Zidane y los mismos “once cabroncetes”

Propósito de enmienda se llama la figura. Zidane, que se quejó de “falta de intensidad” en París, sacó ‘a los mismos once cabroncetes’, expresión cariñosa que dejó para la posteridad Toshack, y le respondieron. No eran exactamente los mismos once, porque estuvo Ramos en lugar de Militao, que no es poco. Pero los otros diez venían del vapuleo en París y jugaron de muy otra manera en el Sánchez Pizjuán, campo dificilísimo para el Madrid. Les fue mejor porque jugaron de muy otra manera: equipo mucho más corto, Bale y Hazard retrocediendo para proteger las bandas, atacando con muchos, defendiendo con muchos.

También el Sevilla es eso. La fuerza del bloque es su imagen de marca en este siglo que tan bien lleva. Un equipo potente, seguro, que se despliega y repliega con rapidez. Una fortaleza volante. Eso hizo del partido un serio pulso entre dos grupos en los que no había descuidos. De ahí tan pocas ocasiones de gol. Fue un partido de porteros ociosos. Pero siempre estaba presente una cosa: el Madrid tenía más por delante. El Sevilla carecía del filo que sí se adivinaba en el Madrid, con Bale, Benzema y Hazard como ataque, más la proximidad de James. Así que Courtois no intervino nada, Vaklic algo, y hasta encajó un gol.

Un gran gol, por cierto. Con ese solitario gol (otra vez la cabeza de Benzema), el Madrid se ve arriba de la tabla, codo a codo con el Athletic. Mourinho había dado muestras de inesperada prudencia el otro día al comentar en Cuatro que el Madrid seguía bien situado en LaLiga, y he aquí que pronto los hechos le han dado la razón. El fútbol crea sensaciones exageradas. Zidane, al que veíamos K.O., dio una nueva oportunidad a los fracasados de París y ellos le respondieron con un partido bravo, atento y sufrido, bien ganado. Eso indica que están con él, que aunque la plantilla está mal diseñada, que lo está, el grupo está decidido a hacer las cosas lo mejor posible.

Muy emocionante: una multitud cantó el himno del Sevilla a la salida del féretro de Reyes

2 junio, 2019 · Archivado en Deportes, Equipos, Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, Estadios fútbol, Futbol, Instalaciones deportivas, José Antonio Reyes, Sevilla Fútbol Club · Comentarios desactivados en Muy emocionante: una multitud cantó el himno del Sevilla a la salida del féretro de Reyes 
Miles de personas inundaron los aledaños del Sánchez Pizjuán para rendir un último homenaje a la figura de José Antonio Reyes.

La semana fantástica

EI Barcelona se enfrenta al vértigo de los pasajeros de una montaña rusa descomunal que están llegando al punto álgido de la subida para empezar una bajada a máxima velocidad en la que todo va a ser adrenalina concentrada en poco tiempo. El encuentro de esta tarde en el Sánchez Pizjuán (16,15 BeIN) inicia una semana fantástica en la que los de Valverde van a jugar fuera de casa tres partidos de exigencia máxima: ante el Sevilla hoy y dos en el Bernabéu ante el Madrid. Nada volverá a ser igual para el Barça después de esta secuencia de partidos.

El Sevilla, por su parte, tiene la oportunidad de volverse a enganchar a la competición doméstica en la que no gana un partido desde hace un mes (26 de enero ante el Levante). Los de Machín están empezando a notar el cansancio que supone haber empezado a jugar cuando todo el mundo estaba aún en la playa. Puede que hayan elegido esfuerzos y que hayan priorizado seguir su camino en Europa, donde a doble vuelta en la Europa League son temibles.

Hay cuentas pendientes entre ambos equipos (sigue el partido en directo en As.com), y recientes, además. La eliminatoria de Copa tan cercana escuece en ambos bandos. El Barcelona cayó sin paliativos en Nervión por 2-0 con un equipo de circunstancias. En la vuelta, un Barça de campanillas le dio la vuelta a la eliminatoria aplastando al Sevilla por 6-1 en el último gran partido que se le recuerda a los de Valverde. Esta tarde, todo el mundo tiene facturas que reclamar.

El Barcelona tiene, a pesar de los últimos resultados cosechados, bien asido el liderato de la competición, por lo que podría permitirse el lujo de realizar rotaciones. Parecería lógico, pero después de escuchar a Valverde en la previa parece que no habrá concesión alguna.

A lo sumo, los relevos afectarían a Rakitic, Lenglet y Arturo Vidal, que están a una tarjeta amarilla de perderse el Clásico del próximo sábado en el Santiago Bernabéu.