La redención de Dwight Howard: «Mi ego ha muerto»

28 octubre, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Dwight Howard, Equipos, Los Ángeles Lakers, NBA · Comentarios desactivados en La redención de Dwight Howard: «Mi ego ha muerto» 

"Mi ego ha tenido que morir para que yo sea quién soy". Así de tajante se ha mostró Dwight Howard después de la victoria de los Lakers ante los Jazz. Apenas unos días después, firma 16 puntos, 10 rebotes y 4 tapones en apenas 23 minutos ante los Hornets, una actuación que le ha valido los aplausos de Frank Vogel y de sus compañeros... algo que se lleva repitiendo desde que el baloncestista regresó a Los Ángeles y que no deja de ser una anomalía en una estrella que ha caído a los infiernos en los últimos años, en los que se ha llevado más críticas que halagos.

El nuevo rol de Howard no deja de sorprender dentro de un jugador que fue ininterrumpidamente All Star desde 2007 a 2014 y que lideró a los Magic a las Finales de la NBA 2009. Un fenómeno de la naturaleza qe ganó tres veces el galardón de Mejor Defensor y que estaba llamado para ser el heredero de Shaquille O'Neal en los tableros. Todo cambió en la 2012-13, cuando su tumultuoso paso por los Lakers, en los que los choque con Kobe y las quejas por su poca ética de trabajo fueron protagonistas, provocaron que un proyecto pensado para acabar con el anillo acabara siendo un rotundo fracaso. Desde entonces, el pívot ha ido teniendo cada vez un papel más residual en los equipos en los que ha estado (Rockets, Hawks, Hornets y Wizards) mientras que la franquicia de púrpura y oro no ha regresado a los playoffs.

El ‘sí’ de LeBron y Davis y el papel de Kidd: así se ganó a Howard el puesto en los Lakers

24 agosto, 2019 · Archivado en Anthony Davis, Baloncesto, Competiciones, Deportes, Dwight Howard, Equipos, Jason Kidd, Lebron James, Los Ángeles Lakers, NBA · Comentarios desactivados en El ‘sí’ de LeBron y Davis y el papel de Kidd: así se ganó a Howard el puesto en los Lakers 

El fichaje de Dwight Howard por los Lakers ha sido el último gran movimiento de la agencia libre. Si bien es cierto que hace unos años la llegada del pívot a la franquicia de púrpura y oro causó un auténtico terremoto, hoy en día su llegada no supone lo mismo. En los últimos años, el que fuera el hombre más dominante de la Liga ha perdido su estrella, y su retorno al equipo de Hollywood de rebote y tras la lesión de Cousins se ve con cierta cautela.

No es para menos. Su primera etapa con los angelinos estuvo marcada por los altercados con Kobe Bryant, sus choques con Mike D'Antoni y el alejamiento del aro de Pau Gasol, que vio como su compañero de por aquel entonces ocupaba en la zona un papel mucho mayor que él. Además, el jugador firmó con los Rockets tras tan solo una temporada en la histórica franquicia, saliendo por la puerta de atrás y sin dejar grandes recuerdos entre los aficionados angelinos.

Parece que las cosas han cambiado en los últimos tiempos. Howard, siempre dueño de un carácter ligeramente infantil y sin tener la ética de trabajo necesaria en un equipo campeón, ha dejado atrás, al menos aparentemente, el ego que le caracterizaba. Eso decía hace unos meses, y parece haberlo demostrado en los entrenamientos con los que se ha ganado un puesto en los Lakers.

Así lo ha revelado Shams Charania. El periodista ha dicho que cuando Cousins se lesionó, Howard y su agente Charles Briscoe, intentaron contactar rápidamente con alguien de confianza de dentro de la franquicia. Después de que los Lakers recibieran el permiso por parte de los Grizzlies para contactar con su jugador, hablaron con Rob Pelinka, General Manager del equipo. Tras esto, encontraron a su persona de confianza en Jason Kidd, una figura clave en la operación.

El ex jugador y hoy asistente de los Lakers tiene una estrecha relación con el pívot desde que ambos compartieran equipo en la selección de Estados Unidos que se hizo con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Según Charania, ambos hombres se reunieron para recordar su época de jugadores en una charla en la que Howard trasladó a su antiguo compañero lo mismo que ha venido diciendo en los últimos meses: que ha aprendido de las últimas temporadas y ha comprendido que es uno más dentro de la Liga. Que debe centrarse en la defensa y jugar cuando se le pida.

El center también se mostró dispuesto a apoyar a Davis y LeBron en lo que fuera necesario para la consecución del campeonato. Todo esto convenció a Kidd, que programó junto al resto del cuerpo técnico de los Lakers el entrenamiento de Howard para el jueves (en la misma semana en la que verían al resto de agentes libres). Sin embargo, el pívot apareció el miércoles por la tarde en las instalaciones del equipo, algo que sorprendió positivamente a los funcionarios de la franquicia, con los que el ex de los Magic charló amigablemente.

La reunión con los jugadores

El jueves por la mañana, en el entrenamiento programado, se observo a Howard en una gran forma, y algunas fuentes de los Lakers lo definieron como "increíble". Davis, Rondo o McGee fueron algunos de los miembros de la plantilla que se acercaron a verle entrenar cuando se corrió la voz. Luego, Dwight habló con todos los jugadores en una reunión que, según Charania, fue convincente y emotiva.

El pívot confesó que había tocado fondo durante la pasada campaña y reveló que no era el tipo de jugador que tenía que pasar por tres equipos en tres años. Reveló que estaba intentando encontrar una nueva mentalidad en su vida, reconociendo que no se había tomado el juego lo suficientemente en serio.

En la reunión se ganó a los jugadores, incluido LeBron. También a Davis, que quiere jugar al lado de un '5' puro. Howard se mostró dispuesto a jugar lo que le pidieran, y es consciente de que tendrá que pelear contra McGee por el puesto de pívot titular

Según Charania, los Lakers afirmaron que en las sesiones de entrenamiento, la antigua estrella no parecía un jugador apunto de disputar su decimosexta temporada en la Liga, sino alguien que está buscando un equipo previo al draft. Esa actitud impresionó a la franquicia, que dejó dos frases que el periodista de The Athletic resaltó por encima del resto.

"Howard ha llegado a la conclusión de que esta es la mejor oportunidad para ganar un título".

"Dwight está listo. No puede esperar".

El pívot ha logrado su objetivo y vuelve a Los Ángeles con intención de resarcirse de su anterior etapa (2012-13) y de encontrar de nuevo su lugar en la mejor Liga del mundo.