Los nuevos Hawks: de ‘pasar’ de Doncic a aspirar a ser los Warriors del Este

23 junio, 2019 · Archivado en Atlanta Hawks, Baloncesto, Competiciones, DeAndre Hunter, Deportes, Deportistas, Draft, Equipos, Gente, John Collins, Jugadores, NBA, Reddish, Sociedad, Trae Young · Comentarios desactivados en Los nuevos Hawks: de ‘pasar’ de Doncic a aspirar a ser los Warriors del Este 

Pasado el draft mucha gente está haciendo las listas de ganadores y perdedores del mismo. En el primer grupo una de las franquicias más destacadas son sin duda los Atlanta Hawks, que con sus dos elecciones de top-10 han completado lo que puede ser el núcleo joven más prometedor de la NBA a medio plazo. Y todo gracias en gran parte a Travis Schlenk, un hombre que llegó en 2017 procedente de los Warriors, donde en los 13 años que trabajó, primero como scouting de vídeo y después como asistente del general manager, se ganó la aprobación de todos sus compañeros de profesión. Su mayor logro para los que luego serían campeones tres veces en cuatro años fue el pick 35 del draft de 2012. Fue el principal responsable de identificar el talento escondido en un jovencísimo Draymond Green.

Ahora muchos comienzan a ver similitudes entre el actual modelo de juego de los Warriors y estos Hawks aún en pañales. Seis jugadores forman un grupo entre 19 y 21 años al que se acaban de sumar tres de ellos: De'Andre Hunter, Cameron Reddish y Bruno Fernando. Los otros tres, Trae Young, Kevin Huerter y John Collins, ya demostraron en la segunda parte de la temporada pasada unos mimbres muy positivos, convirtiéndose en uno de los equipos más entretenidos de ver y, lo más importante, empezando a ganar casi lo mismo que lo que perdían (10-14 de récord desde el All Star).

Schlenk eligió a John Collins en el número 19 del draft de 2017. Esa fue su primera aportación al proyecto. El ala-pívot, sin hacer un ruido excesivo, ya está en 19,5 puntos y 9,8 rebotes por partido en su segunda temporada en la Liga. El año pasado, con dos primeras rondas, llegó la verdadera imitación del modelos Warriors, escogiendo a sus particulares Splash Brothers. Trae Young y Kevin Huerter. La elección del primero fue más que discutida. Los Hawks tenían el tres, pero llegaron a un acuerdo con los Mavericks, que tenían el cinco, para intercambiarse los jugadores y, de paso, los texanos les darían una primera ronda para este años.

En aquel intercambio Young acabó en Atlanta y Doncic en Dallas. La temporada del esloveno ha superado todas las expectativas y hoy por hoy es el mejor jugador de la clase de 2018. Pero el final de curso de Young fue de un nivel similar al de Doncic, colocándole a rebufo en la carrera por el rookie del año. Sólo el tiempo dirá si el cambio fue acertado, pero los réditos que los Hawks consiguieron son indiscutibles. Gracias a eso este año han tenido dos elecciones en el top-10. Inicialmente la 8 (suya) y la 10 (la de Dallas). Gracias a ello han podido negociar con más libertad ascender puestos, hasta cambiar el 8 por el 4 a los Pelicans, un movimiento clave para el futuro de la franquicia.

Con ese número 4 han elegido a De'Andre Hunter, el 3+D más claro de todos los jugadores de este año. Al parecer, una obsesión personal de Schlenk, que le quería a toda costa. Y a juzgar por las cualidades del propio Hunter y del resto de jóvenes, la unión de todos ellos no puede más que dar réditos. Es justo lo que los Hawks necesitaban, y además en un jugador que parece ya hecho para rendir desde el minuto uno en que esté en la NBA. Por si esto fuese poco, con el 10 se llevaron lo que con los años se puede convertir en el robo de este draft. Cameron Redish comenzó el año universitario como gran candidato al número 1, incluso por encima de sus compañeros Zion y Barrett. Su temporada ha sido algo decepcionante, superado en protagonismo por ambos y demostrando una deficiente toma de decisiones en varias situaciones de partido. Pero el talento innegable está ahí y puede haber caído en el lugar idóneo para desarrollarse.

Va a estar en un equipo sin demasiado presión por ganar, con jugadores de su misma edad pero que van a llevar el peso del equipo (Young, Collins) y que de esta manera le dejará todo el tiempo del mundo para aclimatarse al que va a ser su nuevo lugar. Si se queda en un actor secundario, un jugador de apoyo para los grandes espadas, no dejará de ser un número 10 del draft. No se habrá perdido nada. Pero si consigue llegar a lo que apunta, los Hawks pueden haber encontrado una estrella más abajo de lo habitual. A todos ellos hay que sumarles a Bruno Fernando, que ha pasado más desapercibido al caer hasta la 34ª posición. Este interior de 21 años es la guinda de un pastel cuyo techo es el cielo.

Lo más normal es que no veamos empezar a los Hawks el próximo año con un quinteto únicamente formado por los jóvenes, pero sí que aparecerán en momentos puntuales de los partidos. Esos ratos habrá que guardarlos en la memoria, porque podrían ser los primeros pasos del equipo dominador del futuro. De momento lo que es seguro es que los Hawks serán uno de los favoritos de los espectadores. Uno de esos equipos que gustan de ver. Para que los aficionados de todos los equipos menos los suyos se pongan en su contra ya habrá tiempo. Que se lo digan a los Warriors.

Lo nunca visto en el Siglo XXI: tres años sin españoles en el draft

21 junio, 2019 · Archivado en Baloncesto, Competiciones, Deportes, Deportistas, Draft, Gente, Jugadores, NBA, Sociedad · Comentarios desactivados en Lo nunca visto en el Siglo XXI: tres años sin españoles en el draft 

El baloncesto español masculino sigue teniendo cosas que celebrar, pero la tendencia en el draft de la NBA es preocupante respecto a los últimos 20 años. Si el evento donde las franquicias eligen a las futuras estrellas de la Liga es una termómetro para evaluar la capacidad de sacar talentos más allá de Estados Unidos, en España llevamos tres años de sequía absoluta. Esta pasada noche ningún español ha sido seleccionado entre los 60 puesto del draft, algo que ya ocurrió los dos últimos veranos.

En total son tres años sin compatriotas, el periodo de tiempo más largo desde que en 2001 Pau Gasol en el número 3 y Raúl López en 24 abrieran de par en par las puertas de la NBA al baloncesto patrio. En el Siglo XXI nunca habíamos estado más de un año sin tener algún español en el draft hasta que el de 2018 se unió al de 2017 para sumar dos. Con esta edición ya son tres los años sin ningún representante de nuestro baloncesto. Por el contrario, la mejor racha sucedió entre 2004 y 2009, en la que todos los años hubo uno o más españoles, nueve en total en ese lapso de tiempo.

El último en ser elegido fue Juancho Hernangómez en 2016, cuando los Denver Nuggets le seleccionaron en el puesto 15. El mejor año en cuanto a cantidad sigue siendo 2009, en el que tres de nuestros compatriotas estuvieron en la lista final: Ricky con el 5, Claver con el 22 y Llull con el 34.

Españoles en el draft en el Siglo XXI

2019

2018

2017

2016 - Juancho Hernangómez (15, Denver Nuggets)

2015 - Willy Hernangómez (35, Philadelphia 76ers) y Dani Díez (54. Utah Jazz)

2014

2013 - Álex Abrines (32, Oklahoma City Thunder)

2012

2011 - Nikola Mirotic (23, Houston Rockets)

2010

2009 - Ricky Rubio (5, Minnesota Timberwolves), Víctor Claver (22, Portland Trail Blazers) y Sergio Llull (34, Denver Nuggets)

2008 - Serge Ibaka (24, Seattle SuperSonics)

2007 - Rudy Fernández (24, Phoenix Suns) y Marc Gasol (48, Los Angeles Lakers)

2006 - Sergio Rodríguez (27, Phoenix Suns)

2005 - Fran Vázquez (11, Orlando Magic)

2004 - Albert Miralles (40, Toronto Raptors)

2003

2002 - Juan Carlos Navarro (40, Washington Wizards)

2001 - Pau Gasol (3, Atlanta Hawks) y Raúl López (24, Utah Jazz)

La foto viral del draft: Zion deja ‘aislado’ al mejor joven de Europa

20 junio, 2019 · Archivado en Comunicación, Deportes, Deportistas, Draft, Gente, Jugadores, Medios comunicación, Periodismo, Periodistas, Sociedad, Zion Williamson · Comentarios desactivados en La foto viral del draft: Zion deja ‘aislado’ al mejor joven de Europa 

La instantánea la subía a su cuenta de Twitter Fletcher Mackel, periodista de la WDSU que cubre las noticias del área de Nueva Orleans. Durante las ruedas de prensa en la jornada previa al draft de esta noche, Zion Williamson y Goga Bitadze coincidieron en tiempo y lugar. Y la imagen no puede ser más representativa del fenómeno que supone Zion ahora mismo para los estadounidenses. Ni un solo periodista estaba con el georgiano. Ni uno.

Al lado, una nube tremenda de fotógrafos y reporteros haciendo preguntas al indiscutible número uno. Seguramente ayude el hecho de que Bitadze no sea tan conocido en Estados Unidos al haber jugado este año en Europa, pero no estamos hablando de un jugador más que se va a perder en el fondo de la segunda ronda. Todas las previsiones le proyectan en primera ronda, muchas de ellas en el top-10 y hay quienes le ponen entre los objetivos de equipos con elecciones muy altas. Incluidos los propios Pelicans (que elegirán seguro a Zion con el 1), que estarían pensando utilizar su pick 4 en el pívot del Buducnost.

Bitadze fue elegido mejor jugador joven de la Euroliga promediando 12,1 puntos, 6,4 rebotes y 2,3 tapones en 24,1 minutos de juego. Después del acto con los medios, el jugador le restaba importancia al hecho de que no le hubiesen hecho ninguna pregunta: "(Zion) es un gran jugador y no me molesta demasiado que todos los periodistas estuviesen con él. Estoy muy ilusionado con todo este proceso".

Clave para los Lakers: esperar a cerrar el traspaso al 30 de julio

16 junio, 2019 · Archivado en Anthony Davis, Baloncesto, Deportes, Deportistas, Draft, Equipos, Gente, Jugadores, Lebron James, Los Ángeles Lakers, New Orleans Pelicans, Sociedad · Comentarios desactivados en Clave para los Lakers: esperar a cerrar el traspaso al 30 de julio 

Hay una razón por la que el traspaso de Anthony Davis a los Lakers ha tenido finalmente una forma más extensa y con más botín para los Pelicans del anunciado inicialmente, y esa puede ser que con ello (el derecho a intercambiar picks en 2023 sumado a las rondas ya garantizadas y la posibilidad de dejar pasar el de 2024 hasta 2025) ambas franquicias podrían haber acordado retrasar la ejecución del traspaso hasta el próximo 30 de julio.

Hay una razón técnica que es, sin embargo, esencial para los Lakers en su caza a partir de ahora de una tercera estrella que unir a LeBron James y Davis para formar un equipo con verdaderas aspiraciones al anillo. Para eso, necesitan espacio salarial para otro contrato máximo, y si el traspaso de Davis se hace oficial antes del 6 de julio, los Lakers solo tendrían 27,8 millones, que podrían ser 23,8 si Davis ejecuta un bonus del 15% de la operación (4 millones) que le corresponde pero que podría retirar en los próximos días.

Si, sin embargo, la operación no se cierra hasta el 30 de julio, los Lakers podrían firmar al número 4 del draft y enviarlo después a Nueva Orleans, operando como un equipo por encima del salary cap e incluyendo en la operación el sueldo de ese pick 4. De esta forma, los Lakers tendrían 32,5 millones para hacerse con esa tercera estrella y asegurar después la llegada, ya acordada de Davis.

Para los Pelicans, hay un problema: esperar les supondría tener 15 millones libres en el próximo mercado, a partir del 1 de julio, y no los 19 que tendrían si la operación se hace antes del día 6 del próximo mes. Por eso se apunta a la opción de que haya habido alguna concesión final de los angelinos para que la operación se cierre más tarde. David Griffin, que ahora dirige los designios de los Pelicans pero que trabajó codo a codo con Rich Paul (agente de LeBron y Anthony Davis) en el regreso del Rey a Cleveland en 2014, ya sabe lo que es retrasar operaciones para cuadrar el resto de su ingeniería financiera: en aquel verano del regreso de LeBron, acordó con Minnesota Timberwolves el traspaso de Kevin Love que, sin embargo, no fue oficial hasta el 23 de agosto.

Los grandes ganadores y perdedores de la lotería del draft

GANADORES

New Orleans Pelicans

Son los triunfadores obvios de la noche. Con un 6% de opciones de hacerse con el número 1, llevarse a Zion Williamson ahora sólo depende de ellos cuando antes habrían necesitado negociar con un tercero. La duda ahora es si utilizarán esa bala para construir un nuevo proyecto sobre el ex de la universidad de Duke o lo intentarán cambiar por una estrella para convencer a Davis de que no se vaya. Aunque el ala-pívot volvió a dejar claro tras el sorteo que su intención sigue siendo la de marcharse. En cualquier caso y pase lo que pase con Anthony Davis, los Pelicans están en una situación inmejorable.

Los Angeles Lakers

Comenzando desde el puesto 11, su 4 final es una de las mayores subidas en la historia del draft. Un arma con la que sin duda no contaban a estas alturas en las oficinas de los Lakers. Veremos si les sirve como último impulso para convencer a los Pelicans de hacer el traspaso por Davis. En caso negativo podrían utilizarlo para negociar con otra franquicia y otra estrella (¿Wizards y Beal?). Y en última instancia se pueden quedar con ese elección y sumar un talento joven más a su ya extensa lista. Teniendo en cuenta que siguen manteniendo el espacio salarial para fichar a una estrella en la agencia libre, ese número cuatro no puede más que sumar sea cual sea la decisión final de la franquicia.

Anthony Davis

Ya se ha hecho público que quiere marcharse, igual que pasaba antes de saberse que Nueva Orleans se llevaron el 1 del draft. Así que la llegada de Zion le beneficia, ya que para la franquicia va a resultar más fácil dejarle marchar teniendo en cuenta que tendrán a un referente claro sobre el que construir su futuro. Otra cosa es que se pueda ir a los Lakers, pero incluso en esto ha tenido suerte Davis, ya que los angelinos cuentan ahora y por sorpresa con el número 4 del draft para negociar.

Memphis Grizzlies

El otro gran subidón del la lotería. Los Girzzlies tenían un 19% de opciones de acabar en top-3 y se han hecho con el número 2. Antes del sorteo ya se apuntaba a que estarían muy interesados en el base de Murray St., Ja Morant, pero eran conscientes de la imposibilidad de quedarse con él, ya que todas las proyecciones ponían al jugador como segunda elección por detrás de Zion Williamson. El destino ha querido que los de Memphis vayan a escoger su pick justo en ese lugar, así que blanco y en botella.

Mike Conley

La llegada de un base top desde el draft tendrá que ir acompañada casi necesariamente de la salida de Conley. Un movimiento que traería más piezas a los Grizzlies para ayudar en su reconstrucción y que podría poner al jugador en disposición de volver a pelear por el anillo. Porque con el sueldo que tiene sólo un aspirante a grandes cosas querrá hacerse cargo de él, sacrificando espacio salarial a cambio de alguien con gran experiencia y talento que daría un plus indudable a cualquier plantilla. Ya se habla de Utah Jazz e Indiana Pacers como posibles destinos. Ambos equipos intentaron en mayor o menos medida un traspaso por Conley en febrero.

PERDEDORES

New York Knicks

El perdedor con mayúsculas de la noche. Se han llevado el 3, con el que pueden draftear a R.J. Barret por ejemplo. Un gran proyecto de jugador, pero que no es Zion. Y sin el número 1 la opción de convencer a los Pelicans para llevarse a Anthony Davis parece esfumarse. Con ese pick 3 quizá puedan tentar a otra franquicia en busca de una estrella no tan rutilante, como a los Cavs y Kevin Love, para juntarlo con los otros dos agentes libres que quieren fichar. Pero ya no habrá Davis y ya no habrá Zion. Y ahí es donde tenían puestas todas sus esperanzas. Y más después de que viesen como los Suns (pick 6) y los Cavs (pick 5), sus dos grandes rivales en la lucha por el número 1, se quedaban fuera de la pelea a las primeras de cambio.

Dallas Mavericks

Tenían un 26,6% de opciones de mantener su elección de draft, que en caso  de haberse producido habría sido top-4. Pero al no hacerse efectivo y acabar en el décimo puesto su pick vuela hacia Atlanta como parte del traspaso Doncic-Young del pasado draft. Un jugador entre el 1 y el 4 no le amarga a nadie y los Mavs lo podrían haber utilizado como moneda de cambio en su búsqueda de estrellas o para ponerle al lado de Doncic en lo que se habría convertido en una pareja de éxito durante años para los de Dallas. Ni una cosa ni la otra para los texanos.

Boston Celtics

En una lotería con mucho movimiento y en la que los Celtics tenían puestas muchas bolas en juego, se han quedado donde estaban antes de empezar (pick 14 vía Sacramento), que con el subidón de los Lakers ha sido como bajar posiciones. Porque en su pelea por hacerse con Anthony Davis, antes del sorteo parecían tener el mejor lote para ofrecerles a cambio a los Pelicans, pero con el pick 4 de los Lakers la cosa ya no está tan clara. Así que a la más que probable marcha de Kyrie Irving (tal como están las cosas quizá para bien) puede que se una la no llegada de Davis. Un futuro a corto plazo bastante sombría para una franquicia que se las prometía muy felices tras el trade deadline de febrero.

Cleveland Cavaliers y Phoenix Suns

Ambos tenían las máximas opciones de llevarse la primera elección (14%) y de ser top-3 (40%). Al final han acabado en los puestos 5 y 6, respectivamente. Todo un año de travesía por el desierto no se hace para acabar con esas elecciones, independientemente del resultado que den los jugadores elegidos. Ahora tendrán que pensar bien lo que hacen. Probablemente se lleven dos buenos jugadores, pero nada parecido a Zion Williamson, que es para lo que han estado perdiendo todo el año. Habrá que esperar alguna temporada más para comprobar si el nuevo reparto en la lotería del draft elimina realmente la supuesta ventaja de dejarse perder durante todo el curso. Si lo que ha pasado esta noche se convierte en tendencia quizá veamos cada vez menos temporadas como la de los Cavs y los Suns (y los Knicks).

Página Siguiente »