1X1 del Valencia: El Valencia sigue esperando a Maxi Gómez pero la portería está asegurada

24 agosto, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Valencia CF · Comentarios desactivados en 1X1 del Valencia: El Valencia sigue esperando a Maxi Gómez pero la portería está asegurada 

Cillessen. El mejor del encuentro. Poco pudo hacer en el primer gol donde el remate de calidad de Toro Fernández le pilló por sorpresa, lo que le hizo tardar en reaccionar. Pese a ello, no se descompuso y salvó al Valencia de encajar tres goles más. Primero con una parada de futbol sala donde blocó un balón directo de Aspas y después con un vuelo a mano cambiada a un disparo de Denis Suárez. Y finalmente parando, por fin, un penalti a Denis Suárez y poniendo la guinda del pastel a su partidazo.

Gayà. Seguro. Su solidez defensiva provocó que todo el ataque se volcara por la banda de Piccini. En ataque no se le vio tan fresco como en otras ocasiones y no pudo encontrar a ningún compañero en los balones al área que mandó.

Paulista. Bien en las marcas mal en los despejes. Iago Aspas le regateó en la primera jugada del gol aunque fue más mérito del gallego que demerito de él. Se mostró más seguro que Garay en las marcas, pero en los despejes concedió segundas oportunidades a los rivales que a punto estuvieron de costarle un disgusto al equipo. Jugó gran parte del encuentro con molestias musculares.

Garay. Tanto a él como a Paulista les costó mantener a raya el ataque de los de Vigo, pero principalmente a Iago Aspas quien perdonó en la primera mitad un remate de cabeza tras un despiste del argentino. Además Denis Suárez fue un dolor de cabeza constante y finalmente el propio Garay cometió un penalti sobre él que, finalmente atajó Cillessen.

Piccini. Más cómodo en ataque que en defensa. Denis Suárez se aprovechó del espacio que le cedió el italiano en la jugada del primer gol, que permitió al celeste pensar dentro del área y asistir a Toro Fernández. En jugadas ofensivas, pese a que puso buenos centros, ninguno de ellos encontró rematador. Además, perdió el esférico en campo rival lo que supuso contraataques peligrosos a favor de los locales.

Guedes. Como el día de la Real Sociedad, el jugador más explosivo. Los dos balones que tocó en la primera mitad se tradujeron en ocasiones y cuando el equipo no encontraba soluciones siempre quiso ser protagonista. Poco a poco va encontrando su mejor forma física y mental pese a que no sirvió para que el equipo ganara.

Parejo. En la primera mitad todo el futbol del equipo pasó por sus botas, tanto en la salida de balón como en las jugadas de ataque, sin embargo, en la segunda parte le costó más participar. Se encargó más de ayudar a iniciar las jugadas que a trabajar de tres cuartos para arriba y no encontró ningún último pase que ayudara a sus compañeros a generarse una ventaja, más allá de una apertura a Guedes dentro del área en la primera parte. Para colmo, resvaló en una clara ocasión del equipo en el último minuto cuando el de Coslada tenía la portería enfrente y a Rubén ya vencido.

Kondogbia. Mejor en la salida de balón que defendiendo. Le costó frenar a Iago Aspas en las cabalgadas del delantero que arrancaban desde el centro del campo, y de hecho el primer gol arrancó en una jugada comandada por el propio Aspas.

Wass. Dio oxigeno cuando el equipo más lo necesitaba. Ofensivamente fue de los jugadores que más aportó y de hecho tuvo la más clara de la primera mitad, pero entre Rubén y el larguero evitaron que el danés anotara frente a su ex equipo. Su polivalencia le permitió jugar también en el lateral en los últimos minutos, aunque le fue difícil frenar a un Denis Suárez muy insipirado.

Gameiro. Buscó los desmarques constantemente pero hoy no logró acaparar tanto balón como en la primera jornada. El francés no logró rematar todos los balones al área que los jugadores de banda pusieron y se mostró menos fino físicamente que la semana pasada. Pese a ello, demostró que entenderse con él es muy sencillo, pues se le vio sincronizado con Maxi, al que puso un balón en bandeja que el charrúa no pudo rematar.

Maxi Gómez. Le faltó empujarla. Trató de participar en el juego bajando a recibir pero se nota que todavía no domina los automatismos del equipo de Marcelino. El uruguayo tuvo un balón claro a portería vacía que no empujó, probablemente porque no se esperaba que el central del Celta dejara pasar esa pelota. Intentó sin éxito rematar cada balón que le llegaba, pero no pudo anotar frente a la que fue su afición el curso pasado.

Suplentes.

Rodrigo. Desaparecido en los minutos que jugó. El hispanobrasileño no pudo ser el revulsivo que esperaba Marcelino y, como hace una semana, no pudo ayudar a conectar el centro del campo con la defensa.

Diakhaby. Titubeante. Nada más salir al terreno de juego le comprometió a Cillessen con una pelota bombeada que se marchó a corner en contra de los ché. A partir de ahí se le vio nerviosos y tratando siempre de buscar la opción más segura, aunque cometió otro error en un despeje.

Ferran Torres. Le dio al equipo algo de aire fresco, algo que los otros dos cambios no hicieron. Su aportación al equipo dio que pensar que hubiera sucedido si hubiera podido jugar desde el inicio.

1X1 del Valencia: El Valencia sigue esperando a Maxi Gómez pero la portería está asegurada

24 agosto, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Valencia CF · Comentarios desactivados en 1X1 del Valencia: El Valencia sigue esperando a Maxi Gómez pero la portería está asegurada 

Cillessen. El mejor del encuentro. Poco pudo hacer en el primer gol donde el remate de calidad de Toro Fernández le pilló por sorpresa, lo que le hizo tardar en reaccionar. Pese a ello, no se descompuso y salvó al Valencia de encajar tres goles más. Primero con una parada de futbol sala donde blocó un balón directo de Aspas y después con un vuelo a mano cambiada a un disparo de Denis Suárez. Y finalmente parando, por fin, un penalti a Denis Suárez y poniendo la guinda del pastel a su partidazo.

Gayà. Seguro. Su solidez defensiva provocó que todo el ataque se volcara por la banda de Piccini. En ataque no se le vio tan fresco como en otras ocasiones y no pudo encontrar a ningún compañero en los balones al área que mandó.

Paulista. Bien en las marcas mal en los despejes. Iago Aspas le regateó en la primera jugada del gol aunque fue más mérito del gallego que demerito de él. Se mostró más seguro que Garay en las marcas, pero en los despejes concedió segundas oportunidades a los rivales que a punto estuvieron de costarle un disgusto al equipo. Jugó gran parte del encuentro con molestias musculares.

Garay. Tanto a él como a Paulista les costó mantener a raya el ataque de los de Vigo, pero principalmente a Iago Aspas quien perdonó en la primera mitad un remate de cabeza tras un despiste del argentino. Además Denis Suárez fue un dolor de cabeza constante y finalmente el propio Garay cometió un penalti sobre él que, finalmente atajó Cillessen.

Piccini. Más cómodo en ataque que en defensa. Denis Suárez se aprovechó del espacio que le cedió el italiano en la jugada del primer gol, que permitió al celeste pensar dentro del área y asistir a Toro Fernández. En jugadas ofensivas, pese a que puso buenos centros, ninguno de ellos encontró rematador. Además, perdió el esférico en campo rival lo que supuso contraataques peligrosos a favor de los locales.

Guedes. Como el día de la Real Sociedad, el jugador más explosivo. Los dos balones que tocó en la primera mitad se tradujeron en ocasiones y cuando el equipo no encontraba soluciones siempre quiso ser protagonista. Poco a poco va encontrando su mejor forma física y mental pese a que no sirvió para que el equipo ganara.

Parejo. En la primera mitad todo el futbol del equipo pasó por sus botas, tanto en la salida de balón como en las jugadas de ataque, sin embargo, en la segunda parte le costó más participar. Se encargó más de ayudar a iniciar las jugadas que a trabajar de tres cuartos para arriba y no encontró ningún último pase que ayudara a sus compañeros a generarse una ventaja, más allá de una apertura a Guedes dentro del área en la primera parte. Para colmo, resvaló en una clara ocasión del equipo en el último minuto cuando el de Coslada tenía la portería enfrente y a Rubén ya vencido.

Kondogbia. Mejor en la salida de balón que defendiendo. Le costó frenar a Iago Aspas en las cabalgadas del delantero que arrancaban desde el centro del campo, y de hecho el primer gol arrancó en una jugada comandada por el propio Aspas.

Wass. Dio oxigeno cuando el equipo más lo necesitaba. Ofensivamente fue de los jugadores que más aportó y de hecho tuvo la más clara de la primera mitad, pero entre Rubén y el larguero evitaron que el danés anotara frente a su ex equipo. Su polivalencia le permitió jugar también en el lateral en los últimos minutos, aunque le fue difícil frenar a un Denis Suárez muy insipirado.

Gameiro. Buscó los desmarques constantemente pero hoy no logró acaparar tanto balón como en la primera jornada. El francés no logró rematar todos los balones al área que los jugadores de banda pusieron y se mostró menos fino físicamente que la semana pasada. Pese a ello, demostró que entenderse con él es muy sencillo, pues se le vio sincronizado con Maxi, al que puso un balón en bandeja que el charrúa no pudo rematar.

Maxi Gómez. Le faltó empujarla. Trató de participar en el juego bajando a recibir pero se nota que todavía no domina los automatismos del equipo de Marcelino. El uruguayo tuvo un balón claro a portería vacía que no empujó, probablemente porque no se esperaba que el central del Celta dejara pasar esa pelota. Intentó sin éxito rematar cada balón que le llegaba, pero no pudo anotar frente a la que fue su afición el curso pasado.

Suplentes.

Rodrigo. Desaparecido en los minutos que jugó. El hispanobrasileño no pudo ser el revulsivo que esperaba Marcelino y, como hace una semana, no pudo ayudar a conectar el centro del campo con la defensa.

Diakhaby. Titubeante. Nada más salir al terreno de juego le comprometió a Cillessen con una pelota bombeada que se marchó a corner en contra de los ché. A partir de ahí se le vio nerviosos y tratando siempre de buscar la opción más segura, aunque cometió otro error en un despeje.

Ferran Torres. Le dio al equipo algo de aire fresco, algo que los otros dos cambios no hicieron. Su aportación al equipo dio que pensar que hubiera sucedido si hubiera podido jugar desde el inicio.

El Celta preocupa al Valencia

24 agosto, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Resúmenes deportivos, Resúmenes Liga Santander, Valencia CF · Comentarios desactivados en El Celta preocupa al Valencia 
El Celta olvidó la derrota con el Madrid y lleva a la duda al Valencia. El único gol del encuentro lo marcó el Toro Fernández tras un pase de Denis.

El Celta preocupa al Valencia

24 agosto, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Resúmenes deportivos, Resúmenes Liga Santander, Valencia CF · Comentarios desactivados en El Celta preocupa al Valencia 
El Celta olvidó la derrota con el Madrid y lleva a la duda al Valencia. El único gol del encuentro lo marcó el Toro Fernández tras un pase de Denis.

El Celta preocupa al Valencia

24 agosto, 2019 · Archivado en Celta de Vigo, Competiciones, Deportes, Equipos, Futbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División, Resúmenes deportivos, Resúmenes Liga Santander, Valencia CF · Comentarios desactivados en El Celta preocupa al Valencia 
El Celta olvidó la derrota con el Madrid y lleva a la duda al Valencia. El único gol del encuentro lo marcó el Toro Fernández tras un pase de Denis.

Página Siguiente »