Marina García llega a Gwangju a por otra final

19 julio, 2019 · Archivado en Asia, Asia oriental, Campeonato mundial, CN Sabadell, Competiciones, Corea del Sur, Deportes, Deportes acuáticos, Equipos, España, Federaciones deportivas, FINA, Marina García, Mundial Natación, Natación, Organizaciones deportivas, Sabadell, Waterpolo · Comentarios desactivados en Marina García llega a Gwangju a por otra final 

Marina García (Barcelona, 1994) es una de las bazas españolas para nadar una final en el Mundial de Gwangju (Corea del Sur). Esta temporada, fue una de las tres nadadoras que logró la clasificación para este campeonato en el Open de Primavera que organizó el CN Sabadell, club en el que se siente como en casa y con el que ha renovado una temporada más. Fiable, con experiencia en la alta competición, ha ido ganando mayor cuajo en los torneos internacionales desde su vuelta de Estados Unidos.

Porque Marina, que se marchó a la prestigiosa Universidad de Berkeley a estudiar Fisioterapia, ya nadó (y quedó sexta) la final de los 200 braza en Barcelona 2013, una prueba en la que la nadadora realizó una gran marca personal. En los cuatro años en los que estuvo estudiando, siguió siendo una de las dominadores de la braza española aunque sus resultados internacionales se resintieron. Pese a ello, ahora ha vuelto a encontrar esa chispa y en el pasado Europeo de Glasgow fue cuarta y sexta en las pruebas de 200 y 100 braza respectivamente.

Esta España sabe remontar

El presidente federativo Miguel Díaz pronosticó hace dos años en As la reconquista de la Copa Federación, ya ganada cinco veces en tiempos de Arancha y Conchita. Las líderes actuales debían ser Garbiñe Muguruza, que entonces ya había atrapado el primero de sus dos Grand Slams, y Carla Suárez, que coqueteaba con el top-10. El vaticinio no sólo no se cumplió, sino que pasó todo lo contrario. El equipo descendió y las dos jefas alternaron ausencias y presencias con la Selección. Este fin de semana sí han estado ante Bélgica, para lograr el ascenso al Grupo Mundial, con más sufrimiento del razonable. Garbiñe, ahora 19ª de la WTA, tropezó ante dos rivales de menor fuste, Flipkens (59ª) y Bonaventure (126ª), y tuvo que venir Carla al rescate, siempre competitiva con España, con un pleno en sus tres partidos.

Es evidente que Muguruza arrastra un problema desde hace tiempo, que sólo ella puede solucionar. Su irregularidad y sus altibajos no se equiparan con esa calidad que le llevó a ser número uno mundial. Al final de la eliminatoria, la hispano-venezolana se entonó en el dobles y también aportó en la victoria. Esperemos que le sirva de acicate para animarse en el futuro. La Selección consiguió así el ascenso, con una remontada de mérito. Un ejemplo más de la competitividad del deporte femenino español, que el día anterior coronó al CN Sabadell como pentacampeón de la Euroliga de waterpolo, y un día antes al Jimbee Roldán como campeón continental oficioso de fútbol sala, también con dos gloriosas remontadas. Las mujeres triunfaron el viernes, el sábado y el domingo. Y no parecen dispuestas a frenar.