La semana de Doukouré

1 marzo, 2020 · Archivado en Competiciones, Deportes, Doukouré, Equipos, Futbol, Jordi Mboula, La Liga, LaLiga SmartBank, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, SD Huesca, Segunda división · Comentarios desactivados en La semana de Doukouré 

Cheick Doukouré lleva más de un año lesionado, pero desde que llegó a la Sociedad Deportiva Huesca en agosto no ha habido semana en la que no se haya echado de menos al medio cedido por el Levante. La sanción de Musto por dopaje y la falta de confianza en Seoane dejaron a Mikel Rico y a Mosquera como únicos medios durante la primera vuelta. En el mercado invernal la dirección deportiva intentó solventar el aparente problema, pero solo lo hizo más grande tras sacar cedidos a Musto y a Seoane. De este modo, a Míchel solo le quedaba esperar el regreso de Doukouré y ese momento parece haber llegado.

El internacional costamarfileño sufrió en febrero del 2019 la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda. Desde entonces ha sufrido un calvario que tuvo en una lesión muscular su último percance. Tras ese varapalo, cuando precia recuperado, la semana pasada comenzó a trabajar con el grupo y esta semana podría llegar su primera convocatoria. Michel necesita meterlo en dinámica y el jugador espera con ansias el premio de volver a sentirse futbolista.

A lo largo de toda la semana las miradas estarán puestas en el centrocampista, que en el caso de recuperarse sería el mejor refuerzo posible para el Huesca. Los azulgranas están ahogados en su medular por la carga de partidos de Mosquera y Mikel Rico y el medio daría alternativas para un equipo que quiere reengancharse a los puestos de ascenso directo. La visita del Fuenlabrada podría ser propicio para su primera convocatoria y quién sabe si podrían llegar sus primeros minutos.

Mboula fue el jugador 27

Jordi Mboula debutó ante el Extremadura y Míchel con él ya ha utilizado a 27 futbolistas a lo largo de este curso. Todavía faltan por estrenarse los africanos Kelechi Nwakali y Cheick Doukouré, por lo que el entrenador podría usar este curso a 29 futbolistas.

La semana de Doukouré

1 marzo, 2020 · Archivado en Competiciones, Deportes, Doukouré, Equipos, Futbol, Jordi Mboula, La Liga, LaLiga SmartBank, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, SD Huesca, Segunda división · Comentarios desactivados en La semana de Doukouré 

Cheick Doukouré lleva más de un año lesionado, pero desde que llegó a la Sociedad Deportiva Huesca en agosto no ha habido semana en la que no se haya echado de menos al medio cedido por el Levante. La sanción de Musto por dopaje y la falta de confianza en Seoane dejaron a Mikel Rico y a Mosquera como únicos medios durante la primera vuelta. En el mercado invernal la dirección deportiva intentó solventar el aparente problema, pero solo lo hizo más grande tras sacar cedidos a Musto y a Seoane. De este modo, a Míchel solo le quedaba esperar el regreso de Doukouré y ese momento parece haber llegado.

El internacional costamarfileño sufrió en febrero del 2019 la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda. Desde entonces ha sufrido un calvario que tuvo en una lesión muscular su último percance. Tras ese varapalo, cuando precia recuperado, la semana pasada comenzó a trabajar con el grupo y esta semana podría llegar su primera convocatoria. Michel necesita meterlo en dinámica y el jugador espera con ansias el premio de volver a sentirse futbolista.

A lo largo de toda la semana las miradas estarán puestas en el centrocampista, que en el caso de recuperarse sería el mejor refuerzo posible para el Huesca. Los azulgranas están ahogados en su medular por la carga de partidos de Mosquera y Mikel Rico y el medio daría alternativas para un equipo que quiere reengancharse a los puestos de ascenso directo. La visita del Fuenlabrada podría ser propicio para su primera convocatoria y quién sabe si podrían llegar sus primeros minutos.

Mboula fue el jugador 27

Jordi Mboula debutó ante el Extremadura y Míchel con él ya ha utilizado a 27 futbolistas a lo largo de este curso. Todavía faltan por estrenarse los africanos Kelechi Nwakali y Cheick Doukouré, por lo que el entrenador podría usar este curso a 29 futbolistas.

Doukouré, músculo para el pivote del Huesca

2 septiembre, 2019 · Archivado en Deportes, Doukouré, Equipos, Futbol, Levante UD, SD Huesca, Segunda división · Comentarios desactivados en Doukouré, músculo para el pivote del Huesca 

Michel quería fortalecer su centro del campo y tras intentar el fichaje de Santi Cáseres del Villarreal, los oscenses apostaron por Cheick Doukouré. Un centrocampista de corte defensivo que llega cedido con opción de compra desde el Levante. El centrocampista de 26 años, internacional con Costa de Marfil y campeón de la Copa África en el 2015, llega en la recta final de su recuperación de una grave lesión en su rodilla, que sufrió el pasado mes de marzo en un partido ante el Real Madrid.

El medio lleva varias semanas entrenando con sus compañeros y en las próximas semanas podría recuperar su mejor nivel. Una alternativa a Mosquera que el entrenador utilizará en función de sus necesidades.

Por otra parte, para reforzar la defensa, el Huesca recurrió al mercado internacional y se la jugó a última hora de la noche con el internacional croata Toni Datkovic. El zaguero de 25 años se puede desenvolver tanto de lateral izquierdo como central, que es para el puesto que lo ha fichado el conjunto azulgrana. El jugador llega desde el Lokomotiva Zagreb cedido hasta final de temporada. De este modo, el entrenador del Huesca cierra su zaga con cuatro centrales: Pulido, Pablo Insua, Josué Sá y Datkovic.

 

 

El problema no es el VAR, es el aficionado

1 marzo, 2019 · Archivado en Arbitraje deportivo, Casemiro, Clásicos fútbol, Competiciones, Deportes, Doukouré, Equipos, FC Barcelona, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera División, Real Madrid, Rugby, VAR · Comentarios desactivados en El problema no es el VAR, es el aficionado 

Cualquier gol que veo lo analizo instantáneamente desde el lado del equipo que lo encaja. Es mínimo el porcentaje de ellos donde no exista un fallo o mala decisión de los defensores que propicie o simplemente facilite la acción ofensiva que acaba en tanto. El fútbol es un juego de errores, y eso también incluye al árbitro, aunque la mayoría no lo entienda.

Hace unos años me aficioné al rugby. No es una afición de cuna, pero me fue muy fácil identificar los orígenes compartidos que tiene con el fútbol. La emancipación entre ambos tipos de football primitivo vino a través de una decisión reglamentaria trascendental. Un grupo optó por prohibir jugar el balón con manos y brazos, el otro siguió permitiéndolo. Eso creó dos deportes distintos con dos maneras de reglamentar los límites de los contactos permitidos. En rugby, donde evidentemente arrebatar la posesión del balón es mucho más difícil, se siguieron admitiendo formas mucho más expeditivas. Como reacción natural, se establecieron técnicas obligatorias y estrictas para reducir el riesgo de los violentos choques. Con el paso del tiempo, se creó un código no escrito de respeto máximo al rival y a las reglas. Fuera de estas, está la barbarie.

Y quizá por tener constancia en cada partido de la delgada línea entre lo reglamentario y la violencia injustificada, la figura del árbitro es también extremadamente respetada, como garante último del espíritu del juego. En el último Mundial, en 2015, Escocia cayó eliminada en cuartos de final ante Australia por un golpe de castigo en el último minuto que sólo el árbitro vio. Había videoarbitraje, pero según el protocolo no era una jugada revisable. Fallo garrafal e histórico. Sin embargo, Escocia se fue a casa sin apenas aspavientos, en una situación que en fútbol hubiera acabado con imágenes totalmente opuestas, como, por ejemplo, las vistas de nuestra Selección, todos desquiciados acosando al árbitro, al ser eliminados en los Mundiales de 1994 y 2002. Tras el adiós escocés, desde las redes sociales, los viejos aficionados al rugby y especialistas nos recomendaban a los más o menos recién llegados que nos lleváramos nuestros ataques al árbitro lejos del deporte del balón ovalado. No cabe excepción, ni ante el error más flagrante.

Mucho antes de aficionarme al rugby, ya había aprendido en un vestuario que lo más inteligente en fútbol es no dar razones al árbitro para que éste se pueda equivocar en tu contra. Así, en el reciente penalti a Casemiro, mi mirada se va al temerario despeje con todas sus fuerzas que intenta Doukouré en su área plagada de rivales. Igualmente, y en otra jugada en que los críticos del VAR denunciaron beneficios para el otro grande, en el gol de Suárez al Leganés, me pregunto por qué Cuéllar no optó por meter el puño y alejar el peligro en vez de intentar blocar el balón ante un delantero desbocado.

Pero ya me da igual si hubo teatro de Casemiro o patada de Suárez. Estoy hablando de algo más profundo, de enfoque. Ambas jugadas son interpretables. Y es indiferente que haya VAR ahora, porque el único criterio que va a valer siempre es el del árbitro de turno. Se podrá revisar el protocolo, hacer técnicamente mejores a todos los colegiados, pero el problema seguirá existiendo: el aficionado no es capaz de aceptar las decisiones que no comparte, ni, mucho menos, los errores (que, por cierto, cuantitativamente son ínfimos). Quizá por eso que en las revisiones del videoarbitraje del rugby se pueden escuchar las conversaciones del árbitro y sus motivaciones, mientras observa las repeticiones en los videomarcadores del estadio a la vez que todo el público, pero en fútbol se oculta el proceso por miedo a la incomprensión de los aficionados y su actitud históricamente hostil.

Para terminar, otra analogía. Seguramente la mayoría habrá visto el gol de Saúl al Villarreal y se habrá preguntado qué narices hizo Víctor Ruiz bajo palos. Yo tengo una ligera idea para explicar su error, de la misma manera que puedo llegar a entender los razonamientos de Iglesias Villanueva y su VAR que facilitaron la victoria del Madrid ante el Levante. En ambos casos, les digo a quienes encuentren incomprensibles ambas situaciones que estas cosas pasan durante un partido. Y hay que verlas y respetarlas como son: sucesos propios del juego más maravilloso que el ser humano ha creado.

Iba a seguir callado y no escribir a contracorriente, pero el ejemplo del rugby me demuestra que la utopía es posible. Y en mi minoritario bando hay gente directamente implicada recientemente y que hace que no muera la esperanza. Paco López, técnico del Levante, pese a opinar (con respeto) que no le pareció penalti y que hay margen de mejora para el VAR, reiteró su incondicional apoyo a la labor del árbitro. Yo, en su lugar, habría actuado exactamente igual. Somos así de raros.

Carlos Matallanas es periodista, padece ELA y ha escrito este artículo con las pupilas.

Doukouré se rompe el ligamento y dice adiós a la temporada

25 febrero, 2019 · Archivado en Competiciones, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Deportes, Doukouré, Equipos, España, Futbol, La Liga, Levante UD, Liga Santander, Ligas fútbol, Madrid, Organizaciones deportivas, Primera División, Real Madrid, Valencia · Comentarios desactivados en Doukouré se rompe el ligamento y dice adiós a la temporada 

Malas noticias en Orriols. Cheik Doukouré ha dicho adiós a la temporada al confirmarse esta mañana que sufre una lesión en el ligamento cruzado de su rodilla izquierda. El jugador terminó tocado el duelo ante el Real Madrid y las pruebas a las que se sometió esta mañana confirmaron los peores presagios. Al futbolista le quedan por delante cinco meses de recuperación por lo que no volverá a jugar ya hasta el próximo curso.

Curiosamente, la acción que propició la lesión de Doukouré fue la del polémico penalti señalado sobre Casemiro en la que el africano no llega a golpear al madridista y aún así Iglesias Villanueva decretó la pena máxima. En la imagen se ve que al golpear al aire, Cheik cae desequilibrado sobre su pierna izquierda que es la que sale mal parada y ahora le tendrá fuera de los terrenos de juego durante una larga temporada. Y eso que el futbolista siguió jugando hasta el pitido final con cierto dolor pero sin atenerse a la gravedad del asunto.

Así, más problemas para Paco López en la medular que si ya tenía la baja confirmada de Rochina por sanción al ser expulsado en el tramo final del encuentro ante los blancos por doble amonestación, ahora se suma la baja de un Doukouré que no volverá a pisar el césped ne lo que queda de Liga.

Página Siguiente »