«Tras mi primera operación le pedí a mi madre que me matara»

14 octubre, 2019 · Archivado en Accidentes, Accidentes deportivos, Competiciones, Deportes, Equipos, Europa, Europa occidental, Fiorentina, Futbol, Italia, Lesiones deportivas, Ligas fútbol, Roberto Baggio, Serie A, Sucesos · Comentarios desactivados en «Tras mi primera operación le pedí a mi madre que me matara» 

Roberto Baggio es toda una leyenda del fútbol italiano al que las lesiones le lastraron en sus primeros años llegándose a perder más de 500 días entre la temporada 85/86 por culpa de una rotura del cruzado.

En de Caldogno reconoció en el Festival Dello Sport celebrado en Trento que pasó un calvario en su primera intervención quirúrgica. "Las lesiones fueron una pesadilla para mí. El día después de mi primera operación de rodilla le pedi a mi madre que me matara", recordaba el delantero que se recuperó de esta lesión mientras militaba en el Vicenza y la Fiorentina.

Con los viola, recuerda haber creado una "gran conexión" pero culpa a los dirigentes de la época de tener que marcharse a la Juventus. "Me sentí culpable aunque fuera el último el que culpar", afirmó.

El delantero pasó toda su carrera en Italia donde fue dos veces campeón de Liga, una de Coppa y otra vez, de la UEFA. A nivel individual, fue el ganador del Balón de Oro en 1993 por delante de Dennis Bergkamp y Eric Cantona.

A lo largo de su carrera marcó 205 goles en la Serie A siendo el séptimo máximo goleador histórico en una clasificación liderada por Piola, con 274 goles.

Pudo acabar en tragedia: 9 jugadores se caen de un autobús en plena celebración

14 octubre, 2019 · Archivado en Accidentes, Accidentes deportivos, Deportes, Deportes tradicionales, Dublín, Europa, Europa occidental, Fútbol gaélico, Irlanda, Sucesos · Comentarios desactivados en Pudo acabar en tragedia: 9 jugadores se caen de un autobús en plena celebración 
El equipo Enniskerry GAA de fútbol gaélico se proclamaron campeones de Wicklow Junior B. Durante la celebración ocurrió este suceso. Sólo sufrieron heridas leves.

Warrington maravilla en Leeds: KO a Takoucht en dos rounds

12 octubre, 2019 · Archivado en Boxeo, Deportes, Deportes combate, Europa, Europa occidental, Federaciones deportivas, FIB, Inglaterra, Leeds, Organizaciones deportivas, Reino Unido · Comentarios desactivados en Warrington maravilla en Leeds: KO a Takoucht en dos rounds 

"¿Os lo habéis pasado bien?", preguntó, exultante, Josh Warrington a su afición. De nuevo peleó en su ciudad, Leeds, y otra vez agotó las entradas en el First Direct Arena. Le quieren y el corresponde con un boxeo agresivo y entretenido. Este sábado defendía por tercera vez el Mundial IBF del peso pluma. En todas sus grandes peleas le faltaba un KO y estaba decidido a lograrlo. Sofiane Takoucht no era un buen cliente para eso. En 39 peleas nunca había sido noqueado. Warrington le fulminó con una derecha recta potentísima. Le sentó en el esquinero y dejó claro el camino. El francés intentó reponerse, pero no pudo y el segundo asalto fue el final del combate. Cuarto mundial para Warrington y mensaje claro: "Hice historia en Elland Road (estadio del Leeds en el que ganó el Mundial), ahora quiero unificar allí", espetó. El reto al resto de campeones está abierto.

Warrington salió 'escoltado' al ring, como viene siendo habitual en sus últimos duelos, por un jugador del club de sus amores, el Leeds. Esta vez el honor recayó en el español Pablo Hernández, quien le trajo suerte. El inglés salió a boxear tranquilo, metió ritmo, amagó y esperó su momento. Takoucht intentó sacar ritmo, pero en la parte final del asalto ya sufrió, sobre todo a la hora de salir de la corta distancia en la que el campeón se metía. La dinámica se repitió en el segundo round. Así, con una derecha recta el aspirante se quedó flotando. Pudo seguir, pero a los pocos segundos, con una acción similar, de nuevo se fue al suelo. Otros hubiesen abandonado, pero Takoucht tiene arrojo. Se agarró, intentó que el tiempo pasase... pero Warrington le llevó a la corta de nuevo. Hubo intercambio y el aspirante no lo rehuyó. Se le veía descoordinado y tras tres golpes consecutivo de Warrington el árbitro paró la pelea. Acertó, el francés estaba KO, pero de pie. "No tengo nada contra él, pero en esta pelea quería una unificación y saqué toda la rabia que tenía dentro", desveló el británico tras el pleito. Campeón vs campeón, ese es el único paso que quiere para el futuro.

Kenia enloquece con la ‘monstruosa’ marca de Kipchoge

12 octubre, 2019 · Archivado en África, África subsahariana, Atletismo, Austria, Deportes, Eliud Kipchoge, Europa, Europa occidental, Kenia, Maratón, Nairobi, Viena · Comentarios desactivados en Kenia enloquece con la ‘monstruosa’ marca de Kipchoge 

Miles de kenianos se echaron a la calle (en la imagen, Nairobi) para ver en pantallas gigantes la maratón que su compatriota Kipchoge corrió en el parque Prater de Viena, a casi 6.000 kms de distancia. Kipchoge es el primer ser humano que baja de dos horas en esta prueba, aunque la marca no fue homologada por no cumplir unos requisitos mínimos.

¿Quién es Kipchoge? El filósofo de la maratón derriba el muro

12 octubre, 2019 · Archivado en Atletismo, Austria, Carreras populares, Competiciones, Deportes, Eliud Kipchoge, Europa, Europa occidental, Maratón, Viena · Comentarios desactivados en ¿Quién es Kipchoge? El filósofo de la maratón derriba el muro 

A Eliud Kipchoge le llaman ‘el filósofo’. Tiene ese sobrenombre en la campamento de entrenamiento de Kaptagat, porque mientras otros jóvenes están enganchados a su teléfono móvil o de bromas, Eliud está siempre tranquilo, observando, leyendo… Por eso, este keniano, de 34 años, es diferente y acaba de entrar en la leyenda al romper la barrera de las dos horas con su 1h59:40 sobre 42.195 metros, la distancia de la maratón, aunque no será homologado como récord mundial. Tampoco importa demasiado, la plusmarca también es suya (2h01:39 en Berlín 2018).

Al contrario que otros kenianos de grandes éxitos y corta vida deportiva, Kipchoge lleva en pie de batalla casi dos décadas. Su primera gran irrupción fue en la pista, en los Mundiales de París 2003, cuando en los 5.000 metros se coló con una medalla de oro en el duelo de Bekele contra El Guerrouj, las indiscutibles estrellas del fondo. Kipchoge era una aparición espontánea, nada hacía presagiar que fuera algo duradero, más cuando su carrera en el anillo de 400 metros no terminaba de despegar. Era un error, comenzaba una leyenda que se comenzó a fraguar cuando pasó al asfalto. Ganó 11 de 12 maratones.

Su debut en la maratón se produjo en Hamburgo, en la primavera 2013, con una victoria en 2h05:30. En septiembre de ese 2013 fue a Berlín y le tumbó Wilson Kipsang, la estrella del momento, que hacía el récord mundial (2h03:23). Eliud se quedó en unos buenos 2h04:05, y, desde entonces, jamás volvería a perder una carrera…

La planificación con su entrenador y amigo Patrick Sang fue metódica. Dos maratones por año. Todas ganadas. En 2014 se llevó Rotterdam y Chicago (mientras Kimetto hacía récord en Berlín con 2h02:57), en 2015, Londres y Berlín, en 2016, Londres y el oro olímpico en Río… En 2017, Kipchoge se embarcó en el primer gran experimento, con el proyecto Breaking2. Su marca comercial le había diseñado un calzado especial, unos condiciones idóneas en el circuito de Monza en el que tendría liebres permanentes y avituallamiento móvil. No homologable como récord, pero todo para bajar de 2h00. Se quedó en 2h00:25.

Tras aquello, Kipchoge se concienció en hacer el récord mundial de maratón, el homologado. Y en Berlín 2018 lo hizo de manera brutal, con 2h01:39 y reduciendo a papilla el 2h02:57 de Kimetto. Así que, con una buena oferta económica sobre la mesa, sobrevoló sobre su cabeza el reto de volver a bajar de las dos horas. Con otro gigante comercial, esta vez desde la química, Kipchoge eligió el parque Prater de Viena, el 12 de octubre, en un recorrido de 9,6 kilómetros prácticamente llano. Igual, con liebres permanentes, avituallamientos… Y esta vez bajó de dos horas: 1h59:40. Histórico.

En la meta, Kipchoge se acordó de Roger Bannister, de cuando rompió los 4 minutos en la milla en 1954. “Quería demostrar que el ser humano no tiene límites”, decía el keniano, que entró en meta rodeado de sus liebres, que son muchos sus hombres de confianza en el campamento de Kaptagat. Allí, en el parque Prater, estaban Bernard Lagat, Augustin Choge, Erick Kiptanui, Victor Chumo, también los hermanos noruegos Ingebrigtsen, que se quisieron apuntar a la gran fiesta de Kipchoge, que fue recibido por su mujer y sus tres hijos. En Eldoret (Kenia), centenares de miles de personas salieron a festejar el éxito del ídolo.

Ahora a Kipchoge se le abren nuevos retos. Uno es romper esa barrera de las dos horas en una maratón comercial, otro es enfrentarse a Kenenisa Bekele, que por fin despuntó en maratón con 2h01:41 (Berlín 2019) y también queda la posibilidad de que ese duelo se dé en la maratón olímpica de Tokio 2020. Dudas y horizontes. Lo que es seguro es que en pocos días volverá a Kaptagat, a hacer kilómetros, a estar tranquilo y comer ugali. El filósofo Kipchoge.

Página Siguiente »