Viejos conocidos, nuevos apuros

Hace a un lustro que el Coliseum no vivía un duelo trascendente en el que la permanencia fuese el reclamo (sigue el partido en directo en AS.com). Acostumbrado a las alturas, el Getafe se ha visto sorprendido por un mal arranque que le acerca mucho más al descenso que a los sueños europeos. Aún peor fue el inicio del Valladolid, que empieza a mejorar, pero sigue en la cola lastrado por sus pésimos números de partida. Hoy puede abandonar los puestos de descenso y cederle los trastos a su rival.

El choque será áspero, pero en familia. Muchos blanquivioletas tuvieron relación con el Geta y su técnico. Unos jugarán y otros no, pero El Yamiq fue el deseado de Bordalás, que descartó a Bruno, Raúl Carnero y Guardiola antes. Óscar Plano sí rindió bien con él en Alcorcón. Y los puntas locales hicieron la mili en Zorrilla. Mata es un ídolo allí todavía, Ünal busca su hueco aquí como lo buscó allá. Amigos íntimos o con rencores abiertos, el caso es que se juegan tres puntos de los que quitan dolores de cabeza y evitan disgustos posteriores.

En el Geta ha cambiado por sorpresa el dueño de la portería. Y tras el equipo de circunstancias del Wanda, hoy se verá al titular habitual con la única baja de Cucho Hernández. La pareja de delanteros es la única incógnita. Mata, Ángel y Ünal pugnan por dos puestos. El Valladolid llega con ausencias sensibles, pero en clara progresión y con la satisfacción de haber dejado su portería a cero en la última jornada después de dieciséis. Esa nueva seguridad tratarán de explotarla en un Coliseum que revive temores pasados.

Cruce entre un Athletic que sube y un Getafe a la baja

Empatados a 12 puntos en esa zona de indefinición donde no se sabe bien si los equipos están de subida o de bajada, Getafe y Athletic se cruzan esta tarde (sigue el partido en directo en AS.com).

Ni el Getafe se reconoce en ese equipo que encadena cuatro partidos sin ganar ni el Athletic debe ser el que un día es goleado y al poco golea (4-0 al Betis). Transcurridas las nueve primeras jornadas de Liga (ambos equipos tienen un partido pendiente), ninguno de los dos está satisfecho con lo que es y ambos están en la búsqueda de su verdadera identidad. "Mi equipo sigue en periodo de mejora", reconocía ayer Bordalás. La frase la podría firmar también Garitano, que sigue a vueltas en la búsqueda de su once titular, que si Raúl García o que no, mejor ahora Villalibre, esto y lo otro.

El Getafe ha perdido los dos últimos partidos en su estadio, algo muy poco habitual en su historia en Primera. Bordalás y los suyos llevan toda la semana dando una enorme importancia al choque ante el Athletic y reconociendo que urge la victoria. Son cuatro semanas sin ganar, lo que ha bajado al equipo del liderato que ostentó en las primeras jornadas a la zona media.

El Athletic viene de menos a más, ya no le muerden en los tobillos los puestos de descenso y Garitano por fin puede pasear tranquilo por Bilbao sin pensar que en cualquier esquina está el hombre del mazo con el despido.

Bordalás sí tiene claro cuál es su once titular (no suele variar) y de él se cae Maksimovic, baja desde que se fue a jugar con Serbia. Le suplirá Timor, una zurda más exquisita pero no tan efectivo en la presión. Arriba volverá Mata, que junto a Ángel son la única garantía de gol del equipo.

Garitano tomará como base el equipo que goleó al Betis, si bien podría dar entrada a gente de brega como Dani y Raúl García.

El EuroGranada hace parada en un Coliseum inviolable

No hay quien tosa al Getafe en su campo, por más que en tiempos de coronavirus la expresión pueda chirriar. Tres partidos jugó esta temporada el equipo de Bordalás en el Coliseum y tres victorias consiguió. Y sin encajar siquiera un gol. Hasta el Barça, último visitante y con la costumbre histórica de irse con todos los puntos en la talega, se fue con las manos vacías del Coliseum y con un rosco en su casillero de goles. Igual le sucedió antes al Betis y primero a Osasuna. Por esto o por lo otro pero nadie le ha puesto la mano encima al Getafe en su casa, donde se mantiene puro e inmaculado (sigue el partido en directo en AS.com).

Enfrente estará el Granada, que es hoy lo que el Getafe fue ayer: la última moda que hace ruido en Europa. El Granada viene de saborear una gesta mayor al ganar en campo del PSV, recordando en parte el arte que se dio el Getafe al eliminar a todo un Ajax. Cosas de Diego Martínez y Bordalás.

Bordalás y Diego Martínez son hoy dos entrenadores que gozan de merecido reconocimiento (el lobby elitista no les acepta aún), ganado desde cuándo para comer tenían que masticar tierra. Cogieron equipos en agonía, en inferior categoría, que casi nadie quería. Ahí están hoy, y toda esa diferencia dejarán de inmenso legado.

Bordalás repetirá el equipo que la pasada ganó al Barcelona, con Cabaco formando en el eje de la defensa junto a Djené. Si así sucede, se podría afirmar que Cabaco le ha ganado el puesto a Etxeita.

Martínez, al contrario, hará rotaciones. Molina, que jugó y marcó en Eindhoven, posiblemente sea suplente hoy. Dos partidos en poco más de tres días pueden hacer mella a sus 38 años.

El partido será muy especial por el regreso de Jorge Molina al Coliseum. Seguramente el jugador más querido por la familia azulona en la última década. No podrán verlo en directo, una pena para ellos y para él.

Bordalás-Arrasate, ¿sin rencor?

El calentón que se pillaron Bordalás y Arrasate en el último Getafe-Osasuna tuvo reflejo en el rifirrafe cara a cara al retirarse a los vestuarios, percance que tuvo recorrido posteriormente con las rajadas y acusaciones directas en rueda de prensa. "Es un caradura y un mal compañero", acusó Bordalás. Ambos entrenadores se reencuentran hoy en el mismo escenario (sigue el partido en directo en AS.com). Se sabe que no habrá público en el Coliseum, se desea que tampoco exista rencor.

El Getafe debuta en esta Liga. Osasuna le saca una jornada de ventaja y hoy podría ponerse líder si gana en el Coliseum y Valencia y Betis no lo hacen y le mejoran el goalaverage.

Los precedentes no invitan a dar gusto a los paladares más exquisitos. Los dos partidos entre ambos equipos del curso pasado acabaron sin goles y ambos resultaron ser bastantes rocosos y con un alto número de faltas e interrupciones. El Getafe hace transiciones rápidas y presiona arriba en cuanto pierde el balón. Osasuna le jugó con las mismas cartas, lo que provocó que no se viesen jugadas de más de seis pases.

Jagoba Arrasate se sabe la teoría para ganar hoy. Otra cosa es ponerla en práctica: "Los partidos contra el Getafe suelen ser ser en pocos metros y ahí es donde tenemos que tener claro lo que tenemos que hacer para atacar esa espalda que dejan descubierta. Esa es la teoría, luego la práctica es muy difícil porque es muy difícil armar esos pases a la espalda", adelantaba ayer ante los medios, quizá advirtiendo de lo que puede suceder esta tarde.

"La temporada pasada hicieron muchas faltas e interrumpieron el juego. Fue un partido muy trabado", anticipó Bordalás. Al Getafe, esta temporada, no se le puede pedir que luche por Europa como ha hecho en las dos últimas temporadas. Al menos, de inicio, porque el club azulón ha perdido a muchos jugadores respecto al curso pasado.

Hoy, en cambio, podrían hacer su estreno los cuatro fichajes azulones: Enes Ünal, Cucho Hernández, Poveda y Palaversa. Cucho se antoja como titular junto a Mata en la delantera, pero a ese puesto también optan Ünal y Ángel. En Osasuna, Calleri también podría hacer su estreno.

Getafe y Real Sociedad, con paso cambiado para ir a Europa

Getafe y Real Sociedad han entrado atravesados en el reinicio de la competición y todavía no han logrado ganar en sus cuatro encuentros (sigue el partido en directo en AS.com). Una derrota y tres empates para los azulones, un empate y tres derrotas para los donostiarras. Pese al lastre, acceder a las plazas de Europa League sigue estando a su alcance, y podrían lograrlo no uno sino los dos equipos.

El propio Bordalás incidió ayer en el detalle: "Éramos dos equipos muy regulares antes de la pandemia y estábamos haciendo las cosas bien. De los de la zona alta somos los que menos han sumado". No existe una explicación lógica. Quizá sólo sea fútbol, un juego en el que nunca viene mal tener algo de suerte.

El fútbol de la Real, criticado últimamente, es de mucho toque y requiere continuidad en el juego, que el partido tenga pocas interrupciones. Al Getafe le interesa todo lo contrario para su estilo directo. El dato acumulado de pases que llevan ambos equipos en las 31 jornadas disputadas aclara esa diferente concepción del juego. El Getafe ha dado 9.511 pases, mientras que la Real Sociedad 15.090. Las cifras son las que oficialmente facilita LaLiga.

El Geta ha tenido seis días de descanso que le han venido de maravilla para recuperar. Jorge Molina es el que más lo agradece y volverá a formar una amenaza constante en forma de pareja de delanteros con Jaime Mata, que ya vio puerta en Valladolid y que, poco a poco, vuelve a ser el de antes. Faltará un jugador vital, el central Djené.

Imanol parece tener claro el equipo que sacará. Zubeldia volverá a la titularidad tras haberle dado descanso y Le Normand podría ser de la partida en el Coliseum. La duda está en la delantera, donde Imanol puede apostar por Isak o Willian José.

Página Siguiente »