Segunda Supercopa del Burela

El Pescados Rubén Burela ganó su segunda Supercopa femenina de fútbol sala, después de la de 2015, tras arrollar al Futsi Atlético Navalcarnero por 6-2. Sumó así otro trofeo a su reciente victoria en la 4 Nations Futsal Women's Cup, en un inicio de temporada espectacular para la escuadra naranja. Su triunfo corta la racha de tres títulos consecutivos del conjunto madrileño, vigente campeón liguero.

Jane Marqués, nombrada mejor jugadora del torneo, fue la protagonista del partido con un hat-trick. Para el Navalcarnero marcaron Ame y Anita, y los otros tres del Burela los completaron Jenny Lorez, Jozi (desde su portería) y Ale. La capitana, Bea Mateos, levantó la Supercopa.

El equipo gallego, dirigido por Julio Delgado, surgió en Foz para trasladarse después trasladarse a Burela, donde consiguió el ascenso a Primera en 2010 y un histórico doblete de Liga y Copa en la temporada 2012/2013. En esta campaña 2019/2020 pretende dar otro paso adelante, como comprobó el Futsi en Las Rozas.

El Burela logra su segunda Supercopa ante el Futsi

6 septiembre, 2019 · Archivado en Atlético Madrid Navalcarnero, Deporte femenino, Deportes, Equipos, Futbol sala, Fútbol sala femenino, Pescados Rubén Burela · Comentarios desactivados en El Burela logra su segunda Supercopa ante el Futsi 

Un triplete de la internacional brasileña Jane abrió este viernes el camino al Pescados Rubén Burela para lograr su segunda Supercopa femenina de fútbol sala, al ganar por 2-6 al Futsi Atlético Navalcarnero en el Pabellón de la Ciudad del Fútbol en Las Rozas (Madrid). La Supercopa 2019, de nuevo a partido único, enfrentó al Futsi Atlético Navalcarnero, campeón de liga y que buscaba su octavo título, frente a Pescados Rubén Burela, campeón de la Copa de la Reina y que al final firmó su segundo trofeo tras el logrado en 2015, precisamente ante el equipo madrileño.

El Burela se adelantó en el marcador con un tanto de Jane a los 7 minutos tras robar el balón en la frontal del área y colar el balón entre las piernas de la meta Belén. Después de un disparo al palo del Navalcarnero, la propia Jane colocó el 0-2 en el marcador en el minuto 14 tras una acción por la banda derecha del ataque del equipo que dirige Julio Delgado. El Navalcarnero dispuso de un doble penalti a falta de algo menos de cuatro minutos para el descanso, pero el disparo de María Sanz lo detuvo muy segura la portera Ana Romero. Al descanso, 0-2 en el marcador para el cuadro lucense.

La segunda parte arrancó igual, con dominio del Burela, que se adelantó muy pronto con un claro 0-3 con el tercer tanto de Jane. A 8:34 para el final, el Navalcarnero acortó distancias con un disparo desde la izquierda de una Ame Romero libre de marca, pero acto seguido llegó el 1-4, obra de Jenny Lores para frenar la reacción del equipo madrileño.

La guardameta burelista Jozi fue la autora del 1-5, al marcar desde su área al aprovechar que el Navalcarnero estaba volcado en ataque son portera-jugadora. Enseguida las madrileñas marcaron su segundo tanto tras un robo que aprovechó Anita Luján, pero la respuesta llegó pocos segundo más tarde con un tanto de Ale, que firmó el definitivo 2-6 en un momento de locura anotadora a falta de menos de tres minutos para acabar.

Esta España sabe remontar

El presidente federativo Miguel Díaz pronosticó hace dos años en As la reconquista de la Copa Federación, ya ganada cinco veces en tiempos de Arancha y Conchita. Las líderes actuales debían ser Garbiñe Muguruza, que entonces ya había atrapado el primero de sus dos Grand Slams, y Carla Suárez, que coqueteaba con el top-10. El vaticinio no sólo no se cumplió, sino que pasó todo lo contrario. El equipo descendió y las dos jefas alternaron ausencias y presencias con la Selección. Este fin de semana sí han estado ante Bélgica, para lograr el ascenso al Grupo Mundial, con más sufrimiento del razonable. Garbiñe, ahora 19ª de la WTA, tropezó ante dos rivales de menor fuste, Flipkens (59ª) y Bonaventure (126ª), y tuvo que venir Carla al rescate, siempre competitiva con España, con un pleno en sus tres partidos.

Es evidente que Muguruza arrastra un problema desde hace tiempo, que sólo ella puede solucionar. Su irregularidad y sus altibajos no se equiparan con esa calidad que le llevó a ser número uno mundial. Al final de la eliminatoria, la hispano-venezolana se entonó en el dobles y también aportó en la victoria. Esperemos que le sirva de acicate para animarse en el futuro. La Selección consiguió así el ascenso, con una remontada de mérito. Un ejemplo más de la competitividad del deporte femenino español, que el día anterior coronó al CN Sabadell como pentacampeón de la Euroliga de waterpolo, y un día antes al Jimbee Roldán como campeón continental oficioso de fútbol sala, también con dos gloriosas remontadas. Las mujeres triunfaron el viernes, el sábado y el domingo. Y no parecen dispuestas a frenar.