Tebas, la AFE, la Bundesliga, lo demás…

Empiezan a entreabrirse las puertas. Primero fue para los niños, ahora para los no tan niños e incluso los mayores, con horarios pautados y restricciones. Es un alivio que algunos han convertido en euforia prematura, traducida en escenas no deseables con lluvia de multas. En medio de todo eso, el deporte se despereza, arrastrado por la urgencia de reactivar LaLiga, según el compromiso que, previa requisa de generoso óbolo, contrajo Irene Lozano con Javier Tebas en aquella reunión de trío que completó Rubiales. De momento, los jugadores pueden ir al campo, correr separados y someterse a las pruebas de detección del virus.

E igual el baloncesto, que también quiere completar sus campeonatos. Luego vendrá más, según se consumen las fases del desescalado, término feo pero que se va instalando, qué le vamos a hacer. Los deportistas DAN (alto nivel) pueden desde hoy salir a practicar al aire libre, pero sin acceso a sus instalaciones. Algunas federaciones lo admiten como mal menor, pues no tienen las urgencias del fútbol y el baloncesto. Pero otras piensan que igual que se abren instalaciones de fútbol o baloncesto se podrían abrir CARs, clubes privados, gimnasios municipales o donde sea que entrenen habitualmente los DAN, con los debidos protocolos.

El Gobierno ha tomado al fútbol (a cuya grupa viaja el baloncesto) para animarnos a pensar que esto ya termina. Así que el fútbol va a ir asomando la nariz poco a poco, aun con reticencias, visibles en el comunicado que emitió la AFE ya a muy última hora del sábado, en el que insistía en sus viejas pegas. Tebas, que está actuando desde hace semanas como gran impulsor del regreso, ha tenido a cambio una noticia buena desde Alemania: la Bundesliga no ha alterado su decisión de seguir adelante pese a que tres jugadores del Colonia han dado positivo: "Para eso hacemos los tests", dice el comunicado. Aquí se harán en breve...

El CSD ofrece CAR y Blume a Sanidad para los enfermos

Irene Lozano, secretaria de Estado para el Deporte, explica que las instalaciones de Alto Rendimiento podrían acoger enfermos ante un desbocamiento de los casos por Covid-19. "En este momento, lo que se contempla es que el CAR de Madrid pueda ser utilizado como instalación sanitaria, para que se hagan una idea de lo dramática que es la situación. La Blume o los pabellones pueden ser muy útiles. Hay que cambiar el paradigma: ¿qué podemos hacer desde el deporte para ayudar en esta crisis", relata a la vez que agradece la solidaridad de una gran masa: "La mayoría está colaborando con la campaña #yomequedoencasa y es vital, porque el deporte es ejemplarizante".

El CAR de Madrid y la Residencia Blume cerraron por coronavirus el pasado 11 de marzo (ya se había clausurado un pabellón después de que un empleado de la Federación de Judo diera positivo por Covid-19). Se trata del principal centro y residencia deportiva de España, con 294 atletas de distintas modalidades viviendo allí. Se les pidió que abandonaran sus estancias 15 días. El cierre definitivo del CAR de Sierra Nevada el martes 17 interrumpió la preparación de otros 150 olímpicos. Y un positivo por coronavirus precipitó el sábado 14 el bloqueo de Sant Cugat, donde pretendían recluirse la sincro y la natación. Ahora, el CSD ofrece las instalaciones a Sanidad.

Falleció Vicente Espinosa, durante 25 años director del Centro de Alto Rendimiento del CSD

18 julio, 2019 · Archivado en Centros alto rendimiento, Comunidad de Madrid, CSD, Deportes, España, Madrid, Organizaciones deportivas · Comentarios desactivados en Falleció Vicente Espinosa, durante 25 años director del Centro de Alto Rendimiento del CSD 

El mundo del deporte español perdió a una de las personas que con más profesionalidad, entrega y cariño contribuyó al éxito de los deportistas españoles los últimos cincuenta años. Vicente Espinosa Pérez (Formentera del Segura-Alicante) nos dejó hoy a los 73 años de edad en Madrid. Los últimos veinticinco años de su vida profesional los dedicó a trabajar como Director de las Instalaciones de Alto Rendimiento de Madrid (CAR) y a facilitar la labor en los entrenamientos de los mejores deportistas españoles y de sus entrenadores. Como director de las instalaciones del CAR conocía y dominaba todos los deportes (Natación, gimnasia, atletismo, boxeo, bádminton, judo, karate, tiro con Arco, etc.) y por encima de todo procuraba siempre que técnicos y deportistas pudieran prepararse en las mejores condiciones para afrontar los grandes retos olímpicos, mundiales, europeos y nacionales.

Vicente Espinosa ingresó en el INEF de Madrid con catorce años y comenzó allí su larga carrera profesional. También fue en los años ochenta director del Estadio Vallehermoso, para regresar al Consejo Superior y hacerse cargo posteriormente de la dirección de las instalaciones

Hace veintidós años decidió trasladarse junto a su esposa Begoña (muy querida también en el CSD, donde trabajó) y sus hijos a vivir a la localidad de Hoyo de Manzanares, a media hora de Moncloa, pueblo con el que colaboró en todas las facetas deportivas, aunque principalmente con el Club de Futbol del que era socio y colaborador.

Los restos mortales de Vicente Espinosa serán velados mañana viernes en el Tanatorio de Villalba. A las 18:00 se celebrará la misa y posteriormente se procederá a la incineración.