Esto es lo que se espera y aún no ven en Can Barça: disfruten al auténtico De Jong siendo clave

10 octubre, 2019 · Archivado en Campeonato Europa, Competiciones, De Jong, Deportes, Eurocopa, Eurocopa 2020, Futbol, Selección Fútbol Irlanda del Norte, Selección holandesa, Selección holandesa futbol, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Esto es lo que se espera y aún no ven en Can Barça: disfruten al auténtico De Jong siendo clave 
En el Barça aún no se ha soltado para ver a ese jugador que rompe líneas regateando y finalizando con remates o asistiendo como en el 3-1 a Depay.

Arthur, De Jong y el tercer ‘central’ de Valverde

27 septiembre, 2019 · Archivado en Arthur Melo, Competiciones, De Jong, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, FC Barcelona, Futbol, Getafe CF, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Sergio Busquets · Comentarios desactivados en Arthur, De Jong y el tercer ‘central’ de Valverde 

El síndrome del visitante que golpea al Barcelona se expone en el Coliseum, territorio importante para dar un volantazo por la exigencia de un Getafe rocoso e intenso, aunque menos fiable que antaño. En sus otras cuatro salidas, ha sido un equipo imperfecto en todos los registros. Le costó tener el dominio por no escapar limpio de la presión rival contra el Athletic y Borussia Dortmund, ante Osasuna sólo las irrupciones de Arthur y Ansu agitaron la escena y en Granada nunca entendió cómo superar las dos líneas pobladas de Diego Martínez. Las singularidades del Getafe apremian a Valverde a hacer algo distinto.

La alternativa utilizada por el Barcelona el curso pasado contra el Getafe parece un buen mecanismo de autodefensa y control. Valverde colocó a Rakitic –hoy sería Busquets- como un tercer central para añadir una pieza en la salida y para estar más protegido en caso de pérdida. La decisión perseguía minimizar las virtudes de este Getafe en la presión y en las transiciones (12 contraataques por partido). Los de Bordalás descargan su juego por las bandas -34 acciones por la derecha y 29 por la izquierda- y demandarán las ayudas constantes del equipo azulgrana a sus laterales.

Sin Ansu, Valverde se puede apoyar en juntar a cuatro centrocampistas como medida de seguridad, pero el Barcelona debe ahondar en su mejoría ofensiva. Sus momentos más fluidos se han vivido cuando los interiores han ganado profundidad y han operado por detrás de los mediocentros rivales y no tanto en la base de la jugada. En situaciones de bloque medio-alto del Getafe, De Jong o Arthur deben avanzar para crear una línea de pase vertical. Griezmann también aparecerá en el carril central. El Barça necesita de la suma de los tres también en contextos de repliegue bajo del Getafe. Arthur puede abrirse a un lado de Arambarri o tomar su espalda y estirar la posesión azulgrana. Djené, un central de anticipación, acostumbra a saltar y el espacio que se origina cabe ser aprovechado por Suárez o Griezmann. El Barcelona se moverá entre la gestión y la intención ofensiva en un partido que no admite otra concesión.

Ansu Fati cambió el estado de ánimo

24 septiembre, 2019 · Archivado en Ansu Fati, Camp Nou, De Jong, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, Estadios fútbol, FC Barcelona, Futbol, Instalaciones deportivas, Lionel Messi, Luis Suárez, Ousmane Dembélé, Santiago Cazorla, Villarreal CF · Comentarios desactivados en Ansu Fati cambió el estado de ánimo 

El partido del Camp Nou dejó un resultado, digamos, insulso: un 2-1 a favor del de casa viene a ser de lo menos que se despacha en fútbol. Pero dejó cosas. Dejó tres puntos para el Barça, que animarán la cara de Valverde, al que vemos últimamente demasiado taciturno y eso no le sienta bien a casi nadie. Dejó la recaída de Messi, que aumenta la zozobra del barcelonismo. Dejó la sustitución de Luis Suárez, pitado por la mayoría del estadio en su retirada, aplaudido por la grada de animación. Dejó el regreso de Dembélé, que salió por Messi, y ni fu ni fa. Y dejó, de nuevo, unos espléndidos minutos de Ansu Fati, el chico preferido.

El Barça lo estaba pasando mal cuando salió el benjamín. Lo que había empezado con un 2-0 muy rápido, que parecía pórtico de una goleada, se empezó a torcer el 29’ con las visibles molestias de Messi, se enredó más con el 2-1 de Cazorla al borde del descanso y empeoró definitivamente cuando tras él no salió Messi. Valverde escogió para ese cambio a Dembélé por delante de Ansu Fati, lo que provocó un run-run. Las opiniones sobre quién tiene que estar delante se dividen estos días entre la grey culé. El caso es que el Villarreal salió mandón y amenazante y eso sólo se acabó cuando salió Ansu Fati por Luis Suárez.

Demos mérito también a De Jong, cuya aparición, antes que la del chaval, serenó algo al equipo. Pero el vuelco lo dio Ansu Fati con sus arrancadas peligrosas, que elevaron el espíritu de la grada, alegraron el estado de ánimo del equipo y encogieron al Villarreal. Su aparición no dejó el fruto de ningún gol, aunque cerca estuvo, pero desde luego provocó que el Villarreal se encogiera, que abandonara esa familiaridad con el juego de que estaba disfrutando hasta su salida. Fue, en definitiva, un nuevo examen brillantemente superado por un jugador que está llamado a cosas grandes. Se siente tan feliz con el balón que nada le asusta cuando lo tiene consigo.

El vestuario, en Granada: «Ya no nos respetan, no hay alma»

22 septiembre, 2019 · Archivado en De Jong, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, Estadios fútbol, FC Barcelona, Futbol, Instalaciones deportivas, Los Cármenes, Luis Suárez · Comentarios desactivados en El vestuario, en Granada: «Ya no nos respetan, no hay alma» 

El delantero uruguayo Luis Suárez, uno de los pocos que salió a la palestra junto al holandés Frenkie de Jong, que no se esconde ni dentro ni fuera del campo, hablaron abiertamente sobre la necesidad de hacer autocrítica tras el desastre vivido en Granada donde el equipo no sólo perdió sino que fue incapaz de generar apenas una ocasión en todo el partido. La sensación del vestuario nada más acabar el encuentro es que habían jugado el peor partido de la era Valverde y para muchos desde que visten la camiseta blaugrana.

“Hemos jugado peor que en Anfield”, se escuchó en el vestuario visitante de Los Cármenes en boca de uno de los pesos pesados del equipo. Una frase que caló bien hondo en el vestuario, que se movía entre el abatimiento y la frustración general. Y es que como dijo Valverde, “el problema no es perder, el problema es que merecimos perder”.

Pocos se pensaban que el recuerdo de la derrota más humillante de la última década del FC Barcelona volvería a aparecer, pero lamentablemente llegó ese día. Y es que si en Anfield, el Barcelona cavó su tumba en Europa, en Los Cármenes, el equipo agotó el poco crédito que le quedaba en LaLiga.

La sensación que hay en el vestuario es que ahora mismo cualquier rival les puede hacer daño. Una cosa es que te pase por encima el campeón de Europa y otra es que te dé un baño de realidad un equipo recién ascendido. “Ya no nos respetan”, se escuchó también entre las cuatro paredes del vestuario, mientras que otras voces durante el vuelo de regreso a Barcelona, apuntaban que “nos hemos convertido en un equipo que juega sin alma”.

Se ha pasado del "nos han pintado la cara" de Gerard Piqué ante el Athletic en la primera jornada al "peor no se puede jugar" de esta última jornada. Cinco semanas donde desgraciadamente se han cambiado muchas cosas salvo la inercia negativa y la mala imagen.

Es evidente que ante esta situación el panorama que se presenta es desolador. Cualquier traspié en los próximos dos partidos -Villarreal y Getafe- supondría casi con toda seguridad la destitución de Ernesto Valverde. Y ya se sabe que con la soga en el cuello siempre es más difícil trabajar.

Xavi: «Fue muy difícil irme del Barça, pero tampoco será tan fácil volver»

21 septiembre, 2019 · Archivado en Al-Sadd SC, Antoine Griezmann, Competiciones, De Jong, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lionel Messi, Luis Suárez, Neymar, Organizaciones deportivas, Primera División, Víctor Valdés · Comentarios desactivados en Xavi: «Fue muy difícil irme del Barça, pero tampoco será tan fácil volver» 

Xavi Hernández habló largo y tendido en una entrevista al diario 'ARA' sobre su futuro, sobre el Barcelona, sobre el fútbol y sobre sus aspiraciones en su actual club.

Regresar al Barcelona: "Tengo la sensación que la gente espera mucho de mí. Por un lado me gusta que me vean como el futurible, pero por otro es un poco como una losa. Costará encontrar el momento de volver. Fue muy difícil marchar pero tampoco será fácil regresar. Pero la ilusión la tengo y enorme".

Valverde: "Cuando se fue Neymar supo ajustar el equipo y consiguió que el equipo siguiera dominando los partidos, aunque de una manera diferente a como lo hacíamos nosotros. Los jugadores han dicho públicamente que están a gusto y que trabajan bien con él. Se puede perder o ganar, pero nadie puede discutir que la plantilla está con él. Otra cosa es el entorno".

Sintonía vestuario y directiva: "No sé si Javier Bordas baja cada día al vestuario. En mi época había Alejandro Echevarría, que era el hilo directo con la directiva. La junta ha de acompañar y saber delegar en gente que sabe de fútbol. Es como si yo voy a asesorar una empresa de aviones, pues será un grave error, ¿no? Lo mejor es delegar en gente del fútbol".

Puyol: "Es una persona válida, coherente, con sentido común y liderazgo. Y más culé que el palo de la bandera. Puyol ha de estar decidiendo cosas en el Barça, como también Iniesta. En todo caso entiendo que se lo esté pensando, porque el Barça es una trituradora de personas. Tarde o temprano Puyol volverá, pero cuando crea que es el momento y lo sienta así".

Valdés: "Hicimos el curso de entrenador juntos. Tiene las ideas muy claras, es metódico y exigente. Pero no lo veo como competencia en un futuro sino al revés. Podemos trabajar juntos y compenetrarnos".

Neymar: "El Barça necesita gente por fuera, por las bandas y con desequilibrio en el uno contra uno. Neymar es el mejor. En otros aspectos no entro, pero en el deportivo nos hubiera ido muy bien".

Griezmann: "Has de trabajar a largo plazo y Luis Suárez tiene ya 33 años".

De Jong: "Lo veo más como interior que de pivote. A Busquets no lo tocaría. El solo domina el juego y tiene un control absoluto de la situación. No haría muchas rotaciones con Busquets".

Sistema: "Como decía Cruyff: 'si tienes la pelota, no la tiene el contrario'. Es una de mis máximas en el fútbol. No soy un talibán de la posesión, pero he llegado a la conclusión, antes como futbolista y ahora como entrenador, que con el balón se disfruta más y uno se lo pasa mejor en el campo".

Messi: "Me gustaría entrenar un día a Leo. Sé como es Messi, también Busquets, Suárez, Piqué o Alba. Sé cómo entrenan, su capacidad de liderazgo, si un día están tristes o enfadados…Messi, por ejemplo, es un jugador que si lo convences puede ser hasta el mejor defensa. Tiene velocidad física y mental. Lo tiene todo. Si convences al crack para que corra, ¿qué harán los demás? Pues correr el doble. El problema en el mediocampo es que si no hay un trabajo defensivo y gente que se implique entonces se sufre en los repliegues".

Derrotas: "Lo pasas mal. Tras una debacle como en Anfield no quieres salir de casa, ni ver la televisión ni los diarios. Yo me acuerdo de algunas derrotas que no podía ir ni a tomar café el bar de la esquina porque la gente me decía de todo".

Entrenador: "Ha de ser un acompañador y un vendedor de ideas. Ha de convencer. Soy una persona de grupo. No puedo decir blanco y que mis jugadores se vayan creyendo que es negro. Necesito preguntar y llegar a consensos. Un entrenador es muy importante pero sin los futbolistas adecuados no es nada".

Al Sadd: "Están muy ilusionados. Mi jefe es el hermano del emir. Todos sueñan con ganar la Champions. Hemos llegado a semifinales. Tenemos opciones. Un equipo serio y con gente con experiencia y carácter como Gabi, un líder absoluto, dos coreanos que aportar mucho y un goleador como Bounedjah, además de la base de la selección qatarí. Aquí estoy muy bien. En el tema de seguridad es brutal. Dejas el coche encendido cuando lo aparcas o ni tan siquiera cierras la puerta de casa. Nuria, mi mujer, está encantada de estar aquí. Y nuestros hijos también".

Página Siguiente »