Buchmann se queda sin récord del Everest por infringir las reglas

31 mayo, 2020 · Archivado en Alpinismo, Asia, Asia meridional, Asia oriental, Bora-Hansgrohe, China, Ciclismo, Cordilleras, Deporte aventura, Deportes, Emanuel Buchmann, Equipo ciclista, Equipos, Espacios naturales, Himalaya, Medio ambiente, Montañas, Monte Everest, Nepal, Ochomiles, Tibet · Comentarios desactivados en Buchmann se queda sin récord del Everest por infringir las reglas 

Lo que parecía una gesta sin precedentes finalmente se queda en nada. Emanuel Buchmann superó el pasado sábado el 'Everesting Challenge', un reto que consistía en igualar el desnivel del Monte Everest completando una serie de subidas de forma consecutiva durante horas. Al concluir, el alemán empleó un tiempo de 7 horas y 28 minutos, lo que le valía conseguir el récord del desafío superando en 14 minutos el anterior mejor registro en posesión del biker estadounidense Keegan Swenson.

Sin embargo, tal y como señala el portal Cyclingnews, horas más tarde se confirmó que el récord de Buchmann no era válido y que Swenson mantenía el récord. "Lamentablemente, el intento de Buchmann no fue un récord por dos razones principales", informó Andy van Bergen, supervisor del reto. Y añadió: "Observamos el tiempo transcurrido, no el tiempo en movimiento. Es una pena que no se haya cumplido esta regla porque es simple, pero el recorrido tienen que ser repeticiones de la misma sección de la colina, y su primera repetición fue al otro lado de la montaña. ¡Es una verdadera lástima porque parece que hubiera estado muy cerca!".

En total, un esfuerzo de 162 km que quedó en nada porque el tiempo real que empleó fue de 7 horas y 51 minutos, es decir, diez minutos más lento que el verdadero récord. Aunque el buen estado de forma mostrado por el alemán, 4º en el pasado Tour de Francia, debería dejarle un buen sabor de boca para afrontar el regreso a la competición.

Un Everest sin atascos y con el metro en la mano

27 mayo, 2020 · Archivado en Alpinismo, Asia, Asia meridional, Asia oriental, China, Cordilleras, Deporte aventura, Deportes, Espacios naturales, Himalaya, Medio ambiente, Montañas, Monte Everest, Nepal, Ochomiles, Tibet · Comentarios desactivados en Un Everest sin atascos y con el metro en la mano 

El 22 de mayo del año pasado, Nirmal Purja sacudió al mundo con su foto de los atascos en el Everest. Pero el COVID-19 también ha golpeado al himalayismo. La cima más alta del mundo ha permanecido cerrada salvo por el lado del Tíbet, por el cual una expedición china ha hecho entre ayer y hoy la primera (y quizá única si una expedición comercial no la logra en los próximos días) cumbre de 2020.

El objeto de la cordada (con oxígeno), en el aniversario de la primera ascensión china por la vertiente norte, era el de volver a realizar, con instrumentos ultraprecisos, una nueva medición del Everest. Por eso, tras los sherpas que hollaron el techo el martes, ha llegado hoy un equipo de topógrafos para rematar el trabajo en un evento que ha sido retransmitido en directo por la televisión pública china y celebrado con alborozo en el Campo Base.

La ascensión puede ser histórica si logra determinar que el Everest mide más o menos de esos 8.848 metros forma parte de la mística del alpinismo.

Los 14 ochomiles de Edurne: Katmandú era Ibiza, la ‘traición’ de la Coca Cola, ‘papá’ Juanito…

17 mayo, 2020 · Archivado en Alex Txikon, Cordilleras, Deporte aventura, Deportes, Edurne Pasabán, Espacios naturales, Himalaya, Medio ambiente, Montañismo · Comentarios desactivados en Los 14 ochomiles de Edurne: Katmandú era Ibiza, la ‘traición’ de la Coca Cola, ‘papá’ Juanito… 

Este 17 de mayo se cumplen 10 años de una de las mayores gestas del deporte español. Edurne Pasaban coronaba el Shisha Pangma y se convertía en la primera mujer en el mundo en hacer cumbre en los 14 ochomiles del planeta. Para celebrarlo, la montañera tolosarra reunió a sus compañeros de escalada en una charla digital en la que sacaron a relucir anécdotas de aquellas expediciones, detalles internos, emotivos y divertidos de sus vivencias durante aquellas ascensiones. Con nombres como Juanito Oiarzabal, Ferrán Latorre, Alex Txikon, Sebastián Álvaro, Asier Izaguirre, Silvio Mondinelli... Edurne quiso, ante todo, darles las gracias: "Sin vosotros, no sería Edurne Pasaban".

Lea la entrevista a Edurne Pasaban en AS por el aniversario

"Katmandú era Ibiza"

Alex Txikon, compañero de expedición de Edurne y muy involucrado actualmente en retos en el Himalaya, aseguró que el Nepal de entonces (finales de los 90 y la década del 2000) es muy diferente al de ahora, donde todo está enfocado al turismo de montaña y la economía. "Ha cambiado para mal", aseguró. Esto dio pie a que recordaran su paso por Katmandú y las fiestas que organizaban. "Hacíamos que Katmandú fuera Ibiza. Nos metíamos detrás de la barra, llevábamos nuestros discos y hacíamos de DJ. Se alargaba hasta las mil", recordó la montañera. 

La 'traición' de la Coca Cola

También hubo confesiones divertidas, como la de Ferrán Latorre. "Te debo una Coca Cola desde 2008", le dijo a Edurne. Y explicó, entre risas, una simpática anécdota. "En una expedición guardé una Coca Cola para tomármela contigo en la cumbre. Pero cuando nos íbamos a encontrar, me crucé con Gerlinde Kaltenbrunner (montañera austriaca que 'rivalizó' con Edurne en la carrera por los 14 ochomiles). Yo estaba enamorado de ella, así que le ofrecí beberla juntos. Te la debo", bromeó el catalán.

Una mujer entre hombres

Edurne asegura que le debe todo a haber formado parte del equipo de Àl filo de lo Imposible', que comandaba Sebastián Álvaro. Él explicó que su mérito fue el haber seleccionado a buena gente en todos los sentidos. Y analizó el caso de Edurne. "La carrera de los ochomiles es durísima. Y se relacionaba con un mundo muy varonil. Cuando Edurne los conquistó, entiendo que se hizo justicia poética". Triunfó en un reto que ninguna otra mujer había conseguido, derribando muchas barreras.

'Papá' Juanito

También se repasaron las dificultades y problemas que tuvo la tolosarra en su carrera. El desencuentro con Juanito Oiarzabal, algo que el vasco aseguró estar "olvidado y cerrado", o la depresión de la montañera en 2006. "Luego, en 2007, fuimos al Shisha Pangma y ella no estaba centrada. Tuvimos que renunciar, pero creo que vimos ahí otra cara de Edurne. Todos hicimos piña y decidimos retirarnos", recordó Oiarzabal. Alguien que la conoció desde muy joven: "Nuestra relación era de amistad y profesional, pero creo que también fui una figura paternal, un segundo padre. Recuerdo cómo su familia me decía antes de las expediciones: 'Juanito, cuídamela".

Primera ascensión sin su 'confesor'

Edurne recordó cómo, junto a Asier Izaguirre, recaudaron dinero para su primera expedición al Himalaya y, 15 días antes, Asier sufrió un accidente. Desde la cama del hospital le animó a seguir adelante. "Fue duro, escalaba con él desde los 14 años. Se me cayó el mundo encima. Él era mi persona de confianza. Ha sido el que me ha aguantado todo, los momentos malos, los lloros...". Izaguirre también aprovechó el encuentro para mostrar documentos e imágenes de las primeras ascensiones, que ni la misma Edurne recordaba: "¡Me los tienes que pasar!".

"No bebes hasta que llegues aquí"

Otra figura clave en sus primeros años fue el italiano Silvio Mondinelli, también presente. "Tuve mucha suerte en conocerla", contó. Y Edurne reveló cómo su figura fue clave para endurecerse en la montaña, para aprender a sufrir. Puso un ejemplo muy gráfico: "Recuerdo cómo bajando el Everest él me obligaba a hacerlo rápido. Se adelantaba para que yo le cogiera, consciente de que la bajada había que hacerla así. Yo le pedía parar y beber agua, y él aligeraba el paso, se colocaba 200 metros por delante y me decía: 'Hasta que no llegues hasta aquí, no te voy a dar agua. Y daba igual que me quejara, que le insultara... Me hizo más dura".

Una celebración con tarta

Edurne quiso que el 10º aniversario de aquella gesta fuese una celebración para todos los que estuvieron con ella y les mandó a cada uno una tarta de cumpleaños con las velas y el número 10. Pidió que todos las soplaran a la vez "porque esto es de todos". Compañeros de fatigas, y de unas aventuras que forman parte de la historia del montañismo. Como aseguró Sebastián Álvaro: "Una mujer con la que se podía ir al fin del mundo".

Una década de una gran gesta

17 mayo, 2020 · Archivado en Alpinismo, Deporte aventura, Deportes, Edurne Pasabán, Ochomiles · Comentarios desactivados en Una década de una gran gesta 

Edurne Pasabán (Tolosa, 1973) fue la primera mujer en la historia en subir los catorce ochomiles del planeta. Inicialmente compitió con la italiana Nives Meroi y con la austríaca Gerlinde Kaltenbrunner. La primera se distanció de esa carrera y la segunda tardó más que Edurne en hacerlos aunque encadenó todos sin la ayuda complementaria del oxígeno artificial. Fue la segunda en conseguir las 14 estrellas tras la guipuzcoana. Las dos alpinistas son buenas amigas.

La recta final de la carrera de Pasabán fue complicada ya que la guipuzcoana pasó por serio proceso depresivo que le llevó a perder todas las motivaciones incluso para vivir. La montaña le sirvió para hacer de tripas corazón y remontar. En la recta final de su proyecto se encontró con dos montañeras surcoreanas que luchaban por el mismo objetivo: Go Mi-young y Oh Eun-sun. La primera falleció descendiendo el Nanga Parbat (8.125 mts) cuando había obtenido su undécimo ochomil. Eun-sun perdió toda credibilidad cuando le pillaron en un renuncio con la ascensión al Kangchenjunga (8.586 mts). Incluso la Federación Coreana puso en tela de juicio esa cima. La comunidad internacional convino que la tolosarra fue la primera mujer en la historia en conseguirlo. En 2001, Pasabán subió al Everest (8.848 mts). La lista iría avanzando con el Makalu y Cho Oyu (2002), Lhotse, Gasherbrum II y Hidden Peak (2003), K-2 (2004), Nanga Parbat (2005), Broad Peak (2007), Dhaulagiri Y Manaslu (2008), Kangchenjunga (2009), Annapurna y Shisha Pangma (2010). Hace, por lo tanto, 10 años de aquella gesta. El último coloso lo consiguió un 17 de mayo de 2010.

“El Shisha es el más bajo de los catorce (8.013) y quizás por restarle valor fue el que más me costó. Lo subí a la tercera, al igual que el Everest y el Dhaulagiri. Con el resto tuve bastante suerte porque los pude ascender a la primera”, comentó. Edurne estudió en la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas y gestionó durante muchos años su asador de Zizurkil, el Abeletxe. Entre otros reconocimientos tiene el Premio Vasca Universal, el Sabino Arana, la distinción Lan Onari del Gobierno Vasco, el Premio Reina Letizia y la Medalla de Oro al Mérito Deportivo. Actualmente reside con su compañero en los Pirineos catalanes junto a otro sueño hecho realidad, su hijo. Siempre quiso ser madre. En caso de haberse atascado con los ochomiles seguro que habría priorizado la maternidad. Con pareja o sin ella.

Edurne Pasaban: «Tras el último ochomil, me dije: ¿y ahora qué?»

16 mayo, 2020 · Archivado en Alex Txikon, Alpinismo, Asia, Asia meridional, Asia oriental, China, Cordilleras, Deporte aventura, Deportes, Edurne Pasabán, Espacios naturales, Himalaya, Medio ambiente, Montañas, Monte Everest, Nepal, Ochomiles, Shisha Pangma, Tibet · Comentarios desactivados en Edurne Pasaban: «Tras el último ochomil, me dije: ¿y ahora qué?» 

Edurne Pasaban (Tolosa, 43 años) está viviendo el confinamiento en el Valle de Arán junto a su pareja y su hijo Max. Allí, mientras espera retomar su actividad de conferenciante, le ha pillado el décimo aniversario del logro con el que entró en la historia del himalayismo, la cumbre del Shisha Pangma que la convirtió aquel 17 de mayo de 2010 en la primera mujer en completar los 14 ochomiles. Para celebrarlo, celebra una reunión virtual con sus compañeros de escalada que se puede seguir en las redes sociales, pero antes atendió a AS para rememorar aquella gesta.

Diez años de aquella cima... ¿cómo la recuerda?

Por un lado, estos diez años han pasado volando, pero también me da la impresión de que está muy lejos, como si fuera otra vida. Cuando lo logramos, sí experimenté una sensación enorme de satisfacción, de 'por fin lo logramos'. Pero, a continuación, también me dije... 'bueno, ¿y ahora qué?'. Tras tanto tiempo centrada en un objetivo, sentí que tenía que rehacer mi vida.

Aquella carrera por ser la primera mujer con los 14 ochomiles. ¿Fue tan competitiva como se vio desde fuera?

El deporte se entiende como competición y creo que se vendió así. Al principio éramos tres: la austriaca Gerlinde Kaltenbrunner, la italiana Nives Meroi y yo. ¡Y para nada era una carrera! Pero cuando en 2007 apareció la coreana (Oh Eun Sun), con el gobierno detrás y tantos recursos sólo para el récord, reconozco que me planteé que no me podía adelantar.

¿Con qué ascensión se queda de las 14?

Todas fueron diferentes y especiales, pero elegiría el K2. Era el más complicado y creo que me dio más confianza y credibilidad.

Hubo momentos malos. En 2006 tuvo que frenar su actividad por una depresión.

Así son las enfermedades mentales. A mí me ocurrió en mitad de mi carrera. Un momento, con 31 años, en el que me planteé muchas cosas. Por ejemplo, como mujer pensaba: '¿por qué me dejan todas mis parejas?, ¿por qué no tengo hijos como mis amigas?'. A cualquiera nos puede pasar y yo lo superé.

Hoy se encontrará con sus compañeros en la montaña, incluido Juanito Oiarzabal, con el que vivió un sonado desencuentro en 2010.

Sucedieron muchas cosas y, de repente, pasamos de ser íntimos a no hablarnos en siete años. Fue muy duro, recuerdo pensar que si le ocurría algo en alguna expedición sin haber arreglado lo nuestro, no me lo perdonaría. Hasta que nos reconciliamos en aquel programa de Risto Mejide. Ahora volvemos a ser íntimos. Hablamos todas las semanas sobre cualquier cosa. No es que pasáramos página... Yo es que cerré ese libro y lo quemé.

Otro con el que se reúne es Alex Txikon, últimamente en retos extremos en el Himalaya. ¿Le da envidia?

¡Un montón! Pero envidia sana, ¿eh? Yo vivo una época diferente, soy madre, mi hijo es pequeño... Pero sigo con gran interés todas sus expediciones.

¿Y si su hijo le dice un día que quiere subir un ochomil?

¡Uf! Si me dice que es lo que quiere realmente, le apoyaré al máximo. Pero, egoístamente, me da miedo. En mi caso, cuando se lo decía a mi familia, no sabían lo que era. Yo sí lo sé.

¿Y por qué subía usted?

Porque era lo más cerca de la libertad que podía estar. La montaña la elegí yo, nadie me la impuso. Me ha dado a mis mejores amigos, también me los ha quitado. Nunca la he abandonado, sigo yendo, pero con otros proyectos. No entendería mi vida sin la montaña.

Un encuentro de altura

Edurne Pasaban celebra hoy el décimo aniversario de la culminación de su reto con un encuentro digital con sus compañeros en la montaña. Nombres claves de este deporte como Alex Txikon, Ferrán Latorre, Juanito Oiarzabal, Sebastián Álvaro, Asier Izagirre, Silvio Mondinelli... charlarán con la montañera moderados por el periodista Aitor Elduaien. Un debate (12:30) que se podrá seguir en las redes sociales de la tolosarra.

Página Siguiente »