El convenio, en stand-by

El COVID-19 no sólo ha detenido el balón en la Primera Iberdrola. También ha paralizado la actividad en los despachos. Un ejemplo de ello lo podríamos encontrar en el convenio colectivo. Este documento, cuya firma llegó el pasado mes de febrero tras diecisiete meses de largas y duras negociaciones, se presentó el 5 de marzo en la Dirección General de Trabajo y aún está pendiente de su revisión y posterior publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Unos actos administrativos que debían haberse resuelto en el plazo de 21 días, que es el estimado para pedir correcciones a las partes firmantes: Futbolistas ON, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF).

De este modo y ante el sustancial retraso de la respuesta del Ministerio de Trabajo, todo parece indicar que las gestiones se han visto paralizadas por la crisis sanitaria del coronavirus. Y, así lo indican también a AS desde AFE y la ACFF. Incluso desde la Unión General de los Trabajadores (UGT), que participó en las negociaciones del convenio y se quedó fuera de la firma por desavenencias en el texto, apuntan a esta causa. Sin embargo, desde Futbolistas ON niegan que el COVID-19 haya bloqueado el convenio y apuntan a otros motivos. "El convenio no está inscrito en el BOE porque hubo un evidente retraso y se depositó en marzo. Y, porque ante la denuncia de UGT, es la Autoridad Laboral la que ha de estudiarlo y aprobarlo", comunican desde este sindicato a AS.

Si bien es cierto que hubo un retraso en la presentación del convenio, que se hizo oficial en el Congreso de los Diputados tras ser firmado el 18 de febrero y se presentó el 5 de marzo en la Dirección General de los Trabajadores, desde AFE y la ACFF no dan importancia a este hecho y señalan que desde el momento en que se firmó el convenio, este pasó a ser aplicable a todas las partes implicadas en él. Y, aquí surge una gran duda, puesto que a la ACFF pertenecen todos los clubes de la Primera Iberdrola excepto Athletic, Barça y Tacon-Real Madrid. Estos últimos tres clubes no estarían incluidos en la firma del convenio y hay opiniones contrapuestas en si lo deben aplicar ya o no. Eso sí, una vez se publique el convenio en el BOE, lo deberán hacer ya que este texto pasará a ser de eficacia general y de aplicación obligatoria para todos los clubes de la máxima categoría española.

Por su parte, la denuncia a la que hace alusión Futbolistas ON de UGT existe. Desde este último sindicato presentaron una alegación con respecto al método establecido para la renovación del convenio, que tendría lugar mediante una votación en los vestuarios de las jugadoras. "No podíamos firmar el convenio porque se establecía un proceso de votación para la renovación del convenio al margen de lo que se establece en el Estatuto de los Trabajadores. Es ilegal", declaran a AS desde UGT. Mientras, desde AFE indican que este proceso es igual que en el fútbol masculino y que no excluye a ningún sindicato. Ahora, todo queda en manos del Ministerio de Trabajo, que deberá de revisar este y otros 43 puntos más anexos.

"El convenio no corre ningún riesgo"

A pesar de que el Ministerio de Trabajo aún no ha dado luz verde, desde AFE afirman a AS que "el convenio no corre ningún riesgo". El hecho de que falte su revisión y publicación no implica que se pueda anular. La hoja de ruta que se sigue en este tipo de gestiones es que desde la Dirección General de Trabajo se revisa el texto, atendiendo también a alegaciones, y se solicita a las partes firmantes una subsanación de cualquier error en su redacción. Tras realizarse las correcciones oportunas, se procederá a su publicación en el BOE. Desde este sindicato, con mayoría representativa entre las jugadoras, también destacan que el hecho de que el convenio ha ayudado en la situación contractual actual de las jugadoras. "Muchas cobran más en los ERTEs gracias a la subida de la parcialidad del convenio. Alguna ha pasado de cobrar 600 euros en vez de 200", explican.

Los pilares de este convenio

- Será de carácter retroactivo, con fecha de aplicación del 1 de julio de 2019. Finalizará el día 30 de junio de 2020.

-Prórroga y ultraactividad. El presente Convenio Colectivo quedará prorrogado en su totalidad por períodos sucesivos de una temporada futbolística (1 de julio a 30 de junio del año siguiente) si no fuera denunciado, por cualquiera de las partes, con al menos tres meses de antelación a la fecha de su finalización o a la de cualquiera de sus prórrogas. Durante la prórroga del presente convenio se establecerá un incremento del IPC.

- Salario mínimo de 16.000 euros brutos anuales al 75% de parcialidad de la jornada laboral o, lo que es lo mismo, 12.000 euros. En esta línea, también incluye una indemnización para todas las jugadoras que cuentan actualmente contratos con una parcialidad o jornada del 50%, con cambio obligatorio al 75%. Así, los salarios que estén entre 12.000 y 15.999 pasarán a ser de 16.000 euros brutos anuales, aplicándose una subida lineal de 2.000 euros en los que sean de 16.000 a 30.000 euros brutos anuales. La subida salarial afectaría a un 40% de las jugadoras.

- Protocolo de maternidad: En el caso de que una jugadora quede embarazada esta podrá acceder a una renovación automática sin un límite en el contrato. No incluye ningún apartado para la lactancia.

- Plus de antigüedad: el premio de vinculación oscilaría entre los 2.000 euros (6 temporadas) y los 3.500 (9 temporadas o más).

- El ámbito personal de aplicación del convenio: limitado a jugadoras que sean convocadas al menos doce partidos oficiales con el primer equipo o en su caso diez encuentros disputados.

- Descanso de un día y medio semanal y vacaciones de 30 días anuales.

- Jornada laboral: 7 horas diarias/35 horas semanales en cómputo semestral sin incluir los períodos de concentraciones o desplazamientos. En el caso de los partidos como local la concentración no será superior a 24h, siendo de 72h el plazo máximo para partidos como visitante.

- Contraprestación económica para la jugadora del 15% del precio pactado en caso de cesión o los derechos de imagen (necesita el acuerdo entre las partes). En este último caso se establece que para una jugadora que explote en su propio nombre sus derechos de imagen, la cantidad que el club satisfaga a aquella por la utilización de su imagen, nombre o figura con fines económicos tendrá la consideración de concepto salarial.

-Indemnización por muerte o lesión invalidante para cualquier actividad laboral. Con independencia de las indemnizaciones que puedan corresponder a la futbolista profesional o sus herederos, como consecuencia de un accidente con resultado de muerte, invalidez absoluta, que le impida desarrollar cualquier actividad laboral y, siempre que dicho suceso sea consecuencia directa de la práctica del fútbol bajo la disciplina del Club/SAD, éste deberá indemnizarla, o en su caso a sus herederos, con 60.000 € por muerte, 90.000 € por incapacidad absoluta.

-Prevención del acoso laboral.

-Conciliación de la vida familiar y profesional.

-Medidas en caso de situaciones de violencia de género sufridas por las futbolistas.

-Programa de recolocación. Las partes harán los mejores esfuerzos para desarrollar un programa de recolocación de las futbolistas a la terminación de su carrera deportiva.

Carta de Futbolistas ON a Irene Lozano, presidenta del CSD

26 abril, 2020 · Archivado en Deportes, Deportistas, Futbol, Futbolistas, Futbolistas ON, Gente, Jugadores, Organizaciones deportivas, Relaciones laborales, Sindicalismo, Sindicatos, Sociedad, Trabajo · Comentarios desactivados en Carta de Futbolistas ON a Irene Lozano, presidenta del CSD 

Según pudo saber AS, el sindicato envió una carta a la presidente del CSD donde se muestran a disposición del órgano estatal para colaborar en la medida de lo posible en cualquier asunto. Uno de los puntos claves de esta carte fue la incertidumbre de los/las futbolistas: "Están nerviosos y francamente recelosos – esa es nuestra impresión- porque las decisiones y los tiempos de regreso a los entrenamientos y a la competición no se hacen valorando su salud de manera prioritaria". Además, desde este sindicato pidieron al CSD que se diese una información más detallada: "Los compañeros/as futbolistas necesitan una información detallada de las medidas que se tomarán para garantizar su seguridad en el regreso a la competición".

Desde Futbolistas ON insistieron en la tranquilidad que supondría para el profesional saber más detalles al respecto: "Si el Consejo Superior de Deportes informa a los futbolistas de las medidas que se tomarán de manera obligatoria para garantizar su seguridad, se superará esa sensación de alarma y desconfianza que comprobamos en sus reacciones. Tienen la impresión de que la decisión de volver a la competición se está tomando sobre todo por los clubes y sus organizaciones y que para decidir en qué momento se vuelve y en qué condiciones, se está pensando más en las pérdidas económicas que supone la interrupción de las ligas, que en su seguridad".

Por último, Futbolistas ON tendieron su mano al CSD: "Nos mostramos a disposición del Consejo, tanto para recoger información de las inquietudes de los/as futbolistas, como para colaborar en nuestra medida a la toma de decisiones eficaces y a su difusión".

El coronavirus ya es un problema laboral para el fútbol español

La pandemia del coronavirus ya está teniendo un importante impacto en la economía mundial, en el mercado laboral español y, como no podía ser de otra manera, en la salud del fútbol español. Los clubes, reunidos periódicamente con Javier Tebas vía telemática, han puesto en los últimos días sobre la mesa la posibilidad de echar mano del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en sus entidades y acordar una bajada salarial común en sus plantillas profesionales. Y, de momento, las reacciones a estas propuestas se están produciendo en una doble vertiente. Por un lado, el presidente de LaLiga ha apelado a la calma para resistir como Las Palmas y no seguir los pasos de otros clubes no profesionales (Castellón): la patronal trabaja para que las pérdidas, que podrían llegar a ser de 700 millones, sean las menores posibles. Y, por otro, los sindicatos están informando a sus futbolistas de cuáles son sus derechos ante esta incertidumbre, en el que un club goza del mismo tratamiento que una empresa, al mismo tiempo que ya están abordando estrategias para vigilar posibles irregularidades.

"No hay que confundir el estado de alarma con el estado de ilegalidad", aseguró ayer David Aganzo (AFE) en una carta en la que pide comunicación al Ministerio, CSD, RFEF, LaLiga y, sobre todo, protección para los futbolistas. Hacer ERTEs en el fútbol profesional sería, según fuentes sindicales, "una locura con la que colapsaríamos el sistema". Por eso se pide responsabilidad con el dinero público y que no haya histeria.

La actual situación es nueva para todos. De ahí que los expertos consultados, la mayoría abogados, juristas o sindicalistas, no den abasto para atender todas las dudas que les llegan ya que las leyes deportivas tienen lagunas ante fenómenos así. "El coronavirus supondrá un punto de inflexión y todo va a cambiar después de esto", asegura un importante pilar de la RFEF. Esta crisis obligará a modificar los contratos, las fuentes de financiación y los calendarios. Pero ahora, la prioridad se centra en abordar estas intenciones urgentes de despidos temporales en los clubes, siendo la 2ªB, la Tercera y el fútbol femenino las categorías que más preocupan (10.800 jugadores y jugadoras afectados) al tener menos recursos y al depender más del cash diario que proporcionan, entre otras cosas, las taquillas. Aquí se teme la pillería y que se aproveche la crisis para fines espúreos.

El CSD ya publicó las medidas con las que se beneficiará el deporte y los clubes no quieren desaprovecharlas. Un derecho que genera dudas. "En el fútbol profesional gran parte de los presupuestos dependen de los ingresos audiovisuales y sus ingresos se van a mantener. Además, la RFEF ya ha dicho que garantiza todos los pagos comprometidos... Lo preocupante son las otras categorías", aseguran desde los sindicatos tradicionales. Por eso, las fuentes consultadas coinciden en que la autoridad laboral, a través de sus direcciones provinciales, tendrá que determinan qué es de fuerza mayor y qué no, dejando claro que un ERTE no es un despido, que esta situación no lo justifica y que, en cuanto se reanude la competición, los jugadores deben volver a competir y cobrar su salario. "Si a Burger King le tiraron el ERTE, no sería descabellado que también pase con los clubes", asegura un capitán, sindicalista, de Segunda.

Por si acaso, AFE ha enviado a sus afiliados y afiliadas todo tipo de información referente a los ERTES. Ahí queda claro que cobrarían "el 70% de la base de cotización en los seis primeros meses y luego el 50% teniendo en cuenta la parcialidad". El documento recuerda que sólo el salario cotizado será el que cuente para calcular la prestación por desempleo. AFE incluye ejemplos de mínimos y máximos para que cada jugador(a) haga sus cuentas.

Futbolistas ON también hizo lo propio para luchar contra la desinformación y la ansiedad: Aclara a los asociados que 2en caso de ERTE, el club deberá comunicarlo primero a la autoridad laboral e iniciar una negociación con toda la plantilla". Y añade: "La medida debe estar justificada. El club no está obligado a conceder ayudas, pero al menos la Ley le obliga a negociar. Durante el tiempo de suspensión tienes derecho a cobrar la prestación por desempleo. Es posible que no tengas el tiempo mínimo cotizado para tener derecho a paro (360 días), pero el Gobierno está estudiando la posibilidad de solucionarlo".

Los sindicatos quieren dejar claro a los clubes que un ERTE supone la suspensión total del contrato, así que no se podría ni entrenar. Y abren un debate en mitad de la economía de guerra: "¿LaLiga se va a reiniciar con jugadores de baja, ya sean contagiados o en cuarentena?".

AFE ya ve la huelga el 16-N y Futbolistas ON quiere el 3

El retraso en el acto de conciliación entre la patronal y los sindicatos hace que los plazos varíen mucho respecto al plan inicial que AFE, Futbolistas ON y UGT expusieron en el SIMA el pasado miércoles. El hecho de que la reunión con la Asociación ya no se vaya a producir hasta el lunes, en vez de este viernes como estaba fijado en un principio, podría obligar a convocar la huelga para el próximo 16 y 17 de noviembre como se planteó originariamente. El 2 y el 3, fecha oficial que se utilizó en la preconvocatoria, parece precipitado según AFE (hay un Logroño-Madrid CFF el sábado a las 11:00), aunque aún no se descarta atendiendo a la opinión de los otros sindicatos. Entre medias (9 y 10) hay un fin de semana sin competición porque juega la Selección y una reunión (6-N) entre RFEF, AFE y clubes.

AFE considera que la tramitación oficial de la huelga, en caso de que el lunes no haya acuerdo (como parece que así será), se comenzaría el martes 29 de octubre. La ley dice que deben transcurrir cinco días hasta que todo se oficialice en el Ministerio de Trabajo, por lo que el sábado se podría echar encima según su versión. "Se rozaría la ilegalidad", apuntan desde el sindicato presidido por David Aganzo.

Futbolistas ON lo ve de otra manera. "Si en la mediación prevista para el próximo lunes no se alcanza un acuerdo, Futbolistas ON respetará el deseo expreso de las futbolistas, es decir, que seguiría adelante con la convocatoria de huelga ante la Dirección General de Trabajo". Y añade: “Consideramos que, una vez iniciado el trámite de la mediación, sería un error congelar dicha convocatoria, pues sería una evidente muestra de debilidad, además de una traición a las futbolistas".

Futbolistas ON es tajante: "La Ley RD/17/77 habla de cinco días naturales de antelación, por lo que si entraríamos en plazo de convocar un paro para la jornada de la Primera Iberdrola que se disputa el fin de semana del 2 y 3 de noviembre. Basta con mirar el calendario para comprobar que, salvo un partido que se juega el sábado por la mañana, el resto se disputa el domingo".

AFE ya ve la huelga el 16-N y Futbolistas ON quiere el 3

El retraso en el acto de conciliación entre la patronal y los sindicatos hace que los plazos varíen mucho respecto al plan inicial que AFE, Futbolistas ON y UGT expusieron en el SIMA el pasado miércoles. El hecho de que la reunión con la Asociación ya no se vaya a producir hasta el lunes, en vez de este viernes como estaba fijado en un principio, podría obligar a convocar la huelga para el próximo 16 y 17 de noviembre como se planteó originariamente. El 2 y el 3, fecha oficial que se utilizó en la preconvocatoria, parece precipitado según AFE (hay un Logroño-Madrid CFF el sábado a las 11:00), aunque aún no se descarta atendiendo a la opinión de los otros sindicatos. Entre medias (9 y 10) hay un fin de semana sin competición porque juega la Selección y una reunión (6-N) entre RFEF, AFE y clubes.

AFE considera que la tramitación oficial de la huelga, en caso de que el lunes no haya acuerdo (como parece que así será), se comenzaría el martes 29 de octubre. La ley dice que deben transcurrir cinco días hasta que todo se oficialice en el Ministerio de Trabajo, por lo que el sábado se podría echar encima según su versión. "Se rozaría la ilegalidad", apuntan desde el sindicato presidido por David Aganzo.

Futbolistas ON lo ve de otra manera. "Si en la mediación prevista para el próximo lunes no se alcanza un acuerdo, Futbolistas ON respetará el deseo expreso de las futbolistas, es decir, que seguiría adelante con la convocatoria de huelga ante la Dirección General de Trabajo". Y añade: “Consideramos que, una vez iniciado el trámite de la mediación, sería un error congelar dicha convocatoria, pues sería una evidente muestra de debilidad, además de una traición a las futbolistas".

Futbolistas ON es tajante: "La Ley RD/17/77 habla de cinco días naturales de antelación, por lo que si entraríamos en plazo de convocar un paro para la jornada de la Primera Iberdrola que se disputa el fin de semana del 2 y 3 de noviembre. Basta con mirar el calendario para comprobar que, salvo un partido que se juega el sábado por la mañana, el resto se disputa el domingo".

Página Siguiente »