Dimitrievski: «Me sentí como si naciera de nuevo; volver es ganar»

A Dimitrievski se le adivina una sonrisa bajo la mascarilla. Está feliz. El Rayo ha vuelto al trabajo, con sesiones individuales, y el guardameta saborea esta nueva 'normalidad'. "Me he sentido como si naciera de nuevo. Estoy muy contento de volver y saltar al campo. He disfrutado. Lo echaba de menos. A lo largo de estas semanas teníamos unas pautas a seguir y un planning para mantenernos en la mejor forma posible. Ha sido difícil, pero estamos mejor que si no hubiéramos hecho nada", confiesa el cancerbero en declaraciones distribuidas por el club.

Dimi derrocha positividad incluso haciendo balance de cómo ha sido su vida confinado en casa. "He intentado mantenerme y entretenerme. He visto muchas películas, he leído algún libro y, sobre todo, he hecho cosas de provecho que habitualmente no me da tiempo a hacer durante la temporada. Siento que he aprovechado bien el tiempo. Se me ha pasado rápido. Además, mi familia está bien, nadie ha pasado el virus", confirma el portero titular de la Franja.

Los guantes, las mascarillas, los controles de temperatura... Ahora la rutina es distinta, pero las ganas de volver y las ganas de fútbol todo lo pueden. Dimitrievski mantiene viva la esperanza de meter al Rayo en ascenso. "Hay buenas sensaciones. Todo el mundo tiene ilusión por trabajar y terminar la temporada de la mejor manera. Tenemos equipo para llegar donde queremos. Ahora depende de nosotros. Empezamos una nueva Liga. Es un nuevo comienzo. Hay que salir a ganar desde el principio", argumenta el macedonio, que sentencia: "Volver es ganar".

 Hoy volvió el balón

El Rayo continúa con su puesta a punto para el retorno de la competición. En este segundo día de sesiones individualizadas, el balón se convirtió en el gran protagonista. Al trabajo de activación y carrera continua, se incorporó la pelota. Una estupenda noticia para la plantilla.

La ‘Carrera del Rayismo’ recauda 4.052 euros contra el coronavirus

La 'Carrera del Rayismo' ha cruzado la meta consiguiendo una gran marca: 4.052 euros de recaudación, que se destinarán íntegramente a la compra de alimentos para surtir a las despensas solidarias de Vallecas. Esta edición virtual contra el coronavirus ha logrado más de 420 inscripciones, así como numerosas donaciones en el Dorsal 0, por lo que la solidaridad de la afición franjirroja ha vuelto a quedar demostrada una vez más.

A esa gran ola de solidaridad se han sumado también algunos patrocinadores de la carrera, como es el caso de Cuétara y Aneto, que han donado mil unidades de galletas y mil litros de caldo respectivamente. Estos productos, sumados a todos aquellos que se compren con el dinero recaudado, se repartirán en las despensas solidarias 'Somos Tribu Vk' y 'Kontracorriente Vk' en San Diego, Entrevías, Portazgo y Villa de Vallecas.

La carrera, organizada por la Plataforma ADRV con el apoyo técnico de T Cronómetro, ha sido todo un éxito de participación a pesar de las circunstancias extrañas que vivimos por la pandemia de COVID-19. De ahí que se haya pensado en los más vulnerables a esta crisis como destinatarios de los kilómetros de solidaridad y cariño recorridos por los rayistas de todos los rincones de España y del mundo. Algunos desde casa y otros en sus pequeñas salidas a la calle.

La encrucijada del Rayo-Albacete

Para el común de los equipos, LaLiga se reanudará con once citas pendientes. Once jornadas en las que se debe dilucidar el futuro del campeonato tanto en Primera como en Segunda División. De esos 42 conjuntos, sólo dos se encuentran en una situación especial: Rayo y Albacete, que tienen un partido más pendiente. Aquel suspendido en el descanso, por los insultos de una parte de la grada de Vallecas al jugador rival Zozulia (se le gritó 'Roman Zozulia, un puto nazi', tal y como recogió el acta de López Toca), el pasado 15 de diciembre de 2019.

Ese partido interminable podría convertirse en el primero que se dispute en este tramo final de Liga. Eso sí, Rayo y Albacete siguen pendientes de la resolución del TAD —mientras dure el estado de alarma se paralizan todos los procesos administrativos—, que concedió la cautelar al club franjirrojo. Esto supuso un nuevo aplazamiento del encuentro, que se había fijado para el 19 de febrero a las 20:00 horas. De hecho, se terminó jugando antes el choque correspondiente a la segunda vuelta (1-1, en el Belmonte) que éste de la primera.

La reanudación del campeonato supondrá un auténtico galimatías a la hora de cuadrar el calendario, ya que se va a tener que jugar cada 72 horas. Intercalando partidos miércoles y domingos durante varias semanas. Con ese escenario, convendría encajar ese Rayo-Albacete cuanto antes. No sólo por una necesidad organizativa (el calendario estará cargado y muy apretado) sino también para que todos los equipos tengan los mismos partidos, un punto fundamental respecto al criterio que la RFEF ha decidido aplicar para los puestos europeos si LaLiga tuviera que suspenderse.

La Federación se basa en "la clasificación de la última jornada de Primera previa a la fecha límite en la que concurra igualdad de número de partidos disputados por los 20 equipos". Algo que supondría un auténtico tsunami en Segunda, dado que no se atendería a la clasificación correspondiente al término de la trigesimoprimera jornada (8 de marzo) sino a la decimonovena (6 de diciembre) para tomar cualquier decisión. Por lo que, en ese hipotético caso, el ascenso sería para Cádiz y Almería (no Zaragoza) y el descenso lo ocuparían Tenerife, Extremadura, Racing y Deportivo (el Lugo se escaparía en detrimento de los isleños).

Por ahora son todo incógnitas, aunque Paco Jémez confirmó esta teoría. "La idea es que el Rayo-Albacete sea el primer partido tras la vuelta porque si no luego no va a haber tiempo. El problema es que el caso está en el TAD. Ese Tribunal no depende de LaLiga", argumentó el técnico franjirrojo en 'Unión Rayo'. Lo único que parece seguro es que el encuentro se jugaría a puerta cerrada por la epidemia de coronavirus, más allá de lo que finalmente suceda con la sanción, que consistía en la disputa la segunda mitad sin público, 18.000€ de multa para la entidad madrileña y el cierre del Fondo del estadio de Vallecas durante dos choques.

Se cumplen 8 años del último partido de Míchel con el Rayo

5 mayo, 2020 · Archivado en Competiciones, Comunidad de Madrid, Deportes, Distrito Vallecas, Efemérides, Equipos, España, Futbol, La Liga, LaLiga SmartBank, Ligas fútbol, Madrid, Miguel Ángel Sánchez "Míchel", Organizaciones deportivas, Rayo Vallecano, Segunda división · Comentarios desactivados en Se cumplen 8 años del último partido de Míchel con el Rayo 

Corría el 5 de mayo de 2012. Míchel saltaba al césped del Sánchez Pizjuán en el minuto 54, sustituyendo a Movilla. El Rayo iba perdiendo 3-1 un partido que, a la postre, terminó 5-2, con goles de Baba Diawara (30' y 46'), Cala (42'), Reyes (65') y Kanouté (81') por parte hispalense y un doblete de Diego Costa (36' y 76') por la vallecana. Esta cita no tendría una trascendencia mayor de no ser porque se convirtió en la última ocasión en la que Míchel se enfundó la Franja. Y este martes se cumplen ocho años.

Aquella temporada 2011-12 siempre será recordada por el 'Tamudazo' y una salvación que Vallecas saboreó casi como si de un ascenso se tratase. El capitán disputó 246 minutos en Liga, repartidos en nueve encuentros y sólo en dos de ellos fue titular. La Copa le permitó anotar su único gol del curso, aunque no les sirvió para ganar en la ida, y en la vuelta contra el Racing sufrió la única expulsión de su carrera. A sus 35 años y después de 18 como profesional, Delgado Ferreiro le mostró la roja por protestar un penalti desde el banquillo.

Ese verano Míchel colgó la botas, pero su destino siguió ligado al club de su vida. Se quedó como director del área de metodología, ejerciendo de enlace entre el Rayo —entonces dirigido por Paco Jémez— y la cantera. Allí absorbió unos conceptos y una filosofía por la que abogó cuando, en 2016, asumió el banquillo del Juvenil A. Ya en febrero de 2017, con el primer equipo un punto por encima del descenso (decimosexto), le dieron la oportunidad de tomar las riendas y lo hizo con nota: ató la salvación dos jornadas antes del final.

Se ganó seguir e iniciar un nuevo proyecto. Su Rayo de la 2017-18 consiguió enlazar cinco triunfos consecutivos (Albacete, Zaragoza, Barça B, Tenerife y Granada) y elevar a diez partidos sin perder su mejor racha (Oviedo, Numancia, Lorca, Osasuna, Sevilla Atlético, Cultural, Huesca, Valladolid, Almería y Reus), números que le terminaron dando el ascenso a Primera y coronando como campeón de Segunda. Algo inédito en la historia de la entidad. Eso sí, los malos resultados en el regreso del conjunto a la élite desembocaron en su destitución.

Míchel es icono del Rayo. Vallecano, canterano y franjirrojo hasta la médula. Por eso se despidió entre lágrimas y con una frase para el recuerdo. "Me he ido dos veces. Me fui como jugador en contra de mi voluntad porque el club lo necesitaba y hoy como entrenador me vuelvo a ir en contra de mi voluntad. ¿Habrá una tercera vez? Un rayista nunca se rinde", afirmó uno de los emblemas de la Franja. Por algo la grada, en los peores momentos de esa 2018-19, le seguía cantando: "Nos sacó de Segunda, del Rayo hasta la tumba, Míchel contigo siempre".

Paco: «Debemos asegurar el 100% del sueldo a los empleados»

Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, cumple hoy 50 años. Lo hace en pleno confinamiento por la epidemia de coronavirus y con la familia repartida entre Madrid, A Coruña y Córdoba. ¿Su deseo? Que vuelvan la vida y el fútbol.

-¿Cómo lleva el encierro?

-Cada día más cansado y con más ganas de que todo termine. Se me hace especialmente cuesta arriba no poder salir a respirar aire puro, aunque mentalizado de que todavía queda. Le doy vueltas a la cabeza para hacer cosas distintas y que los días pasen de la forma más amena posible.

-¿Y los jugadores?

-No hablamos a diario, pero sí hacemos videoconferencias todos juntos cada varios días. Los fisios, los readaptadores, el preparador físico... están en contacto con ellos para cambiarles los entrenamientos, por el tema de las dietas...

-¿Le choca que otros clubes hayan pensado en volver o citado a jugadores para controles? ¿Hay cierta impaciencia ya?

-Respeto mucho lo que hagan los demás. Todos tenemos ganas de empezar, no unos más que otros, pero entendemos que ahora hay algo mucho más importante que eso. Si nos han dicho que nos debemos quedar en casa, tenemos que ser consecuentes y solidarios con la gente que lo está haciendo. Que posiblemente podríamos estar entrenando en grupos de dos... Sí, pero esto no es cuestión de lo que cada uno quiera sino de lo que los expertos nos dicen.

-¿Cree que acabará LaLiga?

-Una cosa es anticipar posibles escenarios y otra, saber lo que ocurrirá. Es un camino que jamás hemos explorado y no sabemos dónde nos va a llevar. La intención de todos es acabar la temporada. Me gustaría que LaLiga antes de tomar decisiones o diseñar protocolos hablase con técnicos y jugadores para buscar, entre todos, las mejores soluciones posibles. Tenemos cosas interesantes que decir.

-Lo que sí parece seguro es que se volvería con partidos a puerta cerrada.

-No será lo mismo. El fútbol sin público casi no tiene sentido. Otra cosa es que tengamos que acabar el campeonato por obligación y porque es lo mejor para los clubes, para dejar esto finiquitado.

-Hay incertidumbre por quienes acaban contrato...

-Es un tema más bien legal y creo que, por ahí, no va a haber problema. Yo acabo el 30 de junio y si me tengo que quedar a terminar LaLiga en agosto, lo haré. El mundo del fútbol tiene buena predisposición a todo: bajarse los salarios, ayudar a la gente... Siempre ha sido un colectivo solidario y en esto será igual.

-El Rayo tenía intención de aplicar un ERTE, ¿cómo está ese tema ahora?

-El club nos envió la notificación de que iba a aplicar un ERTE, que todavía no ha presentado porque está en negociaciones. Quiero pensar que al final llegaremos a un acuerdo y no será necesario. Hay que llegar a un acuerdo en el que los trabajadores, exceptuando los jugadores del primer equipo y el cuerpo técnico, tengan la seguridad de que van a cobrar el 100% de su salario hasta final de temporada. Todos tenemos esa disposición de buscar una fórmula en la que los trabajadores no pierdan ni un solo euro se haga lo que se haga. Eso es lo que más me importa. Que esos empleados que necesitan su sueldo para llevar a casa y dar de comer a su familia, pagar agua y luz o un alquiler no pierdan ni un euro. No llegar a un acuerdo sería un error que no nos perdonaríamos ninguno jamás. Si tenemos que hacer un esfuerzo, tanto el club como nosotros, para salvaguardar a esa gente, lo haremos. Sin duda.

-Este sábado cumple 50 años. ¡Pida un deseo!

-Ahora mismo lo tengo claro: recobrar nuestra vida, que deje de morir gente, ver a la familia y abrazarnos... Que esto nos haga ser mejores y no caiga en saco roto, aunque soy muy excéptico.

-¿Planes para hoy?

-Cocino, pero no controlo como para hacerme una tarta (risas). Algo inventaremos. Me cantarán el cumpleaños feliz por el ordenador. Ya sé que es una cosa muy triste, pero es lo que hay (risas). Este año pasaré el Día del Padre y el cumpleaños encerrado y sin estar rodeado de la gente que quiero. Encima era una cifra bonita, para haberla celebrado a lo grande con la familia y con los jugadores.

Página Siguiente »