Íñigo López ofreció a Raúl Bravo amañar el Lugo-Huesca

EI sumario de la ‘operación Oikos’ al que ha tenido acceso el diario AS recoge que Íñigo López (jugador del Deportivo y entonces en el Huesca) ofreció al exfutbolista Raúl Bravo amañar el partido Lugo-Huesca de la jornada 40 (se jugó el lunes 21 de mayo) de la temporada 2017-18 en Segunda. El arreglo finalmente no se produjo porque el Huesca necesitaba ganar para subir a Primera, como así sucedió.

En una conversación de whatsapp del 1 de mayo en la que hablan con lenguaje convenido, y pensando que para ese partido el Huesca ya habría ascendido, Íñigo López le dice a Bravo: “Bicho hay que echar un torneo de FIFA en breve. Para el finde del 19 (de mayo) tenemos que organizar el torneo de FIFA, así que tú me dices”, ofreció Íñigo. Según la Policía, ‘un torneo FIFA’ es sinónimo de amañar un partido.

Bravo respondió: “Esta semana no puedo (comer con Íñigo) porque estoy en Salónica, pero ya está eso listo”.

En otra conversación se confirma que Alejandro López, hermano de Íñigo, se reunió dos veces con Raúl Bravo. En otra estuvieron Alejandro, Íñigo, el Doki (Juan Carlos Galindo, doctor del Huesca) y Bravo. “Cuando vayas a hablar de algo, fuera móviles, y la Alexa (dispositivo de domótica) esa a tomar por culo”, les aconsejó. “El Doki no se caga, no es como... Es lo bueno del Doki, que me lo puedo llevar, otro tonto la caga. El Doki es el puto amo, no se caga”, dice Alejandro López, mientras su hermano Íñigo le confirma: “Sí mola, no se caga”.

Teléfono encriptado. Según la escuchas policiales, Íñigo López mandó a su hermano Alejandro para que recogiese en Madrid un teléfono encriptado que le debía entregar Carlos Caballero (jugador del Fuenlabrada), para que se lo subiese al día siguiente y así poder contactar con Raúl Bravo, quien estaba en Grecia.
-Bravo: “Que se pase por mi casa”.
-Íñigo: “Tiene que ir mi hermano”.
-B: Lo tiene encima éste, Carlos Caballero”.
-Í: “¿Caballero?”.
-B: “Sí, me lo consiguió él”.

Al día siguiente, Alejandro López viajó a Huesca para entregarle a su hermano el teléfono encriptado. Una vez que fue imposible arreglar el Lugo-Huesca, la trama, supuestamente, sí amañó el siguiente partido, el Huesca-Nástic, origen de la ‘operación Oikos’.

Tres años y medio de prisión por extorsión y relación con la mafia para el exfutbolista Miccoli

5 junio, 2019 · Archivado en Crimen organizado, Delincuencia, Juicios, Justicia, Mafia, Proceso judicial, Sanciones, Sentencias, Sentencias condenatorias · Comentarios desactivados en Tres años y medio de prisión por extorsión y relación con la mafia para el exfutbolista Miccoli 

El fiscal general adjunto de Palermo, Ettore Costanza, ha pedido tres años y seis meses de prisión para el exinternacional italiano Fabrizio Miccoli, que jugó en la Juventus, Fiorentina, Benfica y Palermo, entre otros, por extorsión con el método de la mafia.

El magistrado ha decretado este miércoles la acusación en el proceso de apelación contra el jugador, que ya había sido condenado en primera instancia.

Según la acusación, Miccoli habría pedido ayuda, entre 2010 y 2011, a un amigo, Mauro Lauricella, hijo de Antonio, jefe de la organización mafiosa de Kalsa (Palermo), para ayudar a un ex fisioterapeuta del equipo a recuperar un crédito.

Esta es la historia, según la agencia ANSA:

"La historia comienza cuando el ex fisioterapeuta Giorgio Gasparini intenta recuperar los 20.000€ invertidos en la discoteca de los Paparazzi en Isola delle Femmine. La dificultad para recuperar el dinero lo empuja a pedirle ayuda a otro jugador y después a Miccoli. El hecho surge durante la investigación por la captura del padre de Lauricella, en ese momento fugitivo. Los investigadores interceptan a Miccoli y al hijo del jefe...".

"... A principios de 2011, Miccoli entrega a Gasparini un sobre con tres cheques por ocho mil euros. Para los fiscales, la suma se habría obtenido gracias a la presión del hijo del jefe de la mafia que, al recibir su dinero, y esto habría hecho que sus lazos familiares se afianzaran con la Cosa Nostra. Mientras que Lauricella optó por ser juzgado por el rito ordinario y fue condenado a un año, Miccoli ha sido juzgado en forma abreviada y le han caído 3 años y seis meses...".

"...Ha sido el juez de instrucción quien impuso la pena. Miccoli terminó en el centro de atención también por haber dicho, sin saber que fue interceptado, "Falcone era una mierda", un insulto al juez asesinado por la mafia. El 2 de octubre el abogado del ex terrorista que asesinó a Falcone, el abogado Castronovo, atenderá la defensa de Miccoli".