«Los jóvenes de los Celtics sólo quieren jugar el All-Star, no ganar»

17 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Boston Celtics, Competiciones, Danny Ainge, Deportes, Equipos, NBA · Comentarios desactivados en «Los jóvenes de los Celtics sólo quieren jugar el All-Star, no ganar» 

Danny Ainge ha hablado en un serial de programas de podcast sobre los Celtics que ha hecho Michael Holley en NBC Sports Boston, en particular sobre algunos de los actores que participaron en la pobre obra del año pasado y que no se llaman Kyrie. 

Ainge se centró en los más jóvenes, a los que dio un toque de atención. Muchas culpas recayeron sobre Irving, pero el que fuera leyenda de los verdes y ahora es su responsable en la parcela deportiva abre el abanico: "Algunos de los chicos pensaban que iban a jugar el All-Star este año. Y trabajaron todo el verano para conseguir ese objetivo personal, pero es que teníamos demasiados objetivos personales. No teníamos muchos jugadores cuyo objetivo más importante fuera el de ganar partidos. Cuando tienes muchos con 21 ó 22 años, estas cosas ocurren"

A los que Ainge puede referirse con Jayson Tatum, que trabajó con Kobe Bryant, Terry Rozier, que ya ha dejado el equipo para irse a Charlotte, o Jaylen Brown. Sobre este último destaca muy en positivo su actitud durante los últimos meses: "Probablemente sea el que mejor ha manejado las situaciones difíciles del último año. Es un chaval muy maduro que quiere ser bueno y sabe que su hora se está acercando. Para él es difícil ser paciente, pero lo está siendo"

Los Celtics cayeron eliminados en las semifinales de la Conferencia Este ante los Bucks. Ganaron el primer partido, pero perdieron todos los demás (4-1).

Las 10 fechas más destacadas de la próxima temporada NBA

12 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Boston Celtics, Brooklyn Nets, Calendario deportivo, Competiciones, Deportes, Equipos, Golden State Warriors, Los Ángeles clippers, Los Ángeles Lakers, Luka Doncic, Milwaukee Bucks, NBA, Russell Westbrook, Sixers, Zion Williamson · Comentarios desactivados en Las 10 fechas más destacadas de la próxima temporada NBA 

En la tarde del lunes se ha hecho público el calendario de la temporada regular 2019/20 de la NBA. Una que deparará muchas emociones tras el agitado mercado de verano y que empezará de forma contundente. Entre las fechas a tener en cuenta, destacan las siguientes:

22 de octubre (arranca la NBA: debut de Zion y primer derbi en Los Ángeles)

- El Scotiabank Arena, sede del último campeón de la NBA, los Toronto Raptors, acogerá el martes 22 de octubre el partido inaugural de este nuevo curso. Los canadienses, con la gala de entrega de anillos a los campeones de por medio, se enfrentarán a los New Orleans Pelicans en el partido que supondrá el debut de Zion Williamson.

- Ese mismo día se disputará el derbi angelino entre Lakers y Clippers: un choque entre dos de los grandes candidatos a competir por el anillo.

23 de octubre (Pau y Ricky se estrenan en casa)

- El miércoles 23 llegará el debut de Pau Gasol con los Portland Trail Blazers. Lo hará en el Moda Center, su nueva casa, ante los Denver Nuggets de Juancho Hernangómez.

- El mismo día debutará Ricky Rubio con su nuevo equipo. Los Phoenix Suns reciben en el Talking Stick Resort Arena a los Sacramento Kings.

24 de octubre (los Warriors estrenan nueva casa)

- El arranque de temporada de los Golden State Warriors llegará el jueves 24 con el estreno del Chase Center. Los Clippers será los primeros rivales que pisarán este lujoso pabellón situado en San Francisco.

14 de noviembre (Porzingis vuelve al Madison Square Garden)

- El letón Kristaps Porzingis, ahora en los Dallas Mavericks junto a Luka Doncic, visitará por primera vez en el Madison Square Garden como rival de los New York Knicks. 

27 de noviembre (Davis e Irving vuelven a Nueva Orleans y Boston respectivamente)

- Jornada de duros reencuentros la que se vivirá este 27 de noviembre, pues Anthony Davis volverá a la que ha sido, hasta este verano, su única casa en la NBA. Su salida de la franquicia de Luisiana no fue del todo amistosa. El recibimiento tampoco apunta a serlo.

- Ese mismo día, Kyrie Irving tendrá que lidiar con la misma papeleta. Pisará el TD Garden, su casa durante las dos últimas temporadas, en uno de los recibimientos más calientes que se esperan del año.

11 de diciembre (Toronto recibe a su héroe Kawhi)

- A diferencia de los anteriores, el recibimiento que se espera por parte de los Raptors hacia Kawhi Leonard puede ser de los más cálidos. El alero lideró el curso pasado a los canadienses para conseguir su primer título, y ha priorizado el hecho de jugar en su ciudad natal, Los Ángeles, al dinero, pues los Raptors podían ofrecerle más dinero que nadie en la renovación. 

24 de diciembre (jornada de Navidad cargada de partidazos)

- La jornada de Navidad acogerá un total de cinco partidos, a cada cual más interesante: los Raptors reciben a los Celtics; los Bucks del MVP Antetokounmpo visitan Filadelfia; se revivirá en San Francisco uno de los duelos más potentes de los últimos años en el oeste con el Warriors vs Rockets; Los Ángeles acogerá un nuevo derbi y los Nuggets reciben a los Pelicans de Zion.

9 de enero (Oklahoma y su tributo a Westbrook)

- Será en 2020 cuando Russell Westbrook, insignia de siempre de los Thunder, regrese a Oklahoma. Lo hará con los Rockets junto a James Harden, también exjugador de la franquicia del Trueno. Los aficionados que se congreguen ese día en el Chesapeake Energy Arena se fundirán en un cálido homenaje al mejor jugador que han tenido en sus once años de historia

14-16 de febrero (llega el All Star)

- Chicago será la ciudad que acoja el próximo All Star Week. El partido de las estrellas se disputará el domingo 16 de febrero, y la competición oficial se parará desde el viernes 14 hasta el miércoles 19.

15 de abril (fin de la temporada regular)

- El cierre de la temporada llegará el 15 de abril de 2020, tres días antes de que den comienzo los playoffs. 

Kemba Walker y los nuevos Celtics: ¿El base definitivo del proyecto de Brad Stevens?

12 agosto, 2019 · Archivado en Baloncesto, Boston Celtics, Competiciones, Deportes, Equipos, Isaiah Thomas, Kemba Walker, Kyrie Irving, NBA · Comentarios desactivados en Kemba Walker y los nuevos Celtics: ¿El base definitivo del proyecto de Brad Stevens? 

El mercado de fichajes de la NBA ha sido frenético y lleno de sorpresas. Hay que echar la vista muy atrás para recordar un verano tan movidito como este. Durant y Kyrie provocaban el primer gran terremoto con su llegada a los Nets, Westbrook se iba a los Rockets y Kawhi Leonard firmaba por los Clippers junto a Paul George logrando por el camino una repercusión pocas veces vista. Además, para los aficionados españoles continuaba la diversión con la marcha de Mirotic al Barça y la de Pau a los Blazers.

Sin embargo, hay un movimiento que ha pasado desapercibido y que no ha tenido una repercusión tan grande como la del resto: la llegada de Kemba Walker a los Celtics. El ya ex jugador de los Hornets abandona la que ha sido su única franquicia en las 8 temporadas que lleva en la competición norteamericana.

No es un fichaje cualquiera; llega para suplir la marcha de Kyrie Irving y convertirse en la cara del proyecto Stevens en los Boston Celtics, la franquicia más laureada de la historia de la NBA... y que lleva sin ver un anillo desde 2008. Walker siempre ha estado lejos de los focos de la Liga, y el culebrón Kyrie le ha dejado en un segundo plano. El hoy jugador de los Nets ha sido protagonista tras su marcha, y los bostonianos han dejado de estar en el centro de atención durante algunas semanas.

¿Lo volverán a estar? Seguro que sí. Es un equipo que ya ha demostrado que sabe competir, y cuando mejor lo ha hecho es cuando no ha tenido presión de por medio. Como ahora. Y es algo que no les viene mal: la llegada de Kemba supone construir el equipo en torno al tercer gran base del proyecto. Tras Isaiah Thomas y el ya mencionado Kyrie Irving, la ya ex estrella de los Hornets pasará a ser la referencia ofensiva de un equipo que se examina el año que viene.

De la ilusión a las dudas: el proyecto se tambalea 

Cuando Stevens llegó en 2013 el equipo ya contaba con un gran base: Rajon Rondo. Sin embargo, el técnico sabía que había que dejar el pasado atrás y buscó el traspaso para el últimos de los héroes del tan recordado anillo del 2008. Ese año el equipo se quedó sin fase final, pero desde entonces siempre han estado en las eliminatorias por el título. El equipo no hacía más que mejorar año tras año y las finales del Este del 2017, tras la primera regular season por encima de las 50 victorias desde 2011, llenaba de esperanzas a los aficionados del Garden.

Al año siguiente, Thomas, héroe de esos playoffs, hacía las maletas para vivir lejos de Boston su particular caída a los infiernos. Llegaba Irving, uno de los mayores talentos de la Liga. Un base que había sido esencial en la consecución del anillo de los Cavaliers en 2016 y que había demostrado una capacidad innata para jugar al baloncesto. 

El primer año se lesionó y los Celtics se quedaron a un paso de las Finales perdiendo en el séptimo partido de la final del Este en casa ante los Cavs de LeBron. En el segundo año, Kyrie estuvo sano y el equipo cayó en semifinales ante los Bucks. Por 4-1. Y con un año que se transformó poco a poco en pesadilla y que acabó como tenía que acabar: en catástrofe.

Fue este año en el que se vieron las primeras grietas del proyecto de Danny Ainge y Brad Stevens. Heridas sangrantes que nunca experimentaron y que salieron a la luz durante toda la campaña, muchas de ellas con Irving como responsable. El juego coral tan tradicional de los últimos años se resquebrajaba, los personalismos crecían, las peleas internas se hacían públicas y la desunión del vestuario pasó de ser una ligera sospecha a convertirse en algo evidente. 

Y no sólo eso. En los cinco cursos en las que Stevens se había hecho cargo del equipo, éste solo había mejorado. Y no sólo en temporada regular, donde cada año sumaban más y más victorias, también en playoffs, donde cada vez llegaban más lejos y donde parecía que se acercaban inexorablemente al anillo. En la sexta campaña del técnico de Indiana, todo cambió. Menos victorias (49 por las 55 del año anterior o las 53 de la 2016-17), y peores en playoffs (semifinales tras dos finales del Este seguidas).

Tuvieron el mejor rating ofensivo de la era Stevens (112,2) pero el equipo siempre se había caracterizado por su gran defensa y en el último año no estuvieron finos: 107,8, el segundo peor balance del equipo desde la llegada del entrenador. Además, ha habido menos participación de los secundarios, y ha habido un jugador que ha asumido demasiado balón para los que el Garden estaba acostumbrado. Una cosa estaba clara: con Irving el equipo ha empeorado.

No hay duda de que el proyecto ha dado un bajón justo en el año en el que se les pedía el campeonato. Al principio del año en Las Vegas les proyectaban 57,5 victorias y se han quedado en 49. Estaban llamados a convertirse en los herederos del Este post LeBron. Y se les dio mil y una oportunidades, estando la gente convencida de que en playoffs cambiarían el chip y se transformarían de la noche a la mañana en un equipo competitivo. No fue así.

Se va Kyrie y llega Kemba ¿Ganan o pierden los Celtics?

Es una pregunta a la que no se puede responder con una sola palabra. Lo primero a tener en cuenta es que en Boston no sólo han perdido a Kyrie. Rozier, alguien clave en los playoffs del 2018, se ha marchado. Al Horford, pilar defensivo, veterano curtido en mil batallas y sostén del equipo en la pista y en el vestuario, también ha dicho adiós. 

No son bajas carentes de importancia. Y es verdad que ha llegado Kemba, pero poco más. Han fichado a Poirier, y más allá de Rozier mantienen a Brown, Tatum, Smart... ese núcleo joven que parecía que iba a llamar a las puertas del All Star la campaña pasada pero que no pudieron desarrollar todo su potencias al lado de Irving. 

Pero, ¿realmente salen perdiendo los Celtics? No parece estar tan claro. Los puntos de vista pueden cambiar rápidamente, y pasar del se les ha ido Irving, al se han librado de Irving, no parece tan descabellado. Se acabaron (aparentemente) las broncas en el vestuario y la desunión de los jugadores. También (aparentemente) los personalismos en la pista y fuera de ella. Kemba es un hombre de equipo de carácter sosegado que no acapara tantos focos como su predecesor. También sabe (aparentemente) que tiene una buena oportunidad para poder llegar lejos en un Este sin dueño tras la marcha de su último rey (Kawhi).

Aparentemente, su adaptación al equipo y el juego del mismo podrá volver a ser más colaborativo que antes, mientras que los jóvenes podrán volver a desarrollarse y a alcanzar cotas más altas. Sobre todo Brown y Tatum. Que Irving no esté será una liberación para ellos. Y tendrán al lado a Kemba, que además de todo lo dicho es un muy buen jugador. Llega de ser el jugaor franquicia de los Hornets y de promediar 25,6 puntos, 4,4 rebotes y 5,9 asistencias con un encuentro de 60 puntos ante los Sixers. Y llega de disputar los 82 partidos de la regular season, por lo que está sano.

Y hay un hecho más a tener en cuestión. Boston necesita a Kemba, y Kemba necesita a los Celtics. El base ni siquiera ha estado cerca del anillo en un proyecto de quiero y no puedo en los Hornets, y necesita cuadrar bien en una franquicia necesitada de buenos jugadores y nuevos ídolos. Lo mismo les pasa a los Celtics: Tatum y Brown no han alcanzado la madurez mental suficiente como para ser los líderes de un equipo aspirante. La llegada de Kemba les permitirá jugar sin presión y quitarse por el camino una sombra, la de Kyrie, que parecía ahogarles.

Empieza un nuevo capítulo en Boston. Un capítulo dentro de una era, la de Stevens, que ha visto como un proyecto que iba viento en popa se resquebrajaba en un último año que ha acabado en catástrofe. El técnico puede volver a empezar sin presión, pero a la vez se le exigirán resultados en su séptima temporada en el equipo. El año que viene vivirá un gran examen que puede marcar, una vez más, el futuro de la franquicia. Kemba y los Celtics inician una lucha con final incierto. Ya veremos como acaba.

Desastre en Boston: Al Horford también puede irse de los Celtics

19 junio, 2019 · Archivado en Al Horford, Baloncesto, Boston Celtics, Competiciones, Deportes, Equipos, NBA · Comentarios desactivados en Desastre en Boston: Al Horford también puede irse de los Celtics 

Boston tiene mucho que repensar en los pocos días que quedan hasta que llegue el mercado de fichajes, cuya fecha de inicio será el 30 de junio. Debe pensar un plan alternativo porque, según explica Shams Charania (The Athletic), en la ciudad ya se preparan para perder a dos de sus jugadores importantes. Ya se conocía la situación de Kyrie Irving, que dio por sentada su renovación y ahora parece que se ha echado atrás para ir -como dicen los rumores- a los Nets. Un segundo jugador se ha sumado al viaje de ida de Irving: Al Horford.

Steve Bulpett (Boston Herald) ha explicado lo que ha ocurrido con el dominicano. De nuevo, una marcha atrás pero esto en apenas unas horas. Se esperaba que Horford no ejerciera su opción de jugador para renovar por un año más a razón de 30,1 millones para buscar un contrato más a la larga. Se hablaba de tres años, con los que cerraría todavía con muchos millones de por medio casi por completo su carrera en la NBA. Los Celtics sabían de este pensamiento y estaban por la labor, tratando ya la situación con el agente del jugador. Algo se ha roto en esas negociaciones para que ahora se crea en el entorno de la franquicia y también dentro que Horford querrá firmar un contrato de cuatro años, uno más, con otro equipo. Cambiaría de aires como ya hizo cuando se fue de los Hawks a los Celtics.

Horford es un sustento para los Celtics desde la posición de pívot, versátil pese a no ser muy alto y con mucha inteligencia. El que todavía pueda rascar un buen contrato largo se debe a que ha sido una de las pocas notas positivas del conjunto verde esta temporada. Promedió 13'6 puntos, 6'7 rebotes, 4'2 asistencias y 1'3 tapones por encuentro en la fase regular de la 2018/19.

A lo que Horford aporta se une que la opción de Anthony Davis ya se les ha escapado y sólo tienen a Aron Baynes, ya renovado, como referencia sólida en la pintura. Parece escaso para un equipo con sus aspiraciones y en el mercado no va a haber muchos jugadores de sus características para sustituir una posible marcha.

Kyrie rechaza la player option de los Celtics y rompe con su agente

13 junio, 2019 · Archivado en Baloncesto, Boston Celtics, Brooklyn Nets, Competiciones, Deportes, Deportistas, Equipos, Fichajes, Gente, Kyrie Irving, Mercado fichajes, Mercado NBA, NBA, New York Knicks, Sociedad · Comentarios desactivados en Kyrie rechaza la player option de los Celtics y rompe con su agente 

Faltan poco más de dos semanas para que arranque el mercado de fichajes y con ello las multitudinarias negociaciones de las franquicias NBA con aquellos jugadores que finalizan contrato el próximo 30 de junio. Este verano, la agencia libre contará con muchas estrellas a las que intentar contratar y una de ellas será Kyrie Irving, pues según Shams Charania (The Athletic), no ejecutará la player option de 21.3 millones de dólares que le garantizarían los Celtics. 

El base podrá negociar su futuro con cualquier equipo pero, 17 días antes de lanzarse al mercado, ha roto sus relaciones con Jeff Weschler, agente de Irving desde 2011, año en el que, el entonces jugador de la Universidad de Duke, fue elegido en la primera posición del draft por los Cleveland Cavaliers.

La decisión del base se hizo oficial el pasado miércoles, aunque en vistas a las negociaciones que le esperan dentro de varias semanas, el jugador seguramente firme con Roc Nation Sportstal y como avanzó Adrian Wojnarowski (ESPN). Esta agencia, de la que es propietario el rapero y productor Jay-Z, representa a jugadores como Caris LeVert, escolta de los Brooklyn Nets y, quién sabe si futuro compañero de equipo.

Kyrie ve con buenos ojos la Gran Manzana como próximo destino y no se cierra las puertas a negociar tanto con Nets como con Knicks. La posibilidad que en este momento se contempla más lejana es la de renovar con la franquicia de Boston. Lo único seguro es que contará con una mejora salarial bastante sustanciosa.

Página Siguiente »