Jumilla, de Segunda B, tiene cinco ingleses, un entrenador de Cristiano y un dueño chino

28 febrero, 2019 · Archivado en Clarence Seedorf, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, FC Jumilla, Futbol, Segunda división, Segunda división B, Wolverhampton · Comentarios desactivados en Jumilla, de Segunda B, tiene cinco ingleses, un entrenador de Cristiano y un dueño chino 

El Jumilla es un equipo modesto del Grupo IV de Segunda División B. Jugar en la categoría de bronce del fútbol nacional es un premio para un club de una ciudad de poco más de 25.000 habitantes. Cuando lo hace, sufre para lograr la permanencia, único objetivo que se marcan los dirigentes cada verano. No hay un gran respaldo social, ni de empresas. Hay que tener en cuenta que en la Región lucha con Real Murcia, Cartagena y UCAM, que prácticamente se reparten todo el pastel en patrocinios. A pesar de ello, desde fueran vieron algo especial en el Jumilla.

El Wolverhampton, que milita en Premier League, confío en la entidad murciana para la formación de jóvenes valores. En la actualidad cuenta con 5 futbolistas cedidos: los defensas Leak y Sylvain; y los centrocampistas Bouba, Ming Yang y Sherwin Seedorf, sobrino del ex madridista Clarence Seedorf. Al inicio de campaña llegaron otros, que regresaron a Inglaterra. Destacó el papel de Donovan Wilson y Stevenson, que decidieron seguir creciendo en las islas. Además de los jugadores hay que añadir el cuerpo técnico portugués liderado por Leonel Pontes, con Antonio Silva como ayudante y José María Pratas de preparador físico. El entrenador es un hombre de fútbol con una dilatada experiencia, que formó parte del staff técnico de la selección de Portugal durante cuatro años y una persona importante en los inicios de Cristiano Ronaldo.

¿Cómo surgió la colaboración? La relación personal entre Sky Sun, director general del Wolverhampton, y Li Xiang, presidente del Jumilla, fue determinante. Se conocieron hace muchos años en Shanghái y el pasado verano vieron que podían caminar juntos. El club inglés entendió que la entidad vinícola era un sitio ideal para la mejora de jugadores de categorías inferiores y desde el Jumilla recibieron la propuesta con agrado. A la cesión de futbolistas, Wolves ayuda a cuadrar el presupuesto. Li Xiang está contento ya que "tenemos un equipo muy joven pero competitivo" y destaca que "es un milagro que estemos durante tres temporadas consecutivas en Segunda B". Para el futuro desea mantener esta relación y también buscará que "jugadores chinos puedan tener algún día su oportunidad aquí". Y es que una de sus ideas el conseguir que el club "sirva para el desarrollo de jóvenes promesas".

Seyi George, director de cesiones del club británico, cree que la base de este acuerdo es que "tenemos una visión global y consideramos España uno de los mejores países para el desarrollo de nuestros canteranos. Y la opción del Jumilla era muy interesante para nosotros". El objetivo "es conjunto, intercambio de jugadores (el portero vinícola Iván estuvo entrenando con su filial), ideas y otros aspectos que se puedan realizar". La relación entre las áreas deportivas es diaria, asegura Pedro Asensio, director deportivo del Jumilla. Éste reconoce que es "complicado gestionar los jugadores que van a venir, ya que hay que compaginar nuestro escaso presupuesto para los futbolistas nacionales con las cesiones. Priorizamos el jugador español que no podemos perder, el que nos da un salto de calidad y experiencia, y buscamos en el que venga del Wolves un futbolista que nos ayude a crecer en las posiciones en las que no encontramos candidatos en nuestro mercado". Asensio asegura que "hay buen nivel en los cedidos, incluso más de uno tiene con opciones reales de dar el salto de categoría" como eran los casos de Donovan y Stevenson.

El vestuario no entiende de diferencias en el idioma. Desde el primer momento todos pusieron de su parte para que el entendimiento y el buen ambiente reinasen. Ryan Leak, central, es uno de los pilares del cuadro de Pontes. El inglés "no sabía nada de la competición ni del Jumilla" cuando desde el Wolves le hablaron de su destino. Para investigar "me fui a mirar en Internet". Asegura que "el idioma no es un problema ya que yo hablo un poco de castellano y otros compañeros un poco de inglés". La experiencia es tan buena que "me gustaría seguir en España". Cree que nuestro fútbol "es más técnico que en Inglaterra, allí predomina el físico". Manu Miquel, que cumple su segunda campaña en el Jumilla, reconoce que cuando se conoció la llegada de tantos jugadores extranjeros "pensábamos que la comunicación sería muy difícil, pero todo lo contrario. Todos pusimos de nuestra parte y hoy el vestuario es una fiesta cada mañana". La clave para el cordobés "ha sido el cuerpo técnico que tenemos, nos ha unido a todos desde el arranque y ha formado la gran familia que somos". El centrocampista tiene claro que "todos ellos han crecido, están aprovechando esta oportunidad" y los ve plenamente capacitados "incluso para dar el salto al fútbol profesional".

Como cuenta Manu Miquel, Pontes y su cuerpo técnico son claves en el día a día. Se dirigen al plantel en castellano e inglés, sin problemas para ser entendidos. El preparador colaboraba con una televisión portuguesa cuando a través de Gestifute, la empresa de Jorge Mendes, "me invitaron para formar parte de este proyecto, trabajar con Wolves. Vi que era una propuesta interesante para potenciar jugadores, contacto directo con el club inglés y acepté el reto". Pasados unos meses, cree que los cedidos por Wolverhampton llegaron a una "buena competición para ellos, han crecido y son más competitivos. Están haciendo las cosas bien y la próxima temporada todos ellos serán futbolistas diferentes".

Pontes, clave en la carrera de Cristiano Ronaldo

Muchos se sorprendieron el pasado verano cuando se anunció a Leonel Pontes como técnico del Jumilla. Llegaba de la mano del Wolves y, visto desde fuera, sin conocimiento de Segunda B. Eso sí, tenía una dilatada experiencia en el fútbol internacional: formó parte del cuerpo técnico de Portugal durante cuatro años y del Sporting de Portugal (llegó a dirigir al primer equipo de forma interina), Marítimo, Panetolikos griego, Al Ittihad egipcio, Debreceni Vasutas húngaro y persona clave en la formación deportiva de Cristiano Ronaldo. Pontes, de Madeira como el ex madridista, trabajaba en las categorías inferiores del Sporting de Portugal cuando "me hablaron de que en la isla había un niño con muy buenas condiciones" así que viajo a verlo y tras varios partidos "confirmé lo que me decían".

Convenció a Cristiano y a su familia para que el chico se trasladase a Lisboa, un cambio "difícil porque pasó de una isla pequeña a una gran ciudad. No fue fácil, le gustaba el fútbol, entrenar y jugar pero echaba mucho de menos a su familia, a sus amigos". En aquellos años "yo veía que era un chico diferente: competitivo, le gustaba ganar siempre, entrenaba al máximo", pero no se esperaba que llegase a ser un crack mundial, "sí un gran futbolista". Recuerda que se llevó a Cristiano a casa de sus padres a Funchal y su madre le preguntó: "Leonel, ¿éste chico va a ser un gran jugador?". La respuesta fue: "Mamá, lo tiene todo. Si trabaja duro lo conseguirá". Durante este tiempo ha puesto a Cristiano como ejemplo "en charlas individuales, por su dedicación, trabajo y esfuerzo". Posteriormente se reencontraron en la selección portuguesa, en la que Pontes trabajó con Paulo Bento. A pesar de la distancia no han perdido el contacto y la última vez que Pontes vio en directo a su pupilo fue en el Metropolitano, en la ida de Champions, donde acudió invitado por el jugador de la Juventus.