Messi, a dos goles de su mejor registro realizador en la Champions

2 mayo, 2019 · Archivado en Ajax Ámsterdam, Champions League, Competiciones, Cristiano Ronaldo, Deportes, Dusan Tadic, Equipos, FC Barcelona, FC Bayern Múnich, Futbol, Liverpool FC, Robert Lewandowski · Comentarios desactivados en Messi, a dos goles de su mejor registro realizador en la Champions 

Leo Messi está empeñado en seguir haciendo historia en todos los registros habidos y por haber. Con los dos goles que logró ante el Liverpool en la ida de semifinales de Champions se mantiene en lo más alto de la tabla de goleadores con 12 tantos. De hecho, parece que no se le escapará el título a mejor delantero esta edición, ya que el segundo de la tabla es el atacante del Bayern de Múnich, Robert Lewandowski, con 8 dianas, eliminado en octavos de final por el Liverpool, y al tercero le dobla literalmente en la clasificación: el serbio del Ajax, Dusan Tadic, con 6 goles.

Pero no es la primera vez que Messi marca 12 goles en una edición de la Champions. La temporada que levantó la 'orejona' en la final de Wembley ante el United, 2010/11, también alcanzó esta cifra. Y al año siguiente logró sus mejores números en Europa, alcanzando los 14 goles. En todo caso, no fueron suficientes para llegar a la final porque el equipo fue eliminado en semifinales ante el Chelsea. En aquella temporada ayudó en sus estadísticas como goleador el repóquer histórico que firmó en la vuelta de los octavos de final ante el Bayer Leverkusen (7-1).

Aunque parece complicado que Messi alcance el récord absoluto en la Champions, en poder todavía de Cristiano Ronaldo, que como jugador del Real Madrid alcanzó los 17 goles en la temporada 2013/14 cuando ganó el trofeo en la final ante el Atlético de Madrid (4-1) en Lisboa.

El Madrid afronta otro clásico: la Champions o la nada

5 marzo, 2019 · Archivado en Ajax Ámsterdam, Bale, Champions League, Competiciones, De Jong, Deportes, Dusan Tadic, Equipos, Futbol, Lucas Vázquez, Nacho, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Sergio Ramos · Comentarios desactivados en El Madrid afronta otro clásico: la Champions o la nada 

El fútbol es material notablemente inestable. Hace tres semanas se vieron Ajax y Madrid en Ámsterdam. Los holandeses habían ganado sólo uno de sus cuatro partidos de Liga precedentes y habían encajado un set en su Clásico, ante el Feyenoord. El Madrid encadenaba, en siete partidos, seis victorias y un empate en el Camp Nou. Ganaron los de Solari en el Johan Cruyff Arena (1-2) y de pronto cambió el viento. Ahora el Ajax es otro. Lo ha ganado todo desde entonces (a una media de más de cuatro goles por partido) y vapuleó al Feyenoord en De Kuip en la Copa (0-3). Y el Madrid llega de perder dos Clásicos en los que no ha marcado un gol y llueve metralla sobre Chamartín. La Champions ha pasado de mejor opción a única y desesperada opción.

Bale lidera sobradamente el ránking de aquello que está en solfa en el Madrid. “Deberían besarle los pies”, proclamó ayer su agente, Barnett, mientras anunciaba la decisión del futbolista de no moverse, algo que sonó a plaga bíblica. Lucas Vázquez y Bale se repartieron los Clásicos. El gallego dio 27 pases acertados más, recuperó seis balones más, hizo seis entradas más, cometió tres faltas más y sufrió tres faltas más. Con Bale, el Madrid perdió tres puntos de precisión en los pases, aculó 20 metros su línea del fuera de juego y le tiraron el triple. Así que el público se inclinó por el silbido de castigo en lugar de la reverencia de reconocimiento que exige Barnett sin más fundamento que su relación contractual.

Difícilmente repetirá con él Solari, más en un partido en que, de salida, marcar no es innegociable. En Ámsterdam jugó la primera hora, cuando más sufrió su equipo. Luego salió Lucas y el Madrid mejoró extraordinariamente. La entrada del gallego es uno de los dos cambios previstos respecto a la ida. El otro será por imperativo legal: Ramos está sancionado y saldrá Nacho, que ya actuó en Ámsterdam por una indisposición de Varane.

Tadic, la amenaza

El cruce de rachas y el recuerdo de la ida han vuelto optimista al Ajax. Pinta que Ten Hag repetirá aquel once, con Tadic como nueve, recurso que empleó entonces y ante el Bayern con cierto éxito. Menos probable parece que emplee a Dolberg como ariete y siente a Neres. Tadic nunca pasó por goleador. En el mejor de sus cuatro años en el Southampton se quedó en nueve. Y en el Groningen y el Twente, sus anteriores experiencias en Holanda, no pasó de 7 y 16, respectivamente. Este curso lleva 25. El serbio es el tercer fichaje más caro en la historia del Ajax. Pagaron por él 13,7 millones por recomendación de Alfred Schreuder, segundo de Ten Hag y que le había dirigido en el Twente. “Estoy en uno de los quince o veinte equipos más grandes del mundo. Por eso lo elegí”, dijo en su presentación. Es la gran baza de un Ajax que le ha metido pimienta a su escuela. A su llegada, Ten Hag explicó dónde radicaba la gran ventaja del PSV: “Nos superan en términos de supervivencia y ganas de vencer. Echo de menos esa entrega”. El equipo la tuvo ante el Madrid en la ida. Esta vez, además, Tagliafico y De Jong, que jugaron tocados en Holanda, llegan en plenitud. El argentino está entre los posibles relevos de Marcelo. Ziyech, superado en remates en la Champions sólo por Messi, Cristiano y Suárez, también se antoja inquietante

Para el Madrid es un match ball. Llega después de dos fracasos en un suspiro y con menos descanso, porque la Federación Holandesa aplazó el partido liguero del Ajax ante el Zwolle del pasado fin de semana. Los holandeses han dispuesto de seis días para preparar el choque del Bernabéu. El Madrid, de sólo tres. El equipo de Solari tiene un claro problema de definición. Se queda a cero en casi una cuarta parte de los partidos que disputa y el asuntó ya no es tabú. Lo dijeron el técnico y Ramos el domingo y lo recordó Modric ayer. Eso no lo ha solucionado Vinicius, al que, desde luego, no se le ha venido el escenario encima. Entre los jugadores de su posición, es el que más dispara en la Liga (una vez cada 22 minutos) y el segundo que más regatea, tras Dembélé. Él y Reguilón representan la regeneración, pero el Madrid los ha hecho crecer prematuramente porque no le queda tiempo. La cosa está entre la clasificación y el forense.