que de la lista de veinticuatro son catorce futbolistas los que no superan los veinticinco años. Es decir, el 58'3% de los jugadores. Una generación de jugadores jóvenes que ya están militando en la élite, que ya batallan deportivamente semana tras semana en la prestigiosa y mediática Premier League y que ahora, de forma conjunta, acuden a la llamada internacional para coger la palabra en el God Save the Queen.

Teniendo en cuenta a los jugadores más jóvenes, saldría una alineación similar a esta:

Una regeneración que ha conseguido instalarse en la élite y que ha dejado atrás a los clásicos Gerrard, Lampard, Ferdinand, Rooney, Beckham, Cole y compañía que acabaron siendo más cartel mediático que resultados deportivos. Decepción tras decepción hasta sus respectivas retiradas internacionales. Así, el cambio, las sustituciones de fichas, eran obligatorias y parece ser que esta generación (cuya base viene dejando fantásticas fases de clasificación y que finalizó cuarta en el pasado mundial de Rusia 2018) es el atractivo resultado final de años de transición.

Maguire: el central más caro del mundo y sus bolsas de basura

4 agosto, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, Gareth Southgate, Harry Maguire, Leicester city, Ligas fútbol, Manchester United, Premier League, Premier League 2018/2019, Selección Fútbol Inglaterra, Selección inglesa, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Maguire: el central más caro del mundo y sus bolsas de basura 

El fichaje de Harry Maguire por el Manchester United convertirá al jugador del Leicester en el central más caro de la historia. Los 92 millones de traspaso superan los 80 que pagó el Liverpool por Van Dijk, considerado ahora mismo uno de los mejores defensas del mundo. Sin embargo, la historia de Maguire no es tan lujosa como la del holandés ni la de otros futbolistas que están entre los más caros de la historia. De hecho, en Inglaterra es conocido por la forma en la que se presentó en alguna concentración importante, por ejemplo cuando fue convocado por la selección inglesa para jugar el Mundial: en vez de portar una maleta, llevó sus pertenencias metidas en bolsas de basura. 

A Maguire su meteórica progresión le ha llevado de jugar en categorías bajas del fútbol inglés a ser un fijo en la selección y a protagonizar un traspaso histórico. Comenzó a jugar en el Sheffield United, en el que era mediocentro, y rápido alcanzó el primer equipo en la League One. "Siempre era el más alto del equipo, así que decidieron que pasara del mediocampo a la defensa", señala. Después de jugar en el equipo de su ciudad, fue fichado por el Hull. Con los tigers debutó en la Premier y, tras una cesión al Wigan, fue fichado por el Leicester por 17 millones. 

Nada hacía presagiar, pese a que el Leicester venía de ser campeón justo un par de años antes, que con los foxes alcanzaría un nivel tan alto como para convertirse en el central más caro del mundo. Pero así fue. Southgate contó con él para el Mundial, en el que sobresalió. Un año más tarde llega este traspaso al United por 92 millones. Un giro inesperado para quien se presentó con bolsas de basura en concentraciones a las que los futbolistas acostumbran a llevar maletas de las mejores marcas. Significativo.