Mucho arte para un nuevo Madrid

15 octubre, 2019 · Archivado en Competiciones, Dani Ceballos, Deportes, Equipos, Fabián Ruiz, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Real Madrid · Comentarios desactivados en Mucho arte para un nuevo Madrid 

Fabián y Dani. Ruiz y Ceballos. Los dos chavales que han crecido con un balón en los pies correteando por las calles de Los Palacios y Villafranca (el 'napolitano' vino al mundo en el mismo pueblo que Jesús Navas) y de Utrera. Los dos tienen 23 años y los dos son titulares habituales con España (y en el Nápoles y el Arsenal). El primero se tuvo que ir a Italia ante la indiferencia de nuestros grandes y el segundo está de Erasmus en la universidad de la Premier. Sería un acierto que el club fichase el próximo verano a Fabián y que consumase el regreso de Ceballos. Kroos y Modric no son eternos y hay que darles tregua poco a poco. No podemos esperar que jueguen 60 partidos y que no les pasen factura...

Ya imagino un Madrid con Achraf, Vallejo, Reguilón, Fabián, Ceballos, Odegaard, Kubo, Mayoral... Y a todos esos añadan los Valverde, Militao, Vinicius, Asensio, Brahim, Rodrygo o Jovic. Chavales con talento, hambre y mucha ambición. Eso sí. Hay veteranos o jóvenes ya maduros que deberían quedarse para impartir las clases (Ramos, Carvajal, Varane, Casemiro, Modric, James o Benzema). Un Madrid de ensueño.

La Selección fue previsible

Robert Moreno desplegó su habitual 1-4-3-3 ante Noruega, con Oyarzabal jugando de nueve y Rodrigo y Ceballos de delanteros en las bandas, pero no posicionados de extremos sino situados en el carril del 8 y del 10, respectivamente, para dejar espacio a la incorporación de los laterales. Ceballos contaba con libertad del seleccionador para irse aún más al centro en busca del balón y de moverse entre la línea de medios y la línea de defensas de Noruega. En el minuto 15, Oyarzabal intercambió su posición con Rodrigo y pasó a la banda, pero jugando por dentro, sin ser extremo.

España aspiraba a romper el 1-4-4-1-1 de Noruega dándole velocidad a la circulación del balón, con cambios de orientación, de media y larga distancia, permanentes, buscando la progresión en el juego siempre y la incorporación de los laterales y la llegada desde atrás de Saúl y Fabián, dos interiores que daban el músculo que le falta a Busquets, pero que no son para realizar fútbol combinativo. Navas alcanzó la línea de fondo y centró bien en varias ocasiones sin encontrar rematador. Pero los noruegos controlaron el movimiento de Ceballos hacia dentro y su cambio de orientación a Navas y neutralizaron esa banda con vigilancias y ayudas permanentes defensivas, mientras por la izquierda Bernat no sumaba en ataque.

El primer tiempo acabo siendo de Noruega porque España fue cada vez más previsible. Faltaban desdoblamientos ofensivos, que son las acciones tácticas por las cuales dos o más jugadores del equipo que posee el balón intercambian sus posiciones y, por tanto, sus funciones dentro del sistema de juego. La Selección tampoco fue capaz de crear espacios libres. Noruega empezó a imponer su fútbol directo, a ganar los duelos y se llevó a los puntos ese primer tiempo. La Selección fue un equipo blando y sin juego interior y no tuvo éxito en el pressing en la zona de creación con el que pretendía hacer contraataques Robert Moreno.

Arrancó el segundo tiempo con un retoque en el sistema en el ataque posicional. Desplegó un 1-3-4-3 en el que los laterales alcanzaban la línea de medios y Saúl ayudaba a los centrales, como central zurdo a sacar el balón desde atrás, como hace también en el Atlético. En uno de esos primeros ataques, el propio Saúl se incorporó y probó el recurso del tiro desde fuera del área con éxito y marcó con derecha el 0-1.

Con ventaja en el marcador, España intentó imponer su juego combinativo, de posición y de posesión, pero no lo consiguió porque para hacerlo deben estar en el campo los Parejo, Thiago y Rodri. Noruega buscó el empate con ahínco con robos permanentes que propiciaban sus estudiados contraataques. El seleccionador buscó con los cambios ese control del juego, pero la posición de Cazorla no es en banda izquierda, como no lo es la de Ceballos. También dio entrada a Rodri por Oyarzábal y desplazó a Fabián de extremo derecho y el medio del City intentó contemporizar con la posesión, pero salió con instrucciones de ser vertical y lo fue. Y el último cambio fue para reforzar la defensa con Iñigo Martínez por Bernat. Realizar un cambio posición por posición de un defensa, no de acumulación, entraña la dificultad de que el defensor que sale le cuesta coger el sitio porque entra fuera de la dinámica defensiva y eso le sucedió a Iñigo y se vio en la acción del penalti. Una cosa es poner tres centrales y cambiar el sistema y otra sacar un central de lateral izquierdo y mantener el dibujo como sucedió.

La Selección no supo cerrar el partido y Noruega logró el merecido premio del empate e incluso pudo dar la vuelta al marcador por vigor e intensidad, porque ganó la mayoría de las disputas y porque impuso su fútbol directo que es un ataque organizado y preparado que también vale para conseguir marcar goles. Y porque cuando tuvo que contemporizar y realizar conservación de balón y control del juego, la Selección no lo hizo y llegó el empate. Robert Moreno tiene curro por delante en su ordenador y en el campo de cara a la Eurocopa para conseguir la Selección que desea y deseamos.

Récord de Sergio y poco más

El partido del récord de Sergio Ramos, al que hay que felicitar por esos 168 y los que vengan, se quedó en eso. A poco del final pareció que iba a darnos la clasificación matemática, pero se escapó a última hora por un empate que, seamos sinceros, Noruega estaba mereciendo. España, que atacó insistente durante la primera parte, se relajó bastante cuando consiguió el gol, al inicio de la segunda, y acabó entregando el campo y el balón a Noruega. Ellos no son un buen equipo, y menos si Odegaard no juega donde más daño hace, pero mandan pelotazos y corren. Y en una de esas llegó el penalti, en mala salida de Kepa, y el gol.

Justo castigo, decía, a España, que no jugó bien ni cuando la esperaba Noruega ni cuando prefirió esperar, después del gol. El equipo (hecho de once equipos distintos, cosa rara) aisló arriba a sus delanteros, Rodrigo, Oyarzabal y Ceballos. A éste, de extremo izquierdo, le vi fuera de sitio sin lucir sus cualidades. La media Fabián-Busquets-Saúl movía el balón, pero no encontraba rendijas en la defensa cerrada y en toda la primera parte sólo tuvo el auxilio de uno de los laterales, Navas. Bernat sólo subió al inicio de la primera parte, y de su única buena conexión con Ceballos se derivó el gol de Saúl, en tiro desde fuera.

Luego, poco y nada. Un par de tiros estupendos de Fabián que pegaron uno en el larguero y el otro en el palo. Dos chispazos aislados en una segunda mitad mala de los nuestros, que perdían balones en la salida. La buena noticia fue Albiol, que corrigió un par de errores de Sergio Ramos y estuvo tan firme que ha cogido ventaja en este examen de centrales que vemos desfilar optando a acompañar al capitán, que no tuvo su mejor día y se llevó una tarjeta, con lo que no estará en Suecia. En fin, partido incómodo y flojo, en el que sólo nos podemos sentir orgullosos del alegrón que a Noruega le dio el empate. Eso quiere decir que somos gente en esto del fútbol.

Se hizo esperar pero ya está aquí: la felicidad de Ceballos en su primer gol con el Arsenal

3 octubre, 2019 · Archivado en Arsenal FC, Competiciones, Dani Ceballos, Deportes, Equipos, Futbol, Goles, Liga Europa, Partidos fútbol, Standard · Comentarios desactivados en Se hizo esperar pero ya está aquí: la felicidad de Ceballos en su primer gol con el Arsenal 
Su sonrisa en el festejo delata que le hacía especial ilusión estrenarse con su nuevo equipo y por ser el primero en competiciones europeas

La solución está a la vista: Ceballos, Odegaard… y Fabián

7 septiembre, 2019 · Archivado en Dani Ceballos, Deportes, Deportistas, Equipos, Fabián Ruiz, Fichajes, Futbol, Gente, Martin Odegaard, Mercado fichajes, Real Madrid, Sociedad, Zinedine Zidane · Comentarios desactivados en La solución está a la vista: Ceballos, Odegaard… y Fabián 

La sala de máquinas del Real Madrid está en una situación de precariedad por falta de elementos. El empeño de Zidane por anteponer su gusto personal a las verdaderas necesidades del equipo ha conseguido que sólo haya cuatro centrocampistas puros en la actual plantilla (Casemiro, Modric, Kroos y Valverde). Por eso, es lógico que el club esté oteando el horizonte del mercado pensando en la necesidad de recurrir al mismo dentro de un año para fortalecer una línea que en el fútbol moderno es tan determinante como la defensiva o la atacante. Cierto que si no renueva Eriksen es una buena oportunidad de mercado traerlo gratis total en 2020 y que Van de Beek estaría loco por la música por dejar el Ajax para jugar dentro de 12 meses en el Bernabéu. De Pogba no me atrevo a decir nada porque, aunque me parezca un fichaje espectacular, no se pueden comprar en una zapatería unos deportivos de lujo si el dueño no quiere vendértelos a ningún precio razonable. Es absurdo perder el tiempo regateando...

Puestos a ser prácticos, creo que el Madrid tiene una solución sin gastar un solo euro y sin necesidad de buscar fuera lo que ya tiene en casa. Me explico. Ceballos es ahora mismo uno de los cinco mejores centrocampistas de Europa, aunque Zidane se empeñe en mostrar al mundo entero que somos unos ignorantes los que lo pensamos. Y Odegaard está dejando claro en la Real Sociedad que tanto de mediapunta como en la creación es un futbolista diferencial. Y ya puestos a gastarse el dinero por necesidades del guión, a esa pareja yo añadiría la contratación de Fabián, que crece cada día que pasa deslumbrándonos con su talento. Y encima es español. El Madrid lo tiene en su mano...

Página Siguiente »