Overbooking en Valdebebas

Las obras del Bernabéu avanzan viento en popa mientras sigue sin haber visos de que con la nueva temporada los estadios puedan albergar público. En esa tesitura, el Alfredo Di Stéfano adquirirá un uso intensivo compartido entre el primer equipo y el Castilla, habitual inquilino del estadio de Valdebebas. En principio, ambos equipos retomarán la competición a mediados de septiembre. Para los de Zidane dependerá de lo que hagan contra el City. Si no logran remontar la eliminatoria, LaLiga comenzará para ellos el fin de semana del 19-20 de septiembre; si pasan, lo harán el siguiente. Esas fechas del 26-27 de septiembre son las mismas que se barajan en Segunda B para iniciar una campaña de transición y reestructuración con 100 equipos.

El uso compartido implica algunos problemas, como cuando ambos equipos coincidan como local el mismo fin de semana. Una circunstancia que se hace más difícil de cuadrar con el calendario asimétrico en Primera. La compresión del calendario de la fase de grupos de la próxima Champions hará que el primer equipo juegue muchos partidos de Liga los sábados a partir de mediados de octubre. Pero si alguna semana que coincidan los de Zidane jugasen el domingo, el Reglamento de la RFEF habilita al Castilla para aplazar su partido al lunes. El filial, de hecho, ya disputó un partido de fase de ascenso un lunes: contra el UCAM Murcia en la primera eliminatoria de 2016. En aquella ocasión fue una petición del club blanco a la RFEF para que el encuentro no coincidiera con una hipotética (y luego consumada) celebración de la Undécima en el Bernabéu.

En la década de los 80, primer equipo y filial compartieron durante varios años el Bernabéu. El Castilla comenzó a disputar regularmente sus encuentros allí después del ascenso a Segunda conseguido en la 1977-78. En Chamartín se fraguaron la gesta de la histórica final de Copa de 1980 y el título de la categoría de plata conseguido por La Quinta del Buitre en la 1983-84.

En los últimos años, otros equipos han compartido estadios. La temporada pasada el Rayo Majadahonda disputó los ocho primeros partidos como local de su debut en Segunda en el Wanda Metropolitano mientras el Cerro del Espino se adaptaba a las exigencias del fútbol profesional. Un campo que el equipo majariego lleva años compartiendo con el filial del Atlético. También recientemente Córdoba B y Recreativo Granada han compartido estadio con sus primeros equipos y en alguna ocasión se han visto obligados a llevar sus partidos a los lunes en el Nuevo Arcángel y el Nuevo Los Cármenes respectivamente.

El Madrid entrena la puntería con vistas al Granada

11 julio, 2020 · Archivado en Ciudad Real Madrid, Deportes, Entrenamientos, Equipos, Estadio Alfredo Di Stéfano, Estadios fútbol, Futbol, Instalaciones deportivas, Karim Benzema, Real Madrid · Comentarios desactivados en El Madrid entrena la puntería con vistas al Granada 
Benzema salió a entrenar en zapatillas. Ante el Alavés se resintió de la parte posterior del muslo derecho y es duda para Los Cármenes. Los titulares hicieron ejercicio suave.

La ‘doctrina Piqué’ ha hecho fortuna

7 julio, 2020 · Archivado en Arbitraje deportivo, Ciudad Real Madrid, Deportes, Equipos, Estadio Alfredo Di Stéfano, Estadios fútbol, FC Barcelona, Futbol, Gerard Piqué, Instalaciones deportivas, Maxi Gómez, Opinión, Real Madrid, Rodrigo, VAR, Varane · Comentarios desactivados en La ‘doctrina Piqué’ ha hecho fortuna 

Todo empezó con el gol anulado a Rodrigo en el Di Stéfano por la presencia de Maxi Gómez, adelantado y en posición que estorbaba a Varane. Eso dio pie a Piqué para una insinuación. No había que ser muy hábil leyendo entre líneas para entender su mensaje. Piqué ha asumido la posición de látigo del madridismo que otrora ostentó Gaspart y la ejerce con igual brío y más donaire. Puestos a echar la culpa al empedrado (el no a Neymar, el sí a Griezmann, la plantilla que nos debilitan, el Barçagate y todo lo demás), mejor acordarse del Madrid y los árbitros. Esa semilla tiende a germinar bien en España. Y esta vez, mejor que nunca.

Porque luego ha llovido a favor de ello. En San Sebastián, con tres jugadas de las que Iturralde llama grises y yo fronterizas. Ante el Getafe, con el penalti que sí y el que no, el de Carvajal. Y en San Mamés, con el pisotón que sí y el que no. Nada escandaloso, pero sí una concatenación de jugadas fronterizas en todas las cuales al Madrid le salió cara y nunca cruz. Eso ha inundado la red de memes en los que aparece Florentino como el Baal del VAR. No le pesará: cuanto más poder se le atribuya, más tendrá. Pero el Madrid no es líder por haber ganado siete partidos, que también, sino porque mientras tanto el Barça empató tres.

Eso es lo que disimuló Piqué con su semilla al aire. Si el Barça hubiera jugado los partidos anteriores como ante el Villarreal, hoy aún sería líder. Pero los jugó mal. Y, por cierto, también con suerte en la lotería del VAR. Sólo con la expulsión de Messi ante el Athletic hubiera sufrido tremendo quebranto ese día y los dos siguientes. Pero Piqué tuvo el tino de tirar al aire una semilla feraz en un suelo con eterno tempero y la lluvia lo hizo germinar. Este campeonato lo ganará irremisiblemente el Madrid, pero su victoria se explicará para los restos como designio del complot arbitral. Como tantas antes del VAR. Para este viaje...

El Di Stéfano, mejor que el Santiago Bernabéu

27 junio, 2020 · Archivado en Ciudad Real Madrid, Deportes, Equipos, Estadio Alfredo Di Stéfano, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Futbol, Instalaciones deportivas, Real Madrid · Comentarios desactivados en El Di Stéfano, mejor que el Santiago Bernabéu 

El Madrid ha dibujado sus primeras páginas en el Di Stéfano de Valdebebas sin los renglones torcidos. El equipo no había jugado nunca un partido oficial en Valdebebas, pero a pesar de esa añoranza del Bernabéu y de jugar sin público, los de Zidane suman sus apariciones en el Di Stéfano por victorias. Tres de tres. 3-1 al Eibar, 3-0 al Valencia y 2-0 al Mallorca. Ocho goles a favor (casi tres de promedio por partido) y sólo uno en contra (0,33). Unos números inmaculados para un campo coqueto y adaptado a todas las modernidades, a pesar de que su inauguración ya se remonta a 14 años atrás (9-5-2006). Las nuevas torretas de iluminación artificial han facilitado la calidad de las retransmisiones televisivas y más con el horario nocturno de las 22:00, que fue el fijado ante Valencia y el Mallorca y que será el mismo en los próximo encuentros en casa ante el Getafe (jueves, 2 de julio) y ante el Alavés (viernes, 10 de julio).

También la tecnología que exigía el VAR ha sido aplicada con las cámaras adecuadas para pasar el protocolo dispuesto por el Comité Arbitral para su correcta aplicación, como si estuviésemos aún en el Bernabéu. Tanto Zidane como los jugadores están encantados con el Di Stéfano. La buena dinámica de resultados ha ayudado a esa adaptación sin traumas y plagada de buenas noticias. El objetivo del actual líder es completar su pleno de victorias en el estadio de Valdebebas, lo que ayudaría a ganar el 34 título de Liga. Aparte de los partidos citados ante Getafe y Alavés, quedaría pendiente el teóricamente más difícil, el Madrid-Villarreal, previsto para la penúltima jornada de Liga (jueves, 16). Lo seguro es que en el Di Stéfano se ha empezado mejor que en el propio Bernabéu. El arranque de esta Liga en casa fue en la segunda jornada, con motivo de la visita del Valladolid al Bernabéu. Los blancos iban ganando con un gol aparentemente salvador logrado cerca del final por Benzema, pero en el minuto 88 un gol de Sergi Guardiola chafó la fiesta. En el resto de esta Liga, hasta su interrupción por la pandemia, el Madrid se dejó otros seis puntos en el Bernabéu tras empatar con el Betis y el Athletic de Bilbao (0-0 en ambos casos) y con el Celta (2-2). Por el momento y aunque sea sin público, el Di Stéfano se le está dando mejor a los pupilos de Zizou…

Las protestas a Melero aumentan los decibelios

El sonido del fútbol in situ en la 'nueva normalidad' es un compendio de silencios y murmullos donde arrojan luz algunas voces más audibles. Parece que el protocolo de la megafonía te va a imbuir en el ambiente de siempre. La música cesa y la megafonía anuncia el uso del VAR, pero cuando el relato del speaker repasa las alineaciones se nota la falta de 83.000 gargantas acompañándole a coro al recitar la alineación del Real Madrid.

Se oyen aplausos. Los de los suplentes blancos, que meten a sus compañeros en el partido ovacionándoles en las primeras jugadas en las que el Madrid sale airoso de la presión del Mallorca en campo contrario. Luego se impone la jerarquía de Ramos dando instrucciones a sus compañeros. “Llévatelo Fede”, le dice a Valverde para crear espacios en un saque de banda. “Carva, campo grande”, al lateral que no encuentra una salida en corto para el balón.

El tono sube cuando por parte de ambos bandos toca protestar al árbitro. Ramos ejerce de capitán. “Llega primero Fede”, se queja el central cuando Melero López sanciona una falta del charrúa sobre Bebe en el centro del campo. Por supuesto, hay disenso. “Sácala”, pedían los del Mallorca reclamando la amarilla a Kroos. “Increíble, cuatro tarjetas ha sacado”, lamentaba Carvajal tras la amonestación al alemán.

El colegiado andaluz también se impone. “Falta sin más, ya está”, zanja con los jugadores bermellones cuando estos le pedían una amarilla a Ramos. “Vale, ahí vale. Cuando pite”, le dice a Salva Sevilla, que al filo del descanso se hacía el remolón para retrasar el balón y colocarlo en su sitio en una falta en el centro del campo.

Pero no solo se oyen voces. Cuando Ramos se dispone a lanzar la falta del 2-0, el sonido del espray de Melero para colocar la barrera es nítido. “Shhhhh”, suena como pidiendo silencio para la aparición del artista en el escenario, intuyendo el toque maestro que está a punto de suceder. A la red. Enmudecedor a la vez que desata la algarabía de los blancos.

Página Siguiente »