El Huesca hará historia y Zidane, cambios por el virus FIFA

Acabar bien. Lo repitió Zidane exageradamente en su segunda presentación. Y eso viene a significar ser el Madrid también en las malas. Hoy, ese optimismo a largo plazo que envuelve al equipo pasa de nuevo por el Bernabéu frente a un Huesca que no es lo que fue en la primera vuelta y al que la tregua FIFA le ha dado para recuperar efectivos y descanso (sigue el partido en directo en As.com). Sólo dos jugadores, los venezolanos Yangel Herrera y Juanpi Añor, fueron convocados en la doble jornada FIFA. Han sobrevivido a ella. Zidane, en cambio, perdió a casi la mitad de su plantilla.

Trece madridistas fueron llamados a veinte partidos celebrados en 16 países y tres continentes, pero la paliza no tuvo tanto alcance como otras recientes. Sólo Keylor (que jugó en Guatemala y Costa Rica) y Valverde (a China con Uruguay) salieron de Europa. Y en casa, esta vez, se quedaron ilustres venidos a menos en sus equipos nacionales: Marcelo, Isco, Benzema… Con todo, Zidane revoluciona el once porque se ha autoimpuesto ver a todos antes de dar las notas y porque reservará a los más afectados por el virus FIFA: el lesionado Courtois, más Varane, Modric, Kroos y Asensio. Es costumbre en el francés y no le fue mal en su anterior etapa: siete victorias y dos empates en nueve parones. El once se abre a Nacho, Ceballos, Isco y Lucas Vázquez.

Un Huesca al alza

El Huesca es otro con Francisco y los seis refuerzos del mercado invernal. Enric Gallego, al que el debut en Primera le llegó con 32 años, aún es pichichi de Segunda, con 15 tantos, aunque lleva fuera de la categoría desde el 13 de enero. Con el Huesca ha sido titular siempre desde que llegó: en nueve partidos sólo se ha perdido seis minutos y con él, el equipo ha sumado once puntos.

Gallego le ha dado un segundo impulso al colista. El primero llegó con Francisco. En el partido de El Alcoraz el Huesca ya tiró tres veces más que el Madrid para caer por 0-1. Ferreiro fue su mejor hombre; hoy es baja por sanción. Si la Liga hubiese empezado cuando Francisco fichó, andaría fuera del descenso (donde lleva desde la quinta jornada). Pero lo cierto es que está a siete puntos de la salvación. Sus problemas se concentran en el lateral derecho, por las bajas de Miramón y Akapo. Melero no entró en la lista. Se espera a 2.000 hinchas en la primera visita al Bernabéu. El mayor desplazamiento de la historia fuera de Aragón. La ocasión lo merece.

Juventud en los banquillos para escapar del descenso

13 marzo, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Deportes, Equipos, Fran Escribá, Francisco Rodríguez Vílchez, Futbol, Miguel Ángel Sánchez "Míchel", Rayo Vallecano, SD Huesca · Comentarios desactivados en Juventud en los banquillos para escapar del descenso 

Descender de categoría es, en términos deportivos, lo peor que le puede pasar a un club. Para los aficionados especialmente, ya que su equipo cambia totalmente de dimensión: desplazamientos peores, más dificultad para seguir a su club en los medios, peor plantilla... es una gran responsabilidad para quien le toque salvar a un club de esta tragedia. En España, Celta, Rayo y Huesca le han confiado esta tarea a tres entrenadores muy jóvenes, los más de Europa.

Fran Escribá, del Celta, tiene 53 años. Míchel, del Rayo, 43, y Francisco, del Huesca, 40. Una media de edad de 45,3 años, la más joven de las cinco grandes ligas (empatados con la Bundesliga). Para ponerlo en contexto, los entrenadores de los tres primeros clasificados, Valverde, Simeone y Zidane, suman una media de edad de 49,7 años. La media de toda la liga es muy baja, de 48,7.

Sólo Alemania le mantiene el pulso a España, con la misma media de edad entre Weinzierl (44 años, Stuttgart), Thomas Doll (52, Hannover) y Schommers (40, Núremberg). En la Serie A es donde más confían en la experiencia, con Mihajlovic (50, Bolonia), Marco Baroni (55, Frosinone) y una media de edad de 53.

El entrenador más mayor lo encontramos en el Cardiff. Aunque Scott Parker y Jan Siewert, quienes no llegan a los cuarenta, hacen contrapeso, Neil Warnock tiene 70 años. El más joven es el mencionado Siewert, del Huddersfield, con sólo 36 años.

Francia está en un término medio, con una media de edad que roza los 50 años gracias a Kombouaré (55, Dijon), Mercadal (47, Caen) y Gourvennec (46, Guingamp). Un gran reto para los jóvenes.