El Sporting sigue con su plan de partido a pesar de la huelga

La Primera Iberdrola, en este momento del viernes, tiene su jornada parada debido a la huelga. Sin embargo, varios equipos de la liga han tenido que emprender su viaje debido a que es viernes laborable y todavía hay margen para que se desconvoque la huelga. El Sporting de Huelva ha comunicado su lista de convocadas y ha informado de que el equipo ha emprendido el viaje hacia Valencia para el partido del sábado ante el Levante (18:30). 

El club se ha puesto en contacto con AS para asegurar que ellos respetarán el derecho a la huelga. "Viajamos porque estamos en día laborable y la huelga se puede desconvocar en cualquier momento. Tenemos un viaje de muchas horas, por lo que el equipo al completo ya se ha puesto en camino. Hoy dormirán allí y depende de lo que pase, harán o no harán huelga. Las jugadoras decidirán. Nosotros no tenemos margen para viajar mañana en caso de que la huelga se desbloquee. No somos los únicos. El Granadilla también viaja, tiene que coger un avión. Si mañana no se juega, perderemos cinco mil euros, nos daremos la vuelta y otra vez para Huelva", aseguró Manuela Romero, presidenta del Sporting de Huelva.

El resto de equipos no han mostrado ningún movimiento y por el momento, no se celebrará la jornada 9 de la Primera Iberdrola. El Sporting Huelva es uno de los clubes más humildes de la categoría. Sin el respaldo de un gran club, se encuentra en una situación delicada y a expensas de lo que decidan los sindicatos de las jugadoras.

El ‘Judas’ de Froome

Allá por diciembre, cuando Sky anunció su adiós, escribí una pieza en la que resaltaba “la insoportable levedad” de los equipos ciclistas. No importa que seas una máquina de victorias y que hayas ganado seis veces el Tour de Francia, porque si tu mecenas cierra el grifo, no tienes más fórmulas para sobrevivir que buscarte otro patrocinador que cubra las necesidades. Quizá debido a esa dependencia, las escuadras no son demasiado selectivas con las marcas que lucen en su equipación. Pueden anunciar un año una cosa, y al siguiente la contraria, sin reparos. El mercado es libre. Eso es, en parte, lo que le ha ocurrido al equipo de Chris Froome, que en 2018 exhibía una ballena orca serigrafiada en la espalda con la leyenda Sky Ocean Rescue, y desde este mes corre para un gigante petroquímico odiado por los ecologistas del mundo.

La firma del magnate Jim Ratcliffe, el hombre más rico del Reino Unido, estrenó este jueves el nuevo maillot de INEOS en el Tour de Yorkshire, asediado por activistas que señalaban a Froome como ‘Judas’, un día después de celebrar un acto de presentación casi clandestino para esconderse de sus detractores. Son los mismos grupos que fomentan el uso de la bicicleta como vehículo limpio. Eso nos da alguna pista de por dónde va la estrategia de la petroquímica, que busca blanquear su marca en un deporte de gran impacto publicitario. Por idéntica razón patrocina al Team UK de la Copa América de vela del ilustre Ben Ainsle, otro defensor de los océanos que tampoco ha renegado del dinero. Con ese ruido, que se irá apagando, ha arrancado el INEOS, que desde una perspectiva exclusivamente deportiva, mantiene todo su potencial. Un rodillo.