‘Hipodamo de Mileto’ se venga de ‘Zascandil’ en el GP de Madrid

29 junio, 2019 · Archivado en Deportes, Deportes ecuestres, Economía, Empresas, Hípica, Hipodromo de Madrid, Turf · Comentarios desactivados en ‘Hipodamo de Mileto’ se venga de ‘Zascandil’ en el GP de Madrid 

"Hipodamo de Mileto" ha vencido esta noche en los 2.500 metros de la 82 edición del Gran Premio de Madrid, batiendo claramente a "Zascandil", el caballo que le batiera en foto hace 365 días.

El jockey francés Clément Cadel ha montado al ganador, propiedad de la cuadra Naniná de Enrique Beca, que recibió su trofeo de manos del nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. La carrera fue lanzada sin mucho ritmo por "Genetics", llegado desde Inglaterra para la ocasión, mientras el postrero vencedor vigilaba de cerca y "Zascandil" en cola del lote.

Cadel movió a su caballo para lanzarle nada más entrar en la recta final. 'Hipodamo de Mileto' se destacó y su jockey pudo celebrar el triunfo trancos antes de cruzar la raya de meta, sin que el lejano remate de su íntimo enemigo le inquietara realmente. Tercero acabó el hasta hoy imbatido en 2019 'Putumayo', por delante de 'Genetics', y del caballo francés 'Almorox'. 50.000 euros recompensan al vencedor, pupilo del preparador José Calderón.

En las otras carreras disputadas en la pista de hierba, los vencedores han sido 'Atlántico', con el checo Václav Janácek en la silla; 'Rosy Moon', la mejor en el gran premio de la primavera para los potros de dos años (el Martorell) con el francés Augé en la silla; 'Dieulefit', la campeona en el premio Baldoria para las yeguas, también con Janácek; 'Red Man' y 'Cossío', ambos con el portugués Ricardo Sousa. La Quíntuple Plus ha quedado formada por las mantillas: 4 - 3 - 2 - 9 - 13 - 5. En la Lototurf, el número ganador es el 9.

‘Tuvalu’ vuelve a ganar dos años después en La Zarzuela

19 mayo, 2019 · Archivado en Deportes, Deportes ecuestres, Hípica, Hipodromo de Madrid, Turf · Comentarios desactivados en ‘Tuvalu’ vuelve a ganar dos años después en La Zarzuela 

"Tuvalu", el mejor caballo de fondo de 2017, cuando ganó el Gran Premio de Madrid, Memorial Duque de Toledo y Gladiateur, y que pasó un 2018 sin triunfos, se impuso este domingo en los 3.000 metros del Corpa del hipódromo de La Zarzuela de Madrid, con algo más de un cuerpo de ventaja sobre "Hipodamo de Mileto", el campeón de 2018 y favorito. Jaime Gelabert ha montado al caballo de la cuadra Santa Bárbara que entrena Ioannes Osorio.

De punta a punta se fraguó el triunfo del castaño de 7 años, muy bien dosificado por Gelabert. "Hipodamo de Mileto" avanzó para ser ya segundo en el comienzo de la recta final, pero no logró reducir significativamente su desventaja sobre "Tuvalu" frente a las tribunas.

"Most Empowered" ganó la otra carrera destacada del día, el premio Teresa. Con un bonito remate, vino a superar en el tramo decisivo a "Crumblecreek", que parecía la vencedora tras reponerse de un incidente en la salida de la curva. El jockey francés Tony Piccone montó a la yegua que entrena en París Mauricio Delcher Sánchez. 18.000 euros recompensan a los propietarios de ambos vencedores, Javier Pardo de Santayana, titular de la cuadra Santa Bárbara, y a los socios Ahmed Mouknass-Anthony Forde, dueños de "Most Empowered".

En el resto de la reunión, las victorias correspondieron a la dos años "Rosy Moon", con el checo Václav Janácek, "Nina Petrovna", con Borja Fayos, "Fashionata" (con el portugués Ricardo Sousa), "Nader" (montado por el argentino Mario Fernández) y "Cossío" (José Luis Martínez). La Quíntuple Plus queda formada por las mantillas: 2 - 5 - 3 - 2 - 1 - 5. Para la Lototurf, el caballo ganador es el 2, número de "Nader".

El suizo Martin Fuchs vence en el Gran Premio de Madrid

18 mayo, 2019 · Archivado en Comunidad de Madrid, Deportes, Deportes ecuestres, España, Hípica, Madrid, Salto · Comentarios desactivados en El suizo Martin Fuchs vence en el Gran Premio de Madrid 

El joven suizo Martin Fuchs (26 años), uno de los jinetes más prometedores del circuito internacional se ha impuesto este sábado en el Gran Premio del CSI Madrid 5*-Longines Global Champions Tour que se ha disputado en el Club de Campo Villa de Madrid. Montando a Chaplin, y saliendo en la última posición, con un recorrido perfecto se llevó el botín más importante del fin de semana superando a los holandeses Maikel van der Vleuten con Dana Blue, segundo, y Bart Bles con Gin D, tercero

El madrileño Eduardo Álvarez Aznar, el único español en la manga decisiva, acabó en la decimoquinta posición:  con Rokfeller, cometió un derribo en el primer obstáculo del recorrido: 4 puntos en 83.85. En la edición del año pasado había logrado el segundo puesto.

La final se decidió en un desempate entre los ocho primeros que no había cometido ni tenido penalizaciones en la primera manga:: la israelí Danielle Goldstein con Lizziemary; los alemanes Marcus Ehning con Funky Fred, Daniel Deusser con Calisto Blue, y Ludger Beerbaum con Casello; el belga Jérome Guery con Quel Homme de Hus; la sueca Evelina Tovek con Dalila de la Pomme; la portuguesa Luciana Diniz con Vertigo du Desert; y el británico Ben Maher con Explosion W.

Este domingo se disputa la tercera y última jornada con cuatro pruebas (dos CSI 2* y dos CSI 5*) a partir de las 9:00 horas. La más relevante será la Copa del Rey a partir de las 17:00 con obstáculos a una altura de 1,50-1,55 metros

De la Fuente: “El futuro del hipódromo está en la apuesta de fondo común”

8 marzo, 2019 · Archivado en Administración pública, Carreras caballos, Deportes, Deportes ecuestres, Economía, Empresas, Empresas públicas, Hípica, Hipodromo de Madrid, Hipódromos, juego, Juegos azar, LAE, Lotería, Sector público, SEPI, Sociedad, Turf · Comentarios desactivados en De la Fuente: “El futuro del hipódromo está en la apuesta de fondo común” 

Desde su llegada ha insistido en que hace falta un cambio de modelo.

Sobre todo en la apuesta. Desde la reapertura, en 2005, las carreras de caballos en España se han sustentado en un modelo de apuesta nacional que soportaba Loterías (SELAE), y hemos visto el descenso de esas apuestas en estos años. Es necesario un cambio de modelo para que de una vez por todas poder tener unas apuestas que sean equiparables a otros países. El modelo del hipódromo como modelo de carreras es un modelo muy óptimo, con un programa de carreras muy interesante y con unas ofertas de ocio muy interesantes, pero eso es deficitario porque no tenemos financiación externa de la apuesta.

¿Las casas de apuestas son el futuro?

El cambio de modelo viene porque la liberalización de la apuesta debe desarrollarse ya. Los hipódromos tenemos que financiarnos a través de las apuestas, de todas las casas de apuestas que haya, ya sean privadas o públicas, pero la realidad es que esa liberalización aún no ha llegado y es lo que hace falta para que el sector de las carreras pueda desarrollarse.

¿Por qué cree que, hasta ahora y han pasado ya 15 años y con distintos gobiernos, no se ha hecho?

Esa es una buena pregunta. Lo sencillo era depositar todo el desarrollo del sector en Loterías (SELAE), pero la realidad es que para Loterías la apuesta hípica nunca ha sido una primera prioridad. Ellos tienen un tipo de juego en administraciones muy concreto y la apuesta hípica nunca la habían trabajado. Eso ha llevado a que ahora tengamos que buscar alternativas y que las administraciones entiendan que debe haber un cambio de normativa para que los hipódromos dejen de ser deficitarios y que de una vez por todas se desarrolle un sector que en otros países del mundo es altamente generador de empleo y de retorno de impuestos.

SELAE comienza ya a dar síntomas de agotamiento, de cansarse…

Efectivamente. En los últimos años ha dado signos de cansancio y no ha visto un desarrollo del sector como se le había vendido y esperaba. Es verdad que sus apuestas no son apuestas hípicas puramente dichas como la Lototurf y que el juego en la Quíntuple ha ido descendiendo y eso les hace dudar que sea un sector de apuestas interesante.

Tenemos subvención de SELAE para 2019 pero, ¿se puede asegurar que estará en 2020?

Bueno, yo espero y confío que si, a nivel de compromiso, van a mantenerse con las apuestas hípicas. Quieren alternativas y saber cuál será el futro del sector. Quieren replantearse las apuestas actuales y ver qué alternativas hay sobre todo con la Quintuple cuyos cambios ya están aprobados para hacerla más atractiva al jugador de caballos. No está asegurado 2020 pero tampoco lo estaban 2019 ni 2018 y aquí siguen, apostando por las carreras.

Sí, pero el propio sector les pide que liberalicen la apuesta y ellos no lo hacen.

Que se liberalice la apuesta mutua no significa dejar de un lado a SELAE, lo que necesita SELAE es ver que lo que realmente se le está contando del sector, que las apuestas hípicas mueven 400 millones al año en contrapartida, ver si realmente eso en juego de masa común sería viable. A día de hoy ese proyecto no lo veían claro y tienen otras prioridades con otros juegos.

Otras comunidades autónomas, como País Vasco primero y ahora Andalucía y debido a su legislación, sí han buscado apoyo particular en las casas de apuestas.

La Zarzuela, por la legislación de la Comunidad de Madrid, juega en peores condiciones porque no tiene la posibilidad de hacer el juego en masa común con liquidez internacional, como el País Vasco con PMU ni tampoco tiene exclusividad de apuestas hípicas como ADHI en Andalucía. Además no podemos hacer el juego en masa común con otras comunidades, que sería otra posibilidad de financiación.

Y eso, teniendo en cuenta que SEPI y SELAE, propietarios de HZ, son estatales, ¿no se les puede plantear esa diferenciación? ¿Por qué en País Vasco y Andalucía si y en Madrid no?

Es que eso no es competencia estatal, es de la Comunidad de Madrid, y esta tiene un reglamento del juego en el que había un artículo específico para el desarrollo del juego en masa común con otras comunidades y ese artículo fue revocado por un informe de la Abogacía General del Estado que lo recurrió presentado por el propio Ministerio de Hacienda, cosa que sorprende pero así fue. Para Madrid no, pero para otras, sí.

En 2003 entrevisté Carlos Rodulfo, primer presidente de Hipódromo de La Zarzuela S.A. y dijo que la idea de SEPI era revitalizar el hipódromo y privatizarlo. SEPI, a día de hoy, ¿todavía quiere privatizarlo?

Dentro de los escenarios que me plantea SEPI siempre existe la posibilidad de la privatización, pero lo que tiene claro es que es imposible privatizarlo sin que previamente esté en un modelo de negocio viable. Pare ellos, que han soportado y apoyado el hipódromo desde la reapertura (2005), le tienen un cariño especial a esta empresa y a este sector y, a base de repetir, presidente tras presidente, que este es un sector absolutamente infradesarrollado ellos ven que, efectivamente, si hubiese una liberalización de apuestas y se permitiera a los hipódromo en España desarrollarse, le darían viabilidad y sería una alternativa dentro de las que hay. Las empresas de SEPI no están permanentemente bajo su amparo.

El futuro ideal, entonces, sería primero liberalizar la apuesta y a los 3 ó 4 años soltarlo, privatizarlo.

Sí, pero sin el primer paso es imposible dar el segundo. Primero liberalizar la apuesta desarrollar el juego externoy, luego, ya SEPI decidirá, pues podría privatizar y o mantenerse como sector estratégico, que puede ser otra alternativa.

A día de hoy, ¿es inviable el hipódromo de La Zarzuela sin SEPI y sin SELAE?

-Sí. Efectivamente.

¿SEPI y SELAE le dan seguridad para el futuro?

SEPI siempre nos ha dado seguridad para el futuro. Siempre. Nunca va a dejar caer el hipódromo de La Zarzuela.

¿La Zarzuela ha tenido contacto con casas de apuestas?

-Sí. Desde que yo soy presidente hemos tenido contactos con todos los operadores de apuestas públicos estatales y privados de la Comunidad de Madrid con el objetivo de sacar la apuesta del hipódromo a la Comunidad vía operadores, ya sea homologando nuestra máquina en los salones de juego y casinos o, para un futuro, trasladar la apuesta de contrapartida que ofrecen estas casas ahora mismo sin revertir al hipódromo y trasladarla a una apuesta en masa común con nuestras apuestas internas y generar esa misma masa para los apostantes de dentro de la Comunidad.

¿Cómo encajan que cuando organizan jornadas de carreras en su hipódromo los operadores privados ofrezcan apuestas sobre ellas sin retornar al sector?

Aunque sea legal y lícito por parte de los operadores eso es duro de aceptar, porque realmente nosotros generamos el espectáculo y producimos el evento que es muy costoso. Eso hay que cambiarlo. Lo suyo es que el juegue sobre esas carreras revertiera en cierto modo al hipódromo. Esa es la forma y la vía para autofinanciación del hipódromo de La Zarzuela y el sector de las Carreras de caballos.

Trabajan en eso, supongo...

Sí, de hecho con la Comunidad ya nos hemos reunido con el director general de juego, Fernando Prats, y su equipo, y hemos tratado la posibilidad de homologar nuestras apuestas dentro de los operadores privados externos, algo que es viable, pero el siguiente paso es convencer a esas casas de apuestas que conviertan sus apuestas de contrapartida en masa común, que es la parte más complicada.

Y eso ¿cómo se le explica al aficionado?

Al aficionado le cuento que en la medida que yo pueda reordenar el juego sobre el hipódromo dentro de la Comunidad lo voy a hacer, ahora, también es verdad que hay que llegar a un acuerdo con los operadores que, a día de hoy, ya tienen un juego sobre nuestras carreras. La única ventaja que les ofrecemos ahora es que su juego de contrapartida es mucho más arriesgado que en masa común y que éste les va reportar más margen.

¿Y las casas de apuestas están por la labor?

Están por la labor, como ya se ha visto en otras Comunidades, como en Andalucía, donde ya han entrado en esas apuestas en masa común.

Vamos, que el futuro está en las casas de apuestas sí o sí...

El futuro está en la apuesta en fondo común con los hipódromos.

«El mundo del caballo mueve en España 5.000M de euros al año»

8 marzo, 2019 · Archivado en Deportes, Deportes ecuestres, Federación española, Federaciones deportivas, Hípica, Organizaciones deportivas · Comentarios desactivados en «El mundo del caballo mueve en España 5.000M de euros al año» 

Abogado del Estado y empresario, Javier Revuelta del Peral (Valladolid, 62 años) dirige desde 2005 la Federación Española de Hípica. Antes había sobresalido en su deporte con la participación en los Juegos Olímpicos de Atlanta en la modalidad de completo, en la que acabó octavo. También ha destacado en el mundo de la empresa, llegando a ser subdirector ejecutivo de Telefónica, cargo del que dimitió en 1999 para dirigir sus propias sociedades. Actualmente asume que practica otros deportes (esquí y golf), pero no la hípica: "Porque tras haber actuado a un alto nivel, ya no te quedan alicientes". Además, unos problemas de columna tampoco le permiten la práctica “de deportes muy agresivos”.

"Dirijo la actividad ecuestre española, que está entre el deporte y la industria, porque el mundo del caballo en nuestro país mueve al año unos 5.000 millones de euros, el 0,5 del Producto Interior Bruto (PIB) de España", expone orgulloso Revuelta acerca de la hípica nacional, en la que hay registrados unos 800.000 caballos, aunque la Federación sólo controla a 20.000 deportistas federados: "De los que el setenta por ciento son mujeres". "En la hípica no se han necesitado planes de inclusión para fomentar la actividad femenina en una competición que es mixta", aunque sí reconoce que "por lo que sea, lo que cuesta más trabajo es encontrar mujeres directivas: son deportistas, y cuando lo dejan es difícil que sigan". Eso sí, tiene tres mujeres en su junta de la Federación Española, y en breve espera nombrar a una cuarta.

De todos. Revuelta lo asegura: "Es común que se señale a la hípica como un deporte elitista y sólo de ricos. Y no es cierto. Cualquiera puede disfrutar en España del placer de competir. Hay clubes en todo el país y para todos los niveles, aunque no tengas un caballo en propiedad". Ahora bien, sí admite el presidente de la Federación que actualmente los concursos de saltos de alto nivel "son otra historia, más exclusivo por el precio de los animales, prácticamente para mega ricos o para jinetes que montan caballos que les ceden unos propietarios". Es el nivel más elitista de todas las modalidades de la hípica, ocho, por los premios que se reparten y por lo elevado de las inscripciones en el Circuito Internacional.

Además, porque el valor de los caballos de calidad "se ha disparado": "Cuestan una fortuna, y, en España, por ejemplo, los mejores jinetes tienen que rotar sus cuadras, vendiendo sus mejores ejemplares, porque no pueden perder esas posibilidades económicas". Esboza alguna solución para evitar la inflación de los precios, aunque eso corresponde a la Federación Internacional: "Si rebajamos la altura de los saltos, de 1,60 metros a 1,45 metros, por ejemplo, se multiplicaría por 10 el número de buenos caballos para las competiciones".

En la doma, otra de las especialidades olímpicas, la situación asegura que es diferente: "Porque ahí el trabajo de los jinetes y amazonas es más artesanal. Buscan el caballo, lo van formando y lo mantienen casi toda la vida deportiva. No se suelen vender", dice Revuelta, aunque recuerda el caso del caballo Totilas, posiblemente el mejor de la historia, adquirido por un grupo alemán por 21 millones de euros. Sin embargo, aquel ejemplar que pasaba por ser una maravilla, sin Edward Gal como jinete ya no volvió a repetir sus hazañas. "Porque el caballo es muy importante, pero también el que lo monta. Tiene que darse una simbiosis en el binomio", señala el presidente de la Federación Española, y recurre a la modalidad de raid como máximo exponente: "El jeque de Dubái, Al Maktun, es un amante de esta modalidad de hípica, y tiene las cuadras más importantes del mundo, asesorado por el español Jaume Puntí, un verdadero gurú del raid. Sin embargo, los jinetes del jeque no consiguen los rendimientos suficientes de esos caballos".

La calidad del caballo español, sostiene Revuelta, "no está actualmente a la altura de los mejores del mundo", y recuerda que en su día ya avisó al Ministerio de Agricultura que "la inversión tenía que ser en buenas yeguas. El semental es sustituible porque ahora se pueden comprar sus dosis por unos precios razonables". Y apunta como objetivo "llegar a acuerdos con Defensa, que ha mantenido la crianza de caballos. Tienen muy buena calidad, pero no acaban en las manos de los mejores especialistas".

Para Javier Revuelta, que los españoles compitan con los mejores del mundo "es casi un milagro", tanto por la diferencia en el número de licencias como en las ayudas: "Esperamos desde hace años una Ley de Mecenazgo que nos dé seguridad, que luego no lo discuta la Agencia Tributaria, trabas que incluso han llegado al ADO".

También discrepa Revuelta del anteproyecto de Ley para el Deporte, ahora estancada por las elecciones generales: "Se notaba celeridad, y una variedad de manos a la hora de su redacción. Y llamaba la atención que quisiese limitar el mandato de los presidentes de federación en un país en el que ni los políticos ni los presidente de los consejos de administración tienen esas limitaciones de tiempo en sus cargos".

De su trabajo al frente de la Federación destaca la idea que ha puesto en marcha durante estos años, la de ser una especie de empresa de servicios en favor de las competiciones y no entrar en colisión con quienes organizan. "La Federación Española tiene un presupuesto de seis millones de euros, y casi cinco son en recursos propios. Y sin tener grandes patrocinadores, porque pensamos que es mejor que ese dinero lo tengan los promotores y no entremos en una posible competencia", señala el vallisoletano, muy orgulloso de que España esté "a la cabeza mundial en la organización de grandes torneos internacionales", porque actualmente se programan en nuestro país cuatro citas de primer orden: dos en Madrid, otra en Casas Novas (Pontevedra) y la final de la Copa de las Naciones en Barcelona, "que ha renovado el acuerdo por tres años más".

Y eso no es todo, porque en lo que podríamos considerar la pretemporada se celebran al mismo tiempo en España cuatro grandes reuniones internacionales "de cuatro a seis semanas" entre Vejer de la Frontera, Oliva, Carmona y Valencia "con competiciones diarias, que reúnen a unos 3.000 caballos de saltos durante febrero y marzo", y que son animadores económicos en esas zonas por lo que representa de ingresos para la hostelería.

Respecto a nombres propios dice el presidente que "hay pocos, y de calidad, como Beatriz Ferrer Salat, Claudio Castilla o Juan Matute": "En doma, con el equipo ya clasificado para Tokio. En saltos, Álvarez Aznar y posiblemente Sergio Álvarez Moya, lesionado, tienen un año para clasificarse para los Juegos".