Contador: «En uno o dos años me gustaría correr en MTB»

Alberto Contador (Pinto, 37 años) fue el protagonista en la presentación de L'Etape Spain, marcha cicloturista con el sello del Tour de Francia que tendrá su primera edición sobre suelo español en Villanueva del Pardillo (4 de julio). El pinteño charló con AS en dicho evento y repasó la actualidad del ciclismo español, las opciones de Mikel Landa y Enric Mas en el Tour, y su intención de probarse en carreras de MTB.

Después de casi tres años alejado de la competición, ¿qué le aportan marchas cicloturistas como L'Etape Spain?

-Poder compartir tiempo con los aficionados. Cuando estás en activo mides todos los descansos y días de competición y no puedes dedicarle a este tipo de cosas el tiempo que te gustaría. En ese sentido es mucho mejor estar alejado de la competición para disfrutar de todos ellos.

¿Qué objetivos se marca este año el equipo Kometa? ¿Cuáles serán los corredores a seguir en el futuro?

-El objetivo es seguir formando corredores. Este año pasaron cuatro directamente a categoría World Tour y es algo complicado. Hay que seguir creando base. Estamos yendo a carreras con los equipos World Tour y cuesta conseguir resultados porque nos queremos limitar a tener corredores muy jóvenes. Podríamos conseguir corredores más veteranos para tener mejores resultados, pero no es nuestra intención. Queremos disfrutar el día de mañana de grandes campeones. Si tuviera que decir nombres... Hay dos chicos que están yendo bastante bien. Uno de ellos es Alejandro Ropero, que es español. Y el italiano Alessandro Fancellu. Hará grandes cosas y, de hecho, ya está en la órbita de un equipo World Tour para el próximo año.

Mikel Landa y Enric Mas liderarán por primera vez a sus equipos en la próxima edición del Tour, ¿qué opciones les da?

-Las opciones de España pasan por Enric Mas, y también metería a Marc Soler y Mikel Landa. Hay dos que tienen todavía margen de progresión como son Mas y Soler. En cambio, para Landa este es uno de los últimos años con opciones de luchar por el Tour o, como mínimo, el podio. Cuando él está en forma es algo que puede hacer. Soler tendrá más libertad este año en Movistar, sin duda. Él está deseándolo, va preparado para ello y seguro que lo hará bien.

Tras la reciente exhibición de Tadej Pogacar en la Volta a la Comunitat Valenciana, ¿le ve candidato a ganar el Tour?

-¿Y Evenepoel? ¿Y Bernal? Es que hay una lista... (risas). Pogacar es un corredor que está andando una barbaridad y lo bueno que tiene es que ya demostró en la pasada Vuelta que en la tercera semana va todavía mejor, si cabe. Esa es la principal duda con un corredor que es fuerte en subida y contrarreloj: si es capaz de aguantar la tercera semana. Hay corredores que a partir de la primera semana se deshinchan y es algo que no se puede controlar con un corredor al que subes desde categoría amateur. Una gran vuelta es lo que le da a un corredor su nivel. A favor de Pogacar está que es un ciclista que va a correr sin presión y todo lo que pueda conseguir, bienvenido sea.

Primoz Roglic se proclamó el pasado enero candidato número uno a la victoria en el Tour. ¿Fue arrogancia o tiene las cosas claras?

-No creo que sea arrogancia. Él ha hablado tan claro porque realmente se ve ganando el Tour. Bajo mi punto de vista, creo que hay otros corredores más favoritos que él. Pero si quieres ganar el Tour de Francia tienes que pensar de esa manera. Hay gente que lo dice y gente que no lo dice, pero tú te tienes que ver en lo más alto de París.

¿Bernal, Evenepoel y Pogacar pueden dominar las grandes vueltas en los próximos años?

-Creo que seguirán saliendo otros corredores. Estamos a un ritmo de salir corredores jóvenes... Y tenemos que plantear una cuestión. Ahora mismo el ciclismo es muy longevo. Podemos ver todavía a Valverde disputando con los años que tiene. Vamos a ver si estos corredores que han despuntado desde tan jóvenes pueden alargar tanto su carrera deportiva o, si por el contrario, se acorta. Habrá que esperar una década para verlo.

¿Se plantea correr en el futuro alguna carrera maratón de MTB como la Cape Epic?

-Me gusta y me ilusiona. Pero es cierto que, por otro lado, necesitas entrenar un poco. Ando con bastante jaleo, pero en uno o dos años sí que me gustaría intentarlo en una Cape Epic o cualquiera de las carreras que hay aquí por España. Aunque este año no lo haré.

¿Cuál será su calendario en lo que respecta a pruebas cicloturistas?

-Primero estaré en la Mallorca 312, luego en la Quebrantahuesos, también estaré en L'Etape de Villanueva del Pardillo, haré el Tour de Stations en Suiza, en Italia la Nove Colli y otra que hay en Barese y, por supuesto la mía. Quizás me dejo alguna, pero básicamente estaré en esas.

¿Disfruta más ahora comentando las carreras que cuando competía?

-Ahora me lo paso mejor montando en bicicleta y luego comentando (risas). Comentando sólo no porque hay veces que te entra el gusanillo y te gustaría estar ahí.

La importancia de saber rodar en grupo para un cicloturista

31 diciembre, 2019 · Archivado en Ciclismo, Cicloturismo, Deportes, Ejercicio físico, Tráfico · Comentarios desactivados en La importancia de saber rodar en grupo para un cicloturista 

Lo hablaba con un amigo en la salida del Pavo de Vélez, el otro día. Un tipo de los que me ‘enseñó’ a andar en bici, en aquel CC Veleño del año 2001, cuando él tenía treinta y pocos años y yo apenas 15. Y ahora, pasados los 50, anda más que entonces. Además de que se ha metido 14.000 kilómetros y más de 20 días de carreras en este año que termina, me cuenta que, en ciertas ocasiones, las marchas se han convertido en un peligro porque hay mucha gente que se inscribe y no sabe bien rodar en grupo. Con el consiguiente peligro propio y ajeno.

- “Es que es verlo y automáticamente busco quitarme de allí. Lo ves como que no sabe ni por dónde va, dando frenazos, sin trayectoria… en cuanto me encuentro alguno de lejos tiro directo para el otro lado de la carretera, que de vez en cuando se forman unas montoneras guapas. Y el lunes hay que trabajar”.

Y lleva razón. Si algo creo es que esta fiebre de la bici tiene algunas tarifas a pagar, y sin duda para mí esta es de las más claras. Se ha apuntado a este deporte mucha gente ya de mediana edad que, sin formación alguna de cómo circular o rodar en grupo, se lanza a la carretera y se cree que esto es sólo dar pedales. Que en parte sí, pero también implica más cosas. Rodar en grupo no es especialmente difícil, pero requiere unos mínimos de técnica y sobre todo un cierto número de horas de práctica. Esto es así. Nadie nace aprendido y nadie rueda a la primera. Quizás la diferencia entre los que empiezan en esto a edades más tempranas y los actuales es que los primeros se dejan guiar y los últimos piensan que con comprarse una bici cara y ponerse fuertes ya está todo listo.

Por eso mismo, antes de inscribirse a una marcha o Gran Fondo creo que es fundamental que se pase por un proceso de rodaje. Buscarse una grupeta, acoplarse a gente que salga con regularidad, y decir abiertamente el problema que tienes como si de una terapia grupal se tratase. “Hola, soy Víctor, no sé rodar en grupo”. Por ejemplo. Y que te echen un cable. En primer lugar, por seguridad. Y aun así, no es lo mismo rodar con 20 colegas con los que tienes confianza que meterte en un pelotón de 300 con gente de todas las leches. Ni por asomo. Pero al menos sí llevarás un fogueo, una base. Y no es fácil encontrar los momentos, porque en realidad ir en pelotón está prohibido con tráfico abierto. Pero con ir en paralelo en línea de dos ya hay dificultad más que suficiente entre buscar la separación correcta con el ciclista de delante y estar atento a todo lo que ocurre mientras rodamos.

Además de las obvias razones de integridad física –tuya y de quien pilles al lado si te caes-, también es de cajón que ir en grupo te ayuda a ahorrar energías. En realidad, en el centro de un grupo grande vas gastando entre un 30-35% menos de fuerzas que los que van delante, comiéndose toda la resistencia del aire. Para rodar en grupo el mejor consejo que puedo dar es la práctica. Pero sobre todo es un trabajo de anticipación. Hay que tratar de saber lo que va a pasar para estar listo y anticiparse a ello.

Por poner ejemplos. Si nosotros vamos en un grupo y estamos delante, hay que en primer lugar mantener la velocidad que se llevaba y, en segundo pero más importante, estar pendiente de cruces, baches, señales de tráfico o peatones que puedan ir por el arcén. Y hacer una señal para avisarlo. La vista, por tanto, siempre al frente. La marcha debe ser constante, sin cambios bruscos, y la trayectoria formando una línea lo más recta posible.

Y si estamos en la zona central o trasera del grupo, que será lo más lógico mientras se esté aprendiendo, lo de mirar al frente e ir lo más alineado posible con la carretera –la línea blanca del exterior de la calzada es una buena guía para empezar, buscando siempre ir ‘derechos’- ya se convierte en vital. Sólo después de tener eso más o menos dominado podremos estar más o menos tranquilos a la hora de meternos en un pelotón grande. Y ojo, que nadie se engañe. Cuando uno va solo no es que no haga cosas raras en la bici. Es que no afecta a nadie más, no tiene gente que le corrija y no se da cuenta. El ciclismo tiene un alto componente de deporte grupal, así que mejor darle la importancia que tiene de primera hora.

L’étape du Tour elige Niza para su edición de 2020

17 octubre, 2019 · Archivado en Ciclismo, Cicloturismo, Francia, Niza, Tour Francia · Comentarios desactivados en L’étape du Tour elige Niza para su edición de 2020 

En la mañana de hoy se ha presentado el recorrido del Tour de Francia 2020. Nos podrá gustar más o menos –y os confieso, como periodista del mundillo, que a mí me ha gustado muy poquito-, pero es el que hay y ya no queda otra. El caso es que eso me ha traído a la mente una gran fondo que lleva el sello de ASO y no es otra que L’étape du Tour, que este año cumple 30 ediciones. Número redondo.

Con la pila de montaña que tiene esta edición de la Grande Boucle, bien podrían haber elegido uno de los tantos finales en alto, pero en vez de eso han preferido hacerla en la ciudad que albergará también la Grand Départ de la carrera: Niza. Será el próximo 5 de julio de 2020 y en un recorrido precioso.

Os confieso que soy un enamorado de aquella zona. Si hay una etapa que no me pierdo –salvo causa de fuerza muy mayor- es la última de la París-Niza que se celebra todos los años en marzo. Allí se pueden hacer recorridos de apenas 120 kilómetros con hasta siete puertos puntuables. Unos más cortos y duros, otros un poco más largos y tendidos. En este caso es verdad que la prueba ha preferido tomar otros derroteros que el de las subidas constantes. Pero en cualquier caso es una parte espectacular de Francia, con un clima no-demasiado-duro para ser ya en unas latitudes respetables y una orografía perfecta para disfrutar de la bici.

De hecho, la web de la prueba ofrece opciones por si quieres irte allí a entrenar y prepararla. Para mí, desde luego, quien pueda y tenga dinero debería acercarse por allí unos días porque seguro que lo disfrutaría enormemente. La propia página de la carrera te da opciones de algunas rutas, pero para quien quiera puede buscar los recorridos de la París-Niza, y la última etapa siempre tiene salida y llegada en la ciudad. Cualquiera de esos trazados os va a encantar. Estoy seguro.

En este caso, L’étape du Tour 2020, con salida y llegada en la capital de la Costa Azul, contará con un recorrido de 177 kilómetros. Es, probablemente, la más larga de las últimas ediciones y contará con tres subidas: el Col de la Colmiane con sus 16 kilómetros al 6,3% de media –ahí ganó Simon Yates su París-Niza de 2018-, y acto seguido vendrá el Col de Turini (15 kms al 7,4% de media). Para terminar, el Col D’Eze, que suele ser el último de la París-Niza cada año y que, por cierto, a los profesionales españoles se les suele dar bien. Son 7,7 kilómetros al 5,9% de media con picos del 8%. Y de ahí, descenso de nuevo hasta Niza para la línea de meta.

No cabe duda de que estamos ante un evento de primer orden en lo que a Gran Fondo se refiere. El año pasado terminaron, según datos de la propia organización, 16.000 corredores de más de 50 países. De ellos, el 69% eran franceses, o sea que casi un tercio de los que llegaron a meta venían de fuera. Curiosamente, España no se encontraba en el Top10 de países con más inscritos en la prueba, mientras que sí figuraban en la lista otros como Estonia o Luxemburgo. Y Bélgica, claro.

Es evidente que no estamos ante una prueba barata, pero como siempre suelo decir esto también trata, en buena parte, del dinero que tenga cada uno. El caso es que quien quiera sentirse protagonista de una etapa del Tour de Francia, aquí tiene la opción. Y lo mismo que los Alpes o Pirineos –con todo su encanto, por supuesto- me parecen personalmente un poco trillados ya, creo que un lugar como Niza y sus alrededores es más que interesante para pedalearlo y conocerlo.

La barbaridad de Contador: 7.000 metros de ascensión en los Alpes

12 agosto, 2019 · Archivado en Alberto Contador, Alpes, Ciclismo, Cicloturismo, Cordilleras, Deportes, Espacios naturales, Europa, Europa occidental, Medio ambiente, Ofertas turísticas, Suiza, Turismo · Comentarios desactivados en La barbaridad de Contador: 7.000 metros de ascensión en los Alpes 

Alberto Contador puso fin a su carrera deportiva en 2017 al término de la Vuelta a España. El 'Pistolero' se despidió del ciclismo a lo grande, conquistando la etapa reina de aquella edición en el alto del Angliru. Casi dos años después de su adiós, Contador sigue demostrando que se encuentra en plena forma pese a dejar el World Tour.

El de Pinto no entiende de inactividad y son varias las hazañas que ha compartido con sus aficionados a través de las redes sociales en los dos últimos años. La última de ellas, mostrada el pasado domingo en su perfil de Strava, probablemente sea la más brutal de todas. Y es que Contador participó el pasado 10 de agosto en Le Tour des Stations, una carrera celebrada en el corazón de los Alpes suizos y cuya dureza es extrema. "Nuevo récord de metros ascendidos bajo el frío y la lluvia", tituló su actividad Contador en la mencionada plataforma deportiva.

Se trata de la prueba más exigente del mundo en cuanto a altitud por kilómetro, con una modalidad de 'Ultrafondo' que consta de 220 kilómetros entre Martigny y Verbier y un desnivel positivo de 7.400 metros. Sus ascensiones llevan al límite a los participantes con puertos como Thyon (cima a 2.090 m) y la Croix-de-Cœur (a 2.174 m). Todo ello fue superado por el de Pinto con unos datos de auténtico profesional, tal y como mostró en su cuenta de Strava: 9 horas y 16 minutos sobre la bicicleta a una media de 23,4 km/h y una potencia de 206 vatios medios. Simplemente brutal.

Y no es la primera vez que Contador demuestra estar en plena forma en este 2019 en una cita de gran fondo. El pasado mes de abril, el pinteño completó la 'Mallorca 312', (etapa más larga de su vida), que como su nombre indica es una prueba que consta de un recorrido de 312 kilómetros y un desnivel positivo de 5.000 metros. Contador empleó entonces un tiempo de 9 horas y 14 minutos con una velocidad media de 33,6 km/h. Si quisiera, mañana estaría apto para volver a dar espectáculo entre los profesionales...

Así fue la marcha cicloturista Quebrantahuesos 2019: «La fiesta del ciclismo»

22 junio, 2019 · Archivado en Alberto Contador, Aragón, Ciclismo, Cicloturismo, Deportes, España, Miguel Indurain, Ofertas turísticas, Provincia Huesca, Quebrantahuesos, Sabiñánigo, Turismo · Comentarios desactivados en Así fue la marcha cicloturista Quebrantahuesos 2019: «La fiesta del ciclismo» 
La marcha cicloturista Quebrantahuesos ha reunido a 11.500 ciclistas de 47 nacionalidades diferentes siendo España, Francia y Reino Unido los más representativos.

Página Siguiente »