Pardeza, Angelópolis, fútbol y literatura

14 abril, 2020 · Archivado en Alfredo Di Stéfano, América, Cultura, Deportes, Deportistas, Entrenadores, Equipos, Futbol, Futbolistas, Gente, Jorge Valdano, Jugadores, Latinoamérica, Literatura, México, Miguel Pardeza, Norteamérica, Puebla FC, Real Madrid, Real Zaragoza, Sociedad · Comentarios desactivados en Pardeza, Angelópolis, fútbol y literatura 

Miguel Pardeza fue el quinto de la Quinta. Le faltó una peseta para el duro, o un puntito de suerte para alcanzar la gloria de sus compañeros, aunque no puede quejarse: tuvo un gran año en el Madrid y una gran carrera en el Zaragoza, donde dejó estupendo recuerdo, y fue mundialista en Italia-90. Era conocida su pasión por la lectura, escribió en periódicos como especialista en fútbol, pero también se atreve con la ficción. De no ser por el tiempo excepcional que estamos viviendo, ya estaría distribuida su novela, de título 'Angelópolis', y de la que un amigo crítico literario, nada futbolero por cierto, me dice que es magnífica.

El fútbol y la lectura, y no digamos ya la escritura, habían casado históricamente mal. Pahiño, un gallego goleador a caballo entre los 40 y los 50 que llevó el '9' del Madrid justo antes que Di Stéfano, fue mirado con desconfianza por compañeros y entrenadores a causa de esa afición. En las concentraciones se metía a leer al baño para no molestar al compañero de habitación, o para que el entrenador no viera el hilillo de luz bajo la puerta en sus recorridos de inspección. Por suerte, Valdano supo acercar a estos dos mundos. Ahora los escritores pueden hablar de fútbol y al jugador que lee no se le mira como a un extravagante.

Pardeza ya no fue molestado por leer. Y ahora se lanza con una novela, sólo relativamente autobiográfica, que cuenta el fútbol desde el ocaso de su carrera (la acción se inicia cuando terminó en el Puebla, conocido en México también como Angelópolis), que emparenta con un primer libro, 'Torneo', que publicó en 2016, inspirado en su época de canterano del Madrid. El comienzo y el ocaso, los periodos de más intensas sensaciones vitales para el futbolista. Aún son muy escasos (Camus aparte, que fue futbolista sólo de paso, aunque paso apasionado) los lazos entre escritura y fútbol. Por eso es muy bienvenida esta aportación.

‘El beso de la muerte’ propició el trágico final del antecesor de Alonso y Sainz en la Fórmula 1

25 febrero, 2020 · Archivado en Automovilismo, Carlos Sainz Jr., Cine, Cultura, Deportes, Deportes motor, Enzo Ferrari, Equipos, Escuderías, Fernando Alonso, Fórmula 1, James Bond, Linda Christian, Pedro Martínez de la Rosa, Películas, Personajes ficción, Sagas cine, Scuderia Ferrari · Comentarios desactivados en ‘El beso de la muerte’ propició el trágico final del antecesor de Alonso y Sainz en la Fórmula 1 

"Si muero mañana habré vivido 28 maravillosos años”, aseguró Fon de Portago en una entrevista a principios de mayo de 1957. El 12 de ese mismo mes perdía la vida, junto a su copiloto y amigo Edmund Nelson y una decena de espectadores, tras un accidente a 250 km/h en la XXIV edición de la Mille Miglia a su paso por Guidizzolo, a cuarenta kilómetros de la meta.

Alfonso Antonio Vicente Eduardo Ángel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton (XI marqués de Portago, XIII conde de la Mejorada y Grande de España) nació en Londres el 11 de octubre de 1928 en el seno de una familia de la más alta alcurnia y de mayor prestigio de España: era descendiente de Nuñez Cabeza de Vaca, descubridor de Florida; apadrinado en el bautismo por el rey Alfonso XIII; nieto de Vicente Cabeza de Vaca, alcalde de Madrid; e hijo de Olga Leighton, irlandesa y una de las mujeres más ricas de Norteamérica ya que que había heredado una inmensa fortuna tras enviudar de su anterior esposo, uno de los fundadores del HSBC (The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation); y Antonio Cabeza de Vaca, actor de cine y héroe condecorado por el bando Nacional de Franco tras la Guerra Civil. ¿Su acción? Hundió un submarino republicano al que llegó nadando hasta una de sus escotillas e introdujo una bomba casera en su interior llevándolo a pique.

Nada en la infancia de Alfonso fue comparable a sus coetáneos en nuestro país, incluida la libertad que siempre le rodeó en gran medida por la falta de su padre fallecido de un paro cardiaco en la ducha cuando Fon contaba con doce años. Vivió con todo tipo de lujos entre las propiedades que su familia tenía en España, Francia, Italia, Gran Bretaña, EE UU... Era gran jugador de tenis, de golf, de polo, experto nadador y esquiador, fantástico jinete ecuestre de obstáculos, lo que le llevó a participar en dos ediciones del 'Grand National' y ganar más de cien carreras... y cuarto en los JJ OO de Invierno de 1956 en Cortina D'Ampezzo junto a Luis Muñoz Cabrero en bobsleigh a dos. Catorce centésimas les separaron del bronce que fue para el equipo de EE UU. Además, con el añadido de su primo Vicente Sartorius y de Gonzalo Taboada y Martínez de Irujo fueron novenos en bobsleigh a cuatro. Gestas deportivas que unía a locuras siempre viculadas a las mujeres o al riesgo, como cuando ganó 5.000 dólares en una apuesta tras pasar con una avioneta por debajo del puente de Londres con 17 años en una acción temeraria.

Reconocido 'playboy' de la época, triunfó en el automovilismo hasta el punto de ser piloto oficial de Ferrari (donde cobraba 40.000 dólares anuales de la época) o Maserati y logró el primer podio de la F1 para un piloto de nacionalidad española (antes de De la Rosa, Alonso y Sainz) al ser segundo en el GP de Gran Bretaña de 1956 junto a Peter Collins... y sólo superados por un tal Juan Manuel Fangio. “Llega un momento en que el dinero te aburre y ni siquiera las mujeres te sacian ya. En ese momento descubres una droga que se convierte en todo para ti, esa droga se llama riesgo”, reza como una de sus frases que le han sobrevivido. Sin embargo, precisamente las conquistas femeninas fueron una de sus grandes debilidades ("hacer el amor es lo más importante que hago cada día") y la leyenda negra de su fatal accidente la considera la principal causa del triste final.

Barba de dos o tres días días, 180 centímetros de altura y atlética complexión física, pelo largo para la época, cigarro adherido a los labios y chaqueta de cuero eran los signos de identidad de un hombre de pocas palabras y modales exquisitos que podía alojarse en el mejor hotel de la ciudad o tumbarse a dormir en un banco de cualquier parque. O decidir pintar de negro un Ferrari 750 MM... con una brocha de pintar paredes. Piloto algo alocado, pero con grandes cualidades técnicas y valentía convenció con su rendimiento a Enzo Ferrari que fue el que confío directamente en él tras demostrar sus dotes como 'gentleman driver' y piloto oficial de 'sports car' en un mundo difícil al que llegó de la mano de Luigi Chinetti y Edmund Nelson.

Su muerte, tras la que recibió el sobrenombre del 'James Dean' español, reunió todos los tintes dramáticos que el mejor guionista de Hollywood habría podido imaginar. En 1957 mantenía una relación sentimental consolidada con la artista mexicana Linda Christian, exmujer del actor Tyron Power, primera chica Bond ('Casino Royale') y madre de la cantante italiana Romina Power. Portago fue reclutado por Ferrari para correr la Mille Miglia, una prueba en carretera abierta sin excesiva seguridad que se hacía sin parar con el recorrido Brescia-Roma-Brescia.

El aristócrata conduciría un Ferrari 335S, con Nelson como copiloto, y dorsal 531 (su hora de salida). Y la noche anterior dejó escrita una carta a su amada, que decía: “Como ya sabes amor no quería correr, pero Enzo Ferrari me ha obligado a hacerlo. Ojalá me equivoque, pero tal vez vaya a una muerte temprana. No me gustan las Mille Miglia, por mucho que uno entrene y memorice el trazado es casi imposible recordar cada una de las curvas del recorrido y un mínimo error del piloto puede matar cincuenta personas ya que no se puede evitar que los espectadores se amontonen en las rutas".

Precisamente, según cuenta la leyenda, Portago y Christian decidieron plasmar su amor cuando el piloto llegara a una confluencia de calles en Roma en plena competición. Alfonso frenó el coche y ambos se fundieron en un largo beso de despedida... que la prensa transalpina bautizó después de la fatalidad como el 'beso de la muerte'. Tras acelerar de nuevo el vehículo parece que tocó con la rueda delantera en un bordillo y dobló ligeramente uno de los brazos de la suspensión. En una de las últimas paradas fue advertido de dicha circunstancia por un mecánico, pero el español decidió seguir ya que iba a segundo y optaba al triunfo.

A la entrada de Guidizzolo, a 250km/h reventó el neumático delantero desequilibrando el Ferrari y haciéndolo derrapar. Se salió de la carretera, despegó y voló hacia una zona de árboles donde muchos espectadores se resguardaban del sol y veían la competición. Portago murió al instante con 28 años, al igual que su copiloto Nelson, de 42, y una decena de aficionados entre los que se encontraban cinco niños de corta edad. La tragedia, que también dejó 30 heridos de diversa consideración, propició que el Gobierno italiano cancelara para siempre la carrera de carretera más importante del mundo tal y como se disputaba.

El Carnaval no es maldito para el Cádiz desde 2011

El Cádiz tiene el sábado una cita importante en Carranza frente al Almería, y los datos más recientes parecen estar a favor de los amarillos, que ya no pierden en Carnaval. Durante muchos años el Submarino Amarillo ha sufrido la conocida como 'maldición del Carnaval'. Y es que la semana que la ciudad acudía al estadio con sus mejores disfraces, el equipo no respondía y acababa perdiendo.

Pero eso cambió en Segunda B, y es que desde la temporada 2011/12 el Cádiz brinda los tres puntos e incluso alguna goleada, a una ciudad en fiesta para que tengan otro motivo más de alegría. Esa temporada, con José González en el banquillo, el Submarino Amarillo goleaba al Lucena por 4-0. Los goles de Yuste, Akinsola y el doblete de Juanjo ponían fin a la maldición.

Las siguientes dos campañas, ya con Raúl Agné al frente del equipo, los amarillos vencieron 2-0 al Betis B y 5-1 al Melilla. Claudio Barragán mantendría la dinámica. En la temporada 2014/15 sería el UCAM Murcia el que caería en Carranza con un solitario gol de Juan Villar, y en la 2015/16 perdía el conjunto marbellí por 3-0.

En Segunda División ha sido Álvaro Cervera el encargado de mantener las victorias por Carnavales, eso sí, han sido bastantes más sufridas que en campañas anteriores, ganando siempre por un solo gol de diferencia.

En la campaña 2016/17 el Cádiz en su regreso a casa sumó los tres puntos gracias al gol de Alvarito frente al Rayo Vallecano, equipo en el que milita actualmente. En 2018 los amarillos recibían el sábado de Carnaval a un duro rival, el Oviedo, que a pesar de adelantarse en el marcador con gol de Linares, caía 2-1 gracias a los tantos de Perea y Servando.

El último partido disputado en estas fechas señaladas, el equipo venció al Albacete con un tanto desde los once metros de Álex Fernández. Ahora tienen otra oportunidad de demostrar que no hay miedo a los partidos durante la fiesta grande de la ciudad y así volver al camino de la victoria tras los resultados de las últimas jornadas. El Dios Momo y la historia están de parte del Cádiz.

El Almería en Segunda no gana en Carranza

El sábado, el Almería de José María Gutiérrez visita Carranza, campo en el que los rojiblancos no conocen la victoria como equipo de Segunda. Ambos conjuntos se han enfrentado un total de once ocasiones, sumando nueve victorias para los amarillos y dos empates.

Unicaja por fin gana al Zaragoza y Andorra ya le espera en semifinales

14 febrero, 2020 · Archivado en ACB, Baloncesto, Basket Zaragoza, CaixaForum, CB Málaga, Competiciones, Cultura, Deportes, Equipos, Instituciones culturales, Liga Endesa, Organizaciones deportivas, Unicaja Málaga · Comentarios desactivados en Unicaja por fin gana al Zaragoza y Andorra ya le espera en semifinales 

Unicaja derrotó al Zaragoza, su bestia negra de los últimos años y que había ganado en el Carpena siete de los últimos nueve partidos en que ambos se enfrentaron. La brutal actuación de DJ Seeley (29 puntos y 26 de valoración) no fue suficiente para que los aragoneses pasaran de ronda. Cuando lo peor lo tenía, Unicaja encontró el camino gracias a una fugaz, pero portentosa, racha de Brizuela y Jaime Fernández más la sobriedad de Rubén Guerrero, un pivot de 2,13 que cada día es mejor. Además del gafe contra el Zaragoza, el equipo pasa de los cuartos siendo anfitrión tras tres anteriores intentos frustrados, el último de ellos, precisamente, contra el Zaragoza. El Andorra le espera en unas apasionantes semifinales.

Ambiente tremendo, como no podía ser de otra forma, en una Copa del Rey. 10.346 espectadores. Casademont salió más templado con cuatro puntos de Seeley (10-5 min. 5). Los de Casimiro, con los nervios a flor de piel, se encontraron con dos triples de Adams que reducían un ya peligroso 16-9 hasta un más equilibrado 18-16 (min. 9). El tercer triple de Seeley cerró el primer cuarto con 23-18 y con la sensación de que los de Porfi Fisac, para no variar, jugaban como en casa.

Con cuatro españoles (Alberto Díaz, Carlos Suárez, Brizuela y Rubén Guerrero), Unicaja trataba de encontrar su mejor equilibrio. Pero Seeley seguía en modo ametralladora. Ya sumaba 13 puntos. Los verdes mejoraron en defensa pero el tiro se les atragantaba. El empuje de Alberto dio su primera ventaja a los malagueños (31-33 min. 13). Pero el señor Seeley estaba desbordante. Otros cinco puntos más (36-33 min. 15). Con 45-41 (min. 19), tercera personal de Jaime Fernández. Para colmo, autonacanasta de Rubén Guerrero. Una jugada inusual que selló el intermedio con 48-41 y sensación de control de los aragoneses. Sus animosos 400 aficionados no paraban de animar. DJ Seeley, 18 puntos. Jaime y Brizuela, sin anotar.

Unicaja seguía sin encontrar templanza. Defensa irregular y mala selección de tiro. Con Seeley, por supuesto, encendido, el Zaragoza parecía gobernar con autoridad (54-45 min. 24). Pero cayó en una mala dinámica de pérdidas y con un parcial de 8-0 apretó el marcador y encendió la moral de la parroquia local. Fisac pidió tiempo muerto porque en estos cinco minutos, seis puntos anotados. La primera canasta de Brizuela puso por delante a los anfitriones. La segunda vez (54-55, contestado por un triple de Benzing). El despertar de Brizuela (nueve puntos del tirón) y las pérdidas del Zaragoza (12) habían dado la vuelta al marcador y cerró el tercer cuarto con un impensable 63-69. 15-26 de parcial.

El tramo final trajo el despertar de Jaime Fernández (67-74 min. 33). Seeley volvió a la pista para tratar de voltear el bajonazo del equipo. Cinco puntos de rigor (72-76). Unicaja había encontrado su camino con Rubén creciendo bajo aros. De nuevo Fisac pidió oxígeno con 72-78 a falta de 5,24 para el final. Unicaja llegó a un interesante 74-83. Su máximo margen.

Pero Seeley seguía on fire. 0-8 de parcial en un suspiro y la grada zaragozana se venía arriba. 82-83 a falta de 3.22. Alberto Díaz, con un gran triple puso en pie la grada verde. El final, trepidante. Con 84-88 Seeley ¡falló! un triple y dos inoportunas pérdidas de Rodrigo San Miguel. El marcador, a falta de 1,22 para el final, 84-88. Y falta en ataque de Jaime sobre Seeley En pleno final con alta tensión gran robo de Thompson con canasta a falta de 25 segundos. 84-90. Tras una falta en ataque de Nico Brussino Unicaja selló su pase a semifinales con fiesta entre las dos aficiones repartiéndose cánticos de ánimo. Ya le espera el Andorra este sábado a las 21:00 horas.

Movistar+ innova con la Copa del Rey de baloncesto

Arranca la cuenta atrás para la Copa del Rey de baloncesto que se podrá ver íntegra y en exclusiva en Movistar+. #Vamos será el canal encargado de emitir todos los partidos del torneo que empieza el próximo jueves 13.

En total se emitirán más de 30 horas de programación en directo desde el Martín Carpena. Un equipo de 94 personas de Movistar+ se trasladará a Málaga para cubrir el torneo. El jueves, Barça-Valencia y Real Madrid-Bilbao; el viernes, Iberostar Tenerife-Andorra y Unicaja-Zaragoza.

Esta Copa del Rey apostará por una serie de cambios de imagen. Así quedó claro en la presentación oficial del torneo celebrada ayer en Madrid. “El arte en movimiento va a tomar Málaga”, apuntó David Carnicero, narrador de Movistar+. “Vestiremos las marquesinas de la ciudad con imágenes que han hecho algunos artistas con códigos QR que los aficionados podrán escanear y escuchar audioguías narradas por expertos del baloncesto”, argumentó Bropi, director de deportes de la plataforma, sobre el eslogan del torneo.

Otra de las novedades se dará a pie de pista. Se colocarán micrófonos a los jugadores para entrevistarles mientras están calentando. Además, los espectadores podrán elegir la emisora con la que quieran escuchar el partido. “Es una Copa del Rey más abierta. El que viene con menos presión tiene posibilidades de dar la sorpresa”, comentó Amaya Valdemoro.

El MVP se elegirá por los votos de medios de comunicación y aficionados. “Si algo tiene de mágico la Copa es que los jugadores la disfrutan y la afición la ha hecho suya”, enfatizó Antonio Martín, presidente de la ACB.

#Vamos emite hoy a las 22:00 un reportaje sobre la Copa del Rey que ganó el Estudiantes hace 20 años.

 

 

Página Siguiente »