Isidre Esteve quiere el Top 15

El de Isidre Esteve y Repsol ya es un proyecto consolidado. El Dakar de 2020 será el cuarto que hagan juntos y la evolución ha sido una constante, por eso, llegarán a Arabia Saudí con el ánimo de hacerlo mejor que nunca metiéndose entre los 15 primeros de la competición cuando en los dos últimos años se quedaron a las puertas del Top 20. Así lo dejaron claro durante la presentación del Repsol Rally Team en el Campus Repsol de Madrid, donde Isidre también estuvo acompañado de sus principales patrocinadores, MGS Seguros y KH7.

“El coche no tiene nada que ver con el que empezamos en 2018”, dice Isidre sobre su Sodicars BV6, principal culpable de su optimismo por sus numerosas mejoras, especialmente en las suspensiones, y que la hacen creer en “estar en el Top 15” cuando el Dakar acabe en Quiddiyah el 17 de enero: “Hay 30 coches que son mejores que el nuestro, pero se trata de hacer una buena gestión de la prueba y es factible. Además, estar en la lista de prioritarios es una ventaja”.

Su 12⁰ en el Rally de Marruecos refrenda sus palabras. “Fue muy importante, cogimos mucha confianza y nuestro ritmo cada vez es superior. En parte, fue una sorpresa estar con los grandes alguna etapa”, asegura. Y el territorio también le agrada: “Costó pensar que dejábamos Sudamérica, pero el Dakar necesitaba estabilidad. Nos atrae mucho porque los que conocemos a Castera sabemos que es una garantía. Va a recordar a África y mi experiencia allí me puede ayudar.. Va a ser un Dakar fantástico”. Sobre todo si cumple su objetivo.