«El tráfico se paralizó en Kenia para ver a Kipchoge»

14 octubre, 2019 · Archivado en África, África subsahariana, Atletismo, Deportes, Eliud Kipchoge, Kenia, Maratón · Comentarios desactivados en «El tráfico se paralizó en Kenia para ver a Kipchoge» 

El centro de Eldoret, enfrente de la videopantalla gigante que el gobierno de Kenia utiliza para publicidad, se convirtió en el lugar del mundo donde más personas siguieron juntas el 1h59:40 de Kipchoge. "Es un sitio en el que hay tráfico de coches, pero todo se paralizó. La gente comenzó a agolparse para ver a Eliud y cuando quedaban 15 minutos para que acabara, ya no se oía nada de la pantalla por el ruido de la gente y la música de fiesta de los locales", cuenta Marc Roig, nacido en Sant Pol de Mar (Barcelona) hace 35 años y residente en Kenia, que ha compartido muchos entrenamientos con Kipchoge en el training camp de Kaptagat, a 6,1 kilómetros del centro de Eldoret.

"Kipchoge es de Eldoret de toda la vida, y es un ídolo. No se pasea mucho por el centro, porque su fama ha crecido de manera increíble. Pero cuando le ven y le reconocen todos le saludan y le dan la mano. Aunque no son muy fanáticos por aquí, es decir que no te dan mucho la brasa, vamos", explica Roig, que no ha visto un atleta "con tanto carisma en ese entorno".

Roig, que conoce bien a Kipchoge (34 años), explica que estos retos comerciales, tanto el de Monza en 2017 (2h00:25) como el del sábado en Viena, le han hecho crecer "a nivel de fama y como atleta". "Es que Eliud ha abierto la veda, el camino para bajar de dos horas. Cuando lo hizo en Monza, él se convenció que podía correr a ritmos altísimos y eso le dio el plus para creerse que podía manejar los ritmos de 2:50 cada 1.000". Así hizo el récord mundial 'oficial' en septiembre de 2018 (2h01:39 en Berlín): "Ahora ya no le va a dar miedo, ni a él, ni a Bekele (hizo 2h01:41), pasar la media en 1h00 algo". Ese duelo con Bekele es el que se espera para 2020.

Esta temporada, en el grupo de entrenamiento de Patrick Sang, Kipchoge estaba "mejor que nunca": "El método del entrenador es muy monótono (martes hay series, jueves, tirada larga y sábado, farlek), cambio poco año a año. Así que puedes comparar con facilidad y esta temporada Eliud tenía una solvencia increíble. Además, al entrenar con atletas de tanto nivel, ves que a Kipchoge nadie le tose. Da igual que sean tíos de 2h03, 2h04 y 2h05, al final sólo queda él. Este año ha hecho el récord de un par de circuitos".

A Kipchoge le controló durante su preparación Nike, que le colocó un potenciómetro para medir datos ("pero a día de hoy sólo se hacen a nivel de análisis para ver cómo responden a calzado") y también el keniano es un banco de prueba "buenísimo" para zapatillas "porque aporta mucha información y feedback".

Kipchoge, que ganó su primer título en 2003 (oro mundial de 5.000), se escapa al prototipo de corredor keniano que vive deprisa, gana mucho y desaparece pronto. "A Eliud no le preocupa demasiado ser conocido, es austero. Nunca le verás de fiesta, es muy familiar, tiene una mujer y tres niños que son majísimos. Es un ejemplo cuando corre y cuándo no lo hace", cierra Roig, que descubre: "A Eliud le gusta mucho leer, pero sobre todo saber". El filósofo Kipchoge.

La prensa mundial se rinde a Kipchoge tras su hazaña

13 octubre, 2019 · Archivado en África, África subsahariana, Atletismo, Deportes, Eliud Kipchoge, Kenia, Maratón · Comentarios desactivados en La prensa mundial se rinde a Kipchoge tras su hazaña 

La última gesta de Eliud Kipchoge, que este sábado se convirtió en el primer ser humano que consigue bajar de las dos horas en una maratón (1h59:40 fue su tiempo), ha tenido repercusión en las ediciones digitales e impresas de todo el mundo:

ASLa portada impresa de nuestro diario reserva un hueco para el keniano con el titular "Kipchoge rompe en Viena la barrera de las dos horas en maratón: 1h59:40". Dentro, dos páginas: "Kipchoge pisa la luna al bajar de dos horas".La foto, un sonriente Kipchoge alzando la bandera de Kenia tras cruzar la meta. 

New York Times: El diario estadounidense titular en su edición impresa "Eliud Kipchoge rompe la barrera de las dos hora en maratón". "En Viena, el keniano consiguió un hito hasta ahora concebido como inasequible. Pero su tiempo 1:59:40, no será reconocido como récord del mundo". Ilustra la pieza un sonriente Kipchoge llegando a meta. 

BBC: "Kipchoge rompe la marca de las dos horas", titula la radiotelevisión pública británica. "El keniano, de 34 años, cubrió los 42,2 kilómetros en una hora, 59 minutos y 40 segundos. No será reconocido como récord al no ser una carrera abierta y usar liebres que iban rotando", reza el texto. En la foto, Kipchoge con la bandera de su país. 

L'Équipe: La portada del periódico francés es para la gesta del keniano, con el titular "En menos de dos". En la edición digital, es "Kipchoge reinventa la maratón". Dentro, "En 1h59:40, Eliud Kipchoge ha roto la mítica barrera de dos horas en maratón", y foto para el protagonista abriendo los brazos ya en los últimos metros. 

La Gazzetta dello Sport: "¡Kipchoge derriba el muro de las dos horas!", titulan los italianos en su edición digital. "Empresa histórica en el Prater de Viena (récord no homologado) del atleta keniano, que corre una maratón en menos de dos horas ayudado por la tecnología y 41 liebres". 

The Guardian: "Eliud Kipchoge hace historia corriendo una maratón en menos de dos horas", titulan los británicos en su edición digital. "El keniano marca un tiempo no oficial de 1h59:40 en Viena. Estuvo asistido por 41 liebres y un láser".

Marca: El diario deportivo le dedica la mitad de su portada con el titular "Gesta para la eternidad" y la foto del keniano sonriente con los brazos en cruz tras cruzar la meta. "¡¡Kipchoge baja de las dos horas en maratón con 1.59:40 en el reto INEOS!!" es el titular en su web. "Se convierte en el atleta más rápido en los 42,195 kilómetros, aunque no será récord del mundo".

Bild: "Así fue Kipchoge el rey de la maratón", dicen los alemanes. "Rompió la barrera del sonido bajando de las dos horas", continúan. La foto, también, para la llegada a meta, con gesto feliz, del maratoniano. 

Daily Nation: Uno de los principales diarios kenianos le dedica la porta entera con el titular "El más grande de todos los tiempos" sobre una foto en la que se ve a Kipchoge saludando sonriente al llegar a meta. "Fue como ir a la luna y volver", es el título de la noticia en su edición digital. "Incluso el mejor maratoniano de todos siempre reconoció que, por una vez, tuvo mariposas en el estómago". 

Kenia enloquece con la ‘monstruosa’ marca de Kipchoge

12 octubre, 2019 · Archivado en África, África subsahariana, Atletismo, Austria, Deportes, Eliud Kipchoge, Europa, Europa occidental, Kenia, Maratón, Nairobi, Viena · Comentarios desactivados en Kenia enloquece con la ‘monstruosa’ marca de Kipchoge 

Miles de kenianos se echaron a la calle (en la imagen, Nairobi) para ver en pantallas gigantes la maratón que su compatriota Kipchoge corrió en el parque Prater de Viena, a casi 6.000 kms de distancia. Kipchoge es el primer ser humano que baja de dos horas en esta prueba, aunque la marca no fue homologada por no cumplir unos requisitos mínimos.

¿Quién es Kipchoge? El filósofo de la maratón derriba el muro

12 octubre, 2019 · Archivado en Atletismo, Austria, Carreras populares, Competiciones, Deportes, Eliud Kipchoge, Europa, Europa occidental, Maratón, Viena · Comentarios desactivados en ¿Quién es Kipchoge? El filósofo de la maratón derriba el muro 

A Eliud Kipchoge le llaman ‘el filósofo’. Tiene ese sobrenombre en la campamento de entrenamiento de Kaptagat, porque mientras otros jóvenes están enganchados a su teléfono móvil o de bromas, Eliud está siempre tranquilo, observando, leyendo… Por eso, este keniano, de 34 años, es diferente y acaba de entrar en la leyenda al romper la barrera de las dos horas con su 1h59:40 sobre 42.195 metros, la distancia de la maratón, aunque no será homologado como récord mundial. Tampoco importa demasiado, la plusmarca también es suya (2h01:39 en Berlín 2018).

Al contrario que otros kenianos de grandes éxitos y corta vida deportiva, Kipchoge lleva en pie de batalla casi dos décadas. Su primera gran irrupción fue en la pista, en los Mundiales de París 2003, cuando en los 5.000 metros se coló con una medalla de oro en el duelo de Bekele contra El Guerrouj, las indiscutibles estrellas del fondo. Kipchoge era una aparición espontánea, nada hacía presagiar que fuera algo duradero, más cuando su carrera en el anillo de 400 metros no terminaba de despegar. Era un error, comenzaba una leyenda que se comenzó a fraguar cuando pasó al asfalto. Ganó 11 de 12 maratones.

Su debut en la maratón se produjo en Hamburgo, en la primavera 2013, con una victoria en 2h05:30. En septiembre de ese 2013 fue a Berlín y le tumbó Wilson Kipsang, la estrella del momento, que hacía el récord mundial (2h03:23). Eliud se quedó en unos buenos 2h04:05, y, desde entonces, jamás volvería a perder una carrera…

La planificación con su entrenador y amigo Patrick Sang fue metódica. Dos maratones por año. Todas ganadas. En 2014 se llevó Rotterdam y Chicago (mientras Kimetto hacía récord en Berlín con 2h02:57), en 2015, Londres y Berlín, en 2016, Londres y el oro olímpico en Río… En 2017, Kipchoge se embarcó en el primer gran experimento, con el proyecto Breaking2. Su marca comercial le había diseñado un calzado especial, unos condiciones idóneas en el circuito de Monza en el que tendría liebres permanentes y avituallamiento móvil. No homologable como récord, pero todo para bajar de 2h00. Se quedó en 2h00:25.

Tras aquello, Kipchoge se concienció en hacer el récord mundial de maratón, el homologado. Y en Berlín 2018 lo hizo de manera brutal, con 2h01:39 y reduciendo a papilla el 2h02:57 de Kimetto. Así que, con una buena oferta económica sobre la mesa, sobrevoló sobre su cabeza el reto de volver a bajar de las dos horas. Con otro gigante comercial, esta vez desde la química, Kipchoge eligió el parque Prater de Viena, el 12 de octubre, en un recorrido de 9,6 kilómetros prácticamente llano. Igual, con liebres permanentes, avituallamientos… Y esta vez bajó de dos horas: 1h59:40. Histórico.

En la meta, Kipchoge se acordó de Roger Bannister, de cuando rompió los 4 minutos en la milla en 1954. “Quería demostrar que el ser humano no tiene límites”, decía el keniano, que entró en meta rodeado de sus liebres, que son muchos sus hombres de confianza en el campamento de Kaptagat. Allí, en el parque Prater, estaban Bernard Lagat, Augustin Choge, Erick Kiptanui, Victor Chumo, también los hermanos noruegos Ingebrigtsen, que se quisieron apuntar a la gran fiesta de Kipchoge, que fue recibido por su mujer y sus tres hijos. En Eldoret (Kenia), centenares de miles de personas salieron a festejar el éxito del ídolo.

Ahora a Kipchoge se le abren nuevos retos. Uno es romper esa barrera de las dos horas en una maratón comercial, otro es enfrentarse a Kenenisa Bekele, que por fin despuntó en maratón con 2h01:41 (Berlín 2019) y también queda la posibilidad de que ese duelo se dé en la maratón olímpica de Tokio 2020. Dudas y horizontes. Lo que es seguro es que en pocos días volverá a Kaptagat, a hacer kilómetros, a estar tranquilo y comer ugali. El filósofo Kipchoge.

Locura en las calles de Kenia con el récord histórico de Kipchoge

12 octubre, 2019 · Archivado en Atletismo, Clasificación deportiva, Competiciones, Deportes, Eliud Kipchoge, Maratón, Récord deportivo · Comentarios desactivados en Locura en las calles de Kenia con el récord histórico de Kipchoge 
Los ciudadanos keniatas plagaron las calles de Eldoret, municipio de Kenia, para vivir en directo el récord de Kipchoge. Este fue el momento de su triunfo.

Página Siguiente »