Luis Llagostera: «El fútbol con dron te hace sentir una estrella»

21 diciembre, 2019 · Archivado en Ciencia, Comunicación, Comunicaciones, Comunidad de Madrid, Deportes, Drones, Economía, Empresas, España, Futbol, Industria, Informática, Internet, Madrid, Medios comunicación, Sector aeronáutico, Start-up, Tecnología, Tecnologías información, Telecomunicaciones, Televisión · Comentarios desactivados en Luis Llagostera: «El fútbol con dron te hace sentir una estrella» 

¿Qué es Fly-Fut?

Somos la primera empresa que graba partidos de fútbol amateur con un protocolo específico para drones. Desde partidos de niños hasta de seniors como yo ya fuera de forma. Los que nos arrastramos por el campo ahora también podemos sentirnos como nuestros ídolos. Y todo gracias al dron (Risas). El dron democratiza además el contenido. Antes solo tenías vídeo si jugabas en Primera, Segunda o Tercera y a veces ni siquiera así.

Que el amateur se sienta dentro del gran espectáculo...

El aficionado busca sentirse como sus ídolos. Este es el éxito. El concepto que llamo Micro Star Experience. De tu universo como jugador, con tus posibilidades físicas y tu talento, hacerte sentir como un profesional o una estrella. El jugador lo agradece con una suscripción.

¿Cómo se hace viable el proyecto? 

Funcionamos con un modelo de negocio CaaS (Content-as-a-Service) igual que Spotify o Netflix. Los equipos se suscriben a la aplicación y tienen los partidos en dos formatos. Un vídeo resumen de cinco minutos con comentarios y el partido completo. Es la herramienta perfecta para analizar al rival y también a ti mismo. Empezamos con 60.000 euros en 2017. En junio de 2018 entraron socios como Vicente Boluda hijo, Marc Giacopazzi (Fidentiis), Enrique Pérez Pla (Bestinver) y Álvaro Llamas (Glencore). Este año alcanzamos una valoración de dos millones de euros. Ahora mismo no puedo decir cuánto vale Fly-Fut, pero estimo que puede estar entre los cuatro y los diez millones de euros. Mucho de ese valor depende de los hitos comerciales que podamos concretar. Hoy contamos con casi 90 trabajadores en plantilla (unos 70 pilotos), otros cuarenta pilotos en formación, cubrimos 42 ligas y editamos el mes pasado unos 800 partidos. Aspiramos a llegar a los 1.400 partidos mensuales próximamente.

Cambia la narrativa audiovisual y surge el reto de una realización continuada y una edición rápida...

Sí, la continuidad es uno de los principales retos por la duración de las baterías. Aguantan entre 30 y 45 minutos y las cambiamos. Luego intentamos adoptar una perspectiva de tele, pero con la movilidad del dron. Cuando hay una falta o penalti bajamos el dron y lo situamos igual que en el FIFA. Para la edición hemos creado un programa que identifica automáticamente los hitos más importantes del partido: gol, regate, parada. La hemos bautizado entre nosotros como Ronaldo9 porque es igual de efectiva que el consideramos el mejor nueve de la historia. (Risas).

Todo esto obliga a una formación específica de los pilotos.

Exacto. Una cosa es ser piloto de dron y otra grabar fútbol con dron. Aquí tenemos un piloto por campo. Todos, además de titulados, pasan una formación experta de 24 horas efectivas. Las jugadas se graban siempre desde atrás, nunca en posición de riesgo. El control es exhaustivo. Sabemos el número y tipo de incidencias, qué pilotos son más proclives a tenerlas... Con dos alertas se expulsa al piloto. Aquí somos muy tajantes. La seguridad del futbolista es lo primero.

¿Se plantea el salto a otros deportes?

No. Nos han pedido todo lo que se pueda imaginar. Hasta pelota vasca. Ahora no queremos meternos en un sitio que no conocemos. Somos fans del fútbol, sabemos o creemos que sabemos de fútbol y solo vamos a poder hacer bien aquello de lo que sabemos.

¿Cuánto le cobran al usuario?

Por equipo cobramos 39,99 euros mensuales. Si en un equipo hay entre dieciocho y veinte jugadores estamos hablando de dos euros por jugador. Las dos primeras jornadas son gratis y a partir de ahí te puedes suscribir.

¿Se sienten pioneros?

Nos sentimos lo que somos. Gente muy normal y muy trabajadora. Saboreamos la parte más dura de emprender. Fallamos mucho y aprendemos rápido y no puedes copiar a nadie porque esto no lo ha hecho nadie. Es verdad que lo que estamos haciendo es realmente único. Ninguna empresa en el mundo está haciendo esto.

¿Hacia dónde evolucionará?

Todo será dron. En el cine, en la seguridad, sanidad... Estamos justo en el inicio de la era dron subidos a la ola para llegar los primeros. Queremos ser globales y tener presencia en la parte profesional de los clubes más importantes.

¿Se vende?

Yo no quiero vender. Ni de blas (Risas). Hemos evitado la conversación con la gente más insistente. Estamos creciendo a una velocidad increíble y lo queremos es trabajar día a día en escalar el producto y mejorarlo. Queda mucho camino por recorrer y quiero vivirlo. Fly-Fut es mi vida.

Y el fútbol también...

Jugué cuatro o cinco años en los benjamines del Madrid. Luego no crecí, me quedé bajito y mi madre me dijo que a estudiar. Jugaba de delantero, de nueve. En Alemania, ya de los 28 a los 30 jugué en regional con el Victoria Erlangen. Llegamos a jugar la Copa alemana. Mi compañero de ataque fue Marek Mintal, conocido como 'Das Phantom' (el fantasma), máximo goleador de la Bundesliga con el Nüremberg en la temporada 2004-05. Una máquina. Así que sí. Fútbol de toda la vida. 

Drones con escopeta, el método ruso para abatir drones espías

1 abril, 2019 · Archivado en Armamento, Defensa, Drones, Europa, Europa este, Industria, Rusia, Sector aeronáutico · Comentarios desactivados en Drones con escopeta, el método ruso para abatir drones espías 

De tecnología militar experimental a colarse en diferentes aspectos del mundo actual, el dron ha sido una de las revoluciones tecnológicas más actuales junto con el smartphone -ha propiciado el salto a los vehículos urbanos voladores por ejemplo. Pero como todo en este mundo, también puede ser mal usado. Hoy día se utilizan para meter contrabando en las cárceles, y se han vuelto tan peligrosos que hay que controlarlos.

Tecnología anti-drones

Al menos esto es lo que clama el ejército USA, que incluso dispone ya de armas anti-drones y busca poder derribar aquellos que les parezcan sospechosos. Armas como buggys militares equipados con sistemas de microondas y rayos láser. Pero en Rusia no son tan sofisticados, y prefieren un método más sencillo y directo para interceptar drones enemigos: pegarles un tiro de escopeta lo más cerca posible. ¿Cómo? Pues montando el arma en otro dron. Exacto: drones armados y listos para disparar.

A través de un vídeo en YouTube publicado hace poco es como nos hemos enterado de este concepto, que lleva en desarrollo desde 2016 por un grupo de estudiantes del Instituto de Aviación de Moscú. Un concepto complicado porque existe el gran problema del retroceso al disparar un arma, que desequilibra el vuelo del dron y hace poco práctico el montar un arma de fuego en un VTOL. Pero según la web rusa Defence, el equipo autor del dron armado ha encontrado la solución en forma de un mecanismo de estabilización que mejora la puntería del dron. Por tanto, se puede disparar sin peligro de desestabilizar el aparato.

Drones rusos armados

El dron que vemos en el vídeo aquí está armado con una escopeta Vepr-12 de fabricación rusa que puede ser accionada a distancia, y el dron pilotado desde tierra mediante un visor para tener una mejor puntería. El aparato es un VTOL de aterrizaje y despegue vertical con autonomía para volar durante 40 minutos. Al parecer, la fabricante rusa de armas Almaz-Antey ha patentado el diseño y creado el prototipo funcional del vídeo.

Según los creadores, el dron está diseñado como “una plataforma para atacar pequeños drones desde el aire”. Pero, ¿quién nos asegura que su rango de acciones es mucho mayor? De hecho son los rusos los que han creado un sistema de bombardeo ‘lowcost’ mediante drones baratos que pueden llegar a dejar caer 3 kilos de explosivo.