El mapa de calor que delata el ‘problema Griezmann’

El paso de Griezmann con Francia para jugar contra Islandia y Turquía ha vuelto a confirmar lo distinto de sus roles en la selección y el Barça y, sobre todo, lo diferente que son sus ubicaciones en el campo. Una imagen mostrada en twitter hace dos días por el periodista Albert Ortega (@AlbertOrtegaES1) ilustraba (ver imagen) los mapas de calor de Griezmann jugando con la campeona del mundo y con el campeón de Liga.

El mapa de calor confirma la libertad de movimientos de la que goza con Deschamps y su encajonamiento en Barcelona. En Francia, Griezmann es uno de los líderes del equipo y se ganó con el paso de los años ( y los títulos) su condición de jugador de enganche que se mueve libremente en zonas de creación y marca el ritmo del partido. Sólo hace falta echar un vistazo al mapa de calor con los bleus para comprobar que su zona de influencia en Francia es la de Messi en el Barça. Es por eso que el mapa de calor en sus primeros partidos con el Barça le señala claramente arrinconado en la zona de falso extremo izquierdo con pocas opciones de acercarse al área. Pese a eso, ya ha sido capaz de hacer tres goles.

El encaje de Griezmann ya se debatió antes de que su fichaje por el Barça fuera una realidad. Entre otras cosas, porque estaba cantado. Nadie discute la trayectoria ni la categoría futbolística del francés, pero sí era previsible sospechar que un jugador que había actuado como segundo punta en el Atlético de Madrid y en Francia y que llevaba años con una posición mucho más centrada, no iba a tener una adaptación fácil en un equipo en el que ese trabajo ya tiene un especialista cualificado, nada menos que el mejor jugador del mundo.

Anticipándose al problema, Valverde ha decidido poner a Griezmann por la izquierda desde el principio de temporada. También cuando Messi no estaba. Todo, con la intención de no descentrar al futbolista y dejarle claro que su sitio en el Barça iba a estar en esa posición de extremo izquierdo en el 4-3-3 y sólo como delantero centro cuando Luis Suárez no esté. Sólo si Valverde 'escapa' al 4-2-3-1, podrá tener alguna opción de centrar más su posición.

Aunque etsá intentando poner buena cara y hacer el esfuerzo por calar bien en el equipo, la situación no le hace ninguna gracia a Griezmann. "Buena cuestión", contestó cuando un periodista le preguntó hace unas semanas si no estaría mejor partiendo de la banda derecha. Es una evidencia que le gustaría poder saltar a más zonas del campo y ampliar su radio de acción. En cierto sentido, liberarse. Sin embargo, el francés ha llegado con buena disposición. Es un jugador inteligente y está obligado a admitir que Messi y su posición en el campo son intocables porque todo gira alrededor del argentino. Adaptarse a este nuevo rol es todo un reto para él y le está poniendo voluntad, aunque en ocasiones le está resultando frustrante.

El asunto es que puede que ni siquiera Valverde lo vea ahí. En cuanto tuvo a Dembélé disponible el día del Sevilla, le dio un puesto en el once. Tal vez el regreso de Alba permita a Griezmann asegurar su puesto como titular dejándole el carril libre al de L'Hospitalet y metiéndose a zonas algo más interiores. Pero el debate está sobre la mesa y se impone una buena comunicación entre los agentes implicados (Valverde y Griezmann, pero también el mismo Messi) para que el asunto fluya. Si no el problema del encaje del Principito corre el riesgo de enquistarse.

Valverde: «La expulsión de Dembélé es un misterio»

6 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, FC Barcelona, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Sevilla Fútbol Club · Comentarios desactivados en Valverde: «La expulsión de Dembélé es un misterio» 

Ernesto Valverde habló en Movistar Liga. Estas fueron sus opiniones.

- ¿Satisfecho?

- Era un partido complicado, importante para nosotros. En el primer tiempo el resultado es abultado para como ha sido el partido. En los primeros 25 minutos nos han perdonado pero estaban arriesgando mucho y esto es lo que es. Ellos planteaban un partido de presión, con espacios y rápido. Y nosotros hemos tenido más pegada que ellos. Después del primer gol nos hemos asentado más.

- ¿Esos primeros 25 minutos son mérito del Sevilla o demérito del Barça?

-Imagino que un poco de todo pero un equipo no juega todo. Ellos estaban frescos y han salido fuertes porque están en un buen momento y nos generaban problemas. Pero hemos podido ganar.

- ¿Cómo explica lo de las tarjetas? Ocho amarillas y dos rojas

- Es el criterio del árbitro a la hora de valorar las faltas. Cada uno siempre tiene su opinión. Ha sido un partido limpio. Lamento la expulsión de Araújo porque era su debut. No me lo ha parecido y lo de Dembélé es un misterio.

- ¿Le ha preguntado a Dembélé qué le ha dicho al árbitro?

- Es difícil sacarle a Dembélé palabras en castellano. No he hablado con él pero no creo que sea una frase demasiado larga.

- Otro gol de Messi.

- Desde luego para nosotros es una buena noticia que haya jugadores que se sumen a la faceta goleadora. Leo acapara goles y cuando vaya cogiendo la forma estará más cerca del gol pero es bueno para nosotros que haya jugadores que metan más goles.

Valverde: «Messi y Suárez están recuperados»

5 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, FC Barcelona, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lionel Messi, Luis Suárez, Organizaciones deportivas, Primera División, Sevilla Fútbol Club · Comentarios desactivados en Valverde: «Messi y Suárez están recuperados» 
Valverde compareció en la rueda de prensa previa al duelo frente al Sevilla en el Camp Nou y habló del estado de forma en el que llegan el argentino y el uruguayo.

El factor Valverde

4 octubre, 2019 · Archivado en Ernesto Valverde, FC Barcelona, Primera División · Comentarios desactivados en El factor Valverde 
  Leer

Messi y Griezmann no mezclan

Antoine Griezmann no termina de arrancar en el Barcelona. El delantero procedente del Atlético de Madrid está intentando adaptarse al equipo, pero no terminan de salirle las cosas. El francés intenta dar pases al primer toque, se sacrifica en defensa e incluso prescinde de su control en carrera para acomodarse al estilo de juego del conjunto azulgrana. Pero Griezmann ha estado bastante irregular, dejando buenas sensaciones por ejemplo ante el Betis y malas como ayer ante el Inter de Milán (2-1). Y la sociedad con Messi podría ser uno de los problemas que debe solucionar el francés.

Ambos han dicho en rueda de prensa (el último en hacerlo ha sido el argentino) que "no hay ningún problema" entre ellos. Sin embargo, en el césped no da esa sensación y las estadísticas demuestran que todavía no se entienden, o que al menos no conectan. En las dos jornadas de Champions League, Griezmann solo le ha dado cuatro pases a Messi (dos en cada partido), mientras que Messi le ha dado cinco (dos ante el Borussia Dortmund y otros tres ante el Inter de Milán). Hasta ahí todo normal, teniendo en cuenta que han jugado en bandas opuestas y es difícil hacerse llegar el balón sin pasar por un compañero antes (no hay que olvidar que en la primera jornada el diez estuvo poco más de media hora sobre el terreno de juego).

Pero llama la atención que Messi no ha tenido estos problemas de conexión con otros futbolistas. Sin ir más lejos, Ousmane Dembélé, que solo ha participado 28 minutos en la segunda jornada (y cero en la primera), recibió cinco pases del argentino. Es decir, que Messi le ha dado a Griezmann cinco pases en los 97 minutos que han coincidido en el campo, los mismos que a Dembélé, que jugaba en la misma banda que Griezmann, en tres veces menos tiempo, algo que se puede comprobar viendo el mapa de calor. Si nos fijamos en el encuentro ante el Borussia Dortmund (0-0), podemos ver cómo Griezmann le dio dos pases a Messi en los 34 minutos que coincidieron, los mismos que le devolvió el argentino cuando entró por Ansu Fati. Insuficientes para una asociación en la que se han invertido 120 millones de euros este verano.

Tampoco se trata de que el rival acierte cuando alguno de sus jugadores intenta jugar el balón con un compañero, pues Messi ha completado 75 pases de 89 intentados (tiene un 84,27% de acierto), mientras que Griezmann registra 67 pases buenos de 82 (con un 81,71% de acierto). Simplemente no se encuentran en el campo, al menos si no utilizan a Luis Suárez de puente, al que le han pasado en esos dos partidos 16 veces entre los dos.

En total, Messi le ha dado 11 pases a Luis Suárez en Champions, mientras que Griezmann le ha dado 5 a Luis Suárez. En ambos casos ambos jugadores le han dado más pases al uruguayo, quizá porque el nueve está más centrado en el campo, pero lo cierto es que el tridente no conecta si no pasa antes por las botas de Luis Suárez, algo que de no arreglarse pronto puede convertirse en un problema para Ernesto Valverde.

Página Siguiente »