«Hay gente muriendo como para pensar en mi contrato»

Bruno González mostró que es mucho más que un central contundente desde su confinamiento. El zaguero tinerfeño desgranó la situación desde su punto de vista, desmigó su día a día, habló sobre su afición al boxeo, confesó que le está costando dormir "por la falta de actividad", y, sobre todo, reflexionó sobre los problemas que nos atañen a todos para los medios del club. Dejando a un lado que termina contrato el 30 de junio con el Levante, y la incertidumbre respecto a su futuro, Bruno piensa en que las cosas vayan a mejor y retomar la competición "cuanto antes". Además, reconoció que el mejor partido de su carrera fue su debut como granota frente al Real Madrid "teniendo en cuenta muchos condicionantes que obviamente la gente no sabe" y que explica a continuación.

¿Cómo está?

Bien, pues mira, ahora un poco como estamos todos, respetando y aportando nuestro granito de arena que es estar en casa. Por suerte me encuentro bien y, nada, ahora queda adaptarse a la situación, hay que quedarse en casa.

Su casa parece más un gimnasio.

Sí. Al final primero no puedes ni debes y luego me pego un tiro si no puedo hacer deporte. Ya de por sí me está costando dormir porque acostumbrado a la actividad del día a día, de entrenar en la mañana, por la tarde hacer algo más y demás. Ahora, aunque entrene aquí, pues no es lo mismo. Pero bueno, intentamos que se asemeje al hábito y está claro que somos profesionales y para cuando volvamos que no nos coja de cero.

¿Cómo es su día a día?

Hombre, yo de normal, teniendo en cuenta que el domingo es igual que el lunes o el miércoles. De normal me levanto, no muy pronto, cierto es, pero suelo levantarme más o menos a las 10, desayuno y preparo el entreno que tenga. Tengo la costumbre de apuntarlo en una hoja para no pararme a mirar el móvil cuando entreno porque los entrenos los tenemos en el móvil que nos lo va mandando el preparador físico y demás. Entonces tengo esa costumbre para pasar un tiempo desde que desayuno, con algo ligero, muy suave, para ponerme a entrenar. Cuando acabo, me lleva una hora, una hora y cuarto, y como bien saben, a mí me gusta el boxeo, tengo un saco aquí y aprovecho ya que estoy caliente y entreno un poco ahí más para mí que para una mejora. Pero al final sirve, porque quemas muchas calorías y me ayudar para estar aislado de la situación. Luego como y la manía de la siesta es imperdonable. Ya por la tarde, dos veces a la semana tengo clase de inglés, que la hago por Skype, porque ya lo hacía en Madrid en persona y al venirme a Valencia pasamos al Skype y ahora con esto del estar en casa y demás no queda otra. Los días que no tengo inglés normalmente cuadro para hacer el trabajo grupal con diferentes aplicaciones e intento organizarme para que esas tardes que tengo libre hacer el trabajo que hacemos ahora con el cuerpo técnico. Cuando termino hago el segundo entrene del día y en función de lo que toque lo enfoco de una manera u otra y a partir de las ocho ya estoy libre. Me gusta jugar a la Play con mis amigos online, que al final me ha gustado siempre, aparte de jugar obviamente, mantienes el contacto con gente que está muy lejos, ellos están en Canarias y yo aquí. Entonces con los cascos nos metemos en nuestra propia guerra. Y un poco ese es el día ahora. Sí que es cierto que hay algún día que toca descanso e intento mantener la rutina sobre todo por el sueño. Ya te digo, a mí me cuesta dormir y es porque, creo, acostumbrado a estar activo todo el día y llegar a la noche cansado. Te levantas pronto, vas a entrenar, vienes; a mí me gusta el boxeo e intento organizarme para entrenar dos días a la semana durante la tarde. Estás más ocupado, traes fatiga acumulada de los partidos... es distinto. Ahora, personalmente, me cuesta un poco. Me voy a la cama y me pongo una serie, otra, me he visto documentales de todo tipo... Pero, bueno, intento llevarlo lo más natural posible y, mira, dentro de la situación soy un privilegiado porque mi casa es grande y sólo está mi madre aquí. Entonces tengo amigos, no futbolistas, dedicados a otras labores, que están con dos o tres niños en un apartamento. Y debe ser complicado para ellos y para los niños.

¿Cómo le ayuda el boxeo a desconectar?

Sí, claro. Juto el último día que entrenamos fue el viernes que al día siguiente se decretó el estado de alarma. A nosotros después del entreno nos dijeron que había que parar y demás. Entonces me dejaron un saco y un soporte y lo tengo ahí fuera. Como los guantes, la comba y unas mancuernas chiquititas las tengo, con eso y buena música sacamos los entrenos. Yo tengo un gimnasio en Madrid de boxeo y me mandan los entrenos. Me sirve mucho, más que para descargar adrenalina, que por mucho que entrenes no lo vas a conseguir, porque lo que te da competir no te lo da nada. A mí personalmente no me da nada lo que estar en un campo de fútbol, el día de antes, durante o después. Esa sensación es muy difícil encontrarla. Salvo en el deporte que es tu vida y te juegas el todo por el todo. Me sirve sobre todo para esa hora que entreno, una hora menos del día que estoy pensando en esta situación que tenemos ahora. Y, como bien dices, me encanta e intento ir perfeccionando un poco el tema.

¿Una recomendación para estos días?

Yo a la Play juego al Call of Duty, pero llevo jugando unos 15 años. No es de ahora. Por suerte nunca había habido este problema, pero yo en casa siempre he vivido sólo y fuera de casa, entonces con los cascos estoy con mi grupo de amigos y ese tiempo que echamos no se habla de fútbol, es la única norma, entonces ya es imporante. De series, pocas habrá que no haya visto. Mucha gente se enfada conmigo porque era sábado o domingo y me tocaba librar, le di al saco por la mañana un poquito nada más y salió la nueva temporada de la Casa de Papel y me la vi entera ese día. Uno detrás de otro. Entonces puse una historia en Instagram contando un poco y la gente se me echó. Por hacer un poco la maldad de fastidiar a los demás me salió esa idea. Luego me sentí un poco mal, la verdad, pero me dieron tanta caña que se me quitó, me alegré. He visto muchas series y estoy esperando a ver si sacan alguna, porque ahora me dedico a ver documentales de Youtube porque se me ha acabado el repertorio. Te tiene que gustar el tema y no me voy a poner una siere de una temática que no me llama. Por suerte hay muchas y como todos nos hemos concienciado, las plataformas también. Entre todos sumar. Pero hoy en día tienes de todo. Esa es mi faceta más personal.

¿Le preocupa la vuelta a la competición por su situación personal? (Acaba contrato el 30 de junio)

Me preocupa porque cuando volvamos, espero que sí, significará que todo a mejorado. Al final eso es lo importante más allá de si yo termino contrato o no, son cosas que uno no controla. La situación es fastidioso para todos y está muriendo mucha gente como para que yo me preocupe por si termino contrato o no. Está claro que cuando decidí firmar hasta final de temporada hay unos riesgos, unos que controlas e intentas minimizarlos y otros como este que no. Entonces lo importante para mi ahora es que se solucione cuanto antes. Que todo vuelva a la normalidad, por lo menos que se retome todo. Porque está todo muy grave, hay muchas pérdidas. Por suerte ni yo ni gente cercana hemos sufrido pérdidas, pero está a la orden del día y nos puede afectar a cualquiera. Incluido a nosotros, por mucho que pensemos que somos fuertes y jóvenes. Si no lo saben los expertos, que son los que se dedican a eso, nosotros imagínate. Lo que debemos que hacer es lo que nos recomiendan, que estar en casa, y poco más. Ojalá se retome cuanto antes, más que porque termine contrato, por las ganas. Porque llevaba tres partidos jugados, llevaba mucho tiempo sin jugar tres partidos seguidos. Y ahora pasa esto y piensas: 'otra vez a empezar'. Pero sí, por todo lo que hay en juego, en cuanto a economía, no del futbolista, sino del país, a nivel mundial, por puestos de trabajo... La gente habla de fubtolistas y de los ERTE, pero periodistas, empresas... es una cadena. Cuando empiece a solucionarse de arriba hacia abajo, volveremos a jugar y ojalá que sea cuanto antes.

¿El partido frente al Real Madrid, su debut en el Levante, fue uno de sus mejores partidos?

Probablemente haya sido el mejor, no te voy a mentir. Teniendo en cuenta muchos condicionantes que obviamente la gente no sabe. Pero podemos aprovechar un poco y contar que yo había jugado cuatro partidos de Europa League y dos de LaLiga. El último partido oficial que jugué fue en Europa League en noviembre en Turquía. No jugaba desde entonces. Yo siempre he entrenado muy fuerte, no para demostrar a nadie, sino para estar preparado. Al final un buen amigo me dijo una frase que se me quedó y es cierto: 'la suerte te pilla entrenado'. Si no estás entrenado, la suerte no te pilla. Y, mira, por suerte, teniendo en cuenta que me faltaba ritmo, que estaría más lento de lo normal, que estaría sin la distancia de posicionamiento. Con todas esas cosas que te da el ritmo de partidos. El ritmo de juego ni te cuento; estás jugando contra el Madrid, que te tiene casi todo el partido sometido entonces el trabajo físico es bestial. Por suerte salió todo bien, el resultado que es lo importante. Se ganó, no encajamos... La verdad que muy bien y al final lo tendría ahí y por ser a corto plazo te diría el mejor. Por todos los condicionantes... por cómo se dio la salida en enero del Getafe. Eran todo cosas negativas. No fue fácil y yo lo pasé mal porque a mí me gusta jugar a fúbtol y me pagan por ello. Pero uno lo que quiere es jugar y por lo menos estar como lo que he sentido aquí desde el primer día. Cuando salía el primer día me iba a Madrid a traer más cosas, así los primeros cuatro o cinco días. Recuerdo llamar a mi padre, yo no tengo hermanos y no soy mucho de hablar de mis cosas, y le dije que estaba super contento, que tenía muchas ganas de volver a entrenar y que me sentía querido desde el primer momento. La primera charla con el entrenador, no lo conocía personalmente, de enfrentarme con ellos y poco más, lo que me dijo me gustó, me hizo sentir válido. Y luego los compañeros de diez. Yo he estado en la situación contraria. Como ves, no he estado en 15 clubs en mi carrera, no soy de cambiar, nunca había salido en invierno, casi siempre he cumplido mis contratos. Era todo muy raro. Yo he estado en la situación de que venga el chico nuevo y ayudarlo. Y la verdad que eso siempre me lo llevaré conmigo. El recibimiento, el hacerme sentir uno más, que al final es lo importante. Todos necesitamos un tiempo de adaptación y yo no tenía tiempo. Porque si vienes en verano tienes el mes o mes y medio de pretemporada, que juegas amistosos, te puedes equivocar, entrenando vas cogiendo los mecanismos que quiere el entrenador, como son tus compañeros. Yo venía de tener unos compañeros muy buenos en el Getafe, pero en el Levante son muy buenos, pero diferentes. Otras características, otra manera de moverse en el campo. Entonces eso lo tienes que conocer poco a poco, sus virtudes y defectos. Eso hay que hacerlo muy rápido, porque no hay margen. Entonces, englobando todos esos detalles, ha sido el mejor porque había muchas cosas que no se sabía, que obviamente no tenían que saber, que complicaban un poco el tema. Por suerte ganamos, tuve la fortuna de jugar y lo tendría en el primer puesto.

¿Un mensaje positivo para la afición?

A ver, soy un poco desconocido del tema. Igual que la mayoría de aficionados, salvo que alguno, que lo habrá estará metido en la medicina o en sanidad. Pero hay que aprovechar para estar más tiempo con nuestros hijos, con nuestras familias y que nos sirva para valorar lo que tenemos. Hacemos muchas cosas por automatismos que las damos como normales y no las disfrutamos. Cuando termine todo esto, obviamente sin hablar de los que han tenido pérdidas cercanas, creo que seremos más felices todos. Primero porque valoraremos mucho más a los policías, médicos, militares... Toda esa gente que para mí son los más importantes en esta sociedad y no les damos ningún valor. En ningún sentido, ni en el moral como personas ni en lo económico. Para mí ese es un tema delicado que deberían mirarse todos los países, no sólo España. Y luego nosotros salir y disfrutar. De los paseos que damos de normal, de levantarte en tu día libre y pensar qué hago hoy, irte de vacaciones, no estar enfadado por cosas insignificantes o incontrolabes en este caso... Mucho ánimo a la afición granota, gracias por el recibimiento, espero seguir dejando todo en el campo y aportar mi granito de arena para que se alegren cada domingo.

Bruno y Jaime Mata, bajas para Bordalás en el Camp Nou

6 mayo, 2019 · Archivado en Bruno González, Competiciones, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Futbol, Getafe CF, Jaime Mata, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera División · Comentarios desactivados en Bruno y Jaime Mata, bajas para Bordalás en el Camp Nou 

Los problemas en forma de sanciones le llegan al Getafe de cara a su visita al Camp Nou. El máximo goleador del equipo, Jaime Mata, y un pilar defensivo de las últimas jornadas como Bruno González, vieron ante el Girona la amarilla con la cumplían ciclo y no podrán medirse al Barcelona el próximo domingo. Dos bajas sensibles para Bordalás, que, sin embargo, manifiesta su confianza en los que puedan suplirles. En principio Ángel entraría en punta en el lugar del tricantino que no se estrenará en el Camp Nou. Para el puesto de Bruno la alternativa más lógica parece Ignasi Miquel.

En Barcelona deberán tener mucho cuidado otros cuatro azulones si no quieren perderse la última jornada del campeonato. Djené, Cabrera, Maksimovic y Ángel están a una tarjeta de la suspensión. Todos ellos han sido futbolistas fundamentales esta temporada y no querrán perderse lo que seguramente será una final frente al Villarreal y la despedida de un año histórico en el Coliseum.

Bordalás ha dado dos días de descanso a los suyos para que desconecten antes de empezar a preparar la visita al campeón. Hasta el martes no volverán a los entrenamientos. Con el Barça ya pensando en Europa y en la final de Copa del Rey, los getafenses confían en poder sacar al menos un punto. El que necesitan para depender de sí mismos en la última jornada y seguir soñando con la Champions League.