La bonitas iniciativa de los futbolistas de LaLiga con la camiseta con la que debutaron

6 mayo, 2020 · Archivado en Carles Aleñá, Dani Olmo, Denis Suárez, Mazinho, Pol Lirola, Rafinha, Sandra Paños · Comentarios desactivados en La bonitas iniciativa de los futbolistas de LaLiga con la camiseta con la que debutaron 
Jugadores y jugadoras actuales e ídolos de toda España y el mundo se han unido a través de shirtum.com a través de la campaña #TheBiggestGame.

La alineación optimista de Zidane

La alegría madridista por la conquista de la Copa de Baloncesto se enfrió después en el Bernabéu, de donde volaron dos puntos de forma imprevista. Desde la alineación, a Zidane se le veía confiado en que el partido saldría adelante con facilidad, porque la hizo pensando ya en el City. Hazard de salida, y también Bale, en el que sigue insistiendo porque le considera un jugador de alto nivel para los grandes desafíos europeos y quiere integrarle. Eso suponía colocar al equipo en 4-3-3, su modelo audaz. También dio plaza de salida a Marcelo, fuerte en ataque, no tanto en defensa. Era, en definitiva, una alineación optimista.

Pero el Celta no estaba por la labor de ser cordero sacrificial y se adelantó pronto, con un pase luminoso de Iago Aspas a Smolov, que marcó bien. Un gran gol, aprovechando un desajuste en la defensa blanca. A partir de ahí, Aspas se metió en la media, el Celta se colocó en 5-4-1 y a esperar. El Madrid manejaba el juego, pero le costaba entrar. Hazard y Marcelo combinaban bien por su lado, al que se recostaba Benzema, pero les faltaba un punto de ajuste fino. Al otro lado, Bale ganduleaba, se quitaba el balón con centros cómodos o algún disparo lejano. Rozando el descanso, Courtois evitó el 0-2 con un paradón a cabezazo de Aidoo.

Del descanso volvió el Madrid con más brío en sus acciones, y dio vuelta al marcador pronto, primero con gol de Kroos, en jugada Benzema-Marcelo, y luego por un penalti que le regaló Rubén a Hazard. Lo transformó Sergio Ramos, que lleva 19 seguidos sin fallo. Se fueron Hazard y Bale (que sólo se dejó notar por una patada por detrás a Rafinha que mereció expulsión) y el Madrid, enfermo de confianza prematura, acabó atacando con Vinicius por la derecha, donde no es el mismo, y Marcelo por la izquierda. En eso, pase luminoso de Denis Suárez a Santi Mina y 2-2. Luego, diez minutos de malón inútil hasta que llegaron los tres pitidos finales.

1×1 del Celta: Denis y Mina resucitan para silenciar el Bernabéu

16 febrero, 2020 · Archivado en Celta de Vigo, Denis Suárez, Deportes, Equipos, Futbol, Real Madrid, Santi Mina · Comentarios desactivados en 1×1 del Celta: Denis y Mina resucitan para silenciar el Bernabéu 

Rubén: Regaló el segundo gol del Real Madrid con un penalti innecesario. Transmitió seguridad en el resto de intervenciones. Supo enfriar el partido tomándose con calma los saques de puerta.

Kevin: Su lesión desestabilizó al Celta en el arranque del segundo tiempo. Antes de hacerse daño en la rodilla no se vio desbordado por Marcelo y Hazard entrando por su banda. Solvente.

Aidoo: Polivalente. Impuso su físico como central y cumplió como lateral cuando Óscar cambió la defensa de cinco por una de cuatro. Tuvo el 0-2 en un espectacular cabezazo al que respondió Courtois.

Murillo: Lo bordó. Lideró la defensa con una actuación impecable. Acertó cada vez que fue al corte.

Araujo: Sólido. Cerró a la perfección su parcela. Contundencia y anticipación.

Olaza: Anuló a Bale. Supo gestionar la tarjeta amarilla que vio a falta de media hora. Se proyectó en ataque menos de lo habitual y sus centros, siempre peligrosos, no encontraron rematador en esta ocasión.

Bradaric: Notable estreno como titular. Aportó mucho equilibrio al equipo. Correcto con el balón.

Okay: Una roca. Su tándem con Bradaric dio la razón a la apuesta de Óscar. Su poderío en el juego aéreo desactivó una de las principales armas del Real Madrid, que dispuso de nueve saques de esquina.

Rafinha: Imperial. Cada vez que entró en contacto el balón dejó patente su exquisita calidad. A su festival en la creación hay que sumarle un brutal despliegue físico. El Real Madrid solo lo pudo frenar con patadas. Acabó exhausto.

Aspas: Indetectable para el Real Madrid en la primera parte. Sirvió en bandeja el 0-1 con una milimétrica asistencia. El cansancio le pasó factura en la segunda mitad.

Smolov: Letal. La que tuvo, la metió. En su primer gol en LaLiga definió con frialdad y precisión. Le costó entrar en juego a medida que fue avanzando el partido.

Sisto (entró por Kevin): Es una moneda al aire y esta vez salió cruz. El experimento de situarlo como carrilero duró pocos minutos porque el danés estuvo completamente perdido. Como extremo izquierdo se dedicó a intentar frivolités.

Denis (entró por Smolov): Resucitó en el Bernabéu después de varios meses desaparecido en combate. Su pase a Mina en el 2-2 está al alcance de unos pocos. Se inventó una asistencia de la nada.

Mina (entró por Bradaric): Dos minutos le bastaron para silenciar el coliseo blanco y reivindicarse después de haber perdido la titular. En el gol mostró su mejor virtud, la capacidad de desmarque. Su tercer tanto de la temporada.

 

Denis no reaparecerá ante Osasuna

4 enero, 2020 · Archivado en Celta de Vigo, Denis Suárez, Deportes, Equipos, Futbol, Hugo Mallo, Osasuna · Comentarios desactivados en Denis no reaparecerá ante Osasuna 

Una de cal y otra de arena para Óscar García en el parte médico del Celta. El técnico celeste no podrá contar con Denis Suárez para recibir este domingo a Osasuna, pero sí tendrá a su disposición al capitán Hugo Mallo. El preparador de Sabadell no desvelará hasta horas antes del partido si utiliza a Stanislav Lobotka, cuyo futuro está cerca del Nápoles.

Por tercera jornada consecutiva Denis se quedará sin jugar. El mediapunta de Salceda volvió a dañarse el tobillo derecho al inicio de esta semana y por un problema similar no participó antes del parón navideño en los duelos con el Mallorca y el Levante. Frente al cuadro rojillo también causan baja por lesión David Juncà, Jorge Sáenz y los porteros Sergio Álvarez e Iván Villar.

La buena noticia en la enfermería céltica la protagoniza Hugo Mallo. El lateral derecho empezó el 2020 con molestias en los aductores de su pierna izquierda y trabajando a menor ritmo que sus compañeros. Los dos últimos entrenamientos los ha completado con normalidad y los médicos le han dado el visto bueno para participar en el primer partido del año.

Denis: «En la vida hay cosas más importantes que el fútbol»

25 septiembre, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Competiciones, Denis Suárez, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División · Comentarios desactivados en Denis: «En la vida hay cosas más importantes que el fútbol» 

Comencemos por el principio, ¿Cómo llegó un niño de Salceda al Celta?

Yo jugaba en el Porriño Benjamín y me entrenaba Toni Otero, fui a un torneo con el Celta siendo alevín, al Arosa Cup, y al siguiente año, siendo alevín de segundo año fue cuando firmé por el Celta. Entré con Toni Otero, porque lo ficharon a él para entrenar al Alevín y me llamó para que fuera con él.

¿Cómo era aquel día a día?

Mi madre me traía a todos los entrenamientos y mi padre, a los partidos, porque él trabajaba durante la semana y mi madre lo hacía el fin de semana. Ella casi nunca me venía a ver a los partidos. Luego, al siguiente año ficharon a un chico de Salceda y entonces compartíamos coche. Mis padres hicieron un esfuerzo grande por traerme, pero nunca hubo dudas. Ya cuando jugaba en el Porriño mi madre dejaba gente en la peluquería, que se quedaban allí en casa, y me llevaba y me volvía a traer mientras ellos esperaban

Luego, ya adolescento, se marcha al City.

Tuvimos una reunión mis padres y yo con dos emisarios del Manchester City en Porriño, aunque ellos ya se habían reunido con mis padres y yo no lo sabía, igual que se habían reunido con gente del Barcelona y tampoco lo sabía. Yo fui el último en enterarme de todo. Luego tuve que tomar una decisión y mi primera decisión fue quedarme aquí en el primer equipo, pero el Celta no contempló esa opción, y entonces entre City o Barça yo elegí al Barça, pero luego al ver las condiciones decidimos ir a Manchester porque era un paso importante para mí, era una inversión importante para el club, que en aquel momento necesitaba dinero, y era un contrato que en aquel momento a mis padres les solucionaba la vida. Entonces no había mucho que pensar.

Dice que su primera opción era quedarse en el primer equipo, pero sólo tenía 16 años…

Sí, yo me veía capacitado ya para jugar en el primer equipo del Celta.

¿Cómo fue la vida en Inglaterra?

Al principio bien. Yo llegué allí y me fui de pretemporada con el primer equipo a Estados Unidos, debuté con el primer equipo en la primera ronda de copa con 17 años y deportivamente me iba bien. La vida fue un poco diferente, nosotros vivíamos a las afueras de Manchester porque tenían allí la ciudad deportiva y, aunque a mí el primer año se me pasó muy rápido, a mis padres les costó algo más porque no hablaban inglés y les costó aprenderlo. El segundo año se me hizo un poco largo, también porque me había lesionado, y finalmente en la pretemporada del tercer año decidí irme a Barcelona.

Esa decisión fue fácil, imagino.

Sí, porque el Barça es un club al que le tengo admiración y además allí también estaba Eusebio, que aquí me subió al primer equipo en entrenamientos y amistosos siendo yo cadete. El Barça también me hizo un contrato de cuatro años, con uno en el filial y tres en el primer equipo, así que no había mucho que pensar.

¿Qué diferencia encontró entre las diferentes canteras?

Yo creo que la mayor diferencia entre España e Inglaterra son los equipos filiales. Allí la liga de filiales no es competitiva, mientras que aquí compiten en Segunda, Segunda B o Tercera. Creo que ese es el salto de calidad que les falta. La liga de filiales no es competitiva, al final es alargar la liga de juveniles. En España funciona mucho mejor

Y el círculo se cierra con su vuelta al Celta, ¿por qué este año?

Porque se dieron muchas circunstancias, porque vengo de casi un año entero sin jugar, en enero di el paso de salir al Arsenal cedido y no fue bien porque me lesioné a la segunda semana de llegar. El Celta es el equipo que más apostó por mí, yo no quería salir de España y dentro de las opciones que tenía el Celta apostó súper fuerte por mí. Por eso estoy aquí

Se le olvida un motivo, porque Aspas fue muy pesado...

Obvio también. Iago me insistió bastante diciéndome que viniese aquí que íbamos a hacer un equipo chulo para jugar e intentar meternos ahí arriba. A mí también me apetecía volver a casa porque sé que voy a tener muchísima participación, voy a ser un jugador importante y así se está demostrando en este inicio de LaLiga

Con usted se activó la Operación Retorno que finalizó con la llegada de Rafinha, en la que usted tuvo mucho que ver. Nos puede contar cómo se cocinó ese fichaje

Cuando vine aquí yo ya sabía que Santi Mina iba a venir, aunque es cierto que yo llegué primero. Con Rafinha yo estuve hablando todo el verano y sabía que iba a salir, así que le fui diciendo que viniera para aquí que íbamos a estar peleando por estar arriba, que el míster tenía unas ideas muy buenas en cuanto a juego y demás y que aquí iba a estar perfecto. Yo le iba insistiendo y al mismo tiempo le iba diciendo a Antonio Chaves que fuera hablando con él y al final acabó aquí

Pero hay un momento clave y es al acabar el partido contra el Sevilla, cuando usted y alguno más le bombardean a mensajes, ¿no es cierto?

El día antes del partido ya sé que Rafinha quiere venir, entonces el día del partido hablé con Iago y con Hugo, así como con Felipe y con Antonio, y les dije: ‘Oye, hablad con este porque quiere venir. Haced lo que veáis, pero le queda un año de contrato y es la oportunidad perfecta. Él no se quiere quedar allí y el Barça necesita sacar gente, así que si esperáis al último día del mercado va a ser mucho más fácil porque se van a ver en la necesidad de dar salida a los jugadores’. Entonces, a partir de ahí se empezó a mover todo, aunque yo creo que ya estaban hablando antes. Al final, por suerte, pudo acabar aquí.

¿Cómo fue el reencuentro en el campo?

Hacía tiempo que no jugaba con él, pero estuvo a un gran nivel, algo que ya había demostrado en el Barcelona en los partidos que jugó. Creo que nos puede aportar mucho y creo que los rivales pensarán que somos un equipo temible. Somos muchos nuevos y aún tenemos que acoplarnos, pero ya el otro día contra el Atlético estuvimos a un gran nivel.

Con Rafinha en el once han cambiado de sistema.

Yo creo que jugaremos de las dos formas y las dos se adaptan bien a nosotros. Hay muchas variantes y hay muchos jugadores de nivel.

Las expectativas son bastante altas.

La ambición y la exigencia es buena y el Celta, además de la ambición, tiene que tener esa exigencia, no sólo por parte de los jugadores, sino también por parte de la directiva y de la afición. Considero que los equipos grandes que pelean por estar arriba es porque tienen esa exigencia, no es algo negativo, sino positivo. Debemos tener aspiraciones altas y tenemos que intentar estar entre los siete primeros. Tenemos potencial para estar arriba y hay que exigirse eso, porque sin exigencia al final caes en la relajación. Imagínate que nos salvamos a mitad de temporada, si te relajas al final acabas en tierra de nadie. Hay gente con muchas ganas y esa tiene que ser la línea del equipo.

¿Y es una exigencia que Balaídos vuelva a disfrutar de buen fútbol?

Somos un equipo que, por los jugadores que tenemos, debemos jugar bien. A partir de ahí, el camino te llevará a ganar. Creo que la gente en los primeros partidos ha disfrutado, salvo el partido del Granada que no se puede calibrar. Creo que la gente está enganchada, pero aún tenemos que enganchar más a la gente y que haya una entrada alta durante toda la temporada

Le prometió a Rodrigo Fáez ir de rodillas de Balaídos a su casa si ganan un título. Espero que viva cerca…

No vivo en Salceda, vivo en Vigo (risas). Todo sea por ganar un título.

¿La Copa es el camino más corto?

Creo que podemos hacer una temporada muy ilusionante en la Copa. Puede ser el camino más corto, pero en los últimos años los equipos ya no tiran la Copa. Yo he estado en Barcelona y sé lo que valoran allí la Copa, donde pude ganarla dos veces. Si el Barça no tira la Copa, que es el mejor equipo del mundo, no la va a tirar nadie. Este año es más ilusionante porque es a partido único.

El otro día protagonizó una emotiva visita a los niños en el hospital. ¿Es ahí cuando uno se topa con la realidad?

Está claro, hay cosas mucho más importantes en la vida que el fútbol. Yo me voy ahora de aquí a mi casa y tengo otra vida totalmente diferente y quizás más importante, sin restarle importancia al fútbol. Al final es un deporte en el que compites y es tu vida, pero no lo es todo. En este caso, lo de ir a visitar a los niños ya lo hice en Barcelona con el club y aquí creo que debemos seguir en esta línea y repetir estas acciones porque son súper importantes.

Supongo que será duro.

Obvio. Había chicos con cáncer y había un chico con leucemia, que son casos que te pueden tocar a ti. Cuando tú salgas de aquí, seguro que fuera tienes una vida mucho más importante que la que desempeñas en tu trabajo como periodista. Eso mismo pasa en absolutamente todo. Evidentemente, somos futbolistas y la gente te idolatra y demás, pero no quita de ser un trabajo.

Página Siguiente »