Contra: «Solo Inglaterra le hizo sufrir tanto a España»

5 septiembre, 2019 · Archivado en Campeonato Europa, Competiciones, Cosmin Contra, Deportes, Eurocopa, Futbol, Selección española, Selección española fútbol, Selección rumana, Selecciones deportivas · Comentarios desactivados en Contra: «Solo Inglaterra le hizo sufrir tanto a España» 

Mejor resultado: "Vamos a jugar tres partidos en casa y aún confío en la clasificación para la Eurocopa. Hoy se ha escapado un punto, porque hemos podido empatar el partido contra España. Pero confío en que podamos sacarlo cuando vayamos a jugar contra ellos a su país"

Feliz con su equipo: "Hemos sabido parar a España, y durante algún tramo les hemos superado. Hemos empezado a jugar mejor ya con el 2-0 en contra, porque hemos empezado con demasiado respeto a España. Les pedí a los jugadores que jugaran como lo han hecho al final. Pero enfrente estaba España y no es fácil. Ahora bien, salvo Inglaterra, ningún otro equipo le ha hecho sufrir tanto a España".

Mejoría en el segundo tiempo: "Tras la primera parte mucha gente hubiera cambiado el equipo, pero había que ser paciente. El equipo ha reaccionado bien en la segunda parte, se ha soltado, ha atacado con intención y velocidad y hemos puesto en apuros a España. El empate no hubiera sido desmerecido para nosotros. Hemos tenido cuatro contras muy claras, pero hemos elegido mal al final. Justo lo contrario que España, que siempre elige bien en el área rival. Ahí ha estado la mayor diferencia".

Feliz con su equipo: "Estoy contento con la entrega de mis jugadores y orgulloso de que le hayan plantado cara a España, pero con la tristeza de la derrota que nos complica la clasificación. Mi objetivo y mi ilusión es que Rumanía se clasifique para la Eurocopa y tanto yo como mis jugadores lo vamos a intentar con todas las fuerzas".

España tiene portero y un plan

Se dispara España en la rutinaria clasificación para la Eurocopa. La Selección rindió a una Rumanía desorientada, peor de lo que se esperaba por el vaivén táctico de Contra. Apareció con cinco defensas en un movimiento que sonó a improvisación y que únicamente la despersonalizó. España supo ver la fragilidad rumana y jugó con rapidez y verticalidad. La superioridad se sustentó en la medular, bien compenetrados Busquets, Fabián y Saúl, y se plasmó después bajo las constantes llegadas de Navas y Jordi Alba por fuera. Ceballos y Rodrigo se cerraron en el 1-4-3-3 que ordenó Robert Moreno y los laterales se desempeñaron como dos atacantes más. Los cambios de lado a lado, con un Fabián notable en este aspecto del juego, les permitieron ganar línea de fondo y producir jugadas peligrosas. Los carrileros rumanos Benzar y Tosca quedaron superados por este escenario, aunque a Navas y a Alba les faltó algún acompañamiento en forma de desmarque de ruptura de Fabián, Saúl o los mismos Ceballos y Rodrigo.

Alcácer sí practicó este tipo de movimientos y sacó a la luz los pecados de los tres centrales de Rumanía. El delantero se lanzó entre uno y otro y acaparó el protagonismo en el área pese a las intervenciones salvadoras de Tatarusanu. España acomodó el partido a sus intereses, sosteniendo la posesión pero siempre con colmillo ofensivo. Igual de diligente fue su actitud para recuperar en fase de salida de Rumanía -18 robos en campo contrario- y asumir el dominio total del encuentro. Con el combinado de Contra aprisionado, pese al amago de ajustar a defensa de cuatro en los primeros diez minutos del segundo tiempo, Ceballos ganó sitio por dentro y puso la puntilla en apariencia con su pase a Jordi Alba en el gol de Alcácer. España fue mucho más que Rumanía, aunque el sufrimiento final pudiera variar esa impresión. Sólo Puscas alteró la tranquilidad española y tanteó un posible empate que no llegó gracias a Kepa. Robert Moreno tiene portero y un plan sobre el que crecer.

La conexión Fabián-Alcácer

Fabián se ofrece para poder recibir de Sergio Ramos. Nadie de Rumanía le aprieta. El desmarque de Alcácer entre Chiriches y Grigore abre la puerta al ataque español. Un recurso que se añade al juego de posesión característico de España.

Moreno debuta en plaza dura: Bucarest

La Selección reclama plano de cuando en cuando, y hoy es uno de esos días. Estas fases de clasificación las damos por demasiado fáciles de unos años para acá, pero no hay que perder perspectiva. En nuestro grupo están Suecia y Rumanía, además de Noruega, que empieza a ser menos, más Malta e Islas Feroe, que son muy poco. La visita a Rumanía es uno de los partidos peliagudos del grupo, porque aquella es una Selección con pasado y presente. Perdió en Suecia por la mínima, empató en Noruega y marcha segunda. Nos espera en Bucarest donde, ojo, España todavía no ha ganado. Empató una vez y perdió tres.

A Rumanía la entrena un buen conocido, Contra, lateral de tremendo éxito en aquel Alavés que llegó a una final europea. Su inspiración como entrenador es Simeone, lo que nos anuncia que tendremos enfrente un equipo duro de pelar, de los que pelean cada metro del campo. Rumanía acaba de ser semifinalista de la Eurocopa Sub-21 y Contra tira de siete de esos chicos, entre ellos el del gol, Puscas, al que alimentará desde atrás Stanciu, el jugador al que ayer destacó Robert Moreno en la conferencia de prensa. También anda ahí, bordeando la titularidad, Ianis Hagi, hijo del mítico, un chico de pie finísimo.

Para Robert Moreno es su primer partido oficial como seleccionador. Ante Suecia ya llevó el equipo, y con éxito, pero entonces digamos que iba de suplente. Ahora es sucesor, aunque no sabemos por cuánto tiempo. Él mismo se ha ofrecido a apartarse si Luis Enrique hace por volver. Su tremenda desgracia ha sacudido el ambiente del grupo y de todo el fútbol español, que emite continuas señas de cariño y solidaridad a un hombre al que la vida ha dado el peor golpe. Del equipo poco se sabe. Aquel partido ante Suecia da pistas, porque las decisiones ese día ya las tomó Moreno, y sobre aquello se pueden hacer conjeturas. En todo caso, es un partido de interés.

«Cuando negocias con hombres y eres inteligente y guapa, el 60% del trabajo está hecho»

21 abril, 2019 · Archivado en Adrián Mutu, Agentes FIFA, Clubes fútbol, Cosmin Contra, Deportes, Deportistas, Equipos, FIFA, Futbol, Gente, Jugadores, Organizaciones deportivas, Sociedad, Steaua Bucarest, Traspaso jugadores · Comentarios desactivados en «Cuando negocias con hombres y eres inteligente y guapa, el 60% del trabajo está hecho» 

Anamaria Prodan (Rumanía, 1972) nació para no ser una persona normal. Hija de un prestigioso abogado y Ionela Prodan, conocidísima cantante de pop en su país, creció rodeada de disciplina, riqueza y fama. "Vengo de una gran familia, con muchísima influencia en Rumanía. No supe qué era no tener dinero. Me educaron en un sistema militar, no tuve una niñez normal: horas diarias de piano, estudiando idiomas… Mi padre siempre me repetía que la segunda posición da igual; para mí ser segunda es nada y trato de inculcarle eso a mis hijos. He hecho millones por mí misma, sin la ayuda de nadie", explica en el despacho de una de sus casas.

Pudo seguir la estela de su madre, pero lo descartó por no vivir a la sombra de su gran nombre. También ser abogada, como soñó para ella su padre, pero su espíritu inquieto le hizo dar un paso más: "Meterme en el fútbol fue fácil porque jugué en un equipo desde pequeña. Además, era habitual que invitaran a mi madre a cantar en los shows previos a los partidos, por lo que desde niña he estado rodeada en los estadios de jugadores de élite, que eran amigos de la familia". Y se decidió en 2005, ya con una agencia. Actualmente es una de las socias, junto a Sascha Empacher y Marko Vjetrovic, de SPOCS, con presencia en toda Europa, especialmente en el este, y África. "En mi primera entrevista prometí que sería la mejor agente de Rumanía", recuerda. Hoy, presume, Adrian Mutu y Cosmin Contra son padrinos de sus hijos.

Sobre la importancia del género, analiza las barreras derribadas: "La gente se sorprende porque soy mujer. Y es divertido: cuando negocias con hombres y eres inteligente y guapa, el 60% del trabajo está hecho. Ha habido dificultades de todo tipo. Incluso ahora. Los hombres, especialmente en Europa, no pueden entender que una mujer haya hecho historia en un mundo de hombres como este. Pero no me importa, ni me preocupa porque he crecido rodeada de hombres, pienso como ellos, incluso actúo como ellos la mayoría de las veces, puedo pelear como ellos. ¡Es como si fuera un hombre (risas)! No tengo amigas mujeres porque no tenemos temas de conversación. Mi vida es sólo fútbol".

Por eso, preguntada sobre si otras mujeres ven en ella una referente, es categórica: "Por supuesto. Y muchas me escriben para que les ayude, algo que he hecho en muchas ocasiones. Pero ahora es muy difícil porque necesitas mucho dinero: si no tienes dinero, contactos, la posibilidad de pagar cenas, vuelos, hoteles… Hay que pagar por muchas cosas, como esos agentes con contrato con un niño de 14 años: le tienen que comprar todo, como si fuera tu hijo". Prodan habla desde la experiencia, no en vano es agente de Janis Stoica (16 años), que en octubre de 2017 se convirtió, con 14 años, en el debutante más joven de la historia del Steaua. En el gigante rumano también representa, entre otros, al joven Dennis Mann (20 años), nombre propio en el futuro del fútbol del país.

En esa máxima implicación fundamenta Anamaria su éxito: "Tienes que tener mucho cuidado porque un fallo puede arruinar sus carreras y sus vidas. En cualquier problema entre algún jugador y su club, he ganado el caso, en Rumanía y si no yendo a la FIFA. Trabajo 25 horas al día, desde 2006 mi móvil no ha estado nunca apagado. Mis jugadores pueden llamarme siempre, incluso a las tres o a las cuatro de la mañana. Les defiendo como a mis hijos. Mis mejores consejos son que trabajen más allá de los entrenamientos y que actúen como hombres: incluso si hacen algo mal, que lo afronten de frente; hay que saber comunicar".

Hecha a sí misma, Anamaria Prodan niega tener ejemplos entre sus colegas y argumenta que se centra en seguir haciendo bien su trabajo, sin trampas, ni irregularidades que supongan multas o incluso males mayores a sus representados, problemas muy de actualidad. Con 13 años de experiencia, aún le quedan retos por abordar: "Probablemente, un fichaje con el PSG, el Barça o el Madrid, pero soy realista y sé que no puedo mentir a un club con jugadores de aquí". Y termina la charla sacando pecho: "No conozco a otra mujer que haya hecho lo que yo. Me conocen allá donde voy en Rumanía, Bélgica o República Checa, donde tengo los récords de los fichajes más caros… He hecho historia, como prometí a mi familia: soy la número uno. Incluso si muriera mañana, la gente me recordaría".