Teresa Portela palea hacia el récord de unos sextos Juegos

21 agosto, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Deportes acuáticos, Federación española, Federaciones deportivas, Juegos Olímpicos, Juegos Olímpicos 2020, Organizaciones deportivas, Piragüismo, RFEP, Teresa Portela, Tokio 2020 · Comentarios desactivados en Teresa Portela palea hacia el récord de unos sextos Juegos 

Teresa Portela (Cangas, Pontevedra, 37 años) inició hoy en los Mundiales de Szeged (Hungría) el camino hacia lo que puede ser un récord: convertirse en la española con más participaciones olímpicas superando las cinco de Arantxa Sánchez Vicario (tenis), María José Rienda (esquí), María Peláez (natación) y Pilar Fernández (tiro). La gallega logró el pase a la semifinal del viernes de K1 200 con el cuarto mejor tiempo de todas las series (segunda en la suya).

"Debo acabar entre las cinco primeras y va a ser duro, pero vengo de un año en el que me he encontrado muy bien. Conseguí la plata en la Copa del Mundo de Duisburgo (en junio y contra las mejores) y me siento competitiva y fuerte", avisa la gallega. Portela es un caso único de longevidad en una prueba tan explosiva como los 200. Afronta sus decimocuartos Mundiales.

'Teri' va pasito a pasito, fijándose sólo en lo más inmediato y fiel a su mantra: “Compito contra mí. Siempre he ido poco a poco, con metas a corto plazo y eso me ha servido para estar más de veinte años en la élite". También, para sumar 31 medallas internacionales de las que 14 son en Mundiales (dos oros) y 17 en Europeos. En la cita del año pasado en Portugal quedó octava, pero sabía que cuando tocaba estar fina es este mes de agosto. "Tengo ganas y ambición, y de no quedar entre la cinco primeras estaría la opción del Preolímpico, pero el objetivo es conseguir el pase a Tokio este año y prepararlo con tranquilidad. Sueño con estar en unos sextos Juegos", relata.

Maestra infantil y fisioterapeuta, Portela regenta junto a su marido, el expalista David Mascató, una clínica en O Grove (Pontevedra) y, como si un cubo de Rubik se tratara, encaja a diario todas las piezas: trabajo, entrenamientos en Verducido desde las 06:30 y la atención a su hija, Naira, de cinco años. El sueño olímpico, el de la medalla, es lo que le mantiene a tope. Porque es lo único que se la ha resistido. Fue cuarta en Londres por dos centésimas, quinta en Atenas y Pekín y sexta en Río.

GARROTE, PRIMERO EN SU SERIE

Hoy, también ganó su serie de K1 200 del actual campeón Carlos Garrote alcanzando las semifinales. Y lograron pase directo a la final el C2 200 (Alberto Pedrero y Pablo Graña) y el K4 1.000 (Albert Martí, Iago Monteagudo, Aitor Gorrotxategi y Pedro Vázquez).

También se metieron en semifinales el C2 500 de Toni Segura y Sete Benavides (terceros en su tanda), Pelayo Roza (segundo en su serie de K1 500), Julia Espinosa (cuarta en C1 500) y Benavides (segundo en C1 500).

Jesule pide elecciones en AFE: «Nosotros pusimos a dedo a Aganzo; no está capacitado»

20 agosto, 2019 · Archivado en AFE, David Aganzo, Deportes, Federación española, Federaciones deportivas, Futbol, Organizaciones deportivas, RFEF · Comentarios desactivados en Jesule pide elecciones en AFE: «Nosotros pusimos a dedo a Aganzo; no está capacitado» 

¿Cómo es posible que hace dos meses AFE pareciera un sindicato unido e idílico y ahora viva una guerra civil?

Sobre todo porque hay un momento en el que decimos cuatro miembros de la Junta “basta”. Ése es el principal motivo porque teníamos unas elecciones sindicales con Futbolistas ON en las que había que mantener la unidad y, sobre todo, por responsabilidad había que estar todos unidos, pero cuando ha llegado el momento en el que se ha acabado esta batalla, nuestra obligación de Junta nos hace decir “basta” con las actuaciones de David Aganzo y la forma de llevar el sindicato.

Usted sigue como vicepresidente de la Junta y es director deportivo del sindicato. ¿Cómo es posible estar en el otro bando?

Yo estoy en el bando de AFE, porque mi responsabilidad como Junta no es sólo pertenecer a ella y ya está, mi responsabilidad es que el sindicato vaya bien. Parte de mi responsabilidad es que se hagan bien las cosas en AFE. No se están haciendo las cosas bien, lo fácil sería dimitir y dejar AFE en manos de unas personas que no creo que lo están haciendo bien, y no voy a hacer nada de eso.

¿La prioridad es sacar a David Aganzo de la presidencia?

No era la intención, sino decirle que no estaba haciendo las cosas bien. No estábamos de acuerdo con cosas que estaba haciendo y le pedimos explicaciones. No quiso dárnoslas, se remitió a decir “tú hablas y yo respondo por escrito”, y ese es el principal motivo por el que le dijimos “David, tienes que dimitir. Tienes que dimitir porque no queremos que esto salga a la luz pública, queremos que se quede aquí. Tienes a cuatro miembros en contra de ti, la Junta está partida en dos, con cuatro miembros pidiéndote la dimisión”. Lo más normal y corriente es que se convoquen elecciones y que él salga con su grupo o con lo que vea conveniente.

¿Todo esto es por poder o dinero?

Nosotros llegamos hace nueve años a cambiar el sindicato, a darle un empujón, y la actual AFE es ésa que creamos nosotros. David tiene su parte de culpa en el último año y medio o dos años y medio desde que entró en AFE, pero ya se encontró un sindicato renovado, en el que intentábamos que el futbolista estuviera protegido, que todo lo que nos había pasado como futbolistas no lo sufrieran ahora los jugadores, como el tema de los concursos de acreedores, los cobros… Todo eso lo solucionamos. Entonces, irme ahora, cuando veo que muchas cosas se están haciendo mal, me parece injusto para gente que me ha dado la responsabilidad de velar por ello. La idea que queremos con esto es que AFE se renueve de nuevo, que haya elecciones y, quien tenga la razón, pues saldrá. Evidentemente, yo no quiero ser presidente de AFE. Pude serlo cuando lo fue al final David Aganzo. Yo era vicepresidente con Rubiales, dije que no porque mi ilusión es entrenar. No quiero ser presidente de AFE y no lo seré jamás. Pero mi responsabilidad sí es dejar una AFE lo mejor posible.

¿Le ofrecieron esa posibilidad antes de que a Aganzo ?

Sí, sí, claro. Se me ofrece porque entonces era vicepresidente y yo dije que no quería porque estaba muy contento en AFE, pero mi intención no es ser presidente. Mi ilusión, aparte de ser jugador, como ya fui, yo quise ayudar para cambiar el fútbol sobre todo por los problemas que teníamos y la continuidad mía será entrenando.

¿Está trabajando desde Murcia para Sesiones AFE o contra Aganzo?

Yo siempre estoy a favor de AFE; siempre. Si lo mejor para AFE es que me vaya, me iré. Una cosa es como trabajador, que tengo la función de director deportivo, y otra como vicepresidente de AFE. Aquí estamos hablando no del trabajo, sino de lo que es AFE. AFE es un sindicato, se están haciendo cosas como hacer firmar a todos los trabajadores un documento haciéndoles renunciar a las horas extra y eso no es un sindicato y no lo puedo ni defender ni compartir. O como hacerle firmar a los trabajadores un documento de fidelidad hacia David. Eso no se puede hacer en un sindicato. ¿Cómo podemos después defender la salud y los descansos de los jugadores de un día y miedo cuando a los propios trabajadores se les dice que no pueden pedir horas libres? Son las acciones, no es tanto lo que está pasando como lo que está haciendo David con el sindicato. Antes había una Junta que decidía todo unida y nos peleábamos todos y decidíamos todos, y ahora hay sólo una persona que con la ayuda de los votos delegados, los internacionales y algunos miembros se aprueba todo por mayoría cuando realmente no está todo el mundo a favor de él.

¿Qué cree que es lo que le ha cambiado a Aganzo?

A Aganzo lo pusimos a dedo los miembros de la Junta, como él ha dicho. Dijimos en su día que tenía que ser la unión de todos y en lo que se ha convertido es en el jefe y todo se tiene que hacer como él dice, y no creemos que eso sea la justo. Tampoco creemos que sea normal que a la gente que le apoyó y le ha hecho presidente se la quiera echar. A lo mejor esa gente tiene que salir y todos tendremos que salir, no estamos aquí para quedarnos. Antes había una serie de dirigentes, ahora hay otros y esto tiene que seguir cambiando. El que crea que pueda estar en un sitio toda la vida está totalmente equivocado.

¿Cree que Aganzo está capacitado para ocupar su cargo?

David llevaba poco tiempo y sinceramente no creo que esté capacitado para llevar AFE. Pero es una opinión propia, seguramente a lo mejor los afiliados digan que sí o la Junta diga que sí.

¿Y por qué le apoyó?

Le apoyamos porque, bueno, era, evidentemente una cara visible: David Aganzo, que había sido jugador del Real Madrid. Evidentemente yo no he jugado a ese nivel. Pero eso es lo de menos. Nosotros éramos un grupo y el grupo era el que estaba trabajando y dijimos que cada uno en su área formábamos una unión. David, evidentemente, como presidente era el representante de todo, la cara visible, pero entre todos hacíamos una AFE unida: uno la parte política, otro la institucional, otro la deportiva, otro la económica… AFE tiene que ser eso, la unión de todos, no sólo una persona.

¿Qué le achacáis que sea tan importante para sublevarse contra él?

Lo que hacemos es que no estamos de acuerdo con la gestión, pero no estamos contra él. Yo he sido su compañero en el Levante y hemos estado mucho tiempo unidos, pero está tomando las decisiones de forma unilateral. Ha creado un comité ejecutivo...

Es legal, ¿no?

Está dentro de los propios estatutos y es una herramienta que no se ha usado nunca porque se supone que es para cosas rápidas. Una junta directiva se convoca en 48 horas y una junta de comité ejecutivo, en 24, por lo cual la rapidez se pierde. Debería ser para cosas pequeñas y rápidas, como mandar un burofax. Lo que se ha hecho en este comité ha sido reducir la Junta a cinco personas, que tiene que ser de cuatro a seis y en este caso se ha hecho de cinco, y lo que se ha hecho es vaciar de contenido a la Junta. Lo que se ha hecho es meterle 10 u 11 puntos de los 20 que engloba las competencias y se le ha metido todo. Actualmente este comité ejecutivo puede contratar, despedir, analizar los estatutos e interpretarlos a su manera, y deja a la Junta sin competencia para nada, pero sí con responsabilidad de todo lo que ocurra ahí. Ahora mismo, los internacionales, Xavi Oliva, Queco Piña, Armando Lozano y Jesule no tienen poder de decisión ninguno en AFE. De hecho, se están tomando decisiones a nivel de Futbolistas ON y de otra serie de cosas, las cuales no tenemos constancia de nada.

¿Dónde cree que se origina la crisis?

No lo sé. Yo creo que en cuanto ha dejado de confiar en la gente que tenía alrededor. A partir del momento en el que Aganzo tiene el voto delegado de los miembros de la Junta. Tiene la mayoría y puede hacer lo que quiera y es ahí donde se equivoca. Desde que está David en AFE se han despedido entre 14 y 20 personas; ya no sé cuántas lleva. No había pasado jamás esto. Se están llegando a acuerdos en los despidos que desconocemos las cantidades, las he preguntado y no me las dicen. Tememos que un día el sindicato vaya mal porque tenemos responsabilidades.

¿Le ha dolido algo de lo que dijo Aganzo ayer en AS?

Sí.

¿El qué?

Dice que he manipulado y que hemos mentido. ¿Y él? Dice que voy a seguir en AFE y si es así es porque le he puesto una demanda por acoso laboral referente a los derechos fundamentales y no puede despedirme hasta que se resuelva el caso en los tribunales. Eso no lo dice. Lleva muchos meses apartándome de todo y acosándome en ciertas cosas. Me ha molestado lo que manipulo cuando lo único que he hecho, como miembro de la Junta, es informar a los trabajadores y a los delegados que dan la cara en los vestuarios lo que está pasando. La gente decidió reunirse siete horas con Aganzo para hacerle ver que había que debía dimitir porque no estaban de acuerdo con su gestión y que convocara elecciones y su reacción fue despedir a los trabajadores. Un sindicato no puede hacer eso porque sus trabajadores no estén de acuerdo con todo lo que se hace. Los estatutos dicen que la Junta es la única que puede contratar y despedir y David, como tiene los votos delegados, primero despide y luego ratifica en Junta. Lo hace al revés.

¿Ve peligrar su puesto como trabajador de AFE?

Evidentemente. Soy una persona que siempre defiende unos valores y sé que esto al final me va a costar estar en la calle. Lo injusto sería mirar para otro lado. Cobrar y que siga todo igual y que me dé igual. Pero mi responsabilidad es la de ser honrado, como fui como jugador, y defender al futbolista. Si tengo que perder mi trabajo por decir la verdad, estoy totalmente de acuerdo.

Aganzo dijo en AS que no le va a echar. ¿Le cree?

Es que tengo una demanda interpuesta contra AFE por acoso y por eso no puede. Dentro de siete u ocho meses me despedirá como a otros compañeros.

¿Por qué han sido destituidos Peramos, Queco Piña y Xavi Oliva?

Peramos no fue destituido por ser la mano derecha de Rubiales o por llevar muchos años. Porque yo llevo los mismos. Hubo un problema con el calendario del año pasado y él se equivocó. Yo lo reconozco. Tuvimos una reunión, faltó el respeto a varias personas y fue despedido. Fue justo. No tengo nada que interponer. En los otros casos hay que decir que ambos han estado apartados durante un año sin darles información de ningún lado. Xavi era gerente y lo metieron en integridad y salud. Queco estaba con el fútbol femenino y se le pasó a este departamento. Y ahí han estado hasta que fueron despedidos. Aganzo reconoció en la Junta que los despidió por falta de confianza y no porque hicieran mal su trabajo. No se puede despedir a una persona por eso. Eso jamás.

Todos eran íntimos de Rubiales y todos están fuera. ¿Les ha perjudicado esta relación?

Yo también he estado muy cerca de Rubiales. Estuve ocho años como compañero suyo, es amigo mío, hemos tenido nuestras peleas y actualmente tenemos nuestras diferencias. Eso no tiene que afectar al trabajo. Si los ha echado por Rubiales, se equivoca. No hay que meter a nadie por medio. Aganzo también era amigo. Rubiales es el que lo mete aquí en AFE.

¿Por qué se han roto las relaciones entre Aganzo y Rubiales?

Rubiales defiende la RFEF y nosotros defendemos a los futbolistas. Esto lleva a la discrepancia. Nada más. Pero sin poner por medio la relación personal.

Usted ya se ha autodescartado para ser en el futuro presidente de AFE. ¿Sería Queco Piña o Xavi Oliva?

Nosotros lo teníamos claro. Igual se presenta otra persona más capacitada. Esto es libre. Nosotros hablamos con los delegados y querían y queremos presentar a Xavi Oliva. Yo no lo voy a ser y no lo seré nunca. Yo lo que quiero es que AFE vuelva a ser la que era y la que logró un gran cambio. Yo quiero entrenar, que es lo que me apasiona.

¿Por qué Xavi Oliva le parece un buen candidato?

Porque lleva muchos años, estuvo con Rubiales, tiene experiencia, es una persona honrada, es querido y respetado por el grupo. Él respetaría la unión de los futbolistas y no haría lo que quiera.

¿Podría haber más salidas de AFE a corto plazo?

No lo sé. Si se despide más gente sería una ilegalidad. Somos 50 personas pero como ya no estoy informado de nada ni sé ya cuántos somos con tantos movimientos…

¿Hay celos porque Aganzo fuera el elegido para suceder a Rubiales y no otro?

No. Si lo hemos puesto nosotros. Es el único presidente que no ha sido elegido en unas elecciones. Le ratificaron en los vestuarios porque los jugadores se fían de los delegados. Si en vez de Aganzo se hubiera presentado otro, hubiera logrado el mismo respaldo. Hemos querido que esto no salga a la luz porque no es bueno para AFE, pero… Están mintiendo. Nosotros no queremos cortar la cabeza a Aganzo, queremos que dimita la Junta Directiva entera y haya elecciones. Si quiere luego que se presente. No entendemos el aferramiento al cargo. Lo último que no me está pareciendo bien de David es que se están usando los recursos de AFE para ir por los vestuarios contra una moción de censura para contrarrestarla. Va en contra de los derechos de los afiliados.

Ustedes también le achacan a Aganzo que ha echado mano de dinero o de material de AFE sin permiso. ¿Cómo es eso?

Son cosas menores que evidentemente han ocurrido y tenemos pruebas de ello. Tenemos una política de gastos, donde quienes hagan más de 25.000 kilómetros deben tener un coche de AFE. Sólo dos personas teníamos ese derecho. A David no le correspondía un coche, pero lo tiene puesto a nómina porque, supuestamente, está de lunes a viernes para uso laboral y los fines de semana para uso propio. El problema es que se lo ha puesto él solo, sin consultar a nadie. Para mí son cosas menores… Lo más importante es el camino que lleva con una carta puesta a los trabajadores renunciando a horas extras. Me parece que no es una buena decisión del sindicato.

¿Por qué han dimitido Busquets y Nacho como vicepresidentes?

No tengo conocimiento de que ellos quisieran estar sólo dos años como se ha dicho de buenas a primeras. Lo que sí sé es que dimitieron el 20 de junio justo los dos y, sin embargo, nos damos cuenta a partir del 9 de agosto. No veo normal ese ocultamiento de casi tres meses sobre todo porque se les enviaron mensajes a miembros que ya no eran compañeros.

Si tan malo es Aganzo, ¿por qué no lo dejan?

Si estamos pidiendo unas elecciones es porque no queremos seguir de la misma manera, eso automáticamente haría que estuviésemos fuera de la junta directiva. Si no lo hago es por responsabilidad y estando ahí puedo todavía seguir opinando. Mi responsabilidad es seguir hasta que los afiliados digan lo contrario en una asamblea.

¿Cuáles son ahora los tiempos en esta crisis?

Llegado el caso de que se produzca una Asamblea, porque estamos usando a los trabajadores para impedir una moción de censura y les sacamos de sus puestos para hacer cosas que no deben hacer como contrarrestar la convocatoria de una Asamblea para la que se necesita el 10% de los votos. Esto con los delegados y diciendo la verdad en los vestuarios es rápido porque tenemos a mucha gente que opina que si estamos divididos haya unas elecciones y arreglarlo de raíz. La Asamblea puede llegar en cuatro meses. Una vez que se le diga esto a David él puede tardar hasta un mes a celebrarla y posteriormente si se decida que haya elecciones puede haber hasta otro mes para que se convoque y desde ahí hasta que se convoque otros 31-61 días, unos cuatro meses.

Aquí está perdiendo AFE. ¿Gana Futbolistas ON?

Pierde la unión del futbolista. Esto no debía haber ocurrido nunca. Le dijimos a David que no hiciese daño a AFE. Yo no quiere ser partícipe de cómo está llevando AFE. Si yo fuera el problema me iría, pero el problema es que la junta directa no está unida. ¿Futbolistas ON? Aquí no tiene que entrar. Ellos también tienen sus problemas. Se les ha ganado en ciertas batallas como el tema del convenio colectivo. Ahora, el que pierde es el futbolista que debe ser cuidado y nosotros estamos en esta situación. No es justo para ellos.

¿Es cierto que en AFE hay más de 600.000 euros sin justificar?

Hay una foto que se llama 31 de diciembre que es cuando se cierran las cuentas. En un apartado viene una pérdida de 690.000 euros. Ese es el déficit. No podemos perder el dinero de los afiliados. A esa fecha era real que estaba esa cantidad. Ojalá jamás se pierda dinero. No se nos dio explicaciones sobre esto. Seguramente está recuperado, pero a fecha de 31 de diciembre estaba. No se puede jugar con el dinero de los afiliados.

Parece que ese dinero está invertido de forma legal.

Había otros años que era así y nos quejamos porque había que controlar ese tipo de partidas. Por eso se funda una comisión para impedir eso.

¿Cuándo regresa de Murcia y vuelve a su puesto de trabajo en Gran Vía 30?

Acabamos el 23 de la concentración de Sesiones AFE. El lunes debemos estar en Madrid. Me gustaría tener vacaciones porque llevo dos meses fuera, pero va a ser difícil…

¿Y qué va a hacer cuando se cruce con Aganzo?

No sé lo que va a ocurrir. Cada uno tenemos nuestras razones. Mi trabajo lo intento hacer al máximo posible. No tiene nada que ver con la junta directiva. Si David quiere hablar conmigo podrá hablar, el problema es que nunca quiere hablar conmigo.

El Reglamento y sus trujamanes

La jugada se veía mucho; el delantero centro viene al medio campo a recibir y cuando espera el balón con un pie para tocar o controlar, el central que llega de atrás le sacude en el talón del pie de apoyo. Falta y a seguir. Rara vez llevaba amonestación. Ante tanta reincidencia, el Comité Técnico recomendó este verano a los árbitros ser severos con la jugada y el resultado han sido las expulsiones de Modric y Molina por acciones que nos parecieron a todos casuales. Es que la intencionalidad ya no existe, nos dicen, pero sale la circular cuatro y no pone eso. Y al poco de salir la retocan, porque estaba dando el cante.

Este año han cambiado algunas reglas por unas simplezas menores e inútiles, salvo dos que han venido a corregir simplezas tan menores e inútiles como ésas introducidas hace solo nueve años. Pero esto no es una nueva regla, sino una nueva interpretación que se les ha pedido, aquí, en España, a los árbitros, algunos de los cuales se han pasado por el otro lado. Expulsar a alguien de un campo, o de cualquier sitio, es algo grave. Sólo es justo hacerlo cuando su presencia en el lugar y circunstancia resulta intolerable y ese no fue el caso de Modric ni de Molina en este fin de semana, según el sentir general.

De un tiempo acá hay mucha ansiedad por toquetear las reglas y, cuando no, de añadirles interpretaciones. Interpretando lo que en realidad es una ley natural en la que vale guiarse por el sentido común, estos trujamanes de nueva hora del Reglamento están robotizando a los árbitros con instrucciones nada pertinentes que desconciertan. Con frecuencia son, por fortuna, pasajeras, como aquel arrebato de Díaz Vega con los fueras de juego posicionales, que no duró ni un mes, pero le costó un gol al Levante. Pero la tendencia es ir a más, hasta cambiar poco a poco la esencia de un Reglamento que fue concebido y funcionó con otros supuestos.

La guerra Tebas-Rubiales ya salpica a la Selección española

19 agosto, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Federación española, Federaciones deportivas, Futbol, La Liga, Liga Santander, Liga Santander 2018/2019, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, RFEF, Robert Moreno · Comentarios desactivados en La guerra Tebas-Rubiales ya salpica a la Selección española 

El conflicto entre LaLiga y la Federación Española de Fútbol ya ha alcanzado a la Selección española. Tras el enfrentamiento Tebas-Rubiales en los últimos meses por las competencias del campeonato de Liga y de la disputa de los partidos los viernes y los lunes, asunto que se encuentra en los tribunales, se ha añadido un nuevo capítulo. Robert Moreno desveló anoche en El Larguero que ya no dispone de una herramienta de scouting que le ayudaba en el proceso de selección de jugadores para las convocatorias.

“No me voy a meter en el aspecto administrativo de la Federación, al igual que Rubiales no lo hace en lo deportivo, pero sí hay una cosa que me afecta y es como seleccionador. Había un recurso muy valioso de LaLiga y los clubes, Media Coach, y en el que yo he participado en su desarrollo, que el año pasado pudimos tener. Nos lo ofrecieron gratuitamente. Pero a día de hoy no lo tenemos”, aseguró Robert Moreno. “Siendo el seleccionador y quien tiene que elegir a los jugadores no tengo algo que pertenece a LaLiga, que son los clubs. Que eso beneficia a los equipos, ya que convocarlos los revaloriza”, añade.

“Nos han quitado ese servicio, que dan acceso a todos los datos tácticos, las cámaras que me permite no tener que ir a tantos campos. Veía todos los estadios y jugadores. Lo hablé con Molina y me dijo que nos dejaban de dar ese servicio. No sé por qué es, pero lo intuyo. Que la Selección vaya bien interesa a todos. No puedo entender que haya alguien en España que no quiera que a la Selección le vaya bien. A día de hoy el seleccionador y su cuerpo técnico están más limitados para desarrollar su trabajo”, declaró el seleccionador español en El Larguero.

Fuentes de LaLiga aseguran que en temporadas anteriores venían ofreciendo de manera gratuita esta herramienta de scouting a la Federación, pese al alto coste que supone. El Comité Técnico de Árbitros y la Selección española pudieron hacer uso de ella hasta la pasada temporada, pero ya no debido a la tensión existente entre ambas instituciones. Una herramienta que LaLiga no está dispuesta a ceder a la Federación ya que hace menos de dos semanas pidió la dimisión inmediata de Tebas.

Robert Moreno: «LaLiga nos ha quitado el servicio de Media Coach y no lo entiendo»

19 agosto, 2019 · Archivado en Deportes, Federación española, Federaciones deportivas, Futbol, Organizaciones deportivas, RFEF, Robert Moreno, Selección española, Selección española fútbol, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Robert Moreno: «LaLiga nos ha quitado el servicio de Media Coach y no lo entiendo» 

El seleccionador nacional, Robert Moreno, pasó por El Larguero de la Cadena Ser para hablar del futuro de La Roja con él al frente.

¿Ya se ha acostumbrado a que le llamen seleccionador?

No, todavía no lo he hecho. Cuando lo escucho me suena muy fuerte. Es algo que siempre había soñado. Tampoco esperaba que llegase tan rápido. Pensaba que iba a tener que coger a otro equipo de una categoría no tan alta. Se han dado las circunstancias así, la desgracia de un amigo, que esa es la pena. Permitió que durante una semana demostrásemos cómo podíamos funcionar solos, con él a la distancia. Creo que fue lo que marcó el hecho que Rubiales y Molina, junto con los jugadores, pudiesen apostar por nosotros. Estamos muy agradecidos y vamos a devolver esa confianza a ellos y a toda España.

¿Sigue pasando desapercibido?

Ya no tanto. La parte mediática me parece que tiene que ser con los jugadores. Aunque va con el cargo, lo aceptó. Me preocupa la pérdida de la intimidad. Entiendo que dejándome ver pueda ayudar a que la gente me conozca y no haya malentendidos.

¿Ya ha empezado a seguir los partidos?

He visto este fin de semana todos los que he podido. Diez o doce. Me quedan por ver cortes. Casi me mata mi mujer porque he pasado por el pueblo y fue para ver la segunda parte del Villarreal. Creo que es nuestra obligación. En los partidos de pretemporada no ves del todo a los jugadores. Hay muchas decisiones que tomar y decidir. Nuestra obligación es conocer a un amplio abanico de jugadores que son susceptibles de venir a defender a la Selección. He estado en San Mamés, Mestalla y Wanda Metropolitano. De Premier también hemos visto algún partido.

¿Qué tal Luis Enrique? ¿Cuándo fue la última vez que hablaron?

Ya hace días. Él quiere total intimidad. Poco más os puedo decir. Está peleando. Tenemos amistad más allá del ámbito profesional, si en algún momento considero que tengo que preguntarle algo tengo la libertad, siempre y cuando sus circunstancias lo permitan, para preguntarle. No obstante, después de nueve años intensos con él, hay una pequeña parte suya en mí. Y al revés. Hemos estado en Barcelona, Roma, Celta, Selección. Con la mirada ya sabíamos lo que pensaba el otro. De él he aprendido el trato con los jugadores. Aprender cómo piensan, lo que quieren, necesitan... Eso los libros no te lo explican. Él me puso a su lado y me enseñó todo eso.

¿Cómo se lleva el principio de autoridad siendo un entrenador tan joven y con algunos jugadores más veteranos?

Con naturalidad. Los futbolistas son personas normales, muy mediáticas. A cualquiera le gusta que le digan las cosas a la cara. No tengo que ser su amigo, soy su jefe y a veces tendré que decirles cosas que no les gusten. No creo que vaya a haber problema con eso. Mi puerta va a estar abierta. Las decisiones las tomaré yo con mi staff. Pero tendremos en cuenta lo que nos digan. El entrenador está para poner orden y marcar una línea. Cuando llegue el momento de tomar decisiones las tomaré. Al primero a quien más quiero es a mí mismo. Llevo desde los catorce años entrenando. Cualquiera querría cumplir este sueño y no voy a dejar que absolutamente nada me arrebate cómo quiero vivir este sueño. En ese sentido voy a tratar de hacer lo mejor posible.

Se siente seguro ante los medios.

Desde el Barça B iba a todas las ruedas de prensa de Luis Enrique. Era una manera de aprender. De ver cómo funcionaba. Es una parte importante. Poder explicaros lo que pienso y que no tengáis que interpretar lo que he dicho o no. Voy a tratar de ser muy transparente. Pienso mucho en lo que me vais a preguntar. Voy a intentar ponerme un escudo respecto a determinadas cosas. Lo que es información me interesa, la opinión no. Os leeré poco o nada respecto a lo que tiene que ver con la Selección porque vuestras opiniones me afectan. Quiero estar lo más virgen posible para tomar mis decisiones con mi staff.

¿Quién va a ser su portero?

Pau, De Gea y Kepa. Para mí es bueno que haya competencia. Para mí es un tópico lo de dar la confianza a los porteros dándoles partidos. Donde tienen que tener confianza es en su club. Los tres pueden jugar. Actualmente los tres tienen un alto nivel y hay matices y diferencias entre ellos. Todos tienen un buen juego de pies. En la vida es bueno tener competencia. Te hace mejor seas el primero o el segundo. Con el Barcelona ganamos el Triplete alternando porteros.

¿Tiene claro cómo va a jugar España?

Vamos a mantener el 4-3-3. Pero si al final os fijáis contra Suecia metíamos línea de tres alternando con interiores, el pivote se metía menos porque se lo pedimos… Habrá otro día que tendremos extremos abiertos, laterales cortos… Vamos a ser muy agresivos y tratar de imponer nuestro estilo que es complicado con el nivel de las selecciones que hay. Vamos a jugar al ataque. Cuando el rival tiene el balón me pongo voy nervioso y como no quiero estarlo voy a pedirles que la recuperen rápido. Esa es la idea. Volver a recuperar el orgullo que hemos tenido cuando hemos ganado y que nos vuelvan a respetar, no de boquilla, sino de verdad. Que tengan miedo de jugar contra nosotros. A día de hoy no pasa como pasaba antes. Eso solo se consigue jugando como jugamos contra Suecia. Al máximo.

 ¿Alguno puede dudar de tu competencia?

Yo eso no lo puedo controlar. Si dudan es un problema que tienen ellos, no yo. Cuando tomo decisiones con el staff estamos muy seguros. Vamos a hacer lo mejor para la Selección porque los primeros interesados en ganar somos nosotros. No quiero jugadores que no se enfaden cuando no juegan. Eso sería malo. Lo normal es que se enfaden. Tienen mucha presión. Otra cosa es que nos pidan explicaciones, que les daremos las que creamos. Aunque no somos de dar muchas porque tampoco lo hacemos cuando los ponemos.

Del Bosque decía que al principio daba explicaciones y al final ya no.

Como a mis hijos no los voy a tratar igual, a los jugadores tampoco. Si considero que a algún jugador se la tengo que dar se la daré, si considero que no, no lo haré. Saben que venir a la Selección cuesta mucho y allí hay que dar el máximo. Puede ser que no juegue porque el sistema de ese día o las variantes no van con el perfil del jugador. Esa puede ser una circunstancia.

¿Por qué el 4-3-3 cuando escribiste un libro sobre el 4-4-2?

Ese libro lo escribí cuando volvimos de la Roma. Ese año que estuvimos parados ante de ir al Celta. Jugábamos con Luis al 4-3-3 y por respeto no escribí sobre el sistema que utilizábamos. El 4-4-2 es por poner un ejemplo, pero las ideas valen para todos los sistemas. Tiene 272 páginas. Lo que trato de explicar es cómo entiendo el fútbol. Explicarlo ayuda a que todos crezcamos y aprendamos.

Del Bosque dijo en su día que él se reencarnaría en Busquets. ¿Usted?

Busquets me gusta mucho. Es un jugador muy completo. Me gusta cómo es como profesional. Busquets sería una buena opción, pero no me gustaría olvidarme de grandísimos jugadores. Busquets encarna lo que es ser un buen profesional del fútbol. Con él hemos hablado muchísimo de fútbol. Es un lujo haber coincidido con él y seguir haciéndolo.

Cumple dos meses en el cargo. ¿De pequeño esperaba llegar a ser Seleccionador?

Desde los 14 años lo sabía. Sabía que iba a entrenar al más alto nivel. Era vigilante de una gasolinera y también estaba entrenando equipos y estudiando. Toda mi vida ha pasado alrededor del fútbol. Esa determinación en saber que iba a llegar me ha ayudado.

¿Cómo ve el conflicto LaLiga-FEF?

Luis Rubiales es respetuoso con el tema deportivo. Nos deja hacer y no se mete en nada. Yo en la parte administrativa no me voy a meter. Sólo hay una cosa que me afecta y es como seleccionador. Debido a eso, había un recurso muy valioso de LaLiga y los clubes, Media Coach, en el que yo he participado en su desarrollo, que el año pasado pudimos tener. Nos lo ofrecieron gratuitamente. A día de hoy no lo tenemos. No sé qué ha pasado y estamos sin ello. Yo me pregunto algo que pertenece a LaLiga y que LaLiga son los clubs yo no lo tenga siendo el seleccionador, que es el que tiene que seleccionar los jugadores. Que eso beneficia a los clubes. Revalorizas a los jugadores. En este momento nos han quitado ese servicio, que me permite no tener que ir a tantos campos. No sé quién nos lo ha quitado en ese punto. Lo hablé con Molina y me dijo que nos dejaban de dar ese servicio. No sé por qué es, pero lo intuyo. Que la Selección vaya bien interesa a todos. No puedo entender que haya alguien en España que no quiera que a la Selección le vaya bien. A día de hoy el seleccionador y su staff están más limitados para desarrollar su trabajo.

¿Le parece Rubiales un buen presidente de la Federación?

Me parece el mejor del mundo porque es el que ha apostado por mí. Creo que es una persona muy directa y que va de cara. No te engaña.

¿Te parece Tebas un buen presidente de LaLiga?

No lo conozco personalmente. No sé la gestión que ha hecho él y su equipo. A Rubiales si le conozco. No quiero opinar sobre alguien que no conozco.

Coincidió con Neymar en el Barcelona.

Fue increíble con nosotros aquellos tres años. Fue una etapa buenísima. No es que me guste a mí o no que vuelva a LaLiga. Lo tienen que decidir los clubes que, en teoría, se están peleando por él. No sé si es verdad que los dos lo quieren, si lo quieren los entrenadores. Cuanto mejores jugadores haya en LaLiga más sube el nivel y más exigencia tienen los jugadores españoles y les hace mejores.

¿Aceptaría un jugador que no quiere?

Eso solo lo puedes hacer en la Selección. En los clubes te debes a ellos y hay veces que debes ser parte del club y aceptar determinadas cosas.

¿Prefieres hablar con los jugadores o que lo haga Molina?

Yo no hablo con los jugadores. He escrito un mensaje a Asensio por la lesión grave. Bastante tienen con preocuparse de sus clubes para causar una intromisión hablándoles de la Selección. No les llamo cuando les convoco, tampoco lo haré cuando no lo haga. Además, tengo la figura de Molina al lado, que es de gran ayuda. Más de la que pensaba al principio. Es como Rubiales, dice las cosas a la cara. Me centro en los jugadores desde el día que llegan hasta el que se van. Ahí son míos.

¿Qué papel tendrá Diego Costa?

El papel que tendrá será el mismo que el resto cuando decidamos que vengan. Está en la prelista de 52. Las lesiones le están abrasando. No lo puedo controlar. Tomaremos la decisión. Sí está en la lista, lo recibiremos con los brazos abiertos y que marque muchos goles.

Viene un calendario duro. ¿Le preocupa que coincida con su inicio?

Para nada. Me encantan los partidos complicados y de gran nivel. En marzo le he pedido a Rubiales y Molina que me busquen los rivales de más nivel que pueda ser. Como Selección necesitamos recuperar ese espíritu de ganadores. Sólo se consigue ganando partidos difíciles. Pronto va a llegar la primera derrota. Tengo que aprender a afrontarla. Prefiero un amistoso contra Brasil que Islas Feroe. Cuando lleguemos a la Eurocopa habrá que jugar contra equipos difíciles para poder ganarla. 

¿Habrá alguna sorpresa en la próxima lista?

Puede ser. Estamos dando vueltas a la generación de jóvenes. Somos valientes, nos gusta la juventud y la veteranía cuando se lo merecen. Quiero que todos piensen que pueden venir y que no aunque hayan venido siempre.

¿Fue roja la de Modric y Molina?

Según el criterio arbitral de este año sí. El domingo estaba en el Wanda esperando a que sacase roja, porque hubiera sido un lío monumental. Por lo que me han dicho eso está avisado. Esta semana tenemos la reunión con Velasco Carballo para que nos lo expliquen. Si el árbitro tiene que interpretar le metemos en un terreno muy susceptible de muchas críticas. Interpretar a esa velocidad y con la presión que lo hacen es muy complicado. Otra cosa es si me gusta o no. Todas las normas que protegen a los jugadores me encantan. Al final esto es un espectáculo y un jugador se puede perder seis u ocho meses de competición porque un compañero le haya entrado por detrás intencionadamente o no. Ahora los jugadores se pensarán en hacer entradas por detrás y se parará menos el juego y veremos más espectáculos y goles.

Página Siguiente »