“Siguen pasando cosas que están fuera de nuestro control”

14 abril, 2019 · Archivado en Asia, Asia oriental, Automovilismo, Campeonato mundial, Carlos Sainz Jr., China, Circuito Shanghai, Circuitos velocidad, Competiciones, Deportes, Deportes motor, Equipos, Escuderías, Fórmula 1, GP China, Instalaciones deportivas, McLaren-Renault, Mundial Fórmula 1, Shanghái · Comentarios desactivados en “Siguen pasando cosas que están fuera de nuestro control” 

-Siempre pasa algo…

-Sí, de momento siguen pasando cosas que están fuera de nuestro control pero ya llegará. Esto son rachas, el mundo del deporte y del motor es así, cuando pasan tantas cosas que están fuera de tu control debes tener paciencia y seguir confiando en uno mismo. Las cosas salen como yo quiero dentro del equipo y del coche, pero llega la carrera y pasan cosas. Una faena, pero ya vendrá.

-Rodó bien después.

-Sí, teníamos muy buen ritmo de carrera, más o menos lo que esperábamos. Tener esos accidentes en la vuelta 1, cuando en una carrera larga pueden pasar muchas cosas… salí bien pero me encontré en medio de un embudo en la curva uno. Intenté quedarme ahí, no quería remontar tanto porque había que tener paciencia, pero en la curva seis Kvyat abrió el volante cuando estábamos tan apelotonados y un cambio de dirección tan brusco desencadena una reacción así, un accidente múltiple que perjudicó a los dos McLaren.

-¿Qué esperar en Bakú?

-Paciencia, a seguir trabajando bien porque sigo confiando en que se están haciendo bien las cosas. Estoy contento con el equipo y con cómo estamos trabajando, y ya llegará.

Resultados F1: clasificación del GP de China y así va el Mundial

Victoria para Lewis Hamilton en el GP de China disputado en el circuito de Shanghái. El británico pasó a su compañero Bottas en la salida y ya no soltó el liderato en toda la carrera. Tras él terminaron Bottas y Vettel. Sainz fue 14º.

Clasificación GP de China

Así va el Mundial

La próxima carrera del Mundial de Fórmula 1 se disputa del 26 al 28 de abril: el GP de Azerbaiyán en el circuito de Bakú.

Lewis Hamilton gana sobrado y Ferrari queda en evidencia

Aparcó el patinete que utiliza para desplazarse por el paddock, se subió al Mercedes en la segunda posición y en menos de 200 metros justificó, una vez más y aunque no hiciera falta, quién es el primer piloto del equipo campeón. Hamilton había adelantado a Bottas antes siquiera de llegar a la primera curva y el finlandés en ningún momento llegó a inquietarle durante las 56 vueltas del GP de Shanghái, porque Valtteri no es Rosberg, aunque en ocasiones intente parecerse. Y porque Lewis a su mejor nivel no tiene rivales en esta parrilla, no hace falta buscar más.

Arrancó sin oposición el pentacampeón mientras Vettel lo intentaba con Bottas con, quizás, excesivo castigo: lo buscó por fuera, se quedó encerrado y le robó la posición Leclerc, que no deja escapar la más mínima oportunidad. Ahí comenzó el melodrama de Ferrari, un problema inventado por ellos mismos. Desde el muro pidieron a Charles que apretase, porque si no debía dejar pasar a ‘Seb’, pero media vuelta más tarde ya le reclamaron que hiciera un pasillo al tetracampeón porque era más rápido, cuando tenía un importante plano en su neumático delantero izquierdo.

Como por detrás amenazaba Verstappen con una rápida parada en boxes adelantada, Ferrari se defendió parando sólo a Vettel y arruinando la carrera de Leclerc con gomas viejas: del tercer puesto al que aspiraba en un principio, al quinto final, sin tiempo para intentar un asalto final sobre Max. Y todo con un segundo cambio de neumáticos impulsado por Red Bull y seguido por todos los demás. El holandés arriesgó por el podio, quería más, mientras Maranello salió a defender un 0-0.

Cambiaron el 3º-4º por un 3º-5º, un despropósito originado a través de la radio con un "Felipe, Fernando es más rápido que tú", pero con una gran diferencia: en esta ocasión Sebastian no demostró ser más rápido que Charles. Aunque al tetracampeón lo que es del tetracampeón: gran defensa de Vettel sobre Verstappen al final de la recta para asegurarse, al menos el podio. En el asfalto, en cualquier caso, un Ferrari menor que fue incapaz de pelear con los Mercedes, ese es el mayor problema, y perdido entre sus propios demonios. Para muestra de la superioridad de los alemanes, la doble parada en boxes que efectuaron a Lewis y Valtteri con apenas un segundo de diferencia y sin el mínimo riesgo de equivocarse. Abuso de autoridad.

Por detrás, desastroso inicio para McLaren por culpa de Kvyat, que fue demasiado optimista en la sexta curva de la primera vuelta y se llevó a los dos coches de Woking por delante. Le sancionaron con un ‘drive through’, para Sainz el castigo fue quedar penúltimo, de nuevo a un mundo del pelotón nada más comenzar la carrera, y otra vez a correr solo recortando desventajas imposible. Acabó 14º, remontó ante los Williams y Giovinazzi para terminar como empezó, con la sensación de que hay ritmo para mucho más pero de que, por causas ajenas, todavía no lo ha demostrado.

El show en la pista lo puso Raikkonen, adelantando en la pista a los dos Haas tras su paso por boxes y luciendo talento como en los viejos tiempos. Acabó noveno. Porque Gasly llevó al Red Bull al sitio que debe estar, sexto con la vuelta rápida, y Ricciardo hizo lo propio con el Renault: séptimo, aunque seriamente exigido por un gran Sergio Pérez (Racing Point). Albon cerró los puntos saliendo desde el pit lane para dar una alegría a Toro Rosso un día después de sabe mucho de peleas entre compañeros de equipo cuando las órdenes de equipo no eran tan intensas y polémicas. Aunque la polémica, al final, es artificial: quizás la diferencia entre Mercedes y Ferrari radica en que los primeros no necesitan recordar continuamente quien es su piloto prioritario. Lewis lo demuestra cada vez que se baja del patinete y se ajusta la visera.

Kvyat jugó a los bolos con los McLaren de Sainz y Norris

14 abril, 2019 · Archivado en Automovilismo, Campeonato mundial, Circuito Shanghai, Circuitos velocidad, Competiciones, Deportes, Deportes motor, Fórmula 1, GP China, Instalaciones deportivas, Mundial Fórmula 1 · Comentarios desactivados en Kvyat jugó a los bolos con los McLaren de Sainz y Norris 

Ya había sido accidentada la vuelta de formación con dos trompos de Verstappen y Kubica, no era un buen presagio, hasta que en la sexta curva de la primera vuelta, Kvyat se llevó por delante a los McLaren. El ruso de Toro Rosso frenó demasiado optimista y en la salida de la curva, en pleno embudo, tocó primero a Sainz y luego a Norris, que fue quien salió peor parado, aunque en cualquier caso la carrera estaba arruinada para los dos coches de Woking, último y penúltimo y obligados a cambiar varias piezas, porque por ejemplo el madrileño perdió por el camino medio alerón delantero. Sorprendentemente, Kvyat se mantuvo en 14ª posición, aunque más tarde fue penalizado con un drive through.

El coche de Lando tenía daños en el fondo plano según le confirmaron por radio los ingenieros del británico. Con la parada en boxes aprovecharon para montar gomas duras y esperar un milagro estratégico.

Mala suerte para Sainz, por tercera carrera consecutiva y una vez más por causas que no están directamente relacionadas con su participación. En Australia se rompió el motor, en Bahréin le tocó Verstappen y en China fue el turno de otro de sus excompañeros, Kvyat.

Fuerte accidente de Alex Albon en los Libres 3 de Shanghái

Quedaban seis minutos de sesión en la pista cuando la realización mostró un Toro Rosso completamente destrozado en la recta de Shanghái. "Estoy bien, lo siento chicos", dijo Alex Albon a través de la radio para transmitir tranquilidad a sus ingenieros, no había sufrido daños y salió por su propio pie, pero el STR14 quedó seriamente afectado después de que el británico de origen tailandés perdiera el control en la última curva, donde instantes antes también hubo sobreviraje para Vettel o Norris, pero no de forma tan salvaje. Albon pisó la hierba, intentó corregir pero cuando se quiso dar cuenta estaba ya rebotando contra el muro.

Así terminaron los entrenamientos mientras se alargaron los trabajos de limpieza y quedó Bottas con el mejor tiempo del fin de semana, aunque con la sensación de que ningún Ferrari cuajó la vuelta perfecta: perdieron cuatro décimas en el último sector con respecto al Mercedes, algo muy poco realista teniendo en cuenta que es el de velocidad punta. Vettel superó a Leclerc por milésimas y Hamilton quedó algo más atrás, pero será la pole quien sitúe a cada uno en su plaza real.

Carlos Sainz hizo el octavo mejor tiempo con el McLaren, superado finalmente por Hulkenberg, Raikkonen y Verstappen, por ese orden, aunque por delante de los dos Toro Rosso, los Racing Point, Ricciardo, Gasly y los Haas, que están sufriendo mucho en China para hacer trabajar los neumáticos y sólo están por delante de Williams. En la clasificación, entre ellos debería estar el corte de la Q1, más teniendo en cuenta que muy probablemente Albon no tenga tiempo para salir a disputarla.

Página Siguiente »