Taylor Ruck es otro talento de la natación canadiense

5 octubre, 2019 · Archivado en Budapest, Centroeuropa, Deportes, Deportes acuáticos, Europa, Federaciones deportivas, FINA, Hungría, Natación, Organizaciones deportivas · Comentarios desactivados en Taylor Ruck es otro talento de la natación canadiense 

La canadiense Taylor Ruck (2000) participó los dos últimos días en la Copa del Mundo de natación que se celebra en piscina olímpica en Budapest y que organiza la FINA. La joven nadadora ya ganó dos medallas olímpicas en los relevos (4x100 y 4x200) en los Juegos de Río de 2016. Otro talento de la emergente Canadá en natación.

Milak, tan predestinado como Phelps

Dos países europeos rara vez defraudan en las grandes citas de la natación. La admirable insistencia de Italia y Hungría se confirmó ayer en una jornada antológica. Kristof Milak, 19 años, logró lo que nunca consiguieron el surafricano Chad Le Clos y el húngaro Laszlo Cseh, dos fenómenos de la mariposa. El chaval húngaro destrozó el récord mundial de Michael Phelps en los 200 mariposa, una hazaña que parecía inevitable. Milak es un predestinado. Como Phelps irrumpió como un relámpago con 16 años. Estaba escrito que rompería el récord (1.51.51 minutos) del nadador más célebre de la historia. No ha tardado mucho.

En una final que Chad Le Clos lanzó de manera trepidante, con la esperanza de romper el ritmo de su joven rival, Milak persiguió su estela sin pestañear, antes de un devastador ataque final. Le Clos levantó bandera blanca y se resignó a la derrota. El húngaro tenía dos planes: ganar su primer título mundial y batir el récord de Phelps. No falló. Su marca 1.50.73 impresiona aún más porque Phelps logró su registro en 2009, propulsado por un bañador de poliuretano, aceptados aquel año y prohibidos después.

Milak es el perfecto representante de la natación húngara, productora de campeones desde tiempo inmemorial. Hay una expresiva relación con el agua en un país de apenas 10 millones de habitantes. Italia supera los 60 millones y no tiene comparación en el arco mediterráneo. Fabrica nadadores de primer orden década tras década. Dos de ellos se lucieron ayer en Gwangju. La eterna Federica Pellegrini, que ha ganado todo desde 2008, derrotó a la australiana Ariarne Titmus y a la sueca Sarah Sjostrom en la final de 200 metros. Giorgio Paltrinieri, el dinámico fondista que se pasea en Europa, ganó la prueba de 800 metros con un nuevo récord de Europa. De España, no hay noticias. Tan cerca y tan lejos de Italia

Aquí no nada nadie

La desbandada de figuras amenaza con deteriorar el Mundial de natación, sujeto a un amplio frente de problemas. Aumenta la polvareda del caso Sun Yang. El nadador chino fue declarado ganador de la final de 200 metros, después de la descalificación del vencedor, el lituano Danas Rapsys, que tiene toda la pinta de ser el próximo emperador del medio fondo. Aunque su salida fue válida, se movió en la peana antes de lanzarse. Sun Yang, segundo, fue elevado a lo más alto del cajón, acompañado por el japonés Matsumoto, el ruso Malyutin y el británico Duncan Scott, empatados los dos últimos en el registro. Scott se negó a saludar y a fotografiarse con Sun Yang, secundando la acción de protesta del australiano Mack Horton, reprendido por la FINA. Ahora tendrá que reprender a Scott y a los próximos que protestarán.

Todo invita a pensar en la debilidad del máximo organismo de la natación. Después de su acción, Horton fue recibido entre ovaciones en el comedor de los nadadores. Parece que la FINA está más pendiente de hacer política y regalar privilegios que de hacer un trabajo eficaz contra el dopaje. No es su único punto débil. Este Mundial destaca por las numerosas bajas de última hora, estrellas que deciden no presentarse en las pruebas por las razones que sean. La suma de casos es tan preocupante que deja un Mundial afeitado.

Katie Ledecky, la mejor fondista de la historia, renunció a participar en la final de 1.500 y en la primera serie de 200 metros. Alegó enfermedad. Otras dos fenomenales nadadoras, la australiana McKeown y la canadiense Ruck, principales rivales de la sueca Sjostrom, tampoco se presentaron en la prueba, totalmente devaluada. Hosszu, campeona olímpica de 100 espalda, se ausentó de las semifinales de la prueba. Es la tónica de este campeonato, que pierde seriedad a chorros.

Marina García llega a Gwangju a por otra final

19 julio, 2019 · Archivado en Asia, Asia oriental, Campeonato mundial, CN Sabadell, Competiciones, Corea del Sur, Deportes, Deportes acuáticos, Equipos, España, Federaciones deportivas, FINA, Marina García, Mundial Natación, Natación, Organizaciones deportivas, Sabadell, Waterpolo · Comentarios desactivados en Marina García llega a Gwangju a por otra final 

Marina García (Barcelona, 1994) es una de las bazas españolas para nadar una final en el Mundial de Gwangju (Corea del Sur). Esta temporada, fue una de las tres nadadoras que logró la clasificación para este campeonato en el Open de Primavera que organizó el CN Sabadell, club en el que se siente como en casa y con el que ha renovado una temporada más. Fiable, con experiencia en la alta competición, ha ido ganando mayor cuajo en los torneos internacionales desde su vuelta de Estados Unidos.

Porque Marina, que se marchó a la prestigiosa Universidad de Berkeley a estudiar Fisioterapia, ya nadó (y quedó sexta) la final de los 200 braza en Barcelona 2013, una prueba en la que la nadadora realizó una gran marca personal. En los cuatro años en los que estuvo estudiando, siguió siendo una de las dominadores de la braza española aunque sus resultados internacionales se resintieron. Pese a ello, ahora ha vuelto a encontrar esa chispa y en el pasado Europeo de Glasgow fue cuarta y sexta en las pruebas de 200 y 100 braza respectivamente.