Oblak contestó con paradas al injustificable despiste de Alaba

7 junio, 2019 · Archivado en Atlético Madrid, David Alaba, Deportes, Equipos, Futbol, Jan Oblak · Comentarios desactivados en Oblak contestó con paradas al injustificable despiste de Alaba 

Oblak no ha cerrado por vacaciones. El portero colchonero dejó un par paradones hoy, esta vez con la camiseta de Eslovenia. En duelo clasificatorio contra Austria, el guardameta del Atlético ha mantenido vivas las aspiraciones de su selección en otra noche de las suyas. Seguramente habrá tenido algo que ver la anécdota que sucedió en la previa con David Alaba. El defensa del Bayern y capitán austriaco habló de forma algo despectiva de sus oponentes. No fue capaz de recordar el nombre de ninguno de los jugadores eslovenos y, a lo más, llegó a explicar así los peligros de su rival: “El portero es bastante bueno, y tienen uno en la parte derecha del ataque". El portero… Y otro en la parte derecha del ataque…

Se refería a Oblak y a Ilicic. Sus palabras sentaron como una cornada en la delegación eslovena, por más que su seleccionador intentara disimular. Matjaz Kek explicó que él conocía “absolutamente todo de Austria” y que Oblak “por supuesto no es un desconocido”, aunque disculpó a Alaba explicando que “todos los jugadores respetan al rival a su manera”. Mucho menos cauto estuvo Zlatko Zahovic, exjugador esloveno, uno de los mejores de la historia del país. “Ha sido una falta de respeto. Espero que Alaba se lo piense de nuevo después del partido y le pida la camiseta a Oblak. Y espero que Oblak no se la dé. Lo que debería darle es una antena para ver la Eurocopa por televisión. No saber quién es Oblak y quién es Ilicic es una falta de respeto”.

Así, el partido se ha celebrado en el Wörtersee Stadion con algo de picante. Oblak se ha encargado de aderezarlo. El portero del Atlético no ha tardado en responder en el césped al olvido de Alaba. Precisamente en el minuto 24’ el jugador del Bayern profundizó por la izquierda y centró al área. Su compañero Sabitzer remató libre de marca de cabeza y se preparaba para celebrarlo. Pero apareció Oblak para despejar milagrosamente la pelota contra el poste.

En el 32’ Marco Foda, técnico local, se llevó las manos a la cabeza. Esta vez fue en un mano a mano. Schlager se plantó ante el portero del Atlético después de un error de Stojanovic. Oblak salió a achicar y consiguió, primero, repeler el remate del austriaco y, segundo, detener el rebote en el propio Stojanovic, que buscaba la portería. El partido se fue inexplicablemente al descanso con 0-0 y seis paradas de Oblak.

En la reanudación todo siguió igual. Eslovenia no inquietaba y Austria buscó una estocada ganadora que llegó en dos tiempos. En el 74’ Oblak sacó con la yema de los dedos el primer remate a la media vuelta de Arnautovic, pero ningún compañero acertó a despejar y Burgstaller marcó a puerta vacía. Oblak no pudo completar su venganza, pero a buen seguro Alaba no volverá a olvidar su nombre. Quizá no quiso acordarse de la semifinal de la Champions de 2016, cuando Oblak detuvo al Bayern con Alaba en el campo para meter al Atlético en la final.